La generación del Yo

memes-danger

A la Psiquiatría no le gusta demasiado la palabra «narcisismo».

Y es comprensible porque en realidad el concepto «narcisismo» no procede de la Psiquiatria sino del psicoanálisis. Fue Sigmund freud quien lo rescató de la mitología y se lo enfundó a ciertas caracteristicas de la evolución de la mente infantil y no tan infantil.

De tal manera que hoy, esta palabra tiene múltiples acepciones:

  • Narcisismo como un trastorno de personalidad catalogado por la Psiquiatria en el DSM-IV.
  • Narcisismo como etapa evolutiva de la maduración de la mente.
  • Narcisismo como sinónimo de egocentrismo y opuesta al etnocentrismo.

Y luego está la versión popular, narcisismo seria algo así como estar enamorado de uno mismo, la tendencia a darse excesiva importancia, a la grandiosidad, al sentimiento de que uno está destinado a un alta misión.

Por definición el narcisista sería aquel que no sólo se da a si mismo una excesiva importancia sino que se la quita a los demás. Pues todo parece indicar que el Yo engorda precisamente a base de suplementos de autoestima que se sustrae vampíricamente a otros: a los que piensan y sienten de manera diferente. Pues el narcisista no puede tolerar las diferencias porque en el fondo siente que los otros son simples prolongaciones de sí mismo.

Algo asi parece que les sucede a los niños.

Cuando somos pequeños creemos que lo que uno piensa y siente es necesariamente lo mismo que piensan los demás, que lo que vemos o percibimos coincide con lo que ven y perciben los otros. El otro simplemente no existe como una persona separada que tiene sus porpias necesidades y opiniones sino que se siente como una interface, como una prótesis del Yo, una especie de prolongación externa de nuestro propia mismidad. Asi que es lógico que tengamos una enorme decepción cuando comenzamos a vislumbrar que el otro siente y piensa diferente y mucho más que eso: cuando notamos que el otro no adivina nuestras necesidades o cuando no anticipa nuestros deseos. Es un dia catastrófico aquel en que damos el salto y descubrimos que el otro es un otro.

Ese dia perdemos magia, intensidad y grandiosidad, algún juguete valioso se rompió en nuestra ludoteca particular, desde entonces no tenemos más remedio que aceptar que el otro no es un Yo adherido sino alguien con una subjetividad propia lo que es lo mismo que decir con una subjetividad diferente.

No tenemos más remedio que aceptar que el otro es libre.

Y negociar de forma interminable cada posición individual.

O eso o la confrontación, pues cada meme narcisista no hace otra cosa sino tratar de imponer su punto de vista a los demás.

Creo que el narcisismo más que un conjunto de rasgos de personalidad o estilos de relacion interpersonal puede definirse tambien como la condición de ciertos tipos de conciencia primitivas que encuentran anidadas en los organismos individuales en las condiciones idóneas para sobrevivir, en realidad el narcisismo es un meme, una idea que encuentra muchas razones para parasitar las mentes de las personas concretas y que puede traducirse en la práctica por un individualismo feroz y un vacío sustancial que no sólo desconoce al otro sino que lo elude en sus diferencias y se encuentra precisamente por eso en guerra permanente con lo diferente.

Toda la patología psiquiátrica, social, y cultural se encuentra infectada por este meme.

Aunque los modos de infección son diversos y proceden de distintos entornos.

Los que alcanzamos la mayoria de edad en la década de los 60-70 somos probablemente los individuos más narcisistas de la historia reciente. Mi generación se caracteriza por la rebeldía, el idealismo y el individualismo. Somos narcisistas rabiosos aunque con algun toque de trascendencia, somos muy fáciles de reconocer y tenemos además una carcteristica astrológica común: todos tenemos a Plutón en Leo, algo que infectó a toda una generación como suele hacer Plutón, un planeta que tarda algunos años -tantos como una generación- en transitar por un signo zodiacal (248 años en transitar por todos ellos).

Aqui hay una buena descripción de las caracteristicas de haber nacido bajo esa influencia:

Plutón estuvo en Leo desde 1.939 hasta 1.957, un período marcado por las experiencias traumáticas de la Segunda Guerra Mundial y el lanzamiento de la primera bomba atómica. Perteneces a una generación que experimenta con frecuencia períodos de intensa creatividad, haciendo posible profundos cambios en la vida interior, una intensidad creativa que es buena para la música, la poesía, el arte etc. Eres muy sensible (incluso vulnerable) cuando se trata de expresarte, de «sacarlo fuera».

Somos la unica generación que tiene un himno a su propia generación, este de The Who:

Somos la generación que llegó a la luna y la de los grandes descubrimientos científicos, los que se opusieron a la guerra de Vietnam y los que inventaron la musica pop, los del amor libre y los de la psicodelia ,los de la paz universal y los de las barricadas de Paris en 1968. Somos la generación que sobredimensionó el Yo y lo elevó a los altares.

Pero fuimos tambien los primeros en sucumbir a las nóminas y a los intereses, a las mentiras y a las apariencias, fuimos, por asi decir, los abanderados del «cada cual a lo suyo» que sustituyó nuestra consigna mas conocida. «A mi nadie me dice lo que tengo que hacer» o la aun más conocida:

«Prohibido prohibir»

No es de extrañar que mi generación haya oscurecido -por su brillantez- a las siguientes y posteriores generaciones mucho más light o incluso incógnitas como aquella generacion X de la que no conocemos aun su identidad y que terminó por diluirse en los efluvios de las drogas o de la anomia social.

Ken Wilber escribió sobre nosotros -sobre él mismo- en un libro ya mitico titulado «boomeritis» que es como él llama a la enfermedad del narcisismo que se instaló en toda nuestra generación – la del «baby boom»-, aquella que creció de espaldas a la segunda guerra mundial y nació -entre nosotros- en la postguerra española.

spiral-dynamics

Para Wilber la «boomeritis» es el principal obstáculo para alcanzar el pensamiento de segundo nivel, es decir aquel estado de expansión de la conciencia -una expansión que se realiza en espiral- segun la teoria de la «dinámica espiral» propiciada por Clare Graves que representaria el alcanzar un estado tal de elevación que superara las contradicciones y antagonismos propios del pensamiento egocéntrico que caracterizaría el primer nivel.

Pero la boomeritis no aqueja solamente a mi generación porque el narcisismo-egocentrismo es desde el punto de vista evolutivo muy potente: representa algo asi como el muy adaptativo «sálvese quien pueda» que seguramente ha producido grandes servicios a nuestra especie. Despegar de él no es cosa fácil sobre todo en un mundo donde el lucro y los rendimientos personales seguidos de premio o de recompensa son los ídolos en los que creen la mayor parte de la población infectada.

Sin contar con el hecho psicológico de que primero tenemos que diferenciarnos para más tarde integrarnos. Muchos de mi generación lograron el primer objetivo pero no el segundo.

La generación actual (los que tienen ahora entre 20-30 años tienen tambien un gran riesgo de boomeritis a pesar de pertenecer a una generación donde la amistad  y los valores cooperativos han terminado por desplazar el autoritarismo y las decisiones fuertemente jerarquizadas al museo de los horrores de la historia. Esta generación que practica el relativismo pluralista puede fenecer de éxito precisamente por no saber discriminar la jerarquia de crecimiento de la jerarquia opresiva, su rechazo de todo orden es precisamente el obstáculo más importante con el que tendrán que lidiar y lo que segun Wilber puede llevarles en un siniestro camino de retorno hacia la boomeritis o el narcisismo ensimismado que caracterizó a nuestra generación.

El narcisismo tiene pues varias puertas de entrada.

Ellos deben ser capaces de dotar de sentido a su eslogan fundacional «que cada uno haga lo que quiera» y transformarlo en un sentido cooperativo en este otro «no todas las ideas tienen el mismo valor» lo que supondría una via de escape de su relativismo postmoderno y el atrapamiento de alguna verdad que se coló por entre las grietas del progreso.

Un confundir «churras con merinas» que se adivina en esa nueva falacia que se conoce con el nombre de nueva era, donde casi cualquier cosa es aceptada como verdad simplemente por el hecho de ser nueva o conectar con algo pseudotrascendente y que entre bastidores permite entrever a creadores de nuevos paradigmas que crecen como setas poniendo en cuestión las verdades universales que antaño sostuvieron nuestros sistemas de creencias y donde podemos adivinar a otros narcisistas tratando de venderse a si mismos ocultos tras sus máscaras de siempre.

Un narcisismo especulativo, tendencioso y que además cobra royalties.

¿Por qué hay manos con seis dedos?

6-dedos1

Newton y Huygens fueron contemporáneos y se pasaron la vida en una constante trifulca, cada uno de ellos defendía una teoría acerca de la naturaleza de la luz, uno pensaba que era una partícula mientras que el otro pensaba que era una onda. Al final los dos tuvieron razón cuando se supo que los fotones pueden comportarse de las dos formas, pueden ser a la vez partículas u ondas.

Años más tarde, la discusión se centró en la teoria evolutiva y tuvo como protagonistas a Darwin y a Lamarck, uno pensaba que los caracteres adquiridos eran intransmisibles de generación en generación y otro pensaba que ciertos rasgos podian transmitirse aun siendo adquiridos. El lamarckismo perdió la partida y la ciencia no admitió la trasmisión de rasgos por otra via que no fuera la genética.

Pero hoy se sabe que el discurso «o innato o adquirido» está obsoleto y que no divide las posibilidades hereditarias en dos, puesto que se sabe (aunque no todo el mundo lo acepta de buen grado) que el genoma no es lo único que se hereda o dicho de otra manera que existe una herencia que se situa más allá de la genética, más allá del ADN.

Asi , en esta web los autores del articulo dicen citando a Jablonka y Lamb (Evolution in 4 dimensions):

La idea de que una especie posea un rasgo determinado lleva consigo la idea de que este rasgo debe tener cierto soporte hereditario que lo transmita de generación en generación. Desde hace poco se está empezando a dejar atrás el error de pensar que el soporte es exclusivamente genético. Sin embargo, se está estableciendo la idea de que existen otras formas de transmisión hereditaria. Según Eva Jablonka y Marion Lamb, existen otras tres vías de evolución además de la genética: la vía epigenética, la vía conductual y la vía simbólica [Así, los rasgos no son genéticos o adquiridos, o genéticos al X% y adquiridos al (100-X)%, sino el resultado la interacción continua de dos tipos de información, la genética y la del entorno, donde el entorno se compone del entorno de cada célula del organismo (epigenético), el entorno del embrión, y el hábitat y el entorno social.

Aqui hay un buen artículo sobre el libro de Jablonka y Lamb.

Rupert Sheldrake es un biólogo muy citado pero poco comprendido que patentó la idea de «campos morfogenéticos» que serian campos portadores de información no energéticos , serian campos de forma; que generarian campos, patrones o estructuras de orden y que explicarían la tendencia natural de cristales y materia viva a la hora de organizarse a través de formas concretas, aqui hay una web que habla precisamente del extraño caso de los monos japoneses que aprendieron a lavar plátanos y que llegaron a universalizar  este comportamiento hasta toda su especie con independencia de sí había o no comunicación entre individuos de la misma especie. La idea de Sheldrake viene a explicar la velocidad con que determinados aprendizajes o descubrimientos se generalizan. Es muy citado el hecho de que determinadas síntesis de moléculas químicas dificiles de realizar en una primera tentativa, una vez obtenidos por un grupo de investigación se hacen mas fáciles de sintetizar por otros y viene a hacer recaer una sospecha sobre la idea de que existen formas de comunicación, que no dependen de la información que se comparte sino de la masa critica de sujetos que la utilizan.

Scheme-Jung

Carl Gustav Jung habló de un inconsciente colectivo, ocupado por arquetipos -símbolos universales- que eran similares en todas las culturas y que no podian considerarse heredables por la via genética a pesar de que consideraba que los arquetipos eran estructuras innatas y que estaban más allá del inconsciente indivual, hoy diriamos que los arquetipos jungianos pueden ser explicados a través de la teoria  morfogenetica de Sheldrake y que estos modelos serian invisibles pero omnipresentes representando una especie de registros akásicos de la humanidad. Los mitógrafos como Mircea Eliade o Joseph Campbell han rastreado las fuentes mitográficas de un gran número de culturas encontrando en ellas parecidas explicaciones acerca del origen -cosmogonia- y del periplo de la humanidad llegando a la conclusión de que «todos los héroes son el mismo héroe» , algo que Campbell escribió en su «Héroe de las mil caras».

Espiral_de_semillas_de_Girasol

Fibonacci fue un matemático medieval descubridor de la serie que lleva su nombre y sobre el que ya escribi un post, cabe citarlo ahora porque sus números, 1, 2, 3, 5, 8. 13, 21 poseen cietas propiedades mágicas, pareciera como si el crecimiento natural de los seres vivos se articulara precisamente a través de esa sucesión, por ejemplo las ramas de un árbol crecen mediante esta progresión, asi como las espirales de este girasol siempre siguiendo la progresión de Fibonacci.

figura069

Este girasol por ejemplo contiene 55 espirales en sentido antihorario y 89 en sentido horario y es el mas grande conocido hasta la fecha, segun cuenta aqui Martin Gardner. Tanto 55 como 89 son numeros de Fibonacci.

Y el 5 también ¿es por eso que nuestras manos tienen 5 dedos?

Pero para eso tenemos que preguntarnos primero ¿qué es una mano y para qué sirve?

Supongamos que no tuvieramos manos y que nuestros brazos terminaran en un muñón, naturalmente el brazo serviria para poco puesto que lo que confiere funcionalidad a nuestras extremidades es precisamente ese invento de la mano y más concretamente la oposición del pulgar que es la que permite realizar tareas de pinza con ella. Nuestras manos son instrumentos de un alta especialización y precisión, el número de dedos -que compartimos con todos los simios y con muchos mamíferos- es por un problema de simple aprovechamiento de espacio, puesto que una mano tiene que tener cierta proporción con el brazo si pretendemos que tenga esas propiedades tan queridas: fuerza, delicadeza y precisión. Los dedos deben de ocupar todo el espacio que el muñón deja y deben superarlo en anchura (la mano es más ancha que la muñeca) y al abrirse puede doblar su anchura y al mismo tiempo debe guardar una proporción de longitud con el antebrazo (una mano no puede ser más larga que el antebrazo). Brazo y antebrazo deben además guardar entre si una proporción cercana a la proporción aurea, como muslo y pierna.

Si solamente se buscara funcionalidad bastaría con tres dedos puesto que con ese número de dedos (otro de Fibonacci) estaría asegurada la pinza -la oposición del pulgar- que es el movimiento necesario para poder usar las manos para algo útil. En realidad si con tres dedos tendríamos suficiente para salvaguardar la funcionalidad, el hecho de que existan cinco dedos no es más que por la razón de que 5 es el mínimo número de dedos para dotar a la mano de aquellas propiedades anteriormente señaladas y que al mismo tiempo no haya espacios vacíos y desaprovechados en la mano. La razón es la misma por la que las abejas construyen panales en forma de hexágono: simplemente en el mismo espacio -aun siendo irregular- caben más hexágonos que cubos o pentágonos.

panal

Otra cosa es preguntarse cómo saben esto las abejas.

La respuesta es que no lo saben sino que esa tarea de construir panales hexagonales y la «abejitud» evolucionaron juntos tal y como ya conté en este post sobre las abejas y su medio ambiente floral y las instrucciones para construir panales hexagonales no están, desde luego, en su codigo genético sino que se trata de un aprendizaje innato que no puede explicarse a través del ADN sino a través del concepto de Sheldrake de resonancia mórfica: habría algo en el hexágono -como matriz de forma geométrica- que resonaría con las abejas y se habría expandido su uso por toda la especie por una via distinta a la genética aunque siendo sometida al mismo proceso de selección natural que cualquier otro rasgo: asi la evolución no sólo opera sobre rasgos genéticos sino tambien sobre rasgos conductuales, ambientales, mórficos y simbólicos.

Entonces cabe deducir que los cinco dedos que presentamos los humanos en cada dedo es una solución similar que la evolución encontró para rellenar huecos mientras aprovechaba al máximo el espacio de ese artilugio que llamamos mano. Y la razón no es sólo por el problema de resolver la funcionalidad de la mano sino tambien por el ahorro de espacio.

¿Pero entonces por qué existen personas que presentan seis dedos?

Lo curioso de este sindrome que conocemos con el nombre de polidactilia es que puede estar determinado genéticamente como no estarlo. Entre los casos de dedos supernumerarios determinados genéticamente hay otros hallazgos patológicos que configuran determinados sindromes raros. Pero lo más curioso es que podemos tener seis dedos sin tener ninguna anormalidad genética o cromosómica.

Más curioso aún: en aquellos casos donde los seis dedos se deben a una particular forma de herencia aberrante la mano es menos funcional que en aquellos casos donde los seis dedos sólo son una broma de la evolución. En el caso del individuo de seis dedos cuya radiografia se muestra arriba la mano era absolutamente funcional.

Dicho de otra forma se conocen casos entre determinadas etnias (los amish judios) que transmiten este rasgo a través de su carga genética pero en otros casos pareciera como si la evolución buscara y ensayara nuevas soluciones de compromiso para nuestra mano al azar.

Pero en mi opinión el número seis tiene pocas opciones para implantarse entre nosotros.

No es un número de Fibonacci y donde quiera que esos patrones mórficos se encuentren «saben», -como saben las abejas- que el cinco es la solución ideal para nuestras manos.

Las tareas de Psiché

El contenido reprimido debe hacerse consciente para producir una tensión de opuestos sin la cual es imposible avanzar. La mente consciente está encima, la sombra debajo, y así como lo alto y lo  caliente siempre anhelan lo bajo y lo frío respectivamente, toda conciencia, quizás, sin darse cuenta, busca su opuesto inconsciente, sin el cual está condenada al estancamiento, a la congestión y a la osificación. La vida nace sólo de la chispa de los opuestos.
C. G. JUNG

Apuleyo fue un romano-bereber que vivió en el sigo II de nuestra era y que nos legó una obra satírica «El asno de oro» donde cuenta el mito de Eros (Cupido) y Psiché (Psique o alma). Casado con una rica noble de su época, una tal Pudentilla, Apuleyo dedicó su vida a la especulación, la retórica, la religión, la ciencia y la magia, también a la literatura, actividad con la que ha llegado hasta nuestros dias. En esta web podeis leer completo el mito de Cupido (Eros) y Psyché en versión de Apuleyo: uno de los mitos más bellos de la mitografia clásica que nos habla de las tribulaciones, las metamorfosis del alma femenina en busca del amor -y tal y como dice Jung- en ese trabajo humano que a todos nos compete de fundir los opuestos, tarea sin la cual no existe vida psiquica, ni crecimiento o emergencia de una nueva conciencia. Toda tarea humana no es sino un trabajo donde se intentan refundir los opuestos, aquello que siendo uno -habiendo estado fundido- la conciencia humana egoica separó.

En sintesis el mito señala las dificultades de Psyché para encontrar marido a pesar de ser la más bella entre sus hermanas que habian accedido a matrimonios con reyes, representando los matrimonios convencionales. El padre de Psyché decide consultar al oráculo para saber cual era el destino de su hija.  El resultado de la consulta es desesperanzador y parece anunciar para ella un destino complicado. Cumpliendo las instrucciones del oráculo Psyché es abandonada a su suerte en un acantilado a la espera de su trágica muerte, pero Eros pasa por alli y la rescata.

psyche_betritt_cupidos_garten_hi

Pero hace algo mas que rescatarla, la lleva a un palacio lleno de riquezas y sirvientes y la concede el derecho de vivir alli siendo su esposa, con dos condiciones: la primera es no mirarle nunca a la cara, la segunda es no preguntar. Eros aparece cada noche en el talamo nupcial a cumplir con sus deberes. Es necesario señalar que estamos en este momento frente al amor carnal y que la imposición de Eros, de no ver, no preguntar equivale a un desconocimiento, a una ignorancia, no ver es un equivalente a un no saber. En este lienzo de Waterhouse podemos ver como Psyché se introduce -furtiva- en su nueva condición de esposa.


Y aqui se le plantea a Psyché un dilema que se confronta con su opuesto: el deseo de saber. Una mujer desea ser protegida y dominada por su esposo pero sólo mientras mantiene oculta la otra parte del deseo: proteger y dominar a su pareja. Pero Psyché aun no sabe de la naturaleza dual del poder y esa es la parte que entrará en escena a partir de ese momento, Psyché no podrá sino obedecer a su pulsión de saber y mirarle a la cara a su esposo inducida, sobre todo, por los consejos de sus hermanas que movidas por la envidia de la buena suerte de Psyché la inducen a descorrer el velo de la sabiduría.

El castigo no se hace esperar y Eros desaparece del palacio y vuelve con su madre Afrodita que enfurecida disuelve el sortilegio volviendo a confrontar a la desobediente Psyché a un nuevo periplo trashumante. Entonces ella decide afrontar la suprema humillación para una mujer: encarar a su suegra y suplicarle el perdón. Afrodita es sin embargo una diosa intolerante cuando se ponen a prueba los dones del amor, es entonces cuando decide someter a su aspirante nuera -la inocente Psyché- a las tareas que son el titulo de este blog y le ordena el cumplimiento de cuatro trabajos dificiles y arriesgados.

Cree el alma humana que basta con  formular un deseo para que este se cumpla, de manera que el aprendizaje de Psyché estará orientado hacia el esfuerzo, la necesidad de que entienda que es necesaria una metamorfosis, un trabajo consigo misma a fin de llegar a refundir esos opuestos que duermen en el incosnciente de cualquier alma ingenua. Del mismo modo sucedió con Heraclés y sus doce trabajos, necesarios para congraciarse con Hera la atribulada y celosa esposa de Zeus que le habia maldecido al conocer que era hijo natural de su marido. Los doce trabajos de Heraclés representan -en otro orden distinto-, las tarea del héroe en busca de reconocimiento y un lugar en el mundo que comienza con la separación de su propia madre y de todo lo femenino que hay en él para llegar al final del viaje a la reconciliación con Hera (con su parte femenina y maternal) que sólo podrá darse después de haber cumplido con la totalidad de estas pruebas de iniciación que toda alma humana ha de recorrer para transformarse y eludir su destino casi siempre fatal. El periplo del héroe es siempre ciclico y termina donde empezó en una nueva vuelta de la espiral.

Las pruebas que Afrodita impuso a Psyché fueron estas:

1.-Primera tarea: Separar los granos
Afrodita, «entonces, tomó granos y semillas de maíz, cebada, mijo, girasol, chícharo, lenteja y frijoles, las mezcló en un sólo montón, y dijo: no concibo que una sirvienta tan hedionda como tú, pueda
atraer algún amante… por lo tanto, demuestra tu capacidad. Clasifica las semillas, aparta los granos según su especie y fíjate que la tarea esté finalizada para esta tarde.» Psique, estupefacta y sobrecogida ante semejante tarea, se sentó en silencio, pero una tropa de hormigas le ayuda, y de esta manera pudo cumplir con el mandato y mostrar a Afrodita, que regresó de una fiesta de bodas, adornada y perfumada, que había terminado lo que se le ordenó. Afrodita comentó: «Esto no es obra tuya, vil plebeya, no es el trabajo de tus manos, sino de aquél cuyo corazón conquistaste para tu propio sufrimiento, sí, y también para su dolor». «Entonces las hormigas, las pequeñas hormigas que habitan los campos, entendiendo la dificultad de tan descomunal tarea, se apiadaron con dolor de la novia del gran dios, y después de haber distribuido y apartado los granos desaparecieron de su vista».

Toda mujer precisa rescatar la actividad de su hormiga interior, un recurso psicológico que le será de enorme valor (disciplina, organización, cercania a la tierra) en su trasiego con el mundo, un aliado natural frente al desorden de su mente, de ese jardin sin podar que es el alma femenina donde es necesario aprender a discriminar lo verdadero de lo falso, lo importante de lo irrelevante. Son precisamente esas hormigas, aliados naturales que la ayudan frente a esa tarea inacabable que parece ser el ordenamiento de las semillas, uno de lo símbolos primigenios de la maternidad, una mujer es precisamente eso, un semillero guardado por hacendosas hormigas.

2.-Segunda tarea: robar el vellocino dorado de los carneros salvajes
Apenas salió la aurora del cielo, Afrodita llamó a Psique y le dijo:  «¿Ves ese grupo allá a lo lejos, en los bancos de ese brillante río, cuyas profundas aguas corren y desaparecen en las montañas? Allí habitan unos carneros cuyos vellones destellan como el brillo del oro y ningún hombre las cuida cuando crecen. Te ordeno tomar un mechón de su preciosa lana, y traérmelo con prontitud.»
Psique fue hacia allá, y sintiéndose incapaz de cumplir con su tarea, pensó que lo mejor sería lanzarse al río desde el acantilado para no sufrir más. Pero un verde junco, que se hallaba a la orilla del río, murmuró gentilmente en su oído, con esta melodiosa profecía: no ensucies mis sagradas aguas arrojándote en ellas. «No te acerques a esta hora a esos terribles carneros, pues ellos, con el bendito calor del sol, no sólo adquieren fuerza, sino que una violencia salvaje se apodera de tal manera en ellos, que sus afilados cuernos y duras frentes se tornan como piedras. Algunas veces, incluso, ventilan su furia con mordidas venenosas para destruir a los hombres. Espera hasta el atardecer, ya que el calor del sol haya desvanecido su intensidad y las bestias, con la suave brisa del viento, se preparen para dormir. Una vez que los carneros hayan abatido su locura y calmado su rabia, acércate, sacude las hojas de los árboles y de manera indirecta, toma la lana dorada
que encontrarás colgando en las ramas por aquí y por allá.»

Una mujer extrae su fuerza no tanto de su femineidad sino de su animus, su parte masculina, es precisamente por eso por lo que Afrodita le encomienda aqui una tarea arriesgada, de hombres, pues no será renunciando a su parte fálica como la mujer alcanzará sus objetivos. El desvalimiento y la victimización son el esultado de las mujeres que han ignorado su masculinidad, algo que como todo lo demás debe integrarse en una nueva conciencia. Sin animus y sin Logos, una mujer crece desordenamente como un jardin sin podar. Afrodita pone aqui a prueba sus recursos masculinos y su valentía, algo que Psiché conseguirá gracias al concurso de otra fuerza elemental: la flexibilidad y astucia de los juncos y el sentido de la proporción o de la medida: efectivamente enfrentar al carnero cara a cara y a destiempo hubiera sido una mala solución para una mujer, pero Psyché vuelve a salir airosa gracias al concurso de otra fuerza vegetal primordial, los juncos que bordean el rio.

3.Tercera tarea: sacar agua del río Styx
Afrodita, levantando la ceja y con una amarga sonrisa en sus labios  dijo: «Yo estoy muy consciente de quién es el autor secreto del éxito de tus pruebas, pero ahora te impondré a una tarea tan difícil, que rebelará si tienes un corazón valiente y eres prudente, más allá de la prudencia de la mujer. ¿Ves el pico de aquella alta montaña que corona el pronunciado acantilado, de allí brotan oscuras olas que surgen de la corriente de aguas negras. Ve, toma agua helada de la cresta del manantial, de las olas más distantes, y tráela en esta pequeña vasija de cristal, a la brevedad «La amenazó aún más, si no lograba su cometido.

La vasija se refiere al contenedor. Es un símbolo femenino que  señala cómo relacionarse con el espectro de la vida. Psiché recoge sólo la porción de agua que en ella cabe. La vida plural y plena de estímulos y opciones provoca con facilidad un estado de dispersión que propicia el deseo de abarcar más de lo que «cabe», y lo que se consigue es «desparramar» el contenido. Llenar una vasija con agua que sólo aparece en las alturas y desaparece en las profundidades imposibilita contener sus aguas. Lo hará con ayuda de un águila, otro de los simbolos con que Zeus aparece en el imaginario humano y que representa la solidaridad masculina. Los misterios de la vida, las proezas y las tareas dificiles no pueden hacerse a solas, Psyché necesita de la ayuda del águila, otro de los recursos con que el animus dota al alma femenina.

Hay que vivir en el presente, soltar lo que ya se marchó, aprender a desprenderse y a no fiar las soluciones para el futuro

4.Cuarta tarea: ir al inframundo y pedir a Perséfone una cajita con un ungüento de belleza
«En verdad creo que eres una poderosa hechicera pues que con gran ahínco has obedecido mis difíciles órdenes; pero querida mía, aún debes hacer este último servicio. Toma esta cajita y desciende directamente al inframundo, presenta esta cajita a Perséfone y dile:  Afrodita te suplica que le envíes una pequeña porción de tu belleza, ya que ésta se desvaneció al ver a mi hijo enfermo. Asegúrate de volver con toda prisa, pues debo aplicármela antes de asistir al teatro en el Olimpo .
Psique intuye la descomunal dificultad, y parte persuadida de que no ha de volver. Al encontrar en el camino una vieja torre, decide arrojarse desde allí. Más la torre tenía el don de la palabra y le indica a Psique sobre la manera de descender al Hades.
«No puedes ir a través de las tinieblas con las manos vacías, debes llevar en tus manos dos tortas de cebada envinadas y en tu boca llevar dos monedas. Después de haber recorrido un buen trecho de tu viaje mortal, encontrarás un burro cargado de madera, el arriero te pedirá que le ayudes a recoger unos leños que se le han caído. No pronuncies ni una palabra, sigue tu camino en silencio. Más adelante, verás el río de los muertos donde Caronte, el barquero, te pedirá la cuota para transportarte en su desagradable barca, a la lejana orilla. La avaricia vive también entre los muertos y, ni Caronte ni el gran dios, que es el rey del inframundo, hacen nada sin recibir algo a cambio. Por lo que el hombre sencillo, al morir, debe disponer de dinero para su viaje, pues si no dispone de una moneda de bronce, nadie le ayudará en su último respiro. Recuerda, él debe tomar la moneda de tu boca con sus manos. Un hombre flotando en la superficie del ríote rogará que lo subas en tu barca, no demuestres piedad. Cuando hayas llegado más lejos, te toparás con unas viejas hilanderas, te rogarán que les ayudes con tus manos, pero no toques el tejido. Todas las artimañas de los elaborados planes de Afrodita, se volverán en contra tuya y tratarán que alguno de los pasteles caiga de tus manos.
Si pierdes más de uno, con él, perderás la luz del día. Un salvaje y enorme perro de tres cabezas, que ladra estruendosamente a los muertos, aterrándolos, cuida los salones oscuros de Perséfone. Calma su rabia con una de tus tortas. Perséfone te va a recibir con cortesía, te va a ofrecer asiento y te va a invitar a una animada fiesta. Siéntate en el suelo, pide pan corriente y cómetelo, toma lo que te sea dado.
Al regresar, calma la ira del perro con la otra torta. Que el ambicioso  barquero tome la otra moneda. Una vez que cruces el río, regresa por el mismo camino hasta que alcances a ver las estrellas en el cielo. Sobre todo, ten cuidado de no abrir la cajita, el tesoro de la divina belleza, resguardada en su interior, te está prohibido mirarlo».

Bajar al inframundo, al Hades es una metáfora de una busqueda interior, Psyché, Demeter, Ulises, Hercules y Orfeo descienden al inframundo cada uno de ellos en busca de algo, concretamente Psyché desciende en busca del poder de seducción de la femineidad, parece su última tarea, pues en el cofre de Persefone se encuentra el ungüento que la hará irresistible y atractiva, pero hay una condición: el cofre no debe abrirse.  Bajar al Hades es un viaje iniciático, aqui Psyché no debe enfrentarse a plantas, animales o elementos sino al propio Yo, a los propios fundamentos de la personalidad, abandonar la luz y sumergirse en las tinieblas, cruzando ese umbral que sólo los héroes osan atravesar es el momento critico del crecimiento personal, ahi podemos perderlo todo.

Más adelante, un cojo le solicita ayuda. Ella a punto de ceder, recuerda los consejos que en esta ocasión le dará una torre (un fundamento solido del Yo con la elevación de una emergencia: la conciencia) y frena su impulso femenino de socorrer a quien lo solicita. Guardar silencio y evitar cualquier forma de comunicación simboliza la necesidad de no divagar con las distracciones de la vida. Cuanto más desciende al centro de la tierra, más desciende al fondo de su propio centro interior. Las hilanderas tejen (tarea muy femenina que está relacionada con el destino) y la pueden atrapar en sus telares. Psiché, asertiva, rechaza acercarse y ayudarlas. Continúa hacia su meta en soledad y profundo silencio interior. Después tiene que lidiar con el cancerbero, ella tranquila, porque se ha preparado para ello, le da la torta de cebada y el furioso can de tres cabezas se apacigua.
Finalmente llega a su objetivo: Perséfone, a quien debe ver y, al mismo tiempo, desconfiar de su dudosa hospitalidad. No aceptar alimento alguno, sólo pan y agua, es símbolo universal de ayuno.
Cuando uno se encuentra en lo más interior de uno mismo, no está para tomar vino ni ricos panes; la forma exterior refleja el estado interior.

Naturalmente la infeliz Psyché tal y como ya habia hecho al mirar la cara de su esposo vuelve a caer en la tentación y abre la dichosa cajita sumiéndose en un sueño eterno del que sólo podrá salir a través del beso de Eros, aqui hay  dos versiones escultóricas que nos recuerdan a todas las bellas durmientes que no han logrado alcanzar la esencia de su propia femineidad. (En este vinculo existe un magnifico ensayo sobre el despertar de la femineidad según Psyché y que he tomado como fundamento para la elaboración de este post)

cupidoypsychexn9

Pero al final todo acaba bien porque de nuevo Eros admirado por su valor pide clemencia a su madre Afrodita que termina perdonando y aceptando a Psyché como nuera, Eros a través de ese beso resplandeciente devuelve a Psyché a la vida y se pierden en la inmensidad del cosmos. De su unión nació al menos un hijo conocido llamado Voluptuas . El placer o la voluptuosidad es pues el heredero de aquella unión del alma que se enamoró del amor pero que tuvo un dificil tránsito hasta merecerlo.

canova2

Poetas gnósticos

Mañana dia 27 se presenta en Castellón el penúltimo libro de Rosa Maria Vilarroig titulado ·»Sine qua non (poemas astrológicos)», un libro que prologué yo mismo y cuyo texto completo podeis leer aqui.

img_0348

Rosa Maria Vilarroig es una poeta gnóstica: se trata de un viejo refugio de aquellos poetas y artistas en general que han pretendido hacer del lenguaje poético, un medio de conocimiento, como Blake,como Yeats, como Whitman o Kavafis. Personalmente la poesia con pretensiones noéticas me interesa mucho más que aquella poesia que habla de sí misma, es decir de la poesia académica, pienso ahora en Garcia Lorca o en Quevedo o Góngora, grandes poetas sin inclinación por esa busqueda esóterica, esa forma de escarbar en lo oculto que preside la estética y la vocación de Rosa Maria Vilarroig, un desasosiego que parece encarnarse en los misterios de la maternidad, es por eso que creo que Rosa Maria Vilarroig es una Gea postmoderna, una madre renovada y universal, no es de extrañar que mucha de su poesia esté destinada a aclarar ese misterio de la fecundidad, ese misterio de la mujer escudriñado desde el punto de vista mitico, desde el punto de vista del arquetipo.

Anque en ciertas colecciones y antologías se la incluya como escritora feminista, -una investigadora poética de las cuestiones y perspectivas de género-, lo cierto es que sólo forzando la máquina clasificatoria que Rosa puede ser interpretada de ese modo. Es verdad que el leit motiv de Rosa es la femineidad ¿podria ser de otro modo? Personalmente me parece un error encajarla en un movimiento filofeminista, es como si a Silvia Plath se la incluyera como una escritora feminista sólo por el hecho de que mantuvo durante toda su vida un pleito emocional con su padre, al parecer uno de esos tiranos domésticos que troquelan las mentes de aquellos que dependen de ellos -los hijos- hacia un resentimiento vital que impregna todas y cada una de las acciones que emprenden en su vida. La Plath no escribia para una causa feminista sino para aclarar, reparar y restituir una relación con un padre personal (no mitico) al que como a todos los padres se les odia y añora simultáneamente y mucho más si existen razones objetivas para ello. Pues ese es el fundamento de lo humano, nuestro mito fundacional como seres humanos. La Humanidad se desplegó y expandió su conciencia a través de un crimen ritual: un parricidio y una vez consumado ese parricidio hubo que recuperar al padre a través del tótem, a través del sacrificio de la carne y a través de una cierta incorporación paterna simbólica, algo que todos los pueblos hacen -hacemos- a través de la incorporacion canibalistca -comunión- de sus atributos. Lo prohibido, lo imposible y lo oculto mantienen pues relaciones de vecindad.

Y de eso se ocupan precisamente algunas formas de arte, de entre ellas algunas formas de poesia que he llamado gnósticas como homenaje a aquella primitiva herejía que proclamó que no era suficiente con la fe ni con el sacrificio de Jesucristo para liberar y redimir al hombre. Que era necesario algo más: una especie de transformación de la conciencia que nos llevara hacia el conocimiento velado de lo oculto, algo que solo podia hacerse de uno en uno, a veces en parejas. Dios no nos recibirá si ve tumulto, lo que es lo mismo que decir que la via del conocimiento es una experiencia individual y por tanto algo que no depende de la estadística ni de procesos racionales o conscientes sino de ese otro lado del espejo donde habitan la incertidumbre y la indeterminación.

espejo6lu

El libro de Rosa Maria Vilarroig es un poemario sobre los signos astrológicos, es decir un libro sobre los mitos, los simbolos, las imágenes, los iconos que se constelan en cada signo. Toma de cada uno de ellos lo esencial -el arquetipo- y lo transfiere a un poema que encarna las caracteristicas de cada uno de los signos del zodiaco que conocemos bien gracias a la persistencia de la astrologia como un saber tradicional que -aunque se rechaza y no se toma demasiado en serio- no deja de tener interés para todos nosotros que conocemos bien al menos algunas caracteristicas de nuestro signo. ¿Pero puede hoy en pleno desarrollo del pensamiento egoíco servir de algo la astrologia? ¿que hay de verdad en ella?

Antes de contestar esta pregunta es necesario que pongamos en orden algo relativo al campo de la verdad, no hay una verdad absoluta sino multiples verdades, una verdad para cada nivel de definición y hay que recordar ahora que la mente humana es un conjunto de sustratos filogeneticos con al menos tres niveles de definición (tres cerebros) enclaustrados en una misma esencia. Significa que la verdad de la ciencia no es la misma verdad de la metafisica, la filosofia, la mitologia o  la religión, la verdad de la ciencia tampoco es la verdad del sueño, de la intuición o del arrebato mistico ni la verdad inmediata de nuestras percepciones o creencias, lo humano se encuentra enroscado en pequeñas verdades individuales e intrasferibles, lo humano se enrosca en certezas inefables que a veces son consensos y otras veces disidencias. La verdad de la astronomia no es la misma verdad que la que se esconde en la astrologia ni la verdad de la metáfora es la verdad de la sintaxis. Aunque la astrologia nació en pleno pensamiento mítico, algo que coincidió en la conciencia humana con el invento del futuro, lo cierto es que la astrologia no sirve para saber nada de él. Pues la astrologia -aunque nació para predecir- solo sirve para señalar. Es a la ciencia a la que le corresponde predecir.

Ahora bien existe un segmento de transición entre el destino y carácter, entre el pathos y el daimon que conviene ahora señalar: «En el hombre su carácter es lo mismo que su destino», esta es la máxima heraclitina. ¿Que hay de verdad en ello?

Pues que todos sabemos que nacemos condicionados, una cultura, un tiempo, un entorno, una familia, una clase social, un barrio, una etnia, un sexo, etc. No cabe ninguna duda de que los hombres somos una extraña mezcla de determinismo y libre albedrio y que nos movemos en un espacio de indeterminación al mismo tiempo que somos capaces de admitir que las experiencias tempranas, los aprendizajes de la infancia tienen un enorme peso causal en nuestro desarrollo posterior como individuos. Si la ciencia se ocupa de lo determinado, lo cierto es que hace falta otro registro que de cuenta de lo indeterminado, de la no linealidad, de lo acausal. Este espacio está rellenado por ese otro conocimiento que llamamos humanidades. arte, poesía, espiritualidad, religión, metafísica o como queramos llamarlo. Las tradiciones como la astrología, la adivinación, la magia, el Tarot, la Cábala y las tradiciones misticas de todo el mundo existieron mucho antes de que en Grecia emergiera aquel tropel de cientificos que como Arquímedes o Pitágoras iniciaran la ciencia moderna y el metodo de observación se impusiera sobre la especulacion filosófica. Pero -más que nunca- necesitamos de ese conocimiento que no es ciencia y que esconde gotas de verdad práctica y chorros de verdad en su propio nivel de definición, es por eso que este libro de Rosa Maria Vilarroig ofrece una oportunidad única para aclarar el sentido que para el hombree moderno tiene la astrologia: una forma de saber que señala hacia nuestro origen y complementa a otros saberes que se ocupan del mañana y del bienestar en el hoy.

Pero no es posible delegar en la ciencia el peso de esta responsabilidad, hay cuestiones que la ciencia no podrá predecir nunca y por eso necesitamos saber como la conciencia humana ha evolucionado desde el animismo urobórico hasta el racionalismo egoico pasando por lo mítico-tifónico, qué ganancia y qué perdidas han ido produciendose con estos trasiegos, donde estamos y qué podemos pedirle a los saberes ancestrales. Es por eso que el arte, los poetas existirán siempre pues hay en ellos una verdad, un saber que les adviene como un don, algo profético que hace que en este caso Rosa haya adivinado el arquetipo de Sagitario con una claridad que nos trae a Nostradamus a la memoria.

Y lo hace, como él, a través de versos:

Según Rosa Maria Vilarroig está es la esencia mítica de mi signo Sagitario, una convección fractal donde emergen al menos tres mitos que representan en distintas octavas una misma esencia, Zeus, Prometeo y Quirón:

sagitario

sagitario2

Un rescoldo, una brasa de sangre resistente

vive bajo el escorzo de la llama

destinada prende hacia lo alto

mudable viajera de espacios

desoídos, tilo o caza

cerrazón donde la verdad permanece amurallada.

Una estrofa donde aparecen tres elementos de la esencia de Sagitario: el Fuego como elemento purificador que enlaza lo de abajo con lo de arriba, la Tierra con el Aire, la Verdad que habita en una manera de entender la vida orientada hacia las convicciones, las certezas de quien fundó un nuevo orden sobre las cenizas de lo viejo, y el amurallamiento, la cerrazón del signo que permanece de alguna forma inaccesible para quien no haya encontrado la forma de franquear sus muros.

Aqui aparece otro de los fractales de Sagitario, el buen Quirón médico altruista herido de muerte en su parte animal que demanda a Zeus ponerse en el lugar de Prometeo y terminar asi con sus sufrimientos eternos:

En tu doble faz, claridad oscura de la herida

daña o sana el cielo ardiente

mitad hombre, mitad caballo

impulso y voluntad redime con tus pócimas

el veneno vomitado sobre tus caderas

interpreta constelaciones.

Zeus es el fundador de un nuevo orden olimpico, un orden jurídico nuevo que crece en aposición al antiguo orden de las deidades femeninas que le antecedieron, un orden podriamos llamar democrático que impone un parlamento de dioses, desde entonces todos los dioses deberan ser oidos antes de tomar una decisión, Zeus es pues designio, algo que vienea  imponerse al destino y a la fatalidad:

has urdido un nuevo orden

en la clarividencia del conflicto

se instala

en tu poder procedencia y ley.

Donde vemos que Zeus no solo inventó la ley sino tambien la filiación, desde entonces saber de dónde se procede es tan importante como saber a dónde se va, pasado y futuro encuentran en lo mítico una forma de expresar las ansiedades de una nueva conciencia emergente.

Y que nos promete una nueva emergencia, la del hombre centauro, parecen adivinarse en estos versos hacia donde se dirigirá ese camino de transhumanización del que hablaban Huxley y Jung, un camino que necesariamente habría que enlazar el azul con el fuego, el aire y la Tierra y el agua en una nueva sintesis.

Arquero de piedra y sol

en tu firmeza desposas el azul con el fuego

está escrito en el universo, la tierra encinta conduce

hacia el ultimo enigma del invierno.

Ahi estamos, parece. En tránsito hacia el invierno.

Mujeres liberadas

Una mujer liberada es aquella que hace una doble jornada dentro y fuera de casa, que cuando es joven es prisionera de la báscula y cuando es mayor de la fibromialgia. Y ustedes se preguntarán ¿donde está la liberación? Pues precisamente en el engaño de hacerles creer que se han liberado cuando en realidad se han convertido en hombres enfermos.

Algunos y algunas pensaron que en esto de la igualdad lo que se trataba era conseguir que ellas accedieran al mundo del trabajo y salieran de la cocina y de sus obligaciones como madres y esposas, de lo que se trataba era de conseguir que las parejitas tuvieran dos sueldos para gastar más y poder tener un adosado más grande. Ella descubrirá demasiado tarde que es demasiado grande porque le da mucho trabajo y cuando la osteoporosis aceche pretenderá venderlo y mudarse a un apartamento más pequeño, cosa que no podrá hacer por aquello de la crisis: el problema es que los hijos, esos zánganos no se emancipan ni pagando, se apoltronaron en casa haciendo uso de ella como si fuera una pensión y ahi siguen, ellas con dos carreras y sin pareja y ellos con múltiples parejas pero sin oficio ni beneficio.

Dicen que el mundo es de las mujeres y lo dicen aquellos que ven en el sexo femenino una supremacía biológica y una reserva espiritual que las impulsa a construir nidos para albergarse a si mismas y a otros, pero lo cierto es que después de aprobar las oposiciones a ellas ya no les quedan estrógenos para ovular y lo que les sucede es que se masculinizaron y es por eso que a ellos no les gustan las ellas y por eso se buscan a sus parejas en otro pais quiero decir en otra extracción social donde al parecer aun existen mujeres como las de antes ¿recuerdan?. El turismo sexual es pues un efecto secundario del mundo que nos quedó aquel aciago dia en que nuestro hogar se convirtió en un sitio de paso pues ya nadie permanecía cerca de la cocina más que las socorridas abuelas a fin de mantener el fuego encendido, ¿pues qué otra cosa es un hogar sino un sitio donde arde una sartén?

tetas

Observen ustedes a esta mujer liberada cocinando sueños eróticos en su oficina.

Ellas desertaron del hogar y ellos desertaron de ellas acogiéndose al colesterol de los fast food como revancha de sus coronarias, aunque claro está primero que todo se las cepillaron sin compromiso alguno pues  es asi como ellas y sobre todo ellos se imaginaron la modernez -tal y como Marx predijo-, nada de compromisos, despues de los anovulatorios y el aborto casi libre para qué ibamos a complicarnos la vida, el problema es que la complicaron en otro sentido y hay que ver cómo.

Alguien de otra cultura -un árabe para más señas- me preguntaba el otro dia ¿por qué las mujeres españolas son tan lúbricas? Yo le explicaba que no era cosa de la españolidad sino de la ocidentalización, que por aqui en Europa -donde su pais no tardará en formar parte- es como se entiende la liberación de la mujer: un ejercicio de a ver quien tiene las tetas más grandes y a ver quien las enseña mejor, que la liberación consiste en la deserción de la cocina y la maternidad para unas (las que tienen dos carreras) y en enseñar el culo para las otras, las chonis.

Claro que no todas las mujeres son asi, pero todas son culpables, como el pueblo alemán fue culpable del genocidio judio, los vascos son culpables de que exista ETA y los judios son culpables del genocidio palestino. Y los palestinos lo son por tolerar un gobierno terrorista. Porque en realidad todos somos culpables, se trata de una culpabilidad compartida, no individual sino colectiva lo que no significa que sea menos impía que la otra. Simplemente no hemos hecho nada para impedirlo.

Eso que llamamos humanidad está enrsocado en un crimen que se repite a si mismo tal y como Freud ya dijo en los malestares de la cultura.

¿Alguien puede imaginarse que un puñado de dictadorzuelos y de policias pueden mantener en vereda a todo un pais durante decenios? ¿Alguien puede sostener la idea de que todos esos niños que mueren en la India o en Etiopia ante la indiferencia del mundo no pueden ser ayudados?¿Alguien puede mantener que la liberación proclamada por las feministas no tiene nada que ver en la impudicia en que se desenvuelve nuestra vida cotidiana?

Claro que alguién podria decir ahora que la mujer tiene derecho a vestirse como quiera y a enseñar las tetas y que precisamente en eso consiste la igualdad y la libertad. A una persona que dijera semejante tonteria no la escucharia porque yo solo escucho a los que han leido a Bataille o a Freud y saben que el deseo es masculino y que las mujeres toman prestado el deseo masculino para ofrecerse a él como sacrificio ritual. Será por eso que existen putas y no putos. ¿Pues quien pagaria por un hombre? Pues una mujer-hombre u otro hombre claro, esas que nos plagiaron todas las lacras o esos que invirtieron los papeles para disimularlos.

Es verdad, existen diferencias biológicas y psicológicas en eso que llamamos masculinidad y femineidad, no es solo un protocolo social que hemos asumido como parte limitante de nuestra herencia ancestral, hay un fondo de verdad en eso de que a las mujeres les encanta mostrarse a los ojos ajenos a fin de ser evaluadas y que a ellos les encanta mirar, una mirada hecha para desguazar.

anorexica

Hay miradas que hacen estragos y que pueden llegar a enfermarlas (a ellas) y también a ellos si se ofrecen al deseo de los hombres. Es soprendente que aun asi sigan insitiendo -precisamente ellas, sus victimas- en que la libertad es poderse operar las tetas o en su caso enseñar unas no-bragas asi como quien no hace la cosa. Está el caso de la anorexia, esa curiosa enfermedad que se manifiesta por hacerse invisible a la mirada de los hombres como aquella ninfa Eco de la que sólo quedó la voz. Enfermas de miradas indiscretas si, eso es la anorexia una enfermedad que esconde una metáfora: la de no querer ser vista. No es para menos.

Será por eso quemaniquicleram2 algunas culturas les tapan la cara a ellas con tal de ocultarlas de la lascivia masculina, pero aqui a eso le llamamos «falta de libertad» y nos gustaria obligarlas a ir con la cara recién pintá por la calle, porque nosotros somos libres y exportamos felicidad y democracia a aquellos pueblos que se lo montan de otra manera. Y queremos integrarlas, cosa que los politicos repiten constantemente y donde invierten enormes cantidades de dinero de todos. Porque no se si ustedes lo saben pero la anorexia no existe en esos paises islámicos donde las mujeres van tapadas hasta el paroxismo: lo dijo Kandhelval un psiquiatra hindú instalado en el reino Unido: las muchachas árabes no padecen esta enfermedad cuando viven en sus culturas de origen pero tienen el mismo riesgo que una muchacha de su edad si son educadas en el Reino Unido. Ahi lo tienen, más claro agua.

La causa de este fenómeno no debe buscarse en el fácil argumento de la cultura sin más, sino en un curioso subproducto de nuestras sociedades avanzadas. Las niñas a partir de la pubertad están sometidas a un asedio masculino constante, están expuestas al deseo de los hombres, lo que las lleva a tener que enfrentar un estrés sobreañadido al cambio biológico que se les avecina. Ellas simplemente se adaptan a este asedio y compiten entre sí para entrenarse a competir luego con ellos en su propio campo de batalla: el trabajo. En un momento donde deberian invertir esfuerzos para multiplicar sus redes sociales y sus complicidades femeninas gastan todas sus energias en sus estudios perfeccionistas y en adelgazar a fin de hacerse visibles a la mirada de ellos. Otras simplemente retroceden y se hacen opácas a la mirada del otro.

Las supervivientes de esta dura batalla en tres escenarios distintos quizá consigan agenciarse una pareja estable para volver a iniciar el circulo, algunas tienen suerte e incluso se agencian un macho cooperador -una especie de paje castrado- que tiende la ropa, pone la lavadora o incluso las sustituye en la cocina: no es de extrañar que debido a aquella deserción culinaria aparecen más hombres apañados en las tareas de la comida o la colada. Son los gourmets a quienes ellan detestan porque compiten en su territorio y les ensucian la cocina, claro que es dificil cocinar sin ensuciar, al fin y al cabo una cocina no es un quirofano y el buen cocinero se reconoce siempre porque va en pantuflas y ensucia mucho por fuera de los fogones. Lo decía mi abuela; la cocinera que no ensucia no es buena cocinera.

Asi que más que cocineras ellas son instrumentistas de quirófano y es por eso que ellos les han pillado la vez y los mejores cocineros son los hombres, otra vez ellos.

Pero la mayor parte de ellas tarde o temprano se quedan solas, con el españolisimo «ahi te quedas», o enviudan que es otra manera de ganar la partida de las pirámides de edad. Claro que ellos no lo tienen mejor porque ya quedaron estériles en la cuarentena del plástico estrogénico que se comieron y su expectativa de vida es mucho menor por aquello de la testosterona y las coronarias, es ahi donde ellos se dejan la vida por intentar vender un tornillo de más, ellos desde luego son más tontos que ellas porque aun no han caido en la cuenta de que son ellas -enfermas eternas- las que cobran su pensión. Y debe ser por aquello de su perfil hormonal que las protege de los accidentes cardíacos por muchos anovulatorios que hayan tomado y por muy masculinizados que tengan sus instintos. Al final son ellas las que cobran la pensión y repiten en sus irresponsables hijos la misma lacra que heredaron de sus padres.

Porque si la jaula de las mujeres es la excesiva responsabilidad, la jaula de los hombres es esa indulgencia irresponsable en que fueron criados, no se trata de machismo pues ellos a su vez ya fueron castrados por sus madres sino de ese concepto laico que es la irresponsabilidad, ellos fueron educados como machitos incompetentes al mismo tiempo que sus madres les sustrain los testiculos, pues la hombría no sólo depende de ese órgano sino de las pelotas.

Y tener pelotas es saber que una mujer es un ser vulnerable, indefenso, y con muchas necesidades de poda, como un arbusto y que cuando se lo deja crecer demasiado se ahoga y se constriñe tanto la vida que perece en el intento, la hombría consiste en saber que existen diferencias insavables entre los sexos y que una mujer no debe mirarse para desguazarse sino para admirar su belleza y que uno no debe entrar en sus cocinas a saco sino pidiendo permiso. Las mujeres no pueden tocarse salvo en la intimidad.

Y es por eso que el maltrato de género esconde algunos elementos que remiten siempre a la irresponsabilidad femenina que las lleva a criar asesinos en serie a través del amor egoista e insulso de las madres masculinizadas. Son ellas las que criaron a los homicidas y las que guiaron sus puñales. Un ajuste de cuentas entre mujeres.

Porque el secreto de la masculinidad o femineidad de un cerebro depende del estradiol, una hormona femenina producto de la degradación de la testosterona a través de la via de las aromatasas. Una cosa muy curiosa es recordar que un cerebro se masculinzza a traves de una hormona femenina, el estradiol que a su vez procede de la testosterona del testiculo del feto y de las cápsulas suprarenales de la madre. Una hembra- hormonalmente hablando- es un feto que estuvo expuesto a bajas dosis de estradiol, mientras que un macho es aquel feto que sufrió un baño de estradiol cuando era un proyecto aun. Es muy curioso porque el efecto de las hormonas es precisamente el contrario en el cuerpo, aqui el estradiol (de los ovarios) es el responsable de los caracteres sexuales secundarios de las mujeres, mientras que la androsterona (resultado de la activación de la via de las alfareductasas) lo es de la virilización secundaria de los niños. Las hormonas tienen pues un efecto opuesto si operan en el cerebro o si operan en el resto de cuerpo y además tienen momentos críticos o ventanas plásticas donde estas hormonas ejercen su función y no en otros.

Existen pues dos vias de degradación de la testosterona (la hormona madre) de toda la cascada de la hormonización sexual que como puede contemplarse en esta evidencia es absolutamente ambigua y vulnerable de las condiciones del medio ambiente, ni siquiera la sexuación viene determinada por los genitales sino por la acción de las hormonas en el cerebro. No se es hombre o mujer en función de un determinismo biológico y es por eso que existe el género puesto que nuestra orientación sexual y nuestras cogniciones vienen determinadas principalmente por esas rutas que trazan las hormonas sexuales desde antes de nacer. Se piensa como un hombre o se piensa como una mujer y este fenómeno es independiente de la orientación sexual y del sexo biológico.

Pero ahi no termina todo, hace falta un acoplamiento entre nuestra naturaleza y nuestro estilo de vida, con nuestras expectativas y nuestras habilidades, niños y niñas somos diferentes -tenemos sutiles diferencias cerebrales- y evidentes diferencias fisicas y ningún discurso politico podrá acallar esta circunstancia. La igualdad es deseable si de lo que estamos hablando es de protecciones juridicas o de oportunidades pero es un escollo a salvar si de lo que se está hablando es de una uniformización sexual que disuelva las diferencias entre hombres y mujeres. Insistir en ello no solamente es perverso y mentiroso sino un causa de enfermedad y de contradicciones sociales.

La mujer debe ser sagrada y el hombre su oficiante pues ella contiene en si todo lo inabarcable, lo infinito y lo inefable del universo.

¿Como compatibilizar esta sacralidad con el mercado?