El curador de contenidos

portada-el-content-curator

Siempre me habían dicho que mi mente era como una licuadora, otros hablaron de pensamiento lateral, otros de heterodoxia, pero he tenido que escuchar una ponencia de @paulatraver en Gandia 2.0 para saber que lo que soy en realidad es un curador de contenidos. Un “content curator” por decirlo en inglés que es el idioma en que se inventó el término.

Un término que acuñó un tal Rohit Barghava que tiene una web con manifiesto y todo. y donde supone que el curador de contenidos es una ocupación con mucho futuro, que nunca podrán hacer las maquinas. La robotización no es pues una amenaza para nuestro curador de contenidos.

¿Pero por qué curador de contenidos? ¿Es que los contenidos están enfermos?

Bueno, los contenidos no pueden enfermar pero pueden ponernos enfermos de tanto contenido que circula por la red, tanto que ya es necesario que existan profesionales que se dediquen a organizar ese aluvión de información que amenaza con enterrarnos vivos y que llamamos infoxicación.

El curador de contenidos seria pues un profesional que se dedica a organizar esa información, pero con ciertas diferencias a como lo venían haciendo aquellos empleados de bibliotecas con manguito y flexo.

Las cuatro eses.-

4 eses

Search.- Significa “buscar”, y es algo que todo el mundo puede hacer desde que Google puso en nuestro camino su celebre buscador, pero es obvio que no vale cualquier búsqueda, hay que saber qué estamos buscando. Por ejemplo os hablaré d mis áreas de interés: “neurociencia”, “psiquiatría”, “psicología evolucionista”, “psicoanálisis”, “psicología”, “evolución”. Se trata de etiquetas que operan como buscadores en cualquier plataforma diseñada para tal fin. Busca esas etiquetas de tus áreas de interés y comienza a hacer búsquedas primero de forma grosera, mas adelante ya refinarás los resultados.

Select.- Significa “seleccionar” y esta es probablemente la tarea mas “profesional” de nuestro curador. Para seleccionar es necesario ser al mismo tiempo un experto en aquello que se busca pues de lo contrario lo banal puede estropearnos nuestra curación. Si no eres un experto en alguna parcela de conocimiento no podrás tener el criterio necesario para separar el grano de la paja y precisamente por eso las máquinas del futuro no podrán quitarte el sustento.

Este blog de Pablo Malo (@pitiklinov) es el “dorado” de la psicología evolucionista en castellano y uno de mis blogs de cabecera, en él encuentro no sólo las ideas y los temas que más me pueden interesar sino una amplia bibliografía de temas a consultar junto con ese gran invento que es el hyperlink que nos lleva siempre hacia territorios inhóspitos.

Sense making.- Dotar de sentido a  nuestro hallazgos es quizá la parte mas creativa e innovadora de nuestro curador. No se trata de juntar ideas o hallazgos de otros sino de -a partir de nuestra selección-  aportar nuestra propia visión del tema que llevemos entre manos. En este sentido el “blog de blogs” es decir la selección o recolección  de materiales diversos no cumpliría este criterio de “dotar de un sentido nuevo” y por tanto no será curación de contenidos, tampoco las noticias de un periódico cumplen esta condición y más aun: las noticias operan en un sentido contrario: no admiten la interpretación del periodista cuyo trabajo está mas cerca de la fidelidad a los hechos que a sus interpretaciones.

La hermenéutica empasta mal con el periodismo al menos en su versión más tradicional de informar sobre lo que sucede en el mundo siendo lo más objetivo posible sobre los hechos a comunicar.

Share.- Esta ultima condición es probablemente la novedad que ha introducido Internet en esta tarea -por otra parte conocida de selección e interpretación- que es la herramienta de cualquier experto que escribe un articulo sobre su especialidad. La novedad es que todo este proceso de “curación de contenidos” tiene como propósito el hecho de compartir. Si nuestro trabajo no se comparte y además de forma gratuita no podemos hablar de curación. Devolver a la red lo que es de la red.

Compartir cambiará el mundo y nuestra mentalidad a largo plazo, pero antes tendremos que librar una dura batalla contra las patentes, los derechos de autor y la censura, los monstruos que acechan a la red.

Pues compartir es lo que hace crecer exponencialmente el conocimiento pero precisamente este crecimiento exponencial es el que hace cada vez más necesario el “curador e contenidos” a fin de que la jungla de datos no invada nuestros cerebros y lo parasite como un germen llevándonos al marasmo. Las máquinas nunca podrán tener ese “dador de sentido” que es el cerebro del experto diseñado precisamente para operar “a prueba de fallos” y de tolerar fallos en su procesamiento. La máquina nos puede ayudar a proveernos de información pero el segundo y el tercer paso son puramente humanos.

 

Bibliografia.-

El blog de Paula Traver

Los contents curators

 

 

 

 

 

El efecto Werther

Suicide_rates_map_es.svg

Fue Phillps el que pidió prestado a Goethe esta conceptualización sobre los efectos miméticos de los suicidios que comenzaron a ser conocidos a partir del éxito editorial de una novela “Las penas del joven Werther” cuya popularidad y lectura hizo estragos entre los adolescentes de cuando entonces desatándose una verdadera epidemia de suicidios.

Desde entonces se enseña en las facultades de periodismo que no hay que hacer demasiada publicidad a este fenómeno ante la evidencia de que la publicidad incrementa los imitadores. de hecho los periodistas andan con mucho cuidado cuando informan de esta clase de cosas que en realidad contrastan con otros fenómenos que no obtienen el mismo tratamiento pero que también se contagian como la violencia de género, las agresiones contra niños y las andanzas de pederastas en la red o fuera de ella.

Recientemente parece que se ha abierto la veda sobre este asunto o al menos así lo reclaman algunos que se fundan en los siguientes argumentos:

  • El suicidio es la primera causa de muerte violenta en nuestro país
  • Dicen y es posible que en los últimos años haya habido un repunte de el numero total de casos debido a la crisis económica
  • Hay una relación (esto no está demostrado) entre los deshaucios y ciertos suicidios.
  • El ultimo tabú de nuestra sociedad debe caer y ser sustituido por información, aquí en este post el lector puede seguir los argumentos politicos en clave “progre” de este autor

Naturalmente hablar del suicidio en plan abstracto no perjudica a nadie, ni las estadísticas sobre el mismo o las teorías psicológicas sobre sus causas pero personalmente estoy convencido de que informar sobre el suicidio de tal persona en particular o los suicidios mediáticos incrementarían el número de víctimas de manera que les adelantaré mi posición sobre el asunto: los periodistas harán bien en mantener en secreto todo lo que sepan sobre esta conducta irreversible, su divulgación no haría sino seguirse de una oleada de imitadores, naturalmente teniendo en cuanta la popularidad de la víctima principal. ¿Se imaginan ustedes uno de esos programas de tertulias de telebasura añadiendo detalles morbosos al suicidio de una estrella del deporte o del rock?

Lo que dice Phillips en el efecto Wherter es que lo que seguiría a ese suicidio mediático seria una epidemis de suicidios y lo más sorpendente: de accidentes de tráfico que son  a veces suicidios encubiertos.

Como el lector puede observar la ratio de suicidios en España ronda los 10/1000.000 habitantes año y nos situamos en la segunda linea de una serie de paises que superan los 14/100.000 habitantes, naturalmente ciertos países no tienen estadisticas y es imposible conocer la incidencia de suicidio en ellos.

Lo interesante es que podriamos compararlo por ejemplo con este mapa donde se mide la edad de una primera relación sexual, observen:

average_age_at_first_sex_by_country-1

Y también podríamos hacerlo en relación al consumo de alcohol y los accidentes de tráfico, etc. Lo que encontraríamos es que los países occidentales y opulentos (incluyendo a la antigua URSS) presentan diferencias con respecto a sus vecinos del sur, pero si observamos solamente la vieja Europa nos encontraríamos con ciertos solapamientos entre todas y cada una de las variables que nos ocupan, por ejemplo Escandinavia y Centro Europa parecen a la cabeza tanto del suicidio, como de cualquier otra distopía social (alcoholismo, violencia de género, etc).

Lo único que parece afectarse a través de la información y de la prevención (que siempre se percibe como un abuso de autoridad) son los accidentes de tráfico y los accidentes laborales. Dicho de otra forma, las multas y el castigo.

Causas del suicidio.-

Lo primero que hay que saber es que el suicidio no es una enfermedad sino una conducta que no siempre va destinada a perder la vida, de manera que hablar de causalidad lineal es una ligereza. Morir y matarse no son la misma cosa, en las intenciones de un suicida pueden haber ocultas segundas intenciones como vengarse, dejar una buena indeminización a la viuda, la vergüenza (la devotio de los romanos o el harakiri de los japoneses) huir, dejar de sufrir o coaccionar a alguien, por ultimo es necesario recordar la función de “matar a otro” en la imagen interna de esa persona. De manera que es una conducta heterogénea que no debemos observar con la lupa de la causalidad ni de la psicopatología (en cuanto conducta). Por otra parte se sabe que ciertas enfermedades mentales como la depresión grave o el trastorno bipolar junto con ciertos trastornos de la impulsividad como el trastorno limite de la personalidad son grupos de riesgo para el suicidio, del mismo modo otras condiciones sociales como la edad avanzada, el alcoholismo y la soledad son condiciones que favorecen el suicidio. De modo que en cuanto prevención, hay que decir que el consumo de antidepresivos en una sociedad cualquiera minimiza el numero de suicidios de esa misma comunidad, del mismo modo la asistencia a estos colectivos más desamparados es también una buena estrategia de prevención.

wherter

Pero la mejor estrategia para prevenir el suicidio es evitar su mimetización, pero para eso hemos de hablar de una cuestión de la que ya hablé aqui a propósito del libro “Conectados” de Cristakis y Fowler”: la difusión hiperdiádica.

La difusión hiperdiádica es un concepto calcado del concepto “difusión de la identidad” de Erickson, que se utiliza para describir los problemas de identidad que arrastran ciertos pacientes como los border-lines pero no solamente ellos. Estas personas tienen dificultades para sostener un proyecto de vida que encaje con sus preferencias, habilidades y posibilidades y por contra se pegotean a los demás como proveedores de afecto, control y estimulación, también como objetos frustrantes y  quizá enemigos a la larga. Se supone -según la idea de Erickson- que estas personas carecen de una identidad concreta y autónoma y se refugian en las identidades de las que toman como partes con las que ahora se funden y más tarde repudian. Erickson llama difusión a este proceso de porosidad o de volatibilidad de la propia identidad.

En este mismo sentido Cristakis y Fowler proponen este mismo concepto de difusión para explicar que la mayor parte de nuestras preferencias, gustos, aficiones, sentimientos, emociones, proyectos, deseos, etc que no se cuecen en el interior del cerebro sino en los vínculos que establecemos con nuestras relaciones sociales, así concluyen que:

Más que saber cómo estamos hechos lo que interesa es cómo estamos conectados, con qué materiales, intensidades y coloridos.

Volviendo ahora al tema central de este post, el contagio de algunas condiciones o conductas como ponerse a dieta, comer en exceso, fumar cigarrillos o dejar de fumar, la obesidad e incluso la felicidad o el suicidio se contaminan a través de la red social propia según ciertas características que viene definidas por los grados de aproximación. entre cada nodo de la red.

En realidad todas estas ideas no representan ninguna novedad pues ya fueron expuestas por Durkheim en el siglo XIX. Hace algún tiempo hice un post a propósito de una cadena de suicidios que se dio en un lugar de Gales y que se propagó como un virus a través de la red social de Bebo. El lector puede leer allí, las ideas del que hasta la fecha más ha aportado sobre el suicidio.

De manera que me manifiesto a favor de la contención periodística de tales informaciones sobre todo cuando:

  • Se dan detalles sobre la manera de suicidarse.
  • Se dan detalles sobre la ausencia de alternativas en la búsqueda de soluciones a un problema dado.
  • Se dan hipótesis psicológicas no probadas como causa del suicidio.
  • Cuando se trata de una persona mediática que podría arrastrar a muchos seguidores en su contagio.

¿Qué es comprender?

La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero hay que vivirla mirando hacia delante. (Kierkegard)

gadamer

De la cita anterior se desprende que el acto de comprender algo se encuentra disociado en origen: por una parte necesitamos echar mano de nuestra memoria a fin de hacer encajar lo nuevo con lo viejo. Algo que solo podemos llevar a cabo a través de las semejanzas, las similitudes, los parecidos que encontramos entre lo nuevo que acontece y lo viejo que sucedió.

Leer más »

Psicopatología del troll

DoNotFeedTroll.svgDon´t feed the troll

La red ha propiciado la emergencia de nuevas patologías que se evidencian sobre todo en los comentarios que algunos contertulios realizan en los post. Cuando hablo de patologías no me estoy refiriendo naturalmente a las formas clásicas de patologia mental sino a algo más sutil: las patologias de los decires, las patologias de la discusión.

Es aqui donde cobra sentido el termino troll, que por conocido no voy a definir salvo para decir que es una emergencia de la web 2.0 y de su jerga.

El DSM-V ha sido muy criticado por abundar en una nosografía categorial que no hace sino ampliar más y más el listado de trastornos mentales hasta el paroxismo. Todo pareciera indicar que la mania categorial que guía a los ponentes de la APA no es una buena estrategia y que de seguir asi, muy pronto la asíndota del trastorno se confundirá con la curva de la normalidad impidiendo la discriminación entre normal y patologico.

Lo que mucha gente no sabe es que existe ya desde hace tiempo una corriente interna en la psiquiatría que propugna una nueva visión de la patología a través de ciertas dimensiones de la personalidad. Algo asi sucede con los tumores, los oncólogos ya no hablan de cáncer de mama, sino de marcadores biológicos y genéticos y sobre todo de positividad o negatividad del tumor a un determinado gen. En Psiquiatria no existen marcadores biológicos fiables pero si dimensiones de la personalidad que se encuentran en todos y cada uno de nosotros en distinto grado, un ejemplo de estas dimensiones es la “esquizotipia”, otra el “antagonismo”. En este artículo titulado “Te odio no me dejes” hay una buena explicación de la dimensionalidad.

El antagonismo es fácil de apresar como síntoma en ciertos trastornos mentales, por ejemplo en los niños se habla de trastorno oposicionista desafiante en donde se recalca el negativismo, como hace la psiquiatría clásica con ciertas patologias de los adultos, tambien en ciertos pacientes border-line hablamos de “demandas excesivas” o de elecciones destructivas por parte de ellos, tambien de ambivalencia y de la imposibilidad de estar solo al tiempo que se destruyen todos los vínculos de valor. Pero lo cierto es que este antagonismo de la patologia clásica no es considerado casi nunca como central en la personalidad de un paciente pues carecemos de una psicopatologia de lo dimensional. La verdad es que la observación de estas dimensiones requiere  de un instrumento mucho más fino, una lente de mayor potencia. Este instrumento es para mi la red, sobre todo las redes sociales y los blogs, la red 2.0, pues es precisamente esta red la que permite que los usuarios dejen comentarios y discutan o debatan con otros. Un magnifico observatorio para contemplar ciertas dimensiones como en este caso, el antagonismo que es al parecer el que tiene más adeptos.

El antagonismo puede definirse como la capacidad dialéctica para llevar la contraria o para oponerse a algo, usualmente a un argumento de autoridad. Aunque ciertas personas llevan a rajatabla este principio incluso en el hecho de vivir en antagonismo consigo mismo, seguramente esta es una posibilidad extrema. Piensen en lo siguiente:

¿Qué induce a una persona a dejar un comentario en un foro? ¿Por qué querria usted dejar su opinión en minoría con el resto de contertulios? o en cualquier caso ¿Por qué reincidir o insistir?

En un post anterior hablé precisamente del flaming en Internet y de cómo se habia propiciado que cada uno de nosotros llegáramos a la falsa conclusión de que cualquier idea es buena, merece la pensa difundirse o tiene el mismo valor que otras. Kahneman opina que cada uno de nosotros es capaz de construir una opinión sobre cualquier cosa. Somos simios opinadores, pero a cambio no sabemos discriminar qué es una opinión de qué es un hecho o una hipótesis.

Para el humano común, una opinión propia, es un hecho y un axioma, algo que no precisa demostración. Una opinión ajena es algo sometido a sospecha.

Mi impresión es que por lo general la gente común no deja comentarios y si lo hace es por civismo, por corresponder a alguién en su generosidad de compartir una determinada información. Lo usual es que los lectores asiduos de un blog tarden bastante tiempo en decidirse en dejar una marca de su paso por alli, la mayor parte de la gente son”vergonzosos” o “timidos” 2.0 y se inhiben cuando han de dejar una opinión. Es por eso que la mayor parte de comentarios en los post son positivos y remarcan la complicidad entre quien escribe y sus lectores.

Lo normal es no reincidir en los elogios, para no ser tachado de “pelota” por algun troll y pasarse de vez en cuando para aportar algo o hacer un comentario en la linea de apoyar los argumentos del autor tal y como se hace en las conversaciones corrientes. Pues una de las consecuencias de los trollers es que impiden una conversación fluida entre varios, acaparan la conversación, la llevan a su territorio y espantan a todos los usuarios que osaron dejar algun rastro cercano. El troll pretende una relación de privacidad, complicidad y excepcionalidad con el autor. Algo que le acerca sin duda a una figura similar: el acosador. El troll es un acosador intelectual.

Lo normal es no dejar comentarios en lugares con los que no comulgamos, ni en ideas, ni en intereses o en disciplinas tan alejadas de la nuestra que no llegamos a componer ni siquiera un criterio. Personalmente dejo pocos comentarios en los blogs, solo en los de algunos amigos y en aquellos que se encuentran comprometidos por la linea neurocientífica que yo asumo como propia: la psicologia evolucionista, la psiquiatria o las neurociencias en general. Naturalmente no se me ocurre entrar en un blog religioso para decir que no creo en Dios, me parece que ese tipo de comentarios sobran, son, por asi decir extemporáneos, la indiferencia es normal y adaptativa pero el antagonismo no lo es. Hay que ahorrar esfuerzos.

El antagonista lo que quiere es discutir, disentir, oponerse, ridiculizar o encontrar las debilidades o contradicciones de un determinado argumento, más concretamente de un determinado autor. No hay que confundir al antagonista con el que no está de acuerdo con algo o el discrepante, lo que caracteriza al antagonista es que no quiere discutir sino imponer su verdad. Y no imponerla a cualquiera sino a aquel que admira, pues no hay que olvidar que el troll elige a quién comentar. Mas adelante volveré sobre este asunto de la admiración.

Y lo hace a través del rigor, el troll llega a obsesionarse tanto con un autor que es capaz de leerse todo un blog para poder conocer mejor los intereses del mismo. Es un especialista sobre un determinado autor. He de admitir que los trolls que he tenido podrian hacer su tesis doctoral sobre mi pensamiento.

Pero los trolls no hacen tesis doctorales ni tienen blog, se ocultan. Y lo hacen con nicks diversos, pseudónimos e incluso bajo heterónimos como Pessoa. El troll es sobre todo un impostor que asume varias personalidades y que muchas veces se apoya a sí mismo en sus argumentos a través de otra identidad. El troll cambia de identidad pero su IP no cambia demasiado y es por eso que es fácil desenmascararle, asi y todo es posible que vuelva con otra máscara. El anonimato de la web 2.0 favorece la aparición de trollers entre otras cuestiones aun más graves, pero llegará un dia en que la web encontrará alguna forma de protegerse de ellos. La web del futuro no será anónima, la gente tendrá que dar la cara como cuando vamos por la calle. Curiosamente hay un enorme debate en Intenet sobre el espionaje de ciertos gobiernos pero aun no he encontrado a nadie que propugne abandonar el anonimato. Espionaje y anonimato son pues compañeros de viaje.

Y es algo raro que no se atrevan a escribir su propio blog pues algunos de ellos tienen mucho que decir y saben decirlo bien. Dado que su discurso  es monotemático su pensamiento encajaría bien en un blog sobre cualquier disciplina o temática. Hace falta más investigación para saber porqué los trolls no tienen su propio blog de troll, me atrevo a pensar que quizá su goce ande más bien por los senderos del antagonismo a secas, pero no estoy seguro, es posible que un blog dejara al desnudo sus carencias, vulnerabilidades o su verdadera identidad y es seguro que los trolls tienen una enorme dificultad con su identidad, incluso es posible que sufran algun tipo de difusión de identidad.

Y que la encuentren a través de oponerse a alguién a quien admiran. Lo interesante de la admiración es que nos obliga a situarnos en un peldaño inferior al que ocupa imaginariamente el admirado, la admiración (idealización) y devaluación son emociones que van en un mismo paquete. Cuando admiramos a alguien tenemos que preservar nuestro propio valor pues no hay admiración sin auto-humillación consciente y voluntaria. Es muy posible que algunas personas no sean capaces de admirar a alguien y conservar al mismo tiempo su autoestima, sin sentirse humillados o apabullados por aquel a quien admiran.

Y este es otro elemento a señalar respecto al troll. Me refiero a su autoestima.

Se trata de alguién con una excesiva autoestima, algo que se relaciona con lo que en psicologia y psiquiatría se conoce con el nombre de narcisismo.

Y el narcisismo empasta mal con la admiración pues la emoción que llamamos admiración existe para señalar el rango superior de alguien a quien consideramos más importante que nosotros mismos. ¿Como compaginar la admiración y mantener al mismo tiempo una autoestima hipertrofiada?

En realidad lo que hace sufrir al troll es la misma medicina que le podría curar, pues es precisamente la admiración lo que precisa reubicar sin que sea necesario sufrir por cada menoscabo de su narcisismo que en cualquier caso es exagerado. Cada interaccion con el admirado se traduce en una marca de sufrimiento narcisista pero también en una promesa de redención. Es por eso que el troll es adicto a volver y a reincidir en el mismo patrón de seguimiento y persecución del admirado, simplemente no puede parar.

Y es por eso que terminan por convertirse en odiosos. Y cuando los baneas utilizan el argumento del acosador. Se trata de un atentado a su libertad de expresión, pasando por alto el hecho de que en nuestra casa somos libres de aceptar visitas o despedirlas.

Existen muchos contenidos distintos en los trollers, algunos están especializados en politica (los que más) pero tambien existen trollers especialistas usualmente en pseudociencias y new age. Su negación de la importancia de la ciencia, el oscurecimiento entre creencia e ideas y la critica implacable a los argumentos racionales les identifica. Usualmente los trollers son dogmáticos y a veces incluso fanáticos, pero lo que más les caracteriza es la negación de un saber en el otro.

Criterios operativos para el diagnóstico.-

  1. Se trata de personas con múltiples identidades, casi siempre falsas y cambiantes. Cuando son detectados vuelven con otra identidad.
  2. Uso de un lenguaje rimbombante, tangencial, hermético, misterioso o de largas parrafadas que denotan enciclopedismo y erudición, usualmente parrafadas extraídas de otros blogs cuya autoría se  atribuyen con el fin de darse autobombo.
  3. Hostilidad más o menos manifiesta, sarcasmos, ironias, descalificaciones, argumentos ad personam, señalizaciones de errores, identificación de contradicciones periféricas y discurso orientado a los pequeños detalles obviando la totalidad.
  4. Negativa a asumir un diálogo entre personas a las que se puede aportar y a la vez ser enriquecido por ellas. El troll no quiere intercambiar información ni disfruta con el coloquio, tiene un sistema de aprendizaje cerrado, lo sabe todo ya, son los demás los que están equivocados.
  5. Inconsciencia total del malestar que generan en los demás, ausencia total de una conciencia de ser pesado, reiterativo, hostil o irrelevante.
  6. Mantenimiento de una idea o causa difícil de explicitar, usualmente una causa pseudocientifica o con poca base racional.
  7. El criterio principal sin embargo es de matiz subjetivo: el lector se aburre de leer siempre los mismos argumentos.

Tratamiento.-

Como siempre sucede en medicina la mejor medicina es la aplicación precoz del baneo. El baneo ha de hacerse sin contemplaciones y sin dar oportunidad a la cháchara al troll, no hay que olvidar que son muy hábiles y tienen mucha labia. Cualquier argumento será desmontado por otro y se da pábulo a seguir en un bucle sin fin de “dimes y diretes”. Ni en el parlamento se puede ir más allá de una réplica y contraréplica, de modo que en Internet hay que aplicar esa misma regla, los argumentos no pueden retorcerse hasta el paroxismo.

De manera que lo mejor es la detección precoz, algo que no es nada intuitivo y es por eso que este post quiere servir de ayuda en tal detección.

Profilaxis futura.-

Me han hablado de algunas plataformas que son trolls de trolls es decir personas que tratan de neutralizar los efectos de un troll a través de sucesivos y machacones mensajes de otros trolls ayudantes del autor en cuestión. Pero sin duda la mejor profilaxis es que los que estemos en la red estemos perfectamente identifcados, tal y como hacemos cuando vamos por la calle.

¿Alguno de vosotros sale a la calle embozado?

La conciencia global (Globcons)

Recientemente ha tenido lugar en la Universidad Jaime I de Castellón un congreso internacional llamado Globalcon o conciencia global con la conferencia estelar de Ervin Laszlo que desgraciadamente no ha podido ser traducida al castellano por una serie de problemas técnicos pero que podeis ver aqui. o aqui en la lista de reproduccion

Cuelgo aqui la mesa redonda sobre redes y empoderamiento en la que participé con una ponencia que titulé: el Hombre hiperconectado y donde hablo fundamentalmente de cómo el conectivismo nos cambiará no solo el cerebro (algo que ya estamos percibiendo) sino tambien el “contrato social” y nuestra manera de percibir los entornos de sociabilidad.

Video 1.-

Video 2.-

Video 3.-

Video 4.-

Video 5.-

El olvido del honor

Cuentan que el encuentro entre Luis Miguel Dominguin y Ava Gardner fue algo pactado y que aprovechando la intervención de la diva en una pelicula que se filmó en Madrid, ella pidió a alguno de sus secuaces que queria conocer al torero. Naturalmente el encuentro tuvo lugar en algún hotel de Madrid y hubo una noche de pasión y sexo. A la mañana siguiente el torero se levantó, se duchó y ella le preguntó en un español mal hablado:

– ¿Donde vas tan temprano?. A lo que el torero le contestó:

-¿Donde voy a  ir?, a contarlo.

Es la lógica del macho, con mucha testosterona y pocas entendederas.

Algo así le ha pasado a la concejala de los Yébenes, un pueblo de Toledo, llamada Olvido. Todo parece que ya se conoce: un portero de fútbol que al parecer era o fue su amante difundió a través de whatsapps un video que la concejala le mandó para su particular visionado. El caso es que el portero en cuestión- que se encuentra en este momento inculpado por un delito de difusión de la intimidad o algo así- lo pasó a sus amigotes del bar quienes a su vez lo difundieron a todo el pueblo y de ahi la noticia local pasó a ser noticia nacional, algo parecido a lo que sucedió con el “Ecce homo” de la abuela restauradora.

El caso es que Olvido fue puesta en un buen aprieto, no sólo porque era una figura pública (concejala del PSOE de su pueblo) sino porque era (es) maestra, estaba casada y además tenia dos hijos en esa edad de ser victimas de toda clase de bullylings y cachondeos. Asi que el portero la cagó bien cagada por alardear de tener contactos con el “poder” de aquel pueblo olvidado por todas las crónicas.

Personalmente tengo una enorme ternura por la concejal encoñada con un futbolista, al que le manda videos eróticos para favorecer sus erecciones, me parece algo heroico y que merecería -a tal heroína- una mejor calidad en su elección de parejas alternativas.

Es muy dificil explicar qué es el honor, aqui en la wiki, lo intentan. Pero todo parece un código anticuado, algo retórico que no tiene cabida en este mundo de hoy, donde casi cualquier cosa puede ser difundida en la red al poco de realizarse. Pero en realidad el honor es algo muy masculino, un valor que se ha perdido porque ya no existen hombres de verdad, ni siquiera Dominguín sabia nada del honor, ni el portero de los Yébenes. El honor es la salvaguarda de la intimidad de aquellas mujeres que se nos entregan y que nos concierne de por vida, pues cuando una mujer se entrega a un hombre no se está entregando a todo el personal sino solo a ése, con independencia de que mañana cambien de opinión. La lealtad, la confianza, la insensatez o la ingenuidad de Olvido es obvia en este episodio ibérico de machos que alardean en el bar.

Al honor le pasa lo mismo que al sentido común: o se está en él o fuera de él, no admite definiciones racionales y menos juridicas. En este caso los tribunales han entrado para dilucidar si la difusión del citado video es o no es un atentado a la intimidad. Al final todo quedará en nada, lo que es lo mismo que decir que la ley “no sabe no contesta”. ¿Es delito difundir (replicar) un video que se ha recibido por Internet?¿Hasta qué punto se trata de una violación de la intimidad si fue ella la primera en difundirlo?

Claro, si lo vemos desde el punto de vista jurídico, todo queda a oscuras. Evidentemente todos tenemos derecho a que nuestras conversaciones, nuestros desnudos o nuestras erecciones queden en privado a no ser -claro está- que se difundan adrede para ser vistos (un goce poco conocido por la gente en general), pero todos tenemos derecho a que nuestros destinatarios sean de cartas, emails o mensajes sean los que hemos decidido que sean. Y esto no se resuelve con leyes sino educando hombres de verdad que entiendan que esto de honor es algo que está por encima de las leyes.

Si hay honor no hace falta contratos, ni compromisos, ni leyes justicieras. Se trata de una abstracción que está por encima de lo escrito, que es anterior al Estado y a los códigos mercantiles. Si hay honor no hace falta fidelizar, ni comprar, ni firmar letras o hipotecas. El honor salvaguarda todo aquello que es de ley salvaguardar: la intimidad del otro es un bien que se entrega y por tanto es sagrado, como es la palabra dada para un ganadero.

Una vez dicho esto, es cierto que mirar y ser mirado son goces que escapan de la comprensión puntual de las personas comunes y que pertenecen a la subjetividad del gusto de cada cual. En ningún caso deben ser expuestos como pretexto para justificar la escasez de hombría del que puso en circulación el citado video. Apelar a las leyes y a la justicia no es más que una sobreactuación, el mal ya está hecho y aunque el portero resulte incriminado o no en este proceso, su deslealtad quedará inscrita en su conciencia para más adelante ser juzgada por su propia moral.

Cometió una bajeza, con independencia de que Olvido no sea una santa y que todo será, pronto o tarde, olvidado

Ya no quedan santas, ni falta que nos hacen, pero el honor es algo que merece la pena ser rescatado y enseñado en las escuelas.

Una sociedad narcotizada

El deudor es el culpable.

(Nietzsche)

Hace ya algunos años y durante un viaje en automovil a Alemania nos dedicamos mis acompañantes y yo a visitar antiguos campos de concentración nazis, asi llegamos a Bergen-Belsen donde según nuestras noticias habia habido un campo de importantes dimensiones. El caso es que nos perdimos (entonces no habia GPS) y  tuvimos que preguntar a algunos lugareños que nos contestaban con evasivas, dandonos pistas falsas otros y negándose a señalarnos el camino hacia el campo.

Al final lo encontramos y nos llamó la atención que después del tiempo transcurrido aun hubiera en la población alemana cierta reticencia a señalarles a unos turistas el camino adecuado para llegar al campo.

– Los alemanes se sienten culpables aun, del genocidio nazi, me dijo uno de mis acompañantes.

El caso es que en este tema de la culpabilidad colectiva no hay consenso. ¿Fueron los alemanes cómplices del exterminio de los judios? ¿Sabian o no sabian las actividades que se llevaban a cabo en esos campos?

Una pregunta improcedente dado que ya sabemos que se puede saber algo al mismo tiempo que lo ignoramos tal y como comenté en este post.

Lo cierto es que este tema de la culpabilidad colectiva viene siendo recurrente y precisamente ayer comencé a pensar en ello después de leer este articulo de Cesar Molinas que hizo furor en Internet y que a mi me parece uno de los articulos más lúcidos que he leido para entender el fondo de esta crisis económica. Al hablar de ella, los culpables habituales suelen ser la Merkel, Alemania otra vez, los mercados, la Banca, Lehman brothers, o el capitalismo una entelequia muy util para cualquier cosa, el acoso especulativo al euro etc. Cosas que la mayor parte de la gente no entiende y debe ser por eso que convocan a tantos creyentes. Es por eso que el articulo de Molinas es tan controvertido: le da la culpa a los politicos españoles, es decir a la casta politica que apareció  después de la transición.

Cesar Molina es un economista y matemático del que hasta ayer no habia oido hablar, por causalidad viral llegué a sua articulo del Pais que lei varias veces aunque ya a la primera vez me pareció que por fin alguien metía el dedo en la llaga y osaba decir la verdad sobre los males que afligen a España. Y que no son otros sino la clase politica y no es porque tengamos una clase politica mediocre que tambien,  lo que identifica a nuestra clase politica es precisamente el uso que hacen de lo que Molinas llama la captura de rentas, es decir la politica en España está asentada sobre la depredación del dinero de los otros: de la economía real y el paro y la ausencia de empleo se deben a esta causa y no tanto por la crisis sistémica. Los politicos españoles son una casta parasitaria que se asienta sobre aquellos que generan valor. Además los políticos son los que generan-precisamente por esta especialización depredadora- las distintas burbujas que coexisten simultáneas y que representa la mayor parte de la deuda de este país: la inmobiliaria, la de las cajas de ahorro, la de la energía, la de las autopistas por no hablar de otras tan importantes como las infraestructuras inservibles o inútiles, el fútbol, las comunicaciones de alta velocidad, el sobrecoste de las televisiones autonómicas, etc.

Nos resulta bastante dificil de admitir cuando alguien nos dice que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades” que pueda tener algo de razón. Y es verdad que algunos de nosotros hemos vivido siempre por debajo, sin embargo todos somos responsables de haber mirado hacia otro lado cuando -en la época del exceso- no dijimos ni denunciamos los abusos de la Gran Burbuja, esa que teniamos delante y que nadie preguntó cómo se pagaría. Somos pues una sociedad narcotizada por el veneno que ha logrado engordar a algunos pero cuyó café para todos algo llegó a beneficiarnos.

Y es por eso que somos deudores que somos culpables, ya lo decia Nietzsche y yo también lo conté en este post donde elucubraba sobre las diferencias entre la culpa (religiosa) y la responsabilidad laica.

El éxito del articulo de Molinás no pasó desapercibido para los defensores de la Burbuja. Inmediatamente se vieron tuiteos acusándole de “especulador financiero”, otros que desde una lectura imposible le endosaron a Molinas que quisiera llevar a España a la epoca de la restauración, otros que le acusan de neoliberal y otros como este señor de IU, es decir un politico que aparece aqui con una serie de argumentos que hablan por sí mismos de la mala educación que hemos recibido en este país -que tanto se engrandece de defender la educación publica y gratuita- y que ha dado como resultado que no sepamos debatir. Y nos especialicemos en argumentos ad hominem, tratando de descalificar al adversario poniendo en su intencionalidad o en su boca palabras y actitudes que no aparecen en el artículo en cuestión. Natural que cada cual defienda su pesebre y no es de esperar que los politicos actuales se hagan a si mismos el harakiri.

Del articulo del miltante de IU llama la atención el que para empezar llame a Molinás “ignorante” y “malintencionado”. ¿Fue eso lo que le enseñaron en su colegio? ¿A descalificar de entrada? ¿Como se atreve a llamar ignorante una persona que confunde “clase social” con “clase lógica”. Claro que podemos hablar de “clase politica”, se trata de la clase que contiene a todos los politicos sean del PSOE, IU o PP. Ya sabemos que todos los politicos no son iguales, algo que no contradice la definición de “clase”. Maldita LOGSE.

Una de las predicciones de la teoria de Molinás (y por eso es una teoria, porque permite hacer predicciones) es que los politicos preferirán volver a la peseta antes que tocar la estructura del Estado. Es natural que hagan algunas concesiones y que algunas autonomias adelgacen la representación parlamentaria o quiten el sueldo a sus diputados, pero no es más que una artimaña para que todo siga igual y que no prosperará. ¿De qué iban a vivir los politicos si les quitan el sueldo?

Y les dejo con algunas perlas del artículo citado:

La clase política española no sólo se ha constituido en un grupo de interés particular, como los controladores aéreos, por poner un ejemplo, sino que ha dado un paso más, consolidándose como una élite extractiva, en el sentido que dan a este término Acemoglu y Robinson en su reciente y ya célebre libro Por qué fracasan las naciones.Una élite extractiva se caracteriza por:

“Tener un sistema de captura de rentas que permite, sin crear riqueza nueva, detraer rentas de la mayoría de la población en beneficio propio”.

“Tener el poder suficiente para impedir un sistema institucional inclusivo, es decir, un sistema que distribuya el poder político y económico de manera amplia, que respete el Estado de derecho y las reglas del mercado libre. Dicho de otro modo, tener el poder suficiente para condicionar el funcionamiento de una sociedad abierta -en el sentido de Popper- u optimista -en el sentido de Deutsch”.

Dicho de otro modo, muy mal tienen que ponerse las cosas para que la clase politica española se transforme a sí misma en lugar de perpetuar sus prebendas.

Eso sólo lo hicieron las Cortes franquistas y seguramente porque no cobraban.