La ablación de España

España rota

Si una civilización no puede defenderse de la barbarie, no merece vivirse en ella

La ablación es una práctica que consiste en mutilar genitalmente a las niñas  de tal manera que se les priva de clítoris y de labios mayores. Se trata de una práctica legal o alegal -pero tradicional- en ciertos estados del Africa subsahariana y cuyo sentido antropológico está relacionado con la fidelidad. Así estas culturas se aseguran que estas niñas al ser mayores encontrarán un marido (cosa difícil si no están infibulizadas) y que serán por así decir de fiar al carecer de placer sexual.

Naturalmente se trata de una práctica bárbara que aun se sigue haciendo e incluso se sigue haciendo con niñas que viven en nuestro país, si bien -por miedo a las represalias- los padres se aseguran de hacerlo en sus paises de origen, una práctica que llevan a cabo las abuelas, maternas claro está. El asunto es que recientemente ha saltado a la prensa el caso de cuatro hermanas que han ido de vacaciones a su país Mali, para llevar a cabo tan estúpida y bárbara práctica. Si ha saltado a la prensa es porque una de las hermanas le contó el asunto a una trabajadora social de su escuela quien a su vez puso el tema en conocimiento del fiscal de Euskadi, pues al parecer esta familia vive en Vitoria.

Me ha hecho mucha gracia la declaración del fiscal porque según nos cuenta, los autores del hecho no viven en España (son sus abuelos) y no podemos perseguir un delito que sucedió en un país donde la ablación no es un ilegal. De manera que el fiscal puede hacer solo dos cosas: procesar a los padres por complicidad (segura) en el citado asunto o bien quitarles la patria potestad, lo que según él no haría sino agravar el problema porque las niñas tendrían una doble victimización.

Y el fiscal tiene razón, con las leyes en la mano lo único que podemos hacer es agravar el problema: ¿separar a las niñas de sus padres para criarlas dónde? ¿En un orfanato publico?. ¿Meter a los padres en prisión para qué? ¿Para dejarlas huérfanas?. Hágase lo que se haga efectivamente no hará sino empeorar las cosas. Tal y como tenemos hechas nuestras leyes lo más probable es que nadie salga castigado y que se haga la vista gorda frente a este problema. Una vez más los niños serán las víctimas de legislaciones bienintencionadas, de tradiciones sanguinarias y de la impersonal tutela que los Estados ejercen sobre sus miembros menores de edad.

Sin embargo nadie ha pensado en una solución intermedia. ¿Por qué no devolver, (en realidad expulsar) a esta familia a su lugar de origen? ¿Por qué no extraditarlos? ¿No existe esta figura en nuestro ordenamiento jurídico? ¿Qué barrabasada hace falta cometer para que a uno le metan en un avión y le devuelvan a su pueblo?

Yo no se nada de leyes pero estoy seguro de que meter a esta familia en un avión debe ser mas complicado que ir al cielo para un pecador. Y es por eso que nos la envainamos y miramos hacia otro lugar. ¿Qué dirían los bienpensantes buenistas de este país?

En realidad este país nuestro antes llamado España también ha sido clitoriectomizado. Ni labios mayores tiene pues ya no encuentra ningún placer en su esencia: la de ser español. Y no ha hecho falta recurrir a Mali ni a las abuelas. Ha bastado con fraccionarlo en 17 españitas para que se quede mutilado genitalmente. Nuestras tradiciones ya no se respetan por nadie sin embargo todos están adoctrinados para respetar las ajenas. Se trata del auto-odio, de un instinto de destrucción que ha penetrado todas las estructuras de nuestro imaginario buenista. De la difusión de la culpa.

La ultima broma de nuestras españitas es la de desobedecer las directrices del ministerio de sanidad que ordenan de acuerdo con las directrices europeas no extender la tarjeta de asistencia sanitaria (SIP) a los inmigrantes ilegales. La Comunidad valenciana fue la primera (ahora ya no tenemos Conselleria de Sanidad sino Sanidad universal) y la Comunidad de Madrid la ultima en desobedecer. Y encima se quejan de que el Ministerio les amenaza con multarles. ¿Pero no es el Ministerio de sanidad la autoridad sanitaria competente?

En realidad esta situación no solo envilecerá aun más nuestra sanidad sino que la hará más precaria y distinta en según que territorio español. Unos extenderán la tarjeta a todo el mundo y otros no, con lo que las prestaciones entre españoles ya no dependerán de serlo 8español) sino de la Comunidad autónoma en que nos toque vivir. Se ha roto la equidad entre españoles.

Pero hay más.

Cristina Cifuentes, esa socialdemócrata del PP dice que ella extenderá la tarjeta a todos los ilegales porque se trata de una cuestión moral. Con lo cual lo que nos está diciendo es que ella es moral y los que nos oponemos a esta medida somos inmorales. Cifuentes ignora que la mayor parte de los crímenes se realizan por cuestiones morales, más del 80% según el estudio de Donald Black del que hablé aquí

Donald Black sostiene que sólo el 10% de los homicidios son producidos por rapiña como los que suceden en un robo o hurto, dicho de otra manera: los homicidios que se cometen por incentivos económicos directos son una minoria. El otro 90 por ciento son moralistas, una forma de pena capital en el que los autores son jueces y verdugos de una víctima que perciben que les han hecho daño de alguna manera y son merecedores de la pena de muerte. Ejemplos inquietantes:

Un hombre que “mató a su esposa después de que ella” se atreviera a llevarle la contraria en una discusión,” una mujer que “mató a su marido durante una pelea en la que el hombre golpeó a su hija,” un hombre que “mató a su hermano durante una acalorada discusión sobre los escarceos sexuales de este último hacia sus hermanas menores”, “una mujer que” mató a su 21 años de edad a su hijo hijo, porque él había sido “tonteando con los homosexuales y las drogas ‘”, por no hablar de las discusiones de tráfico, etc.

Dicho en otras palabras: la mayor parte de los homicidios se cometen durante situaciones de ira, situaciones comunes y banales, donde los individuos parecen no tener control sobre sus emociones pero que paradójicamente se perpetran siguiendo una siniestra inspiración de que el “otro” -la víctima- se lo merecía. Y dónde el agresor no tiene nada que ganar.

De manera que la moralidad así en bruto es muy sospechosa de inmoral.

Los idealismos morales son muy peligrosos.

Y lo son en este caso porque los incentivos (los recursos) no sólo son escasos sino que además de eso han sido recortados en los últimos tiempos, de tal forma que nuestras plantillas sanitarias son hoy menores que en 2011. ¿Cómo compatibilizar la sanidad gratuita, universal y equitativa con este nuevo escenario de recortes y avalanchas de ilegales que se nos vienen encima?

Y no me estoy refiriendo a los que huyen de la guerra de Siria, sino a los otros.

¿Quienes son los otros?.-

En esto de la sanidad hay desde luego mucha hipocresía y mucho politiqueo. En mis 36 años de ejercicio médico nunca en mi vida he exigido a nadie ningún papel, sobre todo cuando he estado en urgencias. ¿Qué creen ustedes que sucede cuando a Urgencias nos llega un enfermo intoxicado, drogado, agitado, esquizofrénico o con una urgencia medica cualquiera?

¿Creen ustedes que le pedimos la tarjeta?

Antes no había tarjeta, ni ordenadores, de manera que les asístíamos primero y luego preguntábamos y mucho más si la policía nos trae a un paciente psiquiátrico. Se le asiste o se le ingresa involuntariamente si así se considera oportuno aunque no tenga papeles. recuerdo ahora un caso de una mujer que estuvo ingresada durante casi un año sin que se supiera su identidad.

De manera que eso de atender a los sin papeles, se ha hecho siempre, no se trata de ninguna novedad..

¿Entonces de qué estamos hablando?

Estamos hablando de otra cosa. hablamos de partos, de operaciones de cataratas, prótesis de cadera o de rodilla. hablamos de intervenciones programadas que conllevan gastos más allá del propio acto médico. Hablamos de dinero, de fármacos caros como esos que se usan ahora para tratar la hepatitis C, de tratamientos oncológicos, de tecnologías de la imagen que cuestan un potosí, hablamos de eso cuando decimos que no podemos extender la sanidad gratuita a todo el mundo que la demande con el hecho consumado de ya “estar aquí”o bien de turismo sanitario, empadronarme aquí y vivir allí.

Y no podemos hablar de eso simultáneamente con esa política de recortes que los sucesivos gobiernos han llevado a cabo en nuestro país, los últimos años. Es sencillamente imposible asumir esos gastos y ese volumen de trabajo sin que se resienta la calidad.

Claro que si yo fuera político y lo que quisiera fuera romper España, no convocaría unas elecciones plebiscitarias, lo que haría es traerme unos 100.000 inmigrantes y darles papeles a todos. Eso rompería todos los equilibrios, la Sanidad que ahora tenemos se resintiría y la población bien dirigida y adoctrinada por la publicidad reclamaría la independencia o salirse del euro.

Y eso me daría la oportunidad de convertirme en un héroe para algunos. Yo fui aquel que me enfrenté a la amenaza del Estado. ¡Viva Cartagena!

Profecías sanitarias para la post crisis

Todo el mundo sabe cuales son las causas del crash ecónomico que se nos viene encima: no todo el mundo puede tener móvil ni VISA a pesar de que los bancos asi nos lo hicieran creer desde 1990 para acá.

Ser rico a crédito, creer que podiamos disfrutar de un adosado, tener el coche de nuestros sueños, viajar a lugares exóticos, irse de fin de semana al pueblo o a la playa, pasar las vacaciones en Benidorm, irse de Erasmus al Norte de Europa y sestear alli sin comprender ni una palabra, pensar que después de la universidad nos espera un trabajo fijo, bien remunerado y de por vida, comprarse una vivienda o dos. Son las cosas que se han terminado, el mundo ha dejado de ser una playa de vacaciones y amenaza de nuevo con ser un valle de lágrimas.

Eso es lo que nos dicen dos de los economistas mas interesantes de nuestro pais, me refiero a Niño Becerra y Marc Vidal cuyas ideas aparecen dibujadas en esta entrevista que podeis ver en este enlace.

En realidad los economistas como Niño Becerra y Marc Vidal son unos tios bastante aburridos y nadie sensato habia oido hablar de ellos hasta hace una semana o dos. El caso es que ahora se han convertido un poco en los gurúes de la nueva era, el Niño porque ha escrito un libro apocalíptico, casi de ciencia ficción titulado “EL Crash del 2010” y el otro que mantiene opiniones un poco diferentes -aunque nada optimistas tampoco- tiene aqui un blog para el que quiera seguirle.

Dicen ellos y yo les creo que no hay que fiarse demasiado de los políticos cuando anuncian que lo peor de las crisis ya ha pasado y yo añadiría que tampoco hay que fiarse de los best sellers esos que salen de la nada especulativa de un dia para otro y que anuncian distopías como la de 1984 que ya Orwell profetizó, no tanto porque no crea en la posibilidad de entrar en una post-crisis como la que describe Niño Becerra y que si asi fuera terminaria por cambiar el mundo dando lugar a nuevas clases sociales sino porque nunca leo best-sellers y lo que procede ahora es ahorrar y si alguien tiene algo que decir que lo diga gratis, aqui en la red. No pienso comprar ese libro, pero he captado las ideas fundamentales del mismo que están en este blog de “Espiritualidad y politica” gracias a los amigos que crean valor y no cobran royalties.

Hay buenas y malas noticias, primero comenzaré con las malas, luego hablaré de las buenas y finalizaré con una profecía sanitaria que pretenderá ser paralela al cumplimiento de las condiciones que predice Niño Becerra, un poco para que mis lectores piensen qué relaciones pueden haber entre las enfermedades y la economía.

Las malas noticias.-

  • Empobrecimiento y estrechamiento de eso que ha venido en llamarse clase media  que dará lugar a una nueva clase social “low cost”.
  • Empobrecimiento de las clases pasivas que verán sus exiguas pensiones constreñidas hasta el paroxismo.
  • Aumento del paro que dejará de llamarse asi y adoptará el nombre de excedentes laborales, una persona de cada tres estará en esa situacion de excedencia en 2012 y muchas de las personas que pierdan su empleo en los próximos años no volverán a trabajar jamás.
  • Disminucion del PIB y deflación: las cosas dejaran de tener valor porque nadie las consumirá, colapso de la economia, precios a la baja con pequeñas oscilaciones al alza debido a factores corrcetores que implementará poco eficazmente el Gobierno de turno.
  • Se acabaron los viajes a paises exóticos, los fines de semana, los coches caros, y el vivir como ricos siendo pobres, el vivir a crédito se ha terminado entre otras cosas porque nadie dará un credito a nadie sin solvencia lo que significa una caida sin paliativos del consumo y de la oferta caprichosa. Nos tendremos que apañar con un móvil de por vida y seguramente el automovil carecerá de interés por el racionamiento del carburante.
  • Se trata de una economía de guerra sin guerra y sin bloqueo a la cubana donde el eslogan será “solo lo necesario” en lugar de “lo que tu gustes”. Necesidad y deseo acabarán divorciándose, ya veremos mas abajo las consecuencias que tiene este divorcio para nuestro psiquismo.
  • El aumento de paro aumentará la inseguridad ciudadana y la delincuencia entre todos esos miles de deshauciados laborales, el gobierno no tendrá más remedio que legalizar algunas drogas como el cannabis – tal y como describe Orwell en 1984, en este caso la ginebra- y aumentar la oferta gratuita de la televisión a fin de que el orden público no se resienta demasiado.

Las buenas noticias.-

No hay mal que por bien no venga y hay quien ya comienza a profetizar que todos estos desastres económicos son una verdadera oportunidad para el cambio de nuestro modelo productivo anticuado y tutelado por el Estado, una cuestión que no todos comparten, asi algunos creen que estamos frente a un punto de inflexión para el capitalismo mientras que otros interpretan el momento actual como un ciclo pasajero muy parecido al de 1929,a la crisis del petroleo de los 70 o al colapso del 92.

Lo cierto es que una economía basada en el automóvil, el turismo y el ladrillo no es sostenible y nuestro pais se encuentra a la cabeza de esta falacia en la que muchos aun creen, sin llegar a entender de que las tres industrias no sólo son insostenibles sino antiecológicas, es por eso que algunos piensan que:

  • La crisis y la post crisis económica será el momento para redefinir nuestro sistema de producción inclinándose hacia la innovación, la defenestración definitiva de la industria obsoleta, la reforma del mercado laboral y de la función publica estancadas en nuestro pais por causas politicas durante decenios.
  • El abastecimiento de articulos de primera necesidad no correrá peligro, los supermercados seguiran estando llenos de género, el transporte seguirá funcionando y no habrá cartillas de racionamiento salvo para la gasolina.
  • El paro que rondará el 30% de la población en 2012 obligará a una redefinición de la familia como colchón protector, se han terminado las alegres emancipaciones y de personas viviendo solas con o sin hijos a su cargo. El numero de divorcios descenderá de forma directa al descenso del PIB.
  • Es muy posible que el empobrecimiento de la población y la abolición del capricho tenga consecuencias ecológicas y hasta climáticas, no hay que olvidar que las emisiones de CO2 de industrias obsoletas son la principal causa de agresión medioambiental.

Las consecuencias sanitarias de este statu quo.-

De cumplirse las predicciones de Niño Becerra las consecuencias sanitarias no tardarian en evidenciarse. Consecuencias que tendrian que ver con estos tres fenómenos:

  • Sustitución del deseo y capricho individual por la necesidad de sobrevivir.
  • Debilitamiento del Ego en favor del nosotros, usualmente del nosotros familiar.
  • Vuelta a la idea: “un nucleo familiar, un sueldo”, de consecuencias inimaginables para la salud mental de la población que volveria a tener cuidados parentales reglados y apoyos sociales consistentes.

Habría una coexistencia de dos núcleos bien diferenciados de la población, unos los desempleados (excedentes) que habitarian ciertos guettos urbanos verían incrementadas sus cuotas de sufrimiento mental relacionados con el consumo de drogas, el delito, la prostitución, la desestructuración familiar y el marasmo educativo y mental dando lugar a incrementos de la patologia dual (trastornos psiquiátricos solapados con adicciones). En otros lugares disminuirían las enfermedades relacionadas con la opulencia: depresiones, trastornos alimentarios, ansiedad, trastornos somatoformes, y lo que en otro lugar he llamado no-enfermedades y que tienen que ver con el hipercosumo yatrogénico de recursos sanitarios o de expectativas sobre la felicidad inconclusas.

Se mantendrían fijas las prevalencias de la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

En lo que respecta a las enfermedades somáticas, tanto el cáncer como las enfermedades autoinmunes sufririan una considerable disminución.

Tendriamos una sanidad tan buena como la cubana, tal y como cuentan en Science, Drain y Barry y que pueden ver en este enlace de prensa, pero no se confundan porque en realidad la sanidad cubana no es mejor que la nuestra, lo que cambia allá son las enfermedades que tenemos acá y que suelen ser producidas por la opulencia misma.

Imagine

La ganancia territorial.-

Imagine que todo le sale bien como a Forrest Gump, o que todas las mujeres se enamoran de usted como aquel entrañable personaje del “Amor en tiempos del cólera“, imagine que es usted el hombre más rico de la tierra como aquel que todo lo convertía en oro, imagine que no necesita dormir, ni comer, ni trabajar. Y que sus ideas, invenciones e inspiraciones se convierten en algo útil, sin que haya mucho trecho que recorrer entre la imaginación y el hecho en sí. Imagínese que todos quieren ser sus amigos, que el populacho se amontona en la puerta de su casa esperando verle o sólo tocarle. Imagínese que sus deseos aun inexpresados son órdenes para un ejército de servidores.

La noche oscura del alma.-

Ahora imagínese que un buen dia las cosas comienzan a torcerse, usted ha ido demasiado lejos y comienza a perder dinero, suerte y fortuna. Los acreedores se multiplican, sus amigos empiezan a abandonarle, su esposa huye de casa, sus hijos se avergüenzan de usted. De repente nadie le aplaude ni sigue sus indicaciones, el dinero parece esfumarse con celeridad, ya nadie le espera en la calle para saludarle y todos parecen rehuirle, las mujeres parecen haber cambiado de parecer con respecto a su irresistible atractivo. Sus ocurrencias ya no le hacen gracia a nadie y su móvil ha dejado de sonar, el Banco le embarga la casa y usted es procesado por sus deudas.

Pues eso es lo que les pasa a los bipolares por aquello de la fluctuación entre extremos. Tambien les pasa a muchos que no son bipolares pero que han caido en el influjo del exceso. Y después del exceso viene la privación porque esta segunda parte es la consecuencia de la superinflación que usted consiguió mientras duró la primera parte del sueño. O dicho de otra forma, esta historia no podia terminar de otra manera, le podemos llamar depresión pero mi me parece mejor llamarla decepción maníaca.

Algo parecido le pasa a nuestra economia, mientras sostuvimos que el crecimiento podia seguir creciendo ilimitadamente. Pero la realidad se ha acabado por imponer, no es posible crecer de forma infinita en un mundo con recursos finitos. Se impone pues eso que los economistas llaman el downshift o el slow, es decir privilegiar la eficiencia de los sistemas en lugar de favorecer la producción, lo que traducido al lenguaje coloquial significa, vivir con menos, más pequeño pero mejor.

Es lo que sostuvimos cuando eramos maoístas, sólo que ahora parece que esta idea ya no la sostienen los chinos sino los gurus de la economia mundial formados en Harvard. A los chinos les pasa lo que a los europeos que quieren crecer, el problema es que el modelo de crecimiento occidental se agota precisamente en China, ¿se imaginan ustedes un new deal chino propugnando una piscina privada para cada cual?. Seria el fin de la humanidad por falta de agua.

Menos es más como dicen los decoradores zen, y en eso si que tienen razón, o sea que el futuro de la sociedad está en la austeridad dado que el lucro se ha revelado como el gran impostor de las conciencias humanas de este principio de siglo desde Roosevelt para acá. El capital debe refundarse a partir de estas ideas y la “sangre sudor y lágrimas” que nos vienen deberán ser aprovechadas por los individuos para hacerse con una nueva conciencia que termine con el consumo, el derroche y el “más grande todavia” que parece ocupar el deseo de grandes masas de la población incluyendo al proletariado. ¡Ah como se equivocó Marx al fiarlo todo a los parias!

gordo-flacoY es algo que tambien tiene sus paralelismos con la nutrición humana ¿ustedes saben en que se parece un gordo a un flaco? Pues en que los dos están desnutridos. Y ¿saben por qué? pues porque para mantener el sobrepeso hacen falta muchos nutrientes (para no trabajar hay que trabajar mucho). Nutrientes que le faltan al flaco y los que consume el gordo en sus interminables digestiones. En realidad gordos y flacos son enfermos carenciales. Les pasa como al sistema productivo basado en el crecimiento: que siempre es perjudicial porque termina con los recursos necesarios precisamente destinados a crecer. Hace falta mucha energia para mantener esa vieja idea de una mayor producción al minimo coste. En realidad para mantener una gran producción hace falta consumir muchos recursos energéticos, haga usted la prueba y pásese el dia limpiando su adosado, verá qué le sucede al terminar la jornada. Lo que le sucede es que está usted agotado. ¿por qué? pues porque ha aumentando su entropia y no solo la suya sino la del universo: procede de su trabajo, aumentar el orden de su adosado ha sido al precio de consumir su energia y aumentar su desorden.

Es por eso que todo el mundo recomienda invertir en eficiencia y en conocimiento y no tanto en producción o en hacer engordar el PIB, ¿para qué queremos más ladrillos, fines de semana, piscinas privadas, campos de golf o adosados en Soria?

La depresión es la manera en que el trastorno bipolar se cura, la crisis economica es la oportunidad de curar la economia, la enfermedad fisica es la forma en que el organismo plantea una tregua al bebedor, al vicioso, al gordo o al codicioso. No se trata de poner trapos calientes y suprimir los esfuerzos del organismo para curar, sino de profundizar en la crisis, bajar hasta el infierno y tocar fondo.

Dejemos hacer a la naturaleza y no interrumpamos su trabajo.

John Lennon no era maoista pero abrazó al final de su vida la utopia marxista-pacifista asi un poco descafeinada y poética. Aqui mismo lo dice, imaginó un mundo sin cielo y sin infierno, sin posesiones y sin propiedad privada, un mundo en paz y fraternidad. No sabia el bueno de Lennon que el proletariado lo que quiere son móviles, coches y apartamentos en Marina D´or. Sin tetas no hay paraiso y sin beneficio no hay solidaridad. El cambio de la conciencia humana no procederá jamás de la utopia sino de la necesidad.

Menos mal que llegó la crisis. Menos mal que llegó la depresión. Sin parón, sin catástrofe generalizada no puede haber cambio, y si no lo creen pueden ustedes enterarse de lo que es la paradoja de Jevons. Es por eso que existe la enfermedad y probablemente tambien la guerra.