El nuevo orden mundial

propaganda

El nuevo orden mundial (en adelante NOM) es una teoria de la conspiración que estas navidades he estado persiguiendo y que me ha parecido muy entretenida como relato de politica-ficción, pues como todas las teorias de la conspiración ofrece datos reales y datos falsos mezclados de tal manera que construye un rompecabezas muy interesante para pensar las cosas según nuestros gustos, es decir construye sentido y como todo el mundo sabe lo que más nos pone es encontrar sentido aunque ese sentido no se corresponda con la realidad.

En síntesis consiste en pensar que tal y como sucedía en Matrix, existe un nucleo duro de toma de decisiones en algun lugar del mundo constituido por personas que siempre son masones, judíos, sociedades mas o menos secretas o reptilianos según cada interpretación, en cualquier caso ricachones plutócratas con ambiciones de dominar el mundo, auqnue personalmente echo a faltar a algun jeque árabe. Curiosamente los ricachones del golfo no están en Sion. Para los teóricos de la teoria NOM, todo está conectado tal y como podemos ver en este post, escrito por alguna persona experta en ver conexiones alli donde no las hay, lo que no deja de ser una excelencia cognitiva: errores tipo I, les llamaríamos hoy. Hasta Podemos está relacionado con la guerra de Siria, pero vamos precisamente a echarle un vistazo a esta guerra para ver si hay alguna relación entre ese conflicto local y los problemas sistémicos que padece el mundo.

Para entender la guerra de Siria en sus dimensiones históricas y estratégicas lo mejor es que el lector visione este video que en 5 minutos nos cuenta los antecedentes y presente del conflicto explicado de una manera fácil, para dummies.

Como el lector podrá ver en esta guerra se dan cita otros intereses bien distintos a los que podría entenderse como simples conflictos locales. las potencias USA, UE, Rusia, Irán, Israel y Turquía tienen intereses propios que defender en esa conflagración y no está muy claro quién apoya a quién, es dificil saber quién es el bueno y quién es el malo aunque lo más probable es que todos sean malos a juzgar por el genocidio que se ha llevado a cabo. Turquía ha pasado de ser un aliado occidental a convertirse en uno ruso en poco tiempo junto con una reconversión al islamismo de su presidente Erdogan. Lo que es evidente es que esa guerra se produce en un lugar mientras que los que intervienen en ella están en otro,  eso es cierto pero aun no hemos llegado el núcleo duro de Sion, estamos hablando solamente de países extranjeros con intereses en el creciente fértil.

A occidente lo que le interesa es que la región se estabilice -parece que ya han renunciado a democratizar la zona-  y pueda extraer los recursos (petroleo y gas) de una manera fácil y barata. El acceso de Siria al mar mediterráneo ofrece buenas garantías para los gasoeductos más allá de la via marítima dando la vuelta a la península arábiga desde el golfo pérsico. El problema es que Bashar Al Assad es aliado de Rusia desde hace mucho tiempo y no parece fácil desalojarle del poder como sucedió con su homólogo en Irak, Sadam Hussein. La guerra civil en Siria es obviamente un error de las potencias occidentales -otro más- a la hora de valorar sus alianzas en ese avispero que es el mundo árabe fuertemente escindido al menos entre dos facciones, chiíes y suníes, enemigos irreconciliables.

Y para estabilizar esa zona es necesario reconducir los errores que se produjeron en el reparto geográfico tras las guerras mundiales europeas. Las fronteras trazadas a mano por Inglaterra y Francia fueron de una incompetencia absoluta, al dejar sin resolver los problemas tribales que enfrentaban y enfrentan al mundo árabe (chiíes contra suníes), los religiosos (musulmanes contra cristianos y /o judios),  problemas derivados de minorias étnicas sin Estado como los kurdos y la deuda que el imperio otomano en su derrota no terminó de liquidar con el mundo árabe y su sueño de la Gran Arabia que Nasser trató de resucitar sin éxito.

De manera que en esa guerra hay al menos otras cuatro guerras inscritas, un ajuste cuentas que parece no tener fin. Y que no lo tendrá fácilmente mientras Rusia y USA no lleguen a un acuerdo y no cabe duda de que la solución es encontrar un nuevo reparto de fronteras y países que logren albergar a todos estas etnias escindidas, un ejemplo son los kurdos, sin un Kurdistán libre no habrá paz en Turquía ni en Iraq.

¿Hay una agenda del NOM?.-

Según los conspiracionistas que defienden la existencia de ese nucleo duro de Sion, de lo que se trata es de conseguir:

1.- Un gobierno mundial único

2.- Una única moneda.

3.- Sin fronteras entre las naciones: tráfico libre de mercancías y personas.

4.- Un ejército y una policía únicas que intervengan puntualmente alli donde existan conflictos.

5.- Una religión y un idioma únicos.

Como puede observarse se podría tratar de una utopía hippye casi, aquella que cantara John Lennon en Imagine, pero en la interpretación de los resultados hay dos variantes posibles: unos se inclinan por pensar que estos objetivos pueden alcanzarse de buena fe, es decir aprovechando la buena voluntad de individuos y pueblos, mientras otros ven en este panorama la eclosión de un peligroso totalitarismo, una especie de neofascismo orweliano.

Para empezar habría que homogeneizar las poblaciones , las razas, las culturas, exterminando idiomas, religiones, creencias, tradiciones, mitografías y etnias peligrosas (las portadoras del gen guerrero), aniquilar culturas enteras, amputar el etnocentrismo y someter a la población a un ojo externo similar al que Orwell imaginó para su Gran hermano. Es decir el remedio podría ser peor que la enfermedad, una distopía asi puede imaginarse pero es dificil pensar cómo podría llevarse a cabo teledirigida desde ese centro de Sion, donde un puñado de prohombres supuestamente homógeneos entre sí llevarian a cabo tal proyecto.

Pero lo cierto es que algunos acontecimientos de los que están sucediendo en Europa hacen pensar en una agenda así. Una agenda que trata de fracturar y desestabilizat los estados-nación. No olvidemos que los estados-nación son el principal enemigo del NOM. En este sentido el nacionalismo catalán es un ejemplo de desestabilización hispánica que pareciera como programada por alguna mano negra.

Pero no sólo el estado sino tambien la familia como sede subjetiva de cualquier identidad ha de ser socavada y no cabe ninguna duda de que a pesar de resistir, la familia ha perdido vigor como tampón social de adversidades económicas y emocionales de sus miembros, el feminismo, las leyes de género y las leyes de identidad de género parecieran haber sido pensadas por esos extraños habitantes de Sion. Del mismo modo la religión católica y las cristianas y su tradición parecen ser un obstáculo a estos supuestos propósitos desestabilizadores. Al fin y al cabo la religión católica es fuente de individualismo y muy complicada metafísicamente si la comparamos con la religión musulmana más orientada hacia el conformismo y el colectivismo. De elegir a una de las dos, los del núcleo duro eligirían esta última, al fin y al cabo es la unica religión que garantiza orden en esa “lacra”que ha venido en llamarse emancipación de la mujer.

Pero de lo que no cabe ninguna duda es que la llamada “crisis de los refugiados” ha sido el acontecimiento más importante de los ultimos años y el que de alguna manera está desestabilizando con más fuerza la UE. Existen evidencias y no solo conspiranoias que nos permiten establecer que hay un plan para llenar Europa no solo de refugiados de la guerra de Siria, sino tambien del Norte de Africa, la avalancha crece dia a dia sin que las autoridades hagan nada más que andar muy preocupadas por la xenofobia. Les preocupan más las acciones xenófobas probables que las acciones terroristas o aquellas protagonizadas por inmigrantes o refugiados contra la propia población civil. Algo muy sospechoso. Tanto que si yo fuera conspiranoico pensaria que la Merkel pertenece a ese núcleo duro de Sion.

Pues parece claro que una forma de asegurar la xenofobia es el incumplimiento de la ley y el abuso que se ha cometido con la admisión de refugiados. De manera que otra vuelta de tuerca seria pensar que en realidad nuestro grupo de Sion, lo que anda buscando es precisamente eso, un recrudecimiento dela xenofobia y la persecución al islamista.

Pero mi opinión es que no existe solo una agenda en este mundo interconectado y caótico que nos ha tocado vivir. Obviamente Soros no pertenece a ese supuesto clan de Sion. Soros -si es que existe este personaje- va por libre aunque muy probablemente suscribiria ese plan de NOM aunque es dificil saber qué piensa o pretende ese hombre o qué fines persigue más allá de financiar la Sexta o a Podemos o golpes de estado en Ucrania -según dicen- claro que lo que dicen también forma parte de esa otra agenda que llamamos “propaganda” y ya sabemos que lo que persigue la propaganda es que haya mucha gente que crea algo con independencia de que ese algo sea verdadero o falso: si hay muchos que creen en una mentira, al final de esa mentira surge una verdad. Es por eso que lo mejor es no creer en nada de lo que oigamos y menos en la red.

Primero fue el mito, luego la razón, mas tarde la ciencia y ahora la conspiranoia, es decir la postverdad.

Claro que los medios tradicionales tampoco son de fiar y yo ya he dejado de confiar en casi todo el mundo después de enterarme que el supuesto autor de la masacre de Berlin habia dejado su documentación en el camión y que las autoridades rusas ya sabian -antes de encontrar la caja negra del Tupolev- que no se trataba de un acto terrorista. ¿Cómo lo sabian?

Por cierto y para los que no lo recuerden, el Tupolev que llevaba al coro del ejercito sovietico se dirigía a Siria y fue derribado sobre el mar Negro. Repasen un poco la geografía de la zona y verán qué territorios aéreos cruzó.

No hay una agenda, hay muchas agendas que parecen ser una.

Y sobre todo hay un simulacro universal en manos de los mercaderes del apocalipsis.

Déjà vu

Todos tenemos alguna experiencia de la sensación, que nos viene ocasionalmente, de que lo que estamos diciendo o haciendo ya lo hemos dicho y hecho antes, en una época remota; de haber estado rodeados, hace tiempo, por las mismas caras, objetos y circunstancias; de que sabemos perfectamente lo que diremos a continuación, ¡como si de pronto lo recordásemos. (Charles Dickens)

Crosby,_Stills,_Nash_&_Young_-_Deja_Vu

Uno de los mejores álbumes de la historia del pop- rock

El “déjà vu” es un fenómeno psíquico corriente pero misterioso. Se trata de la sensación de que una situación nueva ya se ha experimentado antes, o sentir de que se ha sido testigo de algo ya visto anteriormente. La contradicción está en que si nos encontramos en una situación nueva -como por ejemplo estar en una ciudad en la que nunca antes hemos estado- no es posible recordar nada de ella puesto que de lo contrario no seria para nosotros una novedad y conservaríamos algún recuerdo de la misma. Lo curioso es que la experiencia del “déjà vu” se acompaña de un sentimiento de sobrecogimiento y de extrañeza.

Existen varias versiones del mismo fenómeno, unas veces tenemos la sensación de haber visitado ese lugar (déjà visité) o de haber sentido tal sentimiento o el déjà vécu (ya vivido). En realidad se trata de variantes del mismo fenómeno, una paramnesia por decirlo en términos de fisiología de la memoria. Por misterioso el fenómeno ha sido estudiado por ocultistas, científicos de la memoria y también muchos artistas la han tomado como tema de inspiración, así, Beyoncé, Michael Posner y muchos otros tienen canciones con ese lema. También Crosby, Stills y Nash se ocuparon del asunto en clave de metempsicosis, claro.

La idea es la siguiente: si estoy en una situación nueva y tengo la sensación de que ya he estado aqui, entonces es obvio que yo en otra vida tuve esta experiencia solo que no la recuerdo.

Letra de déjà vu.– If I had ever been here before I would probably know just what todo Don’t you? If I had ever been here before on another time around the wheel I would probably know just how to deal With all of you. And I feel Like I’ve been here before Feel Like I’ve been here before And you know It makes me wonder What’s going on under the ground Do you know? Don’t you wonder? What’s going on down under you. We have all been here before We have all been here before We have all been here before We have all been here before

Que más o menos viene a decir lo siguiente:

Si alguna vez estuve aquí antes sabría que hacer ¿No? Si alguna vez había estado aquí antes en otro momento alrededor de la rueda Yo probablemente sabria cómo tratar Con todos ustedes. Y me siento Como si hubiera estado aquí antes me sientoComo si hubiera estado aquí antes Y sabes, esto me hace preguntarme ¿Qué está pasando debajo de la tierra ¿Sabes? ¿No te preguntas? ¿Qué está pasando por debajo de ti. Todos hemos estado aquí antes, Todos hemos estado aquí antes, Todos hemos estado aquí antes, Todos hemos estado aquí antes.

La hipótesis de CSNY es que la vida es una rueda (¿karmática?) y que todo sucede por debajo de la tierra, algo así como en Matrix.

Lo cierto es que el tema es muy bueno, sin embargo la hipótesis que maneja no me gusta nada, hay otra, es ésta: Cuando nos enfrentamos a una situación nueva sucede algo extraordinario, algo que suele suceder espontáneamente pocas veces en nuestra vida, nos encontramos nosotros allí, inmersos en lo nuevo y es por eso que tenemos o adquirimos una sensibilidad especial a sentirnos (acordarnos de nosotros mismos), ¿quien no ha tenido esa experiencia y no se ha preguntado: qué demonios hago yo aquí?. Uno se siente extraño, conmovido por esa consciencia de sí hipertrofiada y favorecida por las circunstancias de la novedad.

Y lo cierto es que a lo largo de nuestra vida hemos estado expuestos a muchas situaciones de esa naturaleza, hubo un tiempo en que todo era novedad. ¿Qué recordamos de ellas?. Sabemos que sucedieron, por ejemplo yo sé que estuve en Paris en 1968, se que estuve allí (como dicen CSNY) pero apenas puedo recordar con detalle algunas escenas. Lo mismo sucede con todas y cada una de esas novedades que degustamos en algún momento de nuestra vida, recordamos el suceso pero no seriamos capaces de recordar más que detalles irrelevantes e imprecisos del mismo. Más aun podemos falsificar esos mismos detalles.

Y lo que nos queda en el recuerdo es solamente la impresión de sí, aquella extrañeza ¿Qué hago yo aquí? Y eso es lo que nos vuelve cuando estamos en una situación que representa para nosotros alguna novedad. No hay rueda, no hay karma en ello, sólo una jugarreta de la memoria de cuando aun conservábamos la capacidad para el asombro.

La fotosíntesis humana

La fotosíntesis puede definirse de varias formas, es una cualidad de las plantas y sirve para transformar la luz en energía quimica, algo que llevan a cabo las plantas a través de un pigmento verde llamado clorofila. Pero esta no es la unica potencialidad residente en la fotosíntesis que al menos sirve para otras cosas:

  • Transforma lo inorgánico en orgánico.
  • Transforma el CO2 en glucosa y desprende O2
  • Transforma la energia lumínica (cierta parte del espectro) en energía química.

Se trata de un proceso extraordinario y en cierto modo misterioso, pues transformar lo inorgánico en orgánico es bastante complicado en el laboratorio, del mismo modo es complicado sintetizar glucosa a partir del CO2 del aire. Pero aun mas misterioso es averiguar de donde extrae la planta la energia que necesita para sus procesos metabolicos o de crecimiento.

Hasta ayer, pensabamos que era de la lucosa de donde extraia la planta esta energía pero existe una nueva teoria.

Lo que plantea esta teoria es que la energia se extrae a partir de una reacción quimica llamada la disociacion del agua. Consiste en transformar 2 moleculas de agua en hidrogeno y oxigeno. Esta reacción se lleva a cabo soltando 4 electrones de alta energia, para inmediatamente revertirse (pues el oxigeno es tóxico). La disociacion del agua y su inmediata reversión formaría un latido, una especie de contracción-expansión de la molécula de agua que daria como resultado una especie de movimiento perpetuo en el interior de la planta. Ese movimiento seria el aporte energético de la planta quedando la glucosa como un reservorio de energia destinado a la construcción de la materia propiamente dicha en el organismo.

La fotosíntesis es un proceso tan curioso que cuando uno empieza a conocerla mejor enseguida le viene a la cabeza cómo es posible que pagemos tanto por la luz que consumimos en nuestras casas teniendo como tenemos una fuente de aprovisionamiento inagotable como es el sol que en ciertos organismos  pueden aprovechar para hacer cosas insólitas como sintetizar glucosa a partir de desechos de nuestra respiración. Uno se pregunta por qué no hay algun ingenio que sea capaz de hacer lo mismo o algo parecido para tener energia gratis para toda la humanidad.

Esta era al parecer la idea de Nicolas Tesla.

Eso fue lo que pensé mientras escuchaba al Dr Arturo Solis hablando en el colegio de médicos de Castellón sobre su teoria de la fotosíntesis humana.

De lo que dijo el citado doctor -oftalmólogo de profesión- en aquella conferencia voy a centrarme en las cosas que creo que pueden ser verdad (aunque improbables) y de las cosas que dijo que inducian a pensar en otras cosas. No voy a referirme a las falsedades que pillé al vuelo, ni en la simpatía o antipatía personal (por sesgada) que me produjo el citado doctor, ni tampoco voy a perder el tiempo en criticar “su medicamento”. Al parecer un medicamento que ha sido retirado por las autoridades sanitarias españolas por no llevar en sus envases la composición exacta y no haber pasado los controles que se exigen a todo medicamento nuevo. De manera que el Quiampi I que asi se llama su remedio para todo no sabemos que es, aunque he encontrado en Internet algunos rastros de su fórmula que al parecer está patentada (el lio de las patentes, daria para otro post) en Europa oriental y tambien en su pais, en Mexico.

Para Solís, en un estilo de lo mas schopenhariano “todas las enfermedades son la misma enfermedad” y por tanto su remedio sirve para todo.

El cuerpo no sabe medicina, afirmó.

Pero la idea central de su discurso es la siguiente: ¿Son los animales capaces de llevar a cabo un proceso similar a la fotosíntesis de los vegetales?

El Dr Solis responde afirmativamente a esta pregunta, solo que en nuestro caso este proceso se lleva  acabo a través de la melanina.

La melanina es un pigmento color marrón oscuro o negro que es el responsable de que en verano nos bronceemos. Pero esta es una visión muy pobre de las funciones de la melanina, efectivamente la melanina tiene un caracter adaptativo y sirve para defendernos de los ataques del sol, más concretamente de los malignos rayos UVA que son los responsables del cancer de piel. Sin embargo recibir luz del sol tiene otras propiedades benéficas para nuestro organismo, por ejemplo la activacion de la vitamina D3, necesaria para nuestros huesos y cuya ausencia se objetiva en el raquitismo.

Pero el Dr Solis va más allá de eso y afirma que la melanina es la clorofila humana y que tiene funciones parecidas.

En lo que se parece es precisamente en su capacidad de disociar el agua y promover ese latido reversible de la reacción química -que el llama primordial- y que en su opinión dio lugar al comienzo de la vida.

De ahi extraemos segun Solís la energía (de la fotosíntesis) y no de lo que creiamos hasta ahora: la glucosa.

De manera que con un poco de melanina incluso podriamos pasar del aire. Es el futuro. Pero ah! el propio Solis nos desengaña: los humanos no somos autotrofos.

Les dejo con este video donde una bloguera bien conocida en el mundo new age le entrevista aprovechando su visita a España donde ha venido a publicitar su Quiampi I:

¿Alma o Dios?

Personalmente creo que es absolutamente compatible un desarrollo o progreso como el que entendemos en occidente y una espiritualidad plena como la que entienden en Oriente o incluso como la entienden algunas personas occidentales. El problema está en la confusión entre el principio espiritual, el Fundamento: el alma y su supuesta procedencia, Dios. En esa batalla van ganando los dioses y más desde que el alma ya no se llama alma sino mente, subconsciente o psiqué. Los laicos tenemos que recuperar el concepto del alma pues es el único concepto, el unico “meme” que puede oponerse a la creencia en Dios y por tanto la única idea que puede resultar ser ecuménica, es decir integradora.

El problema es pues el aspecto religioso que existe detrás de la palabra Dios, el problema está en la creencia que es el germén de la intolerancia, de la razón alcanzada quién sabe si a través de la revelación, una anti-razón por así decir y por tanto la que genera la herejía y da lugar a las persecuciones de los iniciados contra los apóstatas tanto o más de lo que sucede en politica con buenos y malos. El problema es la creencia religiosa (o politica), el aspecto idolátrico de todo este tinglado. Porque la gente de lo que tiene necesidad -más bien asi se modeló su mente- es de un Otro al que seguir, al que adorar, esa pulsión es tan fuerte y tiene tanta tradición, está tan enclavada en el fondo de la memoria colectiva que una religión sin apóstoles, sacerdotes, escenografía, gurús, santos, imágenes, preceptos o lugares sagrados no tendría seguidores.

Y la religión es incompatible con el progreso, eso parece demostrado.

Hasta las religiones sin Dios como el budismo tienen un cierto tufillo idolátrico, ellos adoran creo a un Buda viviente que además es intercambiable, con lo que resuelven de una vez por todas el problema del Mesias, del Salvador, del Esperado, ellos nombran uno cada vez que lo precisan y asunto liquidado. Yo tengo muy poco respeto por las religiones y mucho por las necesidades espirituales de los individuos, porque creo además que no son la misma cosa aunque tiendan a confundirse. Creer en Dios es un asunto bastante diferente a sentirse parte de un Todo, o a sentir que uno es parte de algo supraindividual, incluso a creer que el alma, la Psiqué, o lo que sea es algo eterno. Yo creo que de haber alguna sustancia eterna no seria Dios sino otra cosa, probablemente algo mas cercano de lo que creemos a nosotros mismos.

Es evidente que los dioses han pactado mantener a la Humanidad en una cierta privación, es evidente que los dioses precisan de una casta de iniciados y es evidente también que esas castas han mantenido ocultas las herramientas espirituales necesarias para hacer progresar a la humanidad. No cabe ninguna duda de que la religión es y ha sido históricamente enemiga de la ciencia (del mismo modo que las ideologías), enemigas del progreso y enemigas de la vía esotérica, aquella que buscaba el ser humano individual a solas, sin la mediación de otros. Freud en el “Porvenir de una ilusión” ya hizo mención a esta pulsión gregaria del hombre que busca a un otro al que adorar.

A mi me parece que este surgimiento de eso que llamamos “new age” lleva muy mala pinta: tenemos a Leonardo Boff haciendo mítines y mezclando churras con merinas, tradiciones animistas con el cristianismo, magia con ciencia, el calentamiento global (un problema político) con la alimentación integral (una forma de agricultura carísima y que no resolverá el problema del hambre). Vuelven liturgias oscurantistas y se propugna el uso de drogas como método de alteración de la conciencia, viajes al Perú en busca de “no se qué” que aquí no sabe encontrarse, y en fin por no hacerlo muy largo que me parece todo muy superficial, una mezcla sin sentido. Y ese es el problema que veo en la emergencia de estas nuevas “religiones” con independencia -es necesario decirlo tambien- que la ciencia, la politica y la economía necesitan un cambio de paradigma tal y como dice aqui Antonio Ruiz de Elvira.

Creo que muy pocos son los que atisban que el problema no tiene soluciones colectivas, ni se resolverá apuntándose a una comuna o a un cursillo de fin de semana pero la gente busca seguridades, certezas, alguien a quien imitar, alguien que nos diga qué hacer, como calzarse y qué comer, si debemos o no fumar y qué hay que fumar como mecanismo de abreacción espiritual. La gente no entiende que estamos solos, que nacemos y morimos solos y que cualquier tránsito es en solitario, que no hay alternativas salvo la de discriminar lo verdadero de lo falso: un discernimiento nada fácil porque la verdad casi siempre aparece disfrazada con el ropaje de la ficción.

Podemos ejercer cambios en nuestra forma de ver las cosas pero que esos cambios se consiguen aumentando la discriminación y no tanto ejerciendo algún tipo de ritual que propicie el sentimiento colectivo de un destino común, aunque es verdad que determinados rituales favorecen un tipo de atención más que otros. Tampoco estoy en contra del ritual, de la liturgia, sólo estoy en contra de las religiones organizadas, macroscopicas, en contra de las creencias colectivas y como no del integrismo, del religioso y de todos los demás. También desprecio intelectualmente los rituales entronizados como ídolos, aunque sé perfectamente el poder de fascinación que los rituales ejercen en muchas personas.

La gente tampoco entiende que no es necesario “entrar en religión”, ningún compromiso más allá de con uno mismo para adiestrarse espiritualmente, que no es necesario el ayuno, ni la purga, ni olvidarse de la carne o militar en alguna causa exótica para adquirir una dimensión espiritual. Que no es necesario renunciar al bienestar acumulado a través de todo este tiempo ni renegar de la ciencia que es a fin de cuentas a quien debemos este bienestar. Este es un hecho sin discusión.

Las carreteras y el agua caliente deben ser compatibles con la dimensión espiritual.

¡Hagámoslo posible!

Abducidos y paranoicos

No importa quien inventara este meme (la visera invertida) lo que importa es el éxito que ha tenido. ¿Por qué tienen éxito algunos memes?

La experiencia de ser abducido ya forma parte de la memética new age que arrasa entre nuestros conciudadanos. Consiste en declarar que uno ha sido levantado en el aire y llevado hacia una nave conducida por extraterrestres, donde el sujeto usualmente es implantado por algun tipo de mecanismo o chip destinado a estudiarle o modificar su funcionamiento. La experiencia de abducción no es un delirio en sí misma y se halla tan extendida en nuestra población urbanita que sabemos de ella seguramente a partir de testimonios televisivos o de conocidos. Quizá usted mismo haya tenido alguna vez esa experiencia de abducción y no la ha contado a nadie por temor a que lo califiquen de ser un chalado.

Aqui en este blog nos cuentan los planes de ciertos extraterrestres para con la raza humana.

Pero en realidad no hay extraterrestres sino un curioso síntoma, -un subtipo de parasomnia– que explica toda aquella experiencia.

Se llama parálisis del sueño.

La mejor imagen para recrear esta experiencia es este cuadro de Fuseli, nótese como un demonio se encuentra sentado en el pecho de la durmiente.

La parálisis del sueño es una desagradable sensación que consiste en que durante el sueño, bien al despertar o bien al dormirse el durmiente se despierta con la sensación de que no puede moverse, lo que le provoca una experiencia terrorifica en tanto que subjetivamente tiene la sensación angustiosa de que va a morir ahogado. En realidad la paralisis del sueño no reviste ningún peligro puesto que los músculos respiratorios siguen funcionando de forma automática y la crisis termina en uno o dos minutos. En cualquier caso se trata de una experiencia muy frecuente y se supone que todos nosotros tendremos un acceso de parálisis de sueño al menos una vez en la vida.

El problema es qué hacer, cómo explicar esta experiencia tan angustiosa.

Si uno no sabe de la existencia de la paralisis del sueño lo más probable es que busque entre los memes de sus creencias más cercanas algun tipo de explicación. Una explicación que más tarde podremos adornar con algun que otro elemento del mito o del memeplex en palabras de Susan Blakemore, naves espaciales, chips implantados, borramiento de la memoria, todos ellos tomados de las peliculas, novelas y programas de ciencia ficción.

Lo cierto es que la parálisis del sueño pertenece a un sindrome completo que conocemos con el nombre de narcolepsia o sindrome de Gelinaud en honor al médico que lo describió. Se trata de una enfermedad rara -en su forma completa- y que se caracteriza por esta tétrada de síntomas:

1.- Parálisis del sueño.

2.-Alucinaciones hipnagógicas (al dormirse) o hipnopómpicas (al despertar).  Se trata de alucinaciones visuales con contenidos aterradores, usualmente de monstruos, muertos, fantasmas, etc.

3.-Cataplejia o pérdida súbita del tono muscular con caida al suelo. Estos ataques pueden ser activados por emociones o incluso por la risa.

4.- Hipersonmnia y ataques repentinos de sueño.

Naturalmente el síndrome completo es mucho más raro que los sindromes recortados donde sólo aparecen las pesadillas con parálisis del sueño y las alucinaciones aterradoras. Es bueno recordar que este cuadro no es un cuadro psiquiátrico sino fisiológico, pero sus contenidos suelen formar parte de un agregado de creencias y de complejos generados por el propio paciente según sus propios gustos. Asi lo que en la edad media eran súcubos, íncubos o presencias demoníacas son hoy presencias extraterrestres pues ya nadie cree en el demonio y son legión los que creen en naves espaciales que poco a poco nos invaden para someternos a extraños planes de fecundación.

Su frecuencia e stal que existe en todas las culturas un nombre para designar estas “presencias” espectrales que nos aparecen en nuestras pesadillas, La “mara” islandesa, o el “de ma” vietnamita son expresiones y versiones distintas del mismo fenómeno, espíritus, fantasmas, animales o muertos son los que pueblan estas pesadillas en todas y cada una de las culturas en que se ha estudiado el fenómeno.

El éxito de este meme se explica -según Susan Blakemore- en que proporciona explicaciones a una experiencia aterradora, enigmática e inexplicable. Naturalmente es inexplicable en tanto en cuanto el soñador no sabe qué es una parálisis del sueño mientras que aquellos que tenemos esa misma experiencia pero conocemos el concepto “paralisis del sueño” no llegamos a cosntruir hipótesis fantásticas como ésta y nos conformamos con la explicación racional. Y es mucho más inexplicable en terminos realísticos precisamente porque se cree en aquello que se quiere creer.

Lo interesante en este momento es mapear esta experiencia y compararla con los delirios que manifiestan los pacientes psiquiátricos. ¿Por qué decimos que estas invenciones fantásticas no son patológicas mientras que un delirio esquizofrénico o paranoico si lo es? ¿Que diferencias existen entre las creencias más o menos fantásticas como las que cuelgan en ciertos blogs y que se relacionan con teorias de la conspiración, secuestros por extraterrestres o experiencias mas o menos creibles con los delirios?

Lo que caracteriza un delirio son estas tres condiciones:

1.- Perjuicio, hay un plan urdido por alguien contra mi persona y con el propósito de hacerme daño.

2.- Inocencia. El individuo es siempre inocente en esta operación de acoso.

3.- Certeza. El delirio se caracteriza por su persistencia y por la convicción inmutable de veracidad.

Los abducidos tambien suelen creer a rajatabla en sus propias interpretaciones alucinadas de la pesadilla pero no suelen persistir cuando no encuentran un caldo de cultivo que sostenga sus creencias, cosa que puede suceder a través de ciertos grupos de apoyo que añaden además otro tipo de creencias memeticas que adornan el cuadro (complejos de memes). Sin embargo lo predecible es que esta creencia se disipe poco a poco y no afecte al resto de la personalidad. Lo curioso para la gente común es que estas formas de creencias fantásticas se den en personas totalmente cuerdas.

No es frecuente que el abducido crea que está siendo víctima de un complot personalizado en su ser, más bien lo que cree es en algun plan cósmico que afecta a la humanidad entera y que es a través suyo y de otros abducidos la forma en que estos poderes extraterrestres se manifiestan precozmente para avisarnos. No hay pues una alusión perjuiciosa, sino una vivencia de pasividad en la experiencia que entronca con lo onírico, lo hipnótico o lo sugestivo.

La abducción es un meme y se contamina por la via memética, a través de la imitación mientras que muy posiblemente la atmósfera de persecución que flota en las formas paranoides de las enfermedades psiquiátricas pertenece a un orden prehumano, a una serie de temores, amenazas, perjuicios, alusiones  o peligros vividos desde una mente animista con los que nuestro linaje tuvo que lidiar durante eones de tiempo y cuya preservación genética dio lugar a ciertas ventajas en la tarea de sortearlas.

Es muy posible que el delirio se haya configurado como una posibilidad interpretativa humana de cara a la prevención de daños procedentes de los desconocido mientras que el meme es intercambiable pues está sometido a las creencias compartidas por una cultura. Aunque es posible hablar de memes muy peligrosos, la mayor parte de ellos se confunden con la moda y son -desde el punto de vista de la supervivencia individual- banales.

Bibliografía.-

Susan Blakemore: “La maquina de los memes”. Paidos. 2000.

¿Es la psiquiatría una industria de la muerte?

Éste el título de un documental editado y distribuido por la Cienciología que tuvimos la ocasión de visionar y comentar con los residentes de nuestro Servicio.Cuelgo aqui la primera parte del mismo:


Después de ver el vídeo tenemos la opción de menospreciarlo totalmente abogando a la manipulación de datos y declaraciones fuera de contexto que aparecen, pero me parece más oportuno e interesante reflexionar acerca de nuestra especialidad rescatando algunas de las críticas que se nos realiza. No podemos olvidar que algunos de los mensajes que se lanzan (y de los que se nos acusa) forman parte en cierto grado de la opinión pública y nos los vamos a encontrar en nuestra consulta a modo de resistencias o cuestionamientos a nuestros tratamientos, por lo que nos parece doblemente instructivo pensar sobre ello.

Para empezar, en lo que respecta al tema de la manipulación, podríamos plantearnos en qué difiere un vídeo de estas características con la información emitida por los medios de comunicación habituales y respetables que consumimos diariamente No debemos olvidar que toda información que se nos ofrece está en cierta medida sesgada y que es importante conocer a qué grupo empresarial pertenece el medio de comunicación para así “filtrar” sus intereses de la propia noticia.

La mayor parte del documental consiste en un repaso a la historia de la Psiquiatría a lo largo de los últimos siglos de Historia de la humanidad insistiendo en los periodos y regímenes políticos más totalitarios y conflictivos. Bajo mi punto de vista, la principal crítica que se le puede hacer al vídeo consiste en una falacia de planteamiento: es que sostiene insistentemente la idea matriz de que la Psiquiatría fue concebida y creada con el único pretexto de servir como medio de control y dominio social, para anular las voluntades individuales. Así, se nos acusa no solo de participar sino de organizar torturas de siglos pasados, la estrategia nazi y comunista y la guerra de los Balcanes. Seguramente algún psiquiatra participara en algunas de esas actividades, pero de ahí a extrapolar que la especialidad entera conspire hacia esos fines hay todo un trecho.

Además, es cierto que se descontextualizan algunas declaraciones de profesionales para “pillarles en falta”, así como algunos hechos históricos (tan desagradable sería la administración de la terapia electroconvulsiva en sus orígenes sin anestesia, como el resto de intervenciones quirúrgicas no-psiquiátricas que se realizaban sin anestesia)

Dicho esto, no podemos obviar que en algunos momentos la sociedad le ha exigido a la psiquiatría (y aun hoy sigue ocurriendo) que actúe a modo de “policía moral” o de “mantenedora del orden establecido” y así no es extraño que acudan a Urgencias personas detenidas por la Policía “para valorar si les ocurre algo antes de llevarlos al calabozo”. Cuando alguien comete un delito y sale en los medios suele acompañarse de la expresión “estaba bajo tratamiento psiquiátrico” pero no se dice si era tuerto, diabético o cardiópata.

Para ser rigurosos con la historia de la medicina hay que reconocer que la Psiquiastria no nació como un medio policiaco de control social sino como un acto de beneficencia, un acto de caridad que salió de la cabeza del padre Jofre, un monje mercenario valenciano que fundó el primer manicomio del mundo en el siglo XV (El Hospital del folls, orats e ignocents de Valencia) De manera que la hipótesis de Foucault -vertida en su Historia de la locura- es muy discutible con independencia de que el orden publico y la enfermedad mental se hallan solapadas en muchas ocasiones sobre todo desde que se acometieron las reformas desintitucionalizadoras de la salud mental. Asi hay que recordar que en el siglo XIX, la reforma de Pinel y Esquirol libraron a los locos de sus cadenas a cambio de llenar las carceles de locos y el Sena de cadáveres.

Un punto que me parece especialmente interesante del documental es el que hace referencia al DSM que es el manual de clasificación de las enfermedades mentales editado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA). Dicho libro surgió con la intención de aumentar el entendimiento entre profesionales y la fiabilidad en los diagnósticos, con un planteamiento ateórico para una especialidad muy influenciada por las diversas escuelas teóricas existentes. Cabe pensar que en el contexto sanitario estadounidense existe la necesidad, por parte de las aseguradoras, de cuantificar exactamente a qué tratamientos y prestaciones se tiene derecho según la póliza contratada; de manera, que estar diagnosticado de un código u otro implica tener más o menos días de ingreso o de sesiones de terapia cubiertas.

Pues bien, es llamativo que de un planteamiento inicial con estas características hayamos llegado a la actualidad a convertir el DSM en un libro de referencia que pretenda englobar la totalidad de los trastornos mentales.

Y justo en este punto, creo que encontramos nuestra propia falacia. Deberíamos preguntarnos y replantearnos ¿cuál es el objeto de atención de la Psiquiatría? Estamos inmersos en el paradigma médico (biologicista) en el que se considera que existen enfermedades mentales objetivables y identificables de manera similar a como se puede diagnosticar un infarto de miocardio o el asma, pero obviando el hecho de que desconocemos la fisiopatología y patogenia de dichas supuestas enfermedades y por lo tanto agrupamos una serie de criterios (suma de síntomas y condiciones) para llegar a un diagnóstico. Los que nos dedicamos a la clínica somos conscientes de que nuestros pacientes acuden para aliviar su sufrimiento y de que ése precisamente es el foco principal de todas nuestras intervenciones: paliar el sufrimiento humano. Si insistimos en el modelo médico y utilizamos su terminología nos encontraremos atrapados en un dilema: ante la pregunta de ¿cuántas curaciones hemos obtenido? nos quedaremos sin argumentos porque el concepto de curación de la medicina general no es extrapolable a nuestra especialidad. Por ello, deberíamos reformular lo que se entiende por curación en Psiquiatría.

Así pues, si llegamos a pensar que el objetivo principal es aliviar el sufrimiento, debemos plantearnos con qué herramientas y estrategias contamos para conseguirlo. En esta línea, dentro del paradigma reinante, nos encontramos con que la industria farmacéutica ha presentado un gran desarrollo en las últimas décadas pero dando la impresión de haber tocado techo en cuanto a nuevas dianas terapéuticas ya que hace tiempo que se presentan novedades solamente a nivel de formas galénicas.

Además, desde este punto de vista y en la época de crisis actual no debemos olvidar conceptos como el de eficiencia y analizar los costes que supone el ejercicio prescriptor de la psiquiatría frente a los beneficios reales que se obtienen con esos tratamientos. Hace algún tiempo tuve la ocasión de escuchar a Germán Berrios plantear que o redefinimos nuestros objetivos y nuestra de manera de actuar-atender al enfermo o posiblemente nos encontremos con que la sociedad encuentre a otros “cuidadores” para nuestros enfermos que resulten más eficientes suponiendo un menor gasto.

Para terminar, en el video nos acusan de drogar a nuestros niños y de cambiarles el carácter (con los tratamientos que les administramos), así como de un preocupante aumento de los diagnósticos psiquiátricos en la infancia. Es cierto que ha habido un aumento de la preocupación hacia los menores en nuestras sociedades y eso puede conllevar prestarle más atención a hechos que antes pasaban desapercibidos, pero siguiendo la estela del sistema diagnóstico de los adultos nos encontramos con unas cifras de trastornos que resultan preocupantes, con unos criterios poco claros y unos diagnósticos poco estables a lo largo del tiempo. Las manifestaciones clínicas en los menores pueden ser variopintas pero es frecuente que casi cualquier malestar se exprese con alteraciones del comportamiento (lo cual no debería implicar necesariamente un diagnóstico de la categoría Trastornos del comportamiento)

Por otro lado estamos en una sociedad donde impera el “buenismo” y la falta de límites a nuestros hijos, con unas nefastas consecuencias a medio y largo plazo, y cuando más adelante aparecen los problemas de comportamiento sí se requieren nuestros servicios para “poner orden”, pero se cuestionan los métodos de los que disponemos porque implican la asunción de nuevos límites estables.

Mi conclusión es que las enfermedades mentales existirian igual sin los psiquiatras y que probablemente los enfermos o bien serian desatendidos, abandonados a su suerte, captados para alguna secta o utilizados de carne de cañón pero tambien es cierto que la conceptualización de las enfermedades modifica la presentación de las mismas y sobre todo: legitima ciertos malestares y los deriva hacia su medicalización.

Nota liminar.-

Este es el texto resultado de un seminario que se impartió recientemente en el Consorcio Hospitalario de Castellón a través del Dr Matias Real. Los autores del texto somos yo mismo y el citado profesional.