Atracción fatal

gatoraton

El sueño de un toxoplasma es volver al gato donde al fin se reproducirá, pues todo es volver.

Todo el mundo sabe que las ratas son coprófagas, es decir que comen “cacas”, pero cuando comen cacas de gatos infectados con el “toxoplasma gondii” sucede algo extraordinario. El toxoplasma les cambia la conducta de tal modo que el ratón deja de sentir miedo por el gato (su depredador natural) y aumenta su atracción por él. Me refiero a atracción sexual, como lo oyen.

Podriamos decir que el toxoplasma zombifica la conducta del ratón, la manipula de tal modo que sirva a los planes de su especie, pues el ciclo del toxoplasma no termina hasta que vuelve al gato, es alli donde se reproduce y es alli donde se reencuentra con los suyos. Para ello ha de manipular la conducta del ratón pues necesariamente ha de hacer parada en el cerebro de este animal, una especie de centro de operaciones, una especie de base de aprovisionamiento. Aqui hay un buen post donde cuentan estas cosas. Y aqui un articulo sobre este excitante fenómeno.

Esta historia me servirá de guía para mis próximos argumentos, lo importante es retener una idea: no somos demasiado conscientes de que no somos los dueños de nuestras ideas ni de nuestras conductas. El ratón contaminado por ese parásito nos ilustra sobre una cuestión: podemos ser zombificados por una especie de Alien que determina nuestras conductas a veces de un modo tan especifico como hace el toxoplasma con el ratón: modificando la sensación instintiva de miedo por los gatos y transformándola en atracción sexual. El toxoplasma induce asi el sacrificio del ratón en la pira del ciclo del toxoplasma.

Y otra idea interesante: el ratón puede revertir esta conducta. Con antipsicóticos por supuesto. Lo interesante de esta “cura” es doble: el haloperidol no solo es un antagonista de los receptores dopaminérgicos que están implicados en esta conducta erótica, sino que además inhibe el crecimiento del toxoplasma.

No sabemos si el toxoplasma tiene algun efecto sobre la conducta humana, es decir no sabemos si este zombie influye entre alguna de nuestras conductas aunque algunos investigadores han propuesto al suicidio como ejemplo de una conducta inducida por el toxoplasma.

De lo que no cabe duda es que los humanos podemos ser colonizados por otros parásitos: me refiero a ciertos memes.

Un meme es una idea que pertenece a un libro del culto para la Neurociencia, me refiero al “Gen egoista” de Richard Dawkins, probablemente la idea más original de este autor: Un meme es como un alelo, algo que vive en una especie de limbo cultural, en esa frontera entre el cuerpo y el mundo, alli donde las ideas cohabitan en una especie de magma primordial y que en adelante y para entendernos llamaremos “sopa cultural”. Los memes entran en los cerebros individuales a través de las creencias.(Memes y alelos), se instalan alli y parasitan las ideas y las conductas de los infectados.

Lo cierto es que algunos memes son muy peligrosos tal y como nos contó Dennet en los videos que el lector aplicado puede encontrar en youtube y en español y que podemos entender la historia humana como una historia de creencias que tratan de imponerse a las del vecino. Una idea muy interesante es que efectivamente una creencia siempre tiende a imponerse a las demás pero yo no creo que este potencial maligno se halle en la idea misma sino en la natrualeza vanidosa y corrupta del hombre que trata de imponer a los demás sus propias formas de ver la vida. Por ejemplo la idea de Dios no mata a nadie pero la idea de religión ya es más peligrosa porque agrupa a las personas entre seguidores y no seguidores de esa religión, fieles e inflieles. El culto por la patria o por la propia etnia tampoco tiene esa potencialidad salvo si se confronta con las demás, si nosotros somos el pueblo elegido es porque los demás ni siquiera tienen la consideración de semejantes: Dios les olvidó en el reparto. Por tanto esta justificado que les exterminemos.

Lo cierto es que los virus y los memes se parecen mucho:

  • Están inertes cuando no están dentro de un organismo vivo.
  • Tienen forma aunque no los podamos ver.
  • Contienen información.
  • Se replican sólo en condiciones biológicas, el resto del tiempo viven en una especie de limbo que llamamos “cultura”.
  • Los memes se constelan en una persona concreta del mismo modo que los virus parasitan células vivas.

De manera que a través de ciertas creencias podemos llegar a matar a los que piensan distinto a nosotros pero además de estas personas fanatizadas o zombificadas son necesarias otras complicidades, los aliados necesarios. Los espectadores inocentes.

La zombificación de la izquierda europea.-

Después de los atentados de Paris del pasado dia 13, ha habido un aluvión de comentarios en las redes a cual más exótico. Reconozco que el seguimiento de estos comentarios me ha servido para darme cuenta de que casi la mitad de la población española está contaminada por un meme: “el Islam es una religión de paz”. Los atentados terroristas son siempre justificados por las siguientes ideas, “ellos matan aqui, lo que nosotros matamos alli”, “las armas se las venden los americanos, la CIA u oscuros intereses económicos que andan detrás del petroleo”.Los argumentos suelen seguir siempre este guión: los culpables somos nosotros los europeos, que hemos participado en guerras en oriente medio, alusiones al colonialismo y a extrañas conspiraciones sionistas, una de las más exóticas ha sido la de relacionar el libro de Houellebecq, “Sumision” con una precognición judía.

Pareciera que nuestros conciudadanos estén infectados por el germen del buenismo y del auto-odio. Por el virus de la culpa y del victimismo que echa balones fuera. Es como si hubiéramos perdido la capacidad de defendernos, carecemos de inmunidad y solo somos capaces de flagelarnos con esa enfermedad autoinmune que llamamos claudicación. Nos hemos rendido.

Y solo esperamos ser devorados por ese gato malicioso que llamamos terrorismo sea islámico o cualquier otro. Pues la izquierda siente-ha sentido siempre- atracción hacia el Islam al que siempre ha contamplado como la victima del capitalismo y la opresión. Al tiempo que mantiene su anticlericalismo cristiano y una renegación crónica de sus origenes culturales.

No deja de ser sintomático que algunas feministas hablen ya de “terrorismo machista” del cual somos culpables todos los hombres y que al mismo tiempo todos los discursos bienintencionados se dirijan a  que los ciudadanos discriminemos a los terroristas islámicos del Islam propiamente dicho. Al fin y al cabo el Islam es una religión de paz, afirman.

Los otros memes

¿Por qué esto tiene dificil arreglo?

riveraiglesias

Ayer tuve ocasión de ver el debate en la Sexta que mantuvieron Iglesias y Ribera y he de decir que me gustó. Vi savia nueva intentando definir los problemas de España y también las recetas que cada uno de ellos propone para arreglar el desaguisado en que se ha convertido nuestro pais. Naturalmente me gustó más Ribera que Iglesias, daba la impresión de haber hecho mejor los deberes, de andar mejor asesorado, mientras que Iglesias no parece saber que sus recetas populistas no harian sino empeorar las cosas.

Asi y todo el debate me gustó mucho y a pesar de la bisoñez de ambos creo que fue muy positivo que Evole les entrevistara en aquella especie de bareto de barrio, con luces y taquigrafos y sin condiciones, ambos parecian cargados de buenas intenciones como corresponde a su edad. Hay buena cantera en este pais , el problema es doble: ninguno de los dos tienen un partido detrás y ninguno de los dos acertó en el diagnóstico de nuestra querida España, me refiero a nivel estructural.

Es por eso que voy a intentar hacer un diagnóstico más profundo, ir a las causas, a la etiología del descalabro que tiene como el lector verá pronto un tinte paradójico.

Una de las leyes sistémicas (que regulan el comportamiento de los sistemas abiertos) es ésta:

“Todo sistema ha de contener una cláusula que permita salir del mismo sin necesidad de romperlo”.

El matrimonio es un sistema, que se basa en un contrato, pero no es un contrato cualquiera, no es un contrato de alquiler. Hay hijos, hay intereses económicos y hay patrimonio que repartir. El divorcio es el fracaso de un matrimonio, y lo es porque es una solución clarifinante (muerto el perro se acabó la rabia). Lo malo del matrimonio es que está pensado para durar siempre y de ahi su vulnerabilidad. Si existe el divorcio es porque el matrimonio no es para siempre. Se trata de algo axiomático.

Luego si el matrimonio no es para siempre ¿por qué no pensarlo de otro modo?. Por ejemplo dos personas contraen matrimonio pero firman un contrato -supongamos- de cinco años. A los 5 años el contrato vence de oficio, es decir no está bajo la decisión unilateral de cualquier miembro de la pareja, que en cualquier caso pueden renovar su contrato digamos 5 años más. Si no hacen nada y no lo renuevan el matrimonio se disuelve. No hace falta divorciarse sino renovar los votos cada x años.

Con nuestra Constitución pasa un poco lo mismo, se pensó para que durara para siempre y la verdad es que ha quedado obsoleta como un matrimonio mal avenido, tanto es asi que lo que está pasando en Cataluña es precisamente el sintoma de esa obsolescencia.

Nuestra Constitución es profundamente antifederal aunque parezca lo contrario. Muchos politicos suelen decir que las comunidades autónomas tienen mas autonomía que en ninguna otra parte del mundo, pero no es cierto del todo. Lo que si escierto es que España fue federal hasta Felipe V aun antes de haberse inventado el federalismo

Qué es el federalismo.-

El federalismo es un sistema politico que es el opuesto al jacobino o centralizado y se inventó para proteger a las minorias, que casi siempre son barridas por la democracia, por el rodillo democrático que privilegia a las mayorias frente a las minorias.

Aqui hay un articulo muy bueno de Roger Senserich sobre este asunto y que recomiendo encarecidamente leer para entender que en nuestro pais aunque la estructura de las Autonomias es cuasifederal existen no pocas instituciones que no lo son, y que en puridad son democráticas esto es no-federales.

El ejemplo más notorio es el Tribunal Constitucional (TC) tan amiguete de los politicos de turno que nadie puede creerse su independencia. El TC es muy democrático pues es designado por las mayorias en el Parlamento pero no defiende a las minorias, por lo que no es federal. En realidad un tribunal de estas caracteristicas no debe responder a un reparto de cargos democráticos beneficiando a las mayorias sino responder a criterios profesionales de elección siempre con la mirada puesta en las minorías.

El TC no es en un sistema federal el órgano competente para resolver las dificultades entre un parlamento federal y otro. El problema catalán solo debe ser abordado por el paralamento español y el catalán pues se trata de un problema politico. Pasarle la pelota a los juristas es un acto perverso.

La otra clave para entender el funcionamiento no-federal de nuestras autonomías es el problema de la financiación de las comunidades, unas son ricas gracias al cupo (pais Vasco y Navarra) mientras otras reciben demasiado (Extremadura y Andalucia) y otras menos de lo que necesitan para mantener sus servicios (Cataluña y Valencia). Se trata de un criterio tambien democrático, el Gobierno vencedor es quien impone a las comunidades el dinero que han de percibir, usualmente siguiendo el criterio poblacional, lo que deja sin efectos la autonomia que un sistema federal garantizaría.

Nuestro Estado es pues antifederal y no se articuló en función de las comunidades autónomas sino en función de la Provincia, es por eso que Perez Royo habla de una Constitución Provincial y es por eso que el municipio, la diputación, la comunidad autónoma y el Estado se solapan entre si y es por eso que pagamos tantos impuestos. Hay demasiados politicos y funcionarios que mantener.

Pero con todo el mayor problema que se deriva de la Constitución Provincial es la desigualdad en la contabilidad de los votos. Al ser la provincia la unidad administrativa del Estado a cada una de estas provincias le corresponden por población, un numero determinado de diputados. Significa que el voto a un determinado partido es más caro en Avila que en Valencia. Nuestra Constitución consagró esta desigualdad disfrazada de representación proporcional. La ley d´Hont salió al rescate de esta idea que intentaba privilegiar las mayorias. Otro sintoma antifederal.

La Constitución de 1978 se construyó por consenso. Era fácil en aquel momento, pues habia mucho poder politico para repartir. Se optó por una ley electoral que privilegiaba a los grandes partidos (PP y PSOE) y se instituyó la alternancia en el gobierno como estrategia de gobierno. Este reparto tambien alcanzó a los partidos nacionalistas PNV y CiU que gozan de una representación exagerada en el Paralamento español y son en muchas ocasiones socios necesarios para el gobierno. Asi ha sucedido en varias ocasiones en nuestra historia democrática. CiU y PNV no han intervendio en ningún gobierno paro han apoyado tanto al PSOE como al PP a cambio de prebendas que han terminado por engordar sus comunidades. Dicho de otra manera los partidos nacionalistas han tenido demasiada influencia en la vida politica del Estado español, que sigue sin ser federal.

Nuestra Constitución no puede modificarse sin grandes destrozos politicos, es en este sentido inamovible. Carece de una clausula de liquidación.

Y sin embargo es necesario reformarla. Por varios motivos.

1.- Hay que abordar de una vez por todas el tema de monarquia/republica y aunque es de suponer que la monarquía obtendria el apoyo de PP, PSOE y quizá C´s, no hay que olvidar que nuestra Constitución se levantó precisamente para preservarla y este antecedente histótico puede pesar lo suyo en una nueva negociación que tratara de hacer cuenta nueva. No sería raro que algun partido cambiara su posición.

2.- Hay que abordar la estructura del Estado y liquidar el poder provincial. La nueva Constitución ha de enroscarse en las autonomías si queremos ser de verdad federales. El Senado debe reformarse para acoplarse a esta nueva realidad.

3.- Hay que reformar la ley electoral y liquidar las diferencias entre regiones tratando de igualar la calidad de los votos de los ciudadanos vivan donde vivan.

El bipartidismo es el origen de todos los males, pues de facto representa la entrega del Estado a dos partidos que se turnan en el poder y que instalados en esa zona de confort les impide la regeneración y el cambio. Y algo peor: es necesaria una constante polaridad, una especie de farsa consensuada donde de lo que se trata es de convncer al votante de que el otro es el verdadero enemigo, que eso que llamamos izquierda y derecha existen realmente en lo práctico, algo que permite a los ciudadanos afiliarse segun su criterio.Con el bipartidismo es imposible cualquier pacto de Estado más allá d elos que se consiguen a escondidas pues cualquier pacto desvelaria ante los ciudadanos la verdad de las cosas, no hay ninguna diferencia ideologica importante entre PP y PSOE, pues no hay ninguna ideología nueva desde Marx para acá.

La corrupción de los politicos procede del hecho de que los partidos tienen demasiado poder. El contrapoder de los nuevos partidos emergentes contiene un riesgo:la deriva y la sustitución de un bipartidismo por otro. Es por eso que es necesaria la cohabitación.

Personalmente no creo que los partidos emergentes rpresenten una amenaza para la gobernabilidad. Pero si representan una amenaza para la hegemonía de PP y PSOE y la alternancia. Los gobiernos mixtos pueden ser muy eficaces a diferencia de los monoliticos que siempre aseguran la apatía y el inmovilismo.

El problema no procede tanto de la gobernabilidad sino de la reforma Constitucional, para llevarla a cabo se necesitan consensos. Y el principal consenso es éste:

¿Estarían dispuestos PP y PSOE a perder su hegemonía politica haciéndose el harakiri institucional?

Lo paradójico de esta situación es que se necesita un cambio pero es precisamente la diversidad de opciones politicas nuevas y la persistencia de lo viejo lo que la impide.

Y sobre todo los costes politicos, una legislatura constituyente podria abrir melones inmaduros y generarse más inestabilidad. De modo que esto tiene dificil arreglo y quizá la faena de aliño sea la mejor opción.

.

Entrevista a Javier Perez Royo, catedratico de derecho constitucional

Los bucles melancólicos de España (I)

felipe V

España fue federal antes de que se inventara el federalismo.Y dejó de serlo en tiempos de Felipe V,, el de Anjou. Ese que se encuentra boca abajo en Játiva.

Para hacerse una idea, esta era España en tiempos de Carlomagno, obsérvese la frontera, la marca Hispánica que dividía (por encima del Ebro) la Europa carolingia de la España árabe.

alandalus

Y ahora obervese la hegemonia de Castilla en tiempos de Isabel I. Y la extensión del reino de Aragón por la misma época.

mapa aragon

La reconquista ya había terminado y los árabes habían sido desplazados el reino de Granada que más tarde seria conquistado por los Reyes Católicos.

Lo interesante es observar que eso que ha venido en llamarse España fue el producto de una estrategia política de enorme calado. Una idea de Castilla y más concretamente de Isabel I.

La unión -por matrimonio-  de los reinos de Aragón y Castilla, así como la de Castilla y Portugal fue una obsesión para varias generaciones de monarcas y no fue hasta el matrimonio de Isabel y Fernando que aquello terminó por cuajar. A medias, porque Portugal a pesar de múltiples bodas reales y diversos compromisos nunca llegó a pertenecer a Castilla y dejó a la estirpe de Isabel I una maldición. La maldición de la consanguineidad que acabaría por constelarse en Carlos II el Hechizado, el último monarca de la casa Austria.

Lo cierto es que España aun después de la unión entre Castilla y Aragón siguió siendo federal, pues cada reino tenia sus propias leyes, sus instituciones y sus costumbres. Pero Aragón tenia un problema sobreañadido: el problema catalán.

Los catalanes, pero también los valencianos tenían sus propias instituciones forales, algo así como las Autonomías actuales. Barcelona y Valencia tenían sus delegados monárquicos, vireyes o condes en Barcelona y algo similar en Valencia. Barcelona era un condado dependiente de la corona de Aragón igual que Aragón había sido condado de Navarra y ahora se enseñoreaba por el Mediterráneo lo que multiplicaba sus problemas, pues no sólo había un enemigo francés por el Norte -el Rosellón- que andaba siempre empujando a los aragoneses más acá de los Pirineos, sino que aseguraba también conflictos permanentes con la nomenclatura catalana, muy especializada en el comercio y que contaba con instituciones propias muy avanzadas para la época que continuamente entraban en conflicto con los intereses de la Corona aragonesa.

Mal que bien la cosa funcionó hasta que vino la debacle personificada en Felipe V y la llamada guerra de sucesión.

El último rey de la casa de los Austrias fue Carlos II llamado el Hechizado porque era estéril y enfermizo. Murió sin dejar sucesor, lo que aseguraba un conflicto que no era solo español sino europeo. Las potencias se dividieron entre el candidato borbónico, Felipe de Anjou (propuesto por Francia) y el archiduque Carlos heredero por parte austríaca. Ambos se declararon reyes y dieron comienzo asi a una guerra que hundiría a España en la miseria.

La guerra de sucesión tuvo muchas idas y venidas pero lo importante es retener sus consecuencias: El ganador fue Felipe el Borbón y el perdedor el archiduque Carlos que renunció a sus derechos en Viena en 1725.

  • España no pudo conservar sus posesiones más allá de la península: se perdió Cerdeña, Sicilia y Nápoles. Se perdió Menorca y Gibraltar a manos inglesas.
  • Los territorios forales perdieron su derecho y sus instituciones, salvo Navarra y Vascongadas que habían permanecido fieles a Felipe V. Valencia y Cataluña perdieron su autonomía y no la recuperaron hasta 1978, en la constitución actual.
  • Hubo muchas venganzas contra los que habían manifestado su lealtad al archiduque Carlos, la más importante de las cuales fue la perdida de los bienes de los carlistas (partidarios del archiduque, no conviene confundirlos con los otros carlistas, del siglo XIX).
  • El ganador se lo lleva todo y eso fue lo que ganó Inglaterra, no sólo por Gibraltar, un punto estratégico de dominio del mediterráneo (que aun sigue siendo inglés) sino las ventajas que obtuvo en su comercio con las Indias y para su Armada.
  • España dejó de ser federal y se convirtió en un Estado centralizado, absolutista y debilitado.

Una debilidad que arrastraría durante todo el siglo XIX hasta la definitiva perdida del resto del Imperio: Cuba y Filipinas.

España se desangró no obstante antes, durante un siglo XIX “horribilis” para nuestros intereses, pero me interesa destacar en este momento una cuestión interesante: las tres guerras carlistas que tuvieron lugar durante el siglo XIX, son como fractales, repeticiones de la guerra de Sucesión que había tenido lugar un siglo antes y que tuvieron como escenario Cataluña y Valencia, las dos comunidades agraviadas por la perdida de los derechos forales. Curiosamente hubo otro Carlos (Carlos Maria Isidro de Borbón) que pugnaba por el trono con Isabel II.

Decía Carlos Marx que la historia se repite casi siempre dos veces y tenía razón.

Como siempre parece suceder en la historia de España, ganó la peor opción, la que apostaba por la centralización, la tiranía y el poder omnímodo de los reyes castellanos que ya no lo eran sino afrancesados borbones con vestidos liberales pero hábitos absolutistas..Lo cierto es que desde Felipe V han ido sucediéndose gobernantes cada vez peores en nuestro país.

Las guerras carlistas volvieron a dejar a Cataluña y Valencia arruinadas y sin instituciones propias, pero Navarra y las Vascongadas pudieron sobrevivir, igual que había sucedido 100 años antes. Hubo un abrazo de Vergara, antes y después.

La Cataluña actual.-

Una de las cuestiones clave que aparecen en la prensa en la actualidad es la siguiente pregunta.. ¿Pero qué quieren los catalanes? ¿Es que no tienen ya suficiente grado de autonomía? ¿No es Cataluña la región más autónoma del mundo?

¿Por qué quiere ser independiente Cataluña si ha recuperado las instituciones que perdió durante la guerra de sucesión?

Para contestar esta pregunta no sirve solamente la profesión de historiador, es necesario ser psiquiatra.

Ser psiquiatra o ser Borrell puesto que aquí en esta entrevista nos da alguna clave:

“Esto no va de euros, esto va de ethos. Esto no es un problema que se pueda arreglar con unos miles de millones más. Esto va de identidades. En Baviera, el 25% de la población preferiría un país independiente. Con un 25% se puede subsistir, con un 40% no. Hay que reducir la parte de la población que se siente tan agraviada que quiere irse de España sí o sí, aunque fuera haga mucho frío”.

Efectivamente esto ha ido de euros durante mucho tiempo, toda la era Pujol se ha caracterizado por un intercambio de cromos y de cesiones por parte de los sucesivos gobiernos del PP o del PSOE. Y nunca han terminado de contentar a los catalanes. Y ahora viene el psiquiatra,

Pero no es eso, no es eso.

¿Si el problema no se ha resuelto devolviendo las instituciones forales, ni se ha resuelto con dinero, entonces qué es?

Es muy sencillo: los catalanes no quieren ser españoles, al menos la mitad de ellos. Es un problema de ethos, como dice Borrell.

El problema es que no pueden dejar de serlo, quieran o no, lo son.

¿Y ahora qué?

Continuará……

La ablación de España

España rota

Si una civilización no puede defenderse de la barbarie, no merece vivirse en ella

La ablación es una práctica que consiste en mutilar genitalmente a las niñas  de tal manera que se les priva de clítoris y de labios mayores. Se trata de una práctica legal o alegal -pero tradicional- en ciertos estados del Africa subsahariana y cuyo sentido antropológico está relacionado con la fidelidad. Así estas culturas se aseguran que estas niñas al ser mayores encontrarán un marido (cosa difícil si no están infibulizadas) y que serán por así decir de fiar al carecer de placer sexual.

Naturalmente se trata de una práctica bárbara que aun se sigue haciendo e incluso se sigue haciendo con niñas que viven en nuestro país, si bien -por miedo a las represalias- los padres se aseguran de hacerlo en sus paises de origen, una práctica que llevan a cabo las abuelas, maternas claro está. El asunto es que recientemente ha saltado a la prensa el caso de cuatro hermanas que han ido de vacaciones a su país Mali, para llevar a cabo tan estúpida y bárbara práctica. Si ha saltado a la prensa es porque una de las hermanas le contó el asunto a una trabajadora social de su escuela quien a su vez puso el tema en conocimiento del fiscal de Euskadi, pues al parecer esta familia vive en Vitoria.

Me ha hecho mucha gracia la declaración del fiscal porque según nos cuenta, los autores del hecho no viven en España (son sus abuelos) y no podemos perseguir un delito que sucedió en un país donde la ablación no es un ilegal. De manera que el fiscal puede hacer solo dos cosas: procesar a los padres por complicidad (segura) en el citado asunto o bien quitarles la patria potestad, lo que según él no haría sino agravar el problema porque las niñas tendrían una doble victimización.

Y el fiscal tiene razón, con las leyes en la mano lo único que podemos hacer es agravar el problema: ¿separar a las niñas de sus padres para criarlas dónde? ¿En un orfanato publico?. ¿Meter a los padres en prisión para qué? ¿Para dejarlas huérfanas?. Hágase lo que se haga efectivamente no hará sino empeorar las cosas. Tal y como tenemos hechas nuestras leyes lo más probable es que nadie salga castigado y que se haga la vista gorda frente a este problema. Una vez más los niños serán las víctimas de legislaciones bienintencionadas, de tradiciones sanguinarias y de la impersonal tutela que los Estados ejercen sobre sus miembros menores de edad.

Sin embargo nadie ha pensado en una solución intermedia. ¿Por qué no devolver, (en realidad expulsar) a esta familia a su lugar de origen? ¿Por qué no extraditarlos? ¿No existe esta figura en nuestro ordenamiento jurídico? ¿Qué barrabasada hace falta cometer para que a uno le metan en un avión y le devuelvan a su pueblo?

Yo no se nada de leyes pero estoy seguro de que meter a esta familia en un avión debe ser mas complicado que ir al cielo para un pecador. Y es por eso que nos la envainamos y miramos hacia otro lugar. ¿Qué dirían los bienpensantes buenistas de este país?

En realidad este país nuestro antes llamado España también ha sido clitoriectomizado. Ni labios mayores tiene pues ya no encuentra ningún placer en su esencia: la de ser español. Y no ha hecho falta recurrir a Mali ni a las abuelas. Ha bastado con fraccionarlo en 17 españitas para que se quede mutilado genitalmente. Nuestras tradiciones ya no se respetan por nadie sin embargo todos están adoctrinados para respetar las ajenas. Se trata del auto-odio, de un instinto de destrucción que ha penetrado todas las estructuras de nuestro imaginario buenista. De la difusión de la culpa.

La ultima broma de nuestras españitas es la de desobedecer las directrices del ministerio de sanidad que ordenan de acuerdo con las directrices europeas no extender la tarjeta de asistencia sanitaria (SIP) a los inmigrantes ilegales. La Comunidad valenciana fue la primera (ahora ya no tenemos Conselleria de Sanidad sino Sanidad universal) y la Comunidad de Madrid la ultima en desobedecer. Y encima se quejan de que el Ministerio les amenaza con multarles. ¿Pero no es el Ministerio de sanidad la autoridad sanitaria competente?

En realidad esta situación no solo envilecerá aun más nuestra sanidad sino que la hará más precaria y distinta en según que territorio español. Unos extenderán la tarjeta a todo el mundo y otros no, con lo que las prestaciones entre españoles ya no dependerán de serlo 8español) sino de la Comunidad autónoma en que nos toque vivir. Se ha roto la equidad entre españoles.

Pero hay más.

Cristina Cifuentes, esa socialdemócrata del PP dice que ella extenderá la tarjeta a todos los ilegales porque se trata de una cuestión moral. Con lo cual lo que nos está diciendo es que ella es moral y los que nos oponemos a esta medida somos inmorales. Cifuentes ignora que la mayor parte de los crímenes se realizan por cuestiones morales, más del 80% según el estudio de Donald Black del que hablé aquí

Donald Black sostiene que sólo el 10% de los homicidios son producidos por rapiña como los que suceden en un robo o hurto, dicho de otra manera: los homicidios que se cometen por incentivos económicos directos son una minoria. El otro 90 por ciento son moralistas, una forma de pena capital en el que los autores son jueces y verdugos de una víctima que perciben que les han hecho daño de alguna manera y son merecedores de la pena de muerte. Ejemplos inquietantes:

Un hombre que “mató a su esposa después de que ella” se atreviera a llevarle la contraria en una discusión,” una mujer que “mató a su marido durante una pelea en la que el hombre golpeó a su hija,” un hombre que “mató a su hermano durante una acalorada discusión sobre los escarceos sexuales de este último hacia sus hermanas menores”, “una mujer que” mató a su 21 años de edad a su hijo hijo, porque él había sido “tonteando con los homosexuales y las drogas ‘”, por no hablar de las discusiones de tráfico, etc.

Dicho en otras palabras: la mayor parte de los homicidios se cometen durante situaciones de ira, situaciones comunes y banales, donde los individuos parecen no tener control sobre sus emociones pero que paradójicamente se perpetran siguiendo una siniestra inspiración de que el “otro” -la víctima- se lo merecía. Y dónde el agresor no tiene nada que ganar.

De manera que la moralidad así en bruto es muy sospechosa de inmoral.

Los idealismos morales son muy peligrosos.

Y lo son en este caso porque los incentivos (los recursos) no sólo son escasos sino que además de eso han sido recortados en los últimos tiempos, de tal forma que nuestras plantillas sanitarias son hoy menores que en 2011. ¿Cómo compatibilizar la sanidad gratuita, universal y equitativa con este nuevo escenario de recortes y avalanchas de ilegales que se nos vienen encima?

Y no me estoy refiriendo a los que huyen de la guerra de Siria, sino a los otros.

¿Quienes son los otros?.-

En esto de la sanidad hay desde luego mucha hipocresía y mucho politiqueo. En mis 36 años de ejercicio médico nunca en mi vida he exigido a nadie ningún papel, sobre todo cuando he estado en urgencias. ¿Qué creen ustedes que sucede cuando a Urgencias nos llega un enfermo intoxicado, drogado, agitado, esquizofrénico o con una urgencia medica cualquiera?

¿Creen ustedes que le pedimos la tarjeta?

Antes no había tarjeta, ni ordenadores, de manera que les asístíamos primero y luego preguntábamos y mucho más si la policía nos trae a un paciente psiquiátrico. Se le asiste o se le ingresa involuntariamente si así se considera oportuno aunque no tenga papeles. recuerdo ahora un caso de una mujer que estuvo ingresada durante casi un año sin que se supiera su identidad.

De manera que eso de atender a los sin papeles, se ha hecho siempre, no se trata de ninguna novedad..

¿Entonces de qué estamos hablando?

Estamos hablando de otra cosa. hablamos de partos, de operaciones de cataratas, prótesis de cadera o de rodilla. hablamos de intervenciones programadas que conllevan gastos más allá del propio acto médico. Hablamos de dinero, de fármacos caros como esos que se usan ahora para tratar la hepatitis C, de tratamientos oncológicos, de tecnologías de la imagen que cuestan un potosí, hablamos de eso cuando decimos que no podemos extender la sanidad gratuita a todo el mundo que la demande con el hecho consumado de ya “estar aquí”o bien de turismo sanitario, empadronarme aquí y vivir allí.

Y no podemos hablar de eso simultáneamente con esa política de recortes que los sucesivos gobiernos han llevado a cabo en nuestro país, los últimos años. Es sencillamente imposible asumir esos gastos y ese volumen de trabajo sin que se resienta la calidad.

Claro que si yo fuera político y lo que quisiera fuera romper España, no convocaría unas elecciones plebiscitarias, lo que haría es traerme unos 100.000 inmigrantes y darles papeles a todos. Eso rompería todos los equilibrios, la Sanidad que ahora tenemos se resintiría y la población bien dirigida y adoctrinada por la publicidad reclamaría la independencia o salirse del euro.

Y eso me daría la oportunidad de convertirme en un héroe para algunos. Yo fui aquel que me enfrenté a la amenaza del Estado. ¡Viva Cartagena!

El metodo finlandés

acoso-escolar

Tal y como prometí en este post, es hora ya de dar algunas indicaciones para sortear eso que llamamos mobbing (en el entorno del trabajo), pero también bullyling (en el entorno escolar) o acoso a secas (familiar, de pareja) cuando no estamos en entornos laborales ni escolares.

He pensado mucho en este tema sobre todo desde que me enteré de este suceso donde una adolescente se suicidó por haber sido acosada por uno o unos compañeros del colegio. No es el primer caso que sucede en España pero es cierto que este tipo de noticias me resultan escalofriantes, no tanto por el acoso en sí que parece que es la norma en las escuelas de hoy, sino por la escasa respuesta que este tipo de conductas tienen en la administración, en los profesores y sobre todo en los compañeros de esas víctimas propiciatorias de la maldad ajena, poca resonancia emocional y mucha frialdad administrativa. Todos parecen mirar hacia otro lado y no parece que denunciar estos casos a la dirección de los centros sirva para nada, pues los centros educativos han de garantizar en cualquier caso la escolarización de los acosadores. recordemos que en España la educación es obligatoria y el traslado a otro centro en época de exámenes es algo así como un “pecado mortal” educativo. La burocracia administrativa educativa es inextricable. Otra vez ganan los malos.

En realidad el mito generalizado entre profesores y educadores es que las víctimas, como también sucede en el mobbing son las culpables de no saber como quitarse de encima al acosador. Es como si se les acusara (sin decirlo) de una “debilidad”, de un no saber defenderse por sí misma. Así la víctima tiene sobre sí un doble estigma: el de ser víctima de un acoso insidioso y sistematizado y una especie de vacío que se crea a su alrededor y que le cuelga además otros sambenito: la supuesta debilidad de carácter.

Los que leyeron mi anterior post sobre el mobbing ya deben saber a estas horas que en el tema del acoso no hay solo dos agentes implicados (el acosador y su víctima) sino los testigos inocentes. Y que todos podemos llegar a ser a convertirnos en espectadores inocentes, del mismo modo que podemos llegar a convertirnos en víctimas o en acosadores, solo tenemos que tener en mente el experimento Milgram.

Que habla de la obediencia a la autoridad, hay que recordar que en el patio de un colegio, la autoridad es del más malo, del más fuerte, de aquel que impone su ley, sobre todo en entornos progresistas. Profesores tolerantes y progresistas engendran “gallitos de pelea” en el patio. Es así.

Un testigo inocente es aquel que sabe lo que está sucediendo pues pertenece al mismo entorno en el que acosador y víctima llevan su juego de depredación y que no hacen nada, miran hacia otro lado o ríen las gracias del acosador a fin de ganarse su favor y que se concentre en ese “chivo expiatorio” y no en ellos.

Lo mismo sucede con la corrupción política: el inmenso grupo de espectadores inocentes que saben lo que sucede y no hacen nada es un fenómeno demasiado importante para dejarlo pasar como intrascendente. Hay una inmensa masa critica de personas que saben lo que sucede y callan. Una especie de omertá  o ley del silencio recorre todas las instituciones del Estado, desde los colegios, los entornos laborales o la administración publica.

El problema tal y como yo lo veo es la linea que separa al chivato del colaborador inconsciente. Ni en el colegio, ni en el trabajo nadie quiere ser considerado un “chivato”. El chivato es detectado con rapidez por los compañeros y sometido a su vez a un mobbing moral. nadie quiere tener al lado a un chivato, pero ¿cómo discriminar a un chivato de una persona honrada que no tolera que se cometan atropellos en su presencia?

El chivato es un aliado del poder, esa es la diferencia. Pero en un colegio el poder no está en el profesorado sino en el gallito de pelea, en el patio. Es por eso que los silencios de los espectadores inocentes benefician siempre a los acosadores (son chivatos que callan) y de pasada también a los profesores que “no se meten en líos” si las denuncias no se formalizan en papeles.

Pero en Finlandia han resuelto el problema en una especie de programa destinado a liquidar este asunto o al menos disminuir su frecuencia, intensidad y dramatismo. De lo que se trata no es de focalizar el problema en la víctima (algo que aumentaría su estigmatización) ni en el acosador que puede dejar de acosar a unos para acosar a otros más débiles o bien puede delegar su acoso en otro imitador sino focalizar la atención en los espectadores inocentes.

En este articulo podemos leer gran parte de la doctrina que lleva consigo este programa llamado KiVa e implantado ya en el 90% de los colegios de aquel país. Los profesores enseñan qué es el acoso en clase a través de una serie de enseñanzas destinadas sobre todo a sensibilizar a los espectadores inocentes a fin de que dejen de serlo. Sin espectadores no hay agresión, esa es la clave del asunto.

Si no hay risa, no hay refuerzo y el acosador no tiene incentivos, pues el incentivo del acosador no procede tanto del sadismo sino de imponerse a los demás a fin de que le reconozcan como tal.

Muerto el perro se acabó la rabia.

Y sin embargo en España seguimos contándonos cuentos con mucha ideología:

Pasen y vean

Europa: entre Escila y Caribdis

espadapared

Escila y Caribdis son dos monstruos mitológicos que moraban en un estrecho (que se ha identificado con  el estrecho de Messina, aunque otros autores hablan de Gibraltar) y que amenazaban a los navegantes de tal modo que si quisiéramos alejarnos de uno caeríamos en manos del otro. Es la versión clásica de la imagen “entre la espada y la pared”.

Asi se encuentra Europa o más bien el ciudadano europeo común. Estamos entre el peligro del islamismo radical y la islamofobia. ¿Qué sucedería si las personas comunes se radicalizaran y lanzaran su odio hacia las minorias étnicas -árabes para más señas- que conviven en paz entre nosotros? ¿Que pasaría si la Pegida alemana o el FN francés se contagia  a otras partes de Europa? ¿Y que pasaría si no hacemos nada, si no ponemos limites a las libertades de culto en un pais laico y aconfesional?

Personalmente no creo en la opción de radicalismo ciudadano como tampoco creo en que ningúnpolitico haga nada que se salga del guión. No es que simplemente me parezca mal es que no creo que suceda nunca -más allá de puntuales asonadas- y no lo creo por lo siguiente:

La idea me vino después de leer este post del blog de Peter Frost, un post titulado “Lección de francés”. En él el autor se aparta de las consabidas explicaciones de que la violencia está relacionada o bien con la religión o bien con las condiciones de desigualdad. Se trata de ideas muy queridas por la derecha y la izquierda, la novedad que introduce Frost es que la violencia de ciertas minorias étnicas no tiene nada que ver con lo que se supone está en la base de sus acciones violentas sino con el hecho de que se trata de culturas que no han sufrido el proceso genético de abolición de la misma y de su delegación en el Estado. Los jóvenes franceses (pues el post se refiere a la población francesa) son antiviolentos en el sentido de que han incorporado la idea de que la violencia no es legítima para conseguir nuestros intereses sean cuales sean estos intereses.

Los problemas comienzan realmente cuando una cultura que legitima la violencia masculina coexiste con una que la deslegitima. Esta es la situación de Francia. Los jóvenes de procedencia no europea perciben la violencia como una forma legítima para promover los intereses personales, y ansiosamente persigue este objetivo con otros jóvenes. Por el contrario, ·les Français de souche” perciben la violencia como ilegítima y también cualquier tipo de organización colectiva para la autodefensa. El resultado es predecible. El primer grupo centrará sus ataques contra los miembros del segundo grupo, no por odio, sino porque estos últimos son blancos fáciles que no pueden defenderse o conseguir el apoyo de los demás.

Algo que entronca precisamente con el tema de la vergüenza y la culpa , dos de los inhibidores intrapsíquicos más potentes junto con la empatía para promover la no-violencia. Sencillamente: ciertas culturas carecen de sentimiento de culpa y la vergüenza no es lo suficientemente exportable al resto de la sociedad más allá de sus conocidos o parientes. Uno puede sentirse avergonzado frente a los suyos y no frente a los desconocidos. La vergüenza es una emoción fuertemente etnocéntrica, mientras que la culpa es mundocéntrica. Estamos pues es desventaja.

Esto puede explicar porque en nuestros medios aparecen frecuentemente ideas peregrinas como que “la culpa es de USA u occidente” o de extrañas conspiraciones para favorecer la islamofobia. Como si no hubieran suficientes razones para que emerja socialmente una fobia a lo musulmán. Otra idea que ha aparecido en nuestras redes estos dias, es que se trata de una simulación, de una acción de falsa bandera o de una chapuza policial para echarles la culpa a aquellos pobrecitos raperos.

Eso es la culpa operando en lo colectivo y asi se manifiesta, un no querer ver, un no querer saber. Curiosamente ningún musulmán siente culpa.

suicidio

Con todo la islamofobia ha venido para quedarse pero eso no impedirá nuestra extinción por otros motivos. No estoy sin embargo muy seguro de que los musulmanes lleguen a ningun acuerdo entre ellos: Se trata de conflictos tribales enquistados desde la edad media y lo que estamos presenciando son sus rivalidades a ver quién es el más “machote” de todos.

El Gran reemplazo llegará del mismo modo tanto si gobierna la izquierda como la derecha. La ideología importa poco si la comparamos con la demografía y el suicidio demográfico de Europa está sellado desde ya hace ya tiempo.

El gran historiador Arnold J. Toynbee (1889-1975) decía que sobre la muerte de una civilización se escriben pocos libros de intriga, y ello por una buena razón. Muy excepcionalmente hay un asesino: por lo general, se trata de suicidio. América se ve abocada a “quedarse sola” en la lucha contra el ultrafundamentalismo islámico no – o no sólo – porque la mayoría de los gobernantes europeos sea cobarde y débil frente al islam. Quedará sola técnicamente, porque dentro de menos de un siglo ya no habrá europeos. La demografía los habrá barrido como barrió al imperio romano, el cual no cayó porque sus cuadradas legiones se habían vuelto menos cuadradas, sino porque la práctica extendida del aborto y del infanticidio había hecho posible que ya no hubiera más legionarios. Se reclutaban bárbaros, incluso proclamándolos, sin comerlo ni beberlo, ciudadanos romanos. Cuando los bárbaros se dieron cuenta que eran la mayoría, tomaron el poder.

“Es la tesis del analista político neoconservador canadiense Mark Steyn, en su magnífico libro America Alone: The End of the World as We Know it (Regnery, Washington 2006), el tomo más importante de 2006, […] que debería interesar a todos aquellos que se tomen en serio los destinos de Europa. “El tema del libro es aquél que el Papa Juan Pablo II llamaba ya en 1985, con expresión destinada a pasar a la historia, el “suicidio demográfico” de nuestro continente. En todas las partes del mundo aquello que asombra a los no europeos es que en Europa este tema dramático no esté en el centro del debate cultural e incluso en las campañas electorales.

Ningún país de Europa Occidental tiene una tasa de nacimientos por mujer que corresponda al nivel mínimo de mantenimiento de la población (2,1 hijos por mujer) indicado por los demógrafos. Italia con una tasa de 1,2 se dirige a convertirse en el país del mundo con el menor número de nacimientos, y ya lo sería si de los nacimientos registrados en los hospitales se excluyeran los hijos de inmigrantes residentes pero no ciudadanos italianos. España y Alemania compiten con Italia en este triste primado. Francia ha aumentado su nivel a 1,7 pero sus datos serían similares a los italianos si se excluyeran los nacidos de mujeres – inmigradas o ciudadanas francesas – de religión musulmana. Italia, Alemania, España y Países Bajos (en este último también, hijos de ciudadanos de religión musulmana excluidos) están por debajo del nivel bajo el cual los demógrafos piensan que un vuelco del trend sea imposible. Esto significa que países como Italia, si la situación no cambia, reducirán a la mitad la población en el transcurso de una generación. (Texto en cursiva extraido de esta web)

Programa, programa

ricos_pobres

Una religión para que tenga éxito ha de contener al menos una promesa: la inmortalidad.

Es lógico puesto que el mayor terror que tenemos los humanos es a la muerte individual, a desaparecer, a no saber qué pasará después de que muramos. No sería posible pensar en una religión sin un Edén, con huríes o cegado por el resplandor de Dios, la vuelta al Todo, al Uno o si se quiere a las vidas repetitivas y múltiples que promete el budismo. De lo que se trata es de vivir eternamente aun una vida de insecto, de lo que se trata es de ser inmortal.

“¿Era esto la vida? Se preguntaba Nietzsche, pues venga otra vez”. No importa el tipo de vida que se haya vivido, morirse es una desgracia pero no se trata de una desgracia cualquiera sino de una desgracia sin sentido. Es por eso que las religiones tratan de encontrarle sentido a la vida de cada cual incluso a la más miserable y es por eso que algunas religiones defienden la vida como si la vida fuera un derecho natural que está más allá de lo que tratamos de hacer con ella. Aunque el denominador común de todas ellas no es el sentido que se le da a la vida sino el sentido que se le da a la muerte, una muerte que se piensa en clave de redención, de revancha o de compensación

Y en política pasa un poco lo mismo. Hay políticos con éxito y poca razón y otros que tienen poco éxito y mucha razón. La clave del éxito de los partidos políticos no es la razón que se esgrime sino que sus mensajes sean fáciles de comprender y sobre todo que aborden uno de los problemas que aquejan a la mayoría de las personas: el tema de la desigualdad. Y una cara con gracia.

La igualdad vende políticamente del mismo modo que la inmortalidad vende teológicamente.

Todo esto pensaba yo el viernes por la noche mientras oía la entrevista -la enésima- que la Sexta le hizo a Pablo iglesias. Una entrevista que podeís ver aqui si aun no la habéis visto.

Y vale la pena verla porque es un tratado de marketing político bien hecho, Iglesias, tiene cintura, sabe zafarse, sabe debatir, no le tiene miedo a nada y lleva su discurso muy bien aprendido. tanto que parece un producto de laboratorio, un producto de diseño.

Así comenzó Lenin su carrera política. En realidad Lenin no era un hombre de acción sino un teórico que se hallaba en Suiza haciendo una tesis sobre las formas revolucionarias y aprendiendo de aquellas obras de ingeniería social que habían fracasado en el pasado, básicamente los socialismos utópicos. Allí aprendió cómo se hace una revolución y lo primero que aprendió es que uno no debe buscar islas paradisiacas para que allí florezca la utopia, tampoco vale iniciar una asonada general sino ponerse al frente de una revolución ya aparecida carente de liderazgos. No hay nada más triste que una revolución sin líderes, y si no lo cree vea que ha pasado con la primavera árabe o lo que pasó con el 68 francés.

La spanishrevolution fue una buena oportunidad para que aparecieran los primeros líderes con intención de aprovechar el descontento social que aquellas acampadas en la puerta del sol parecían demostrar y era cierto, tan cierto como aquellas barricadas de Paris o aquellos adoquines donde nosotros de jóvenes aprendimos que no había playas bajo ellos. Todo se vino abajo con la socialdemocracia.

Iglesias es un orador brillante, un debatidor profesional, un demagogo elocuente, pero carece del atractivo de Felipe Gonzalez para vender cualquier cosa antes de que entráramos en la OTAN, ni de la magia pontifical de Julio Anguita, aunque ambos parecen ser clones de Iglesias al menos en su manera de ver los problemas que aquejan a nuestro mundo. Clones anticuados, eso si. Pero mucho más atractivos que él y fracasaron (Anguita más que Gonzalez que engatusó a más de uno)

Iglesias vende un producto fácil de vender, que se vende solo como los Iphones, los Ipads o las tablets. No le hace falta demasiada publicidad (aunque tiene de sobra) en parte porque los medios han quedado fascinados por su figura. Y en parte por las redes sociales que son su segunda casa con la que aun no saben jugar los políticos tradicionales.

Un producto que podríamos llamar el plan “Robin Hood”. Se trata de quitarles dinero a los ricos para dárselo a los pobres. La trampa está precisamente en esta palabra un tanto polisémica “ricos”.

¿Quienes son los ricos en este país? ¿Cuantos son?

Vale la pena echar un vistazo al anuario Forbes de multimillonarios para caer en la cuenta de que en España no hay tantos ricachones como creemos. Aquí cuando hablamos de grandes fortunas estamos pensando en grandes empresarios, aristócratas o banqueros, pero no hay en España ningún ricachón que llegue al nivel de algunos propietarios de equipos de fútbol, árabes, rusos o no importa qué.

He consultado algunos documentos de “Podemos” para saber qué entienden ellos por “ricos” y de dónde piensan sacar ese “rescate ciudadano” para sacar a los pobres de su pobreza.

Han hecho el siguiente cómputo:

El punto de corte esta en 60.000 euros al año (aunque no dicen si es en bruto), por encima de esta cifra lo consideran un exceso de salario aunque tampoco dicen si ese salario corresponde a una persona fisica o a una unidad familiar. Y añaden:

685.546 declarantes del IRPF (13,76% de los declarantes en rendimientos del trabajo) tenían rentas brutas del trabajo superiores a 60.000 euros en el ejercicio 2011. El “exceso” salarial cobrado por estos declarantes asciende a 13.246 millones de euros.

Limitando sus salario a base de impuestos se podrían rescatar esos millones para pagar a los pobres.

Dicho de otro modo y dejando de lado a los ricos ricos (que parecen ser intocables), el programa de Podemos parece quere decir que limitando los ingresos de esos ricos-menos ricos se podrían financiar políticas sociales de rescate de los desfavorecidos.

La contradicción es la siguiente: Supongamos que hemos favorecido a 2.000.000 de pobres con esa quita. ¿Qué haría el partido de Iglesias para limitar el efecto llamada a todos los parias del mundo? ¿Qué haría con los subsaharianos o con los inmigrantes del Magreb que vendrían en tromba para hacerse con esa paga estatal Robin Hood?

Los primeros perjudicados serian los pobres de aquí que se verían amenazados por los pobres de allí. Entonces emergería quizá un “Podemos” de extrema derecha xenófobo, dirían.

La verdad es que yo conozco pocas personas que estén en ese nivel de ingresos al año, pero tengo algunos conocidos que son aun más ricos que esos de los 60.000 euros al año pero que no aparecen en ninguna estadística. ¿La razón? Pues porque no cobran nomina y si la cobran es testimonial. En realidad de donde ganan su dinero es dejándose las coronarias viajando y tratando de endosarles productos a unos y a otros. naturalmente estos ricachones viven muy bien a pesar de que apenas pagan impuestos.

Esta clase de ricos son indetectables pues perciben su salario en comisiones y tienen su dinero en Andorra, es un decir.

De manera que cuando oiga hablar de que los ricos van a sufragar los costes sociales de los pobres ya sabe a quien están apuntando.

A usted.

¿No es usted rico?¿No tiene piso propio y un apartamento en la playa o en la montaña?¿No tiene usted alguna propiedad aun ruinosa? ¿No trabaja también su mujer?

Entonces es usted rico.

Somos ricos. Los ricos.