Los futbolistas italianos y los guiños del azar

El azar tiene regularidades que parecen intencionales

(Daniel Kahneman)

Lega_Calcio_marchio1

El ginecólogo residente inocente.-

Un ginecólogo trabaja de residente en un Hospital cualquiera de España y tiene alrededor de 6 partos por dia. Un buen dia se plantea estudiar las secuencias de sexos en los bebés que nacen durante su guardia. Elije 4 dias al azar bien repartidos durante el año y puntúa (M) si el bebé es un niño y (F) si es niña. Su intención es observar regularidades en ese proceso que es aleatorio. Sus resultados son los siguientes:

1er dia) FMMMFF

2do dia)MMFFMF

3er dia)FFFFFFF

4to dia)MFMMFF

Y se queda sorprendido por los resultados de tercer día. Observa que el resto de días la secuencia de nacimientos es más o menos aleatoria, huele a azar, sin embargo los resultados de ese tercer día le dejan perplejo. ¿Qué clase de causalidad había ejercido su influencia aquel día para que todos los nacimientos fueran de sexo femenino?

Preguntó a su jefe clínico en busca de alguna razón, pero él personalmente ya había pensado una hipótesis, debió de ser algo relacionado con el clima, la procedencia de la madre o quizá el estado de la luna. Era obvio que alguna causa debía de haber para justificar aquella misteriosa secuencia.

Su jefe clínico le desengañó enseguida, el azar tiene agrupaciones que parecen intencionales pero en realidad «todos los números están en el bombo». El resto de secuencias nos parecen aletatorias porque no entendemos bien la aleatoriedad. Todas las secuencias tienen las mismas probabilidades de salir sin que se vea implicada la causalidad, de modo que plantearse una causa para la secuencia FFFFFF es pura ilusión. No hay causa pues no hay fenómeno causal

Y el jefe clínico le puso un ejemplo bien claro para que el ginecólogo lo entendiera: le habló de bolas rojas y blancas en un baul.

Supón que sacas 4 bolas de un baúl donde hay bolas rojas y blancas. Tienes que sacar 4 bolas. Bien pues la proporción 2 bolas rojas y 2 bolas blancas será siempre 6 veces superior a la probabilidad de extraer todas blancas o todas rojas, a condición claro esta de que saques bolas un numero elevado de veces. No vale una única extracción, ni cuatro sino N. Cuanto más alta sea la N mas te acercarás a esa proporción de 6 a 1. Este es un hecho matemático, un guiño del azar: carece de causalidad y de intencionalidad y no importa si sacas las bolas tu directamente o un robot.

La cuestión es distinta si se sacan 7 bolas o 12. Cuantas menos bolas saquemos mas agrupamientos extraños encontraremos. El tamaño de las muestras es pues esencial.

El extraño caso de los futbolistas italianos.-

La ELA (esclerosis lateral amiotrófica) es una enfermedad neurológica que consiste en una parálisis progresiva de los músculos que suceden de abajo arriba. El enfermo suele morir asfixiado cuando esta parálisis compromete sus músculos respiratorios. Es una enfermedad terrible, con una muerte aun mas terrible y cuya causa y tratamiento se desconoce. Afortunadamente es muy poco frecuente y afecta a 1 de cada 10.000 personas afectando mas al sexo masculino en una proporción de 3 a 1.

El caso es que el calcio (la liga italiana) parece haberse detectado una epidemia de ELA según esta noticia.

Aunque ya antes se había detectado un aumento importante entre los veteranos de la guerra del golfo e incluso entre los habitantes de la isla de Guam. Dado que no conocemos la causa de esta enfermedad cualquier hipótesis sirve para explicarla , desde los conocidos tóxicos ambientales hasta los casos de doping que se han detectado entre los futbolistas profesionales de la liga italiana.

Una periodista italiana llamada Picardi ha investigado este «extraño» caso metiendo en el mismo paquete no solo los casos de ELA verdaderos sino también otros casos «extraños», entre futbolistas veteranos, leucemias, cánceres y cardiopatías cometiendo aquí un primer error fundamental desde el punto de vista estadístico.

Un caso pues de «conspiración». Hay intereses para silenciar el asunto, se plantea la Picardi junto con algunos afectados. Para ellos la causa está bien clara: el dopaje al que se sometieron durante su época de jugadores es la causa de esta «epidemia».

¿Pero se trata realmente de una epidemia?

Oigamos al experto:

El neurólogo especializado en la ELA  Dr Fabrizio Pisano expone que esta enfermedad afecta 6,5 veces más a futbolistas italianos que al resto de la población. Y es que según las investigaciones, no hay ningún caso de enfermos de ELA en el resto de deportes de Italia frente a los más de cuarenta casos en el fútbol.

Retenga el lector esta cifra: 6,5 veces mas. ¿Le suena de algo?

Un guiño del azar, la probabilidad de que la ELA afecte a los jugadores de fútbol es la misma (a igual poblacion) que si afecta a jueces o fiscales del estado italiano o de cualquier otro sitio.

Debemos conocer mejor al azar pues nuestra tendencia a construir historias es infinita y mas aun: nuestra tendencia a saltar a las conclusiones sin haber realizado siquiera un recuento matemático de los datos de los que disponemos.

Ejemplos extraídos del libro de Daniel Kahneman del que hablé en este post.

Nota.- El caso de los futbolistas italianos no es citado por Kahneman sino que es una incursión mia en los temas que Kahneman plantea en su libro

El mito de la educación mixta

El sueño de una feminista sería conseguir demostrar que la preferencia de los chicos por los deportes violentos o de las niñas por las muñecas es una cuestión cultural. Ese es el concepto de igualdad que mantienen.

Hoy mientras venia al trabajo he escuchado en la radio una de esas tertulias donde se discuten los titulares de los periódicos y donde se abordan cuestiones relevantes para la opinión pública. Hoy le ha tocado el turno al tema de «educacion mixta o segregada». Mientras oia a los tertulianos posicionarse sobre esta cuestión he caido en la cuenta de que ya hace muchos años que se implantó esta práctica educativa «por ley». Dicho de otra manera el Estado legisló sobre este asunto imponiendo la fórmula de la coeducación y parecía que se había llegado a un consenso sobre el asunto.

No es que yo esté en desacuerdo con la coeducación, en realidad la doy por buena (aunque me gustaría que el Estado no se hubiera manifestado legislando sobre esta materia compleja que no admite más directrices que la libertad) pero hay quien no estará de acuerdo conmigo.

De manera que al llegar la hora del café he hecho una especie de encuesta entre mis psiquiatras y psicólogos y he llegado a una conclusión que es la que quiero aportar aqui y dejarla escrita para la posteridad líquida que nos espera.

1.- Hablar de esta cuestión no es pecado y cada cual puede sostener la opinión que quiera.

2.-Estar en contra de la coeducación no es ser un totalitario. Ser un totalitario es aquella actitud que prohibe que se hable de esta cuestión.

3.- La coeducación no tiene nada que ver con la igualdad puesto que la pedagogía de chicos y chicas ha de ser forzosamente diferente, al disponer cada sexo de cerebros y habilidades diferentes.

4.-La coeducación se considera una conquista del feminismo y una victoria para la mujer, lo que hace que no se pueda llegar a saber con «equidad» cual es la verdad sobre este asunto. Las mujeres suelen dar por verdadera la idea de que la coeducación es buena para todos. ¿Pero es esto verdad?

¿Lo primero sería averiguar a quién beneficia más la coeducación, a los chicos o a las chicas? Y una pregunta que quedaría colgando de ésta seria ¿Existe algun género perjudicado? Puesto que podria suceder que un sexo resultara beneficiado sin perjuicio del otro.

He escarbado por Internet y me he encontrado mucha ideología y pocos articulos cientificos de valor y más aún: he encontrado articulos que señalan  en direcciones opuestas, unos opinan que favorece más a las mujeres (los que más) y otros (pocos) que favorece más a los hombres.

Lo cierto es que la difultad para valorar estas cuestiones procede de la propia metodología de la investigación que se basa sobre todo en mecánicas estadísticas y lineales sin abordar el problema de fondo que es enredado y por definición caótico. Sería como preguntar ¿qué es mejor ser hijo único o tener hermanos? ¿Imaginan ustedes al Estado legislando sobre esta cuestión?

El Estado no debería legislar sobre estos temas porque no se ha establecido ni se establecerá nunca una regla que valga para todos. La respuesta es «depende de cada cual». Y no debería legislar imponiendo a los colegios la coeducación porque la educación mixta nada tiene que ver con la igualdad. Se trata de categorías distintas.

Lo cierto es que la coeducación se ha convertido en bandera de la igualdad por una cuestión bien comprensible: partíamos de un estado de cosas, allá por los años 50 donde la educación de las mujeres era bastante floja en comparación con la de los hombres.

Me eduqué en un instituto de enseñanza media publico donde habia aulas separadas de chicos y chicas. La opinión que teniamos de ellas es que eran «burras», «tontas» y deslavazadas o descoordinadas para el ejercicio fisico. Malas estudiantes y malas atletas, apenas sabian correr. No se trataba de un prejuicio de los chicos sino de la calidad de la enseñanza que recibían orientada hacia la baja exigencia y la compasión «eran chicas» -se decía-. De manera que no se partía de una situación de salida similar.

Es cierto que la coeducación mejoró este estado de cosas y es quizá por eso que el éxito que la coeducación ha tenido entre las mujeres les lleve a defenderla. Pero no es la coeducación por sí misma la que ha conseguido este estado de cosas, sino la mejora de la exigencia y de la calidad de la educación en las féminas.

Ahora se les exige lo mismo y ya no se las trata con la indulgencia con que antaño tratábamos a las damiselas. Es lógico pues que parezca que la coeducación haya favorecido a las mujeres y no sólo desde el punto de vista intelectual sino tambien en el fisico.

Aqui está la prueba. En los años 50 las mejores nadadoras eran las alemanas orientales, ahora tenemos una élite de mujeres medallistas que han terminado con aquella saga de muchachas melindrosas que se movian torpemente.

Pero tambien tenemos ejemplos de lo contrario: he aqui una muchacha que se educó en el mito de que la educación mixta es el paradigma de la igualdad.

O sea que depende.

Pero caeríamos en un error si consideráramos que estamos en un mundo feminizado donde las mujeres llevan todas las de ganar. Los éxitos deportivos de las atletas españolas en la Olimpiada de Londres no significan una hegemonía femenina en el deporte sino que el margen de maniobra de las mujeres era mayor por lo bajo de sus rendimientos en otros tiempos. Sin embargo parece como si los hombres hubieran tocado techo. Es lógico a fin de cuentas los hombres -la media de sus marcas- era más alta que en las mujeres lo que disminuye su posibilidad de mejorarlas. Algo parecido sucede con los rendimientos intelectuales sobre los que ya hablé en este post y que no voy a repetir.

Personalmente no tengo ninguna simpatía con el ministro Wert que ha sacado este tema de la coeducación como serpiente de verano para distraer al personal con la propuesta de seguir financiando a los colegios que opten por una educación específica segun sexos. Y llevando la contraria al tribunal supremo sobre la doctrina favorable a lo misxto que dicen algunos que está hasta en la Constitución.

Creo que los beneficios de la coeducación son un mito, aunque pudo resultar eficaz en un estado de cosas donde se partía de grandes diferencias educativas entre chicos y chicas, una etapa que ya ha sido superada. Y para los que no lo sepan diré que Finlandia está consdierado como el país con la educación más equitativa y de mejor calidad del mundo y es siempre pública. Pues bien, en Finlandia tambien se «discrimina» en el sentido de que cada colegio se especializa en una cuestión técnica, humanistica, atlética o naturalistica. Los padres eligen el colegio de sus hijos en función de sus habilidades y siempre a cargo del Estado que asegura una educación igualitaria que reposa en las diferencias de aptitudes de cada niño.

Y no se plantean como aqui sucede si estamos discriminando cuando se habla de estas cuestiones. Pues ninguna igualdad podrá alcanzarse negando las diferencias.

La discriminación es la coartada que utilizan los mediocres para seguir siendo un pais de mediocres.

Lo improbable

Todos los cisnes son blancos.

¿Es esto verdad?

Lo es hasta que alguien demuestra la contrario, he aqui la evidencia.

Nassim Nicolas Taleb es un ensayista de dificil clasificación, conocido en nuestro pais a partir de lu libro: «La teoria del cisne negro: el impacto de lo altamente improbable».

En el libro plantea Taleb su teoria del empirismo escéptico y de algunas ideas relacionadas con los temas del azar, la suerte, el determinismo, el caos y otras lindezas que el lector puede rastrear en este post del blog «Pensamiento sistémico» donde el autor explora estos conceptos vertidos en el libro citado.

Un cisne negro, es en realidad un acontecimiento improbable que precisamente por serlo no suele ser predecido (aunque si explicado a posteriori) y que genera un alto impacto. Segun Taleb su teoria del cisne negro explicaria:

  • El desproporcionado papel de alto impacto, difícil de predecir, y los eventos extraños que están fuera del ámbito de las expectativas normales de la historia, la ciencia, las finanzas y la tecnología.
  • La no computabilidad de la probabilidad de los eventos raros consecuenciales utilizando métodos científicos (debido a la naturaleza misma de las probabilidades pequeñas).
  • Los sesgos psicológicos que hacen a las personas individual y colectivamente ciegas a la incertidumbre e inconscientes al rol masivo del evento extraño en los asuntos históricos.

(Extraido de la wikipedia)

Segun Taleb nuestro cerebro se encuentra perfectamente preparado para ofrecer explicaciones de cualquier cosa, pero es incapaz de predecir un cisne negro, es decir es incapaz de representarse aquello altamente improbable, lo que hace que nuestras decisiones sobreestimen nuestra capacidad para acertar pero infravaloren nuestra capacidad del error. Esto es precisamente según Kaleb , lo que les sucede a los expertos: un experto es aquella persona que usualmente se equivoca cuando predice algo pero lo explica a las mil maravillas y de tal forma que siempre tiene algun argumento para explicar su equivocación. La tendencia humana es a atribuirnos la autoría de los aciertos pero a atribuir a otros, o al medio la responsabilidad de nuestros errores.

De eso precisamente hablaba yo en mi ultimo post, donde predecí que España perdería su final contra Italia. Hablaba alli del azar y de su comportamiernto en los partidos -las finales- a partido único entre equipos más o menos similares en cuanto a técnica y a calidad. Argumentaba alli que el «azar no repite la suerte» y queria decir que nuestra selección -la roja- habia tenido mucha suerte, tanto en la Eurocopa de 2008, como en el Mundial del 2010 y ahora mismo en la Eurocopa jugada en Ucrania. Y la suerte no puede prolongarse demasiado.

Lo cierto es que sólo ha habido uno o dos partidos donde «la roja» se haya impuesto de una manera clara sobre su rival en las sucesivas fases finales en que ha participado, nombraré el partido contra Irlanda y quizá en de Francia, sin embargo las pasamos canutas contra Croacia y contra Portugal.

¿Quién iba a imaginarse que ganaríamos la final contra una Italia llena de depredadores y de Tasottis con su juego de codos. La estadística señalaba precisamente a Italia como ganadora (nunca antes habiamos ganado a Italia en un partido oficial) y solo teniamos tres empates en nuestro poder. Todo conspiraba en nuestra contra. ¿Quien se imaginaba que ganariamos 4-0?

Se trata de un cisne negro, un evento altamente improbable y de gran impacto.

Lo cierto es que los españoles nos hemos sentido muy contentos con el éxito de la roja y que todos nosotros deseábamos en nuestro fuero interno esta victoria, pero el deseo no explica el cisne negro. Y tampoco es explicable  a partir de las diferencias de calidad entre un equipo y otro.

No sabemos predecir cisnes negros porque infravaloramos el azar, lo que sucede en los extremos.

Es azar, que Italia recibiera un gol tan pronto en una jugada entre Cesc y Silva con remate de este ultimo de cabeza, es azar que inmediatamente hubiera un lesionado en la seleccion italiana y es azar que Jordi Alba se encontrara en carrera con aquel balón y lo metiera en la red.  Es un cisne negro llegar al descanso con 2-0 y que este hecho obligara al seleccionador italiano a hacer dos cambios (los que le quedaban) demasiado pronto y un hecho aun mas improbable es que un recien salido -Thiago Motta- se lesionara muscularmente a los dos minutos de estar en al campo dejando a su equipo con 10.

Lo cierto es que si nos hubiera sucedido a nosotros lo consideraríamos muy mala suerte.

Esta relación de sucesos hizo que sucediera lo improbable, ese 4-0 en una final europea (la primera vez que sucede), nadie ganó la porra, pues los cisnes negros nunca dan premios por falta de apostadores. Nuestro cerebro utiliza la estadística para predecir y desestima lo altamente improbable, aunque cuando sucede todos los expertos están de acuerdo en que tenemos un equipo excepcional, que sin ser falso (lo tenemos), no es la mejor selección de la historia.

Tenemos la suerte del campeón, lo que es lo mismo todos tienen miedo a la roja y eso ya no es azar sino determinación.

Por otra parte, los expertos, en este caso los periodistas deportivos no han perdido aun perdón a Del Bosque por haber sido tan criticos con él por jugar sin un nueve claro. Todos se han equivocado y Del Bosque ha ganado su particular guerra con sus detractores, ¿qué hubiera sucedido si hubieramos perdido la final? ¿Seriamos tan buenos?

La linea que separa la catástrofe de la gloria es demasiado delgada.

Me gustaria terminar este post con un comentario sobre los incendios de este fin de semana en la provincia de Valencia y de Castellón, no se trata en este caso de un «cisne negro» sino de algo sumamente probable que sucede todos los años. Los «expertos» han tomado Internet y ya tienen culpables: los recortes. Me ha dolido intelectualmente que se haya hecho referencia a los recortes para explicar el incendio, me ha parecido absolutamente demencial. La causa del fuego es siempre alguién que por negligencia ( o mala fe) y contando con los incendios por causas naturales (rayos) prenden una chispa en el monte, podemos considerar la sequedad, la falta de humedad, el viento de poniente, etc. Todos estos fenómenos son la causa del fuego la causa aristotélica, y aun hay otra causa, una causa eficiente: el abandono del monte es la causa de que el monte bajo haya invadido nuestros bosques y de que no existan cortafuegos realizados por la mano del hombre para limitar las catástrofes.

Otra cosa es que no exista una politica definida para prevenirlos. La hubo en Galicia y fue precisamente Manuel Fraga quien la llevó a cabo, no entiendo la razón por la que las distintas administraciones no copiaron aquel modelo. Pero debe ser porque nadie se lo reconoció -como a del Bosque- su mérito.

La causa de los incendios no son los recortes, y la culpa  -por esta vez- no la tienen los politicos del todo sino nuestto sistema de vida que hace que la mayor parte de la gente viva en las ciudades y los pocos que permanecen en los pueblos hayan abandonado sus cultivos y nadie ya se ocupe de limpiar los montes de maleza. Todos los años habrá fuego como los había antes de los recortes cuando todos nadábamos en la abundancia.

Los incendios forestales no son cisnes negros, pueden predecirse. El año que viene se repetirá la misma historia.

Enfermedades con mala prensa

Hay enfermedades que tienen buena prensa y otras que están sometidas a la sospecha. Hay quien piensa que las multinacionales farmacéuticas se inventan las enfermedades con el objetivo espúreo de vender más fármacos. Lo cierto es que esta idea es una paranoia postmoderna colectiva y como toda paranoia posee una base de verdad, una especie de mito urbano con muchos seguidores en Internet aunque  es bien cierto -tal y como conté en este post- que la idea de «one pill for ill» se encuentra presente en el imaginario de nuestros conciudadanos tanto como en el deseo de los que venden fármacos. Otra cuestión que sí es cierta es que la Industria busca constantemente nichos nosográficos para investigar y vender fármacos destinados a algo concreto, por ejemplo si la disfunción eréctil no fuera considerada una disfunción no habria Viagra, puesto que los ensayos clinicos no pueden hacerse sin ese nicho nosográfico que representa la conceptualización de la enfermedad, disfunción o trastorno.

Los médicos sabemos que no es ni será jamás asi -me refiero ahora a la idea del one pill for ill–  y tenemos que desbrozar constantemente la paja del grano, a eso nos dedicamos algunos: aportar conocimientos traslacionales de qué cosas, qué sufrimientos humanos son susceptibles de ser tratados con fármacos o con cualquier otra cosa y que cosas son inevitables o incurables y que, aun siendo incurables estamos obligados a asistirlas y cuidar de sus sufridores y cómo hacerlo.

Seguramente dentro de las enfermedades con mala prensa está el TDAH  (trastorno por déficit de atencion con o sin hiperactividad) una patologia que se detecta en la infancia y que consecuentemente tiene muchos detractores y defensores paralelamente a la idea compartida por todos de que hemos de cuidar y proteger a nuestros menores, de modo que dedicaré este post a intentar contribuir a aclarar si es o no es una enfermedad, si debe o no tratarse y qué beneficios puede tener ese tratamiento a largo plazo.

Vivimos en un mundo que podria definirse como un mundo con una sobrecarga de estímulos ambientales, la mayor parte de los cuales son ruido para un niño de corta edad. Desde que nacen los niños se habituan a navegar entre enormes dosis de estímulos que proceden de los juguetes, de los familiares, de la televisión, ordenadores, peliculas de series animadas, etc. Los niños aprenden bien pronto quien es el ratón Mickey o Bob Esponja y conocen diálogos enteros de sus series preferidas, juegan con motocicletas, cochecitos, mascotas, y aprenden a manejarse entre las nubes de caras de sus parientes y sus nombres junto con las relaciones complejas que existen entre ellos, aprenden en dos o tres idiomas, canturrean cancioncillas pedagógicas, interactuan con sus iguales y juegan con profesores y cuidadores, van a la piscina, de vacaciones, hacen viajes, excursiones, incluso algunos tocan el piano o hacen actividades extraescolares, etc.

Dicho de una manera comprensible: los niños actuales están sobreestimulados, cognitiva, conductual, afectiva y motóricamente y por que no decirlo: sexualmente también.

¿Qué consecuencias tiene esta sobreestimulación en los cerebros humanos?


Pues depende del genotipo de cada cual: hay niños que crean filtros atencionales bien pronto sin menoscabar sus funciones ejecutivas, otros que nacen con riesgos obstétricos o retrasos importantes y donde están indicadas maniobras de estimulación precoz a fin de que puedan expresar cualidades que dejadas evolucionar espontáneamente se saldarían con déficits importantes de por vida, mientras que otros, a los que llamaremos «genotipos TDAH» reaccionan restringiendo sus outputs a ese mar de sobreestimulación y se situan en una condición de hiporeactividad y aparecen como hiporeactivos o hipoestimulados, algo que en realidad no se corresponde con la realidad como veremos a continuación.

La baja activación (arousal) defensiva correlaciona en los niños con el déficit de atención, son niños que aparecen como distraídos y que no atienden instrucciones, despistados, olvidadizos, temerarios (por falta de aprendizajes sobre los riesgos) y desobedientes que plantean problemas educativos importantes tanto a padres como maestros y compañeros. En realidad el déficit de atención es un obstáculo o filtro que pone el niño ante esa invasión de estimulos ambientales.

Pero cerrar la ventana plástica para la estimulación ambiental tiene tambien consecuencias en la segunda parte de esta historia pues el individuo aprende bien pronto a autoestimularse de forma artificial, usualmente a través del movimiento muscular o la actividad fisica (que es una especie de mantra del cuerpo) y a veces cortocircuitando la reflexión critica (impulsividad) y más tarde a través de drogas, el riesgo, el sexo o la comida. Es interesante saber que fumar tabaco es seguramente una de las formas mas conocidas de autoestimularse y curiosamente una de las pocas causas conocidas de TDAH: las madres fumadoras tienen más probabilidades de tener hijos con TDAH.

En realidad el TDAH no es una enfermedad sino una condición neurobiológica matriz de numerosos trastornos mentales, una condición de riesgo más que una enfermedad en sí misma. Al llegar a adultos los niños con antecedentes de TADH pasan a formar parte de ese grupo de personas con diagnósticos de la personalidad, el más común es el «trastorno limite» de tal modo que los síntomas de «déficit de atención» y los del «trastorno limite» se solapan de tal forma que son indistinguibles. (Miller, 2008)

Y lo son porque el TDAH en realidad no es una enfermedad sino un endofenotipo, es decir algo a medio camino entre el fenotipo y el genotipo, un constructo intermedio en el sentido de Cloninger, o el soporte neurobiológico de la impulsividad y la distraibilidad. El constructo teórico del endofenotipo es muy útil pues se encuentra en mitad de lo ambiental, lo temperamental y lo neurobiológico ofreciendo muchas respuestas a nuestras dudas. Probablemente dentro de la clasificación de Cloninger el endofenotipo más relacionado con el TDAH sea el «sensation seeker» (el buscador de sensaciones), aunque el rasgo de «buscadores de novedad» y el constructo del TADH no sean homogéneos por pertenecer a niveles de definición diversos.

De manera que tratar el TDAH seria en realidad operar sobre ese constructo neurobiológico o endofenotipo y de alguna forma hacer prevención sobre futuros desarrollos anómalos de la personalidad, basta pensar en la enorme cantidad de aprendizajes vitales que un niño con TADH puede llegar a perderse si no se consigue frenar su tendencia a la hipo-hiperactividad. Concretamente se utiliza para eso el metilfenidato que es el psicofármaco más antiguo que existe en la farmacopea psiquiátrica actual y por lo tanto el más conocido y seguro. Sabemos de él que no provoca en absoluto dependencia fisica ni psíquica a pesar de tener un mecanismo de acción muy parecido a las anfetaminas, de modo que cuando lean que el metilfenidato es una droga de abuso no lo crean, no lo es. Su mecanismo de acción es a través del sistema de recaptación de la dopamina y no estimula directamente la producción de la misma, opera en este sentido de manera muy parecida a la fluoxetina (Prozac), solo que este psicofármaco lo hace en el sistema serotoninérgico.

La dopamina esta relacionada con la motivación, la atención y la generación de autodirección y de autotranquilización, de manera que bajos pulsos de este neurotransmisor están relacionados con cierto grado de apatía, distraibilidad, escasa capacidad y motivación para relacionarse con los demás o para recordar datos significativos de nuestros interlocutores necesarios todos ellos para la socialización. Es precisamente la producción de dopamina la que manipulamos al introducir el metilfenidato, la atomoxetina o cualquiera de esos derivados.

Y la verdad es que está demostrado que mejoran los rendimientos escolares de los niños con TDAH al tiempo que mejoran tambien la sociabilidad. Naturalmente no hay que tomarlo de por vida sino quizá solo durante el curso escolar hasta que el cerebro madure por si mismo y ya resulte innecesaria su administración.

Naturalmente existen otros tratamientos para el TDHA y muchos adultos con pequeños signos de haberlo padecido encuentran «caminos» paralelos para mitigar sus sintomas, no cabe duda de que ciertas profesiones y la practica del deporte suponen verdaderos autotratamientos para personas con TDAH y son tambien la causa de empeoramientos cuando por las razones que sea se deban abandonar estas actividades o suspenderlas temporalmente.

Mi opinión es que tanto los detractores como los defensores del término TADH tiene parte de razón. El genotipo TDAH está presente en amplias capas de la población y no emergería de no habitar en entornos audiovisuales cargados de ruido o ambientalmente  sobrecargados. En este sentido el TADH seria una mala-adaptación fenotipica a un entorno de sobreestimulación y seria un precursor de multiples patologias psiquiátricas aunque no necesariamente fatal desde el punto de vista predictivo puesto que el individuo puede utilizar los mismos resortes de la mala-adaptación para derivarlas hacia actividades placenteras y útiles.

Nuestra tarea como educadores es aislar a nuestros hijos de la codicia de los mercados y entender que en realidad ese horizonte de estímulos no es sólo una consecuencia de la complejidad social sino que es en cierta forma una estrategia de marketing de los mercaderes para engatusar a nuestros hijos. Los niños han dejado de ser una edad de transición y se han convertido en un mercado por sí mismos: proteger a nuestros hijos consiste en dotarles de instrumentos para discriminar lo necesario de lo prescindible y sobre todo aislarles de estimulos ambientales nocivos y la mejor forma de enseñar todas estas cuestiones es poner limites tanto a los estimulos que llegan desde fuera como a las respuestas que emergen desde dentro.

Educar es desde luego un verbo muy complejo pero en el aspecto que manejamos aqui es decir como preventivo de fenómenos que están relacionados con la saturación de estimulos es necesario recordar que educar implica reducir la paleta de elecciones y restringir las salidas conductuales.

Bibliografia.-

  • Cloninger, C. R., Svrakic, D. M., & Przybeck, T. R. (1993). A psychobiological model of temperament and character. Archives of General Psychiatry, 50, 975-990.
  • Cloninger, C. R., Przybeck, T. R., & Svrakic, D. M. (1991). The tridimensional personality questionnaire: U. S. normative data. Psychological Reports, 69, 1047-1057.
  • Miller CJ, Miller SR, Newcorn JH, Halperin JM. «Personality characteristics associated with persistent ADHD in later adolescence». J. Abnor Child Psichology 2008, feb 36 (2): 165-173.

 

Metajuegos

Los metajuegos tal y como su palabra indica son las cuestiones que no son propiamente el juego en que están enfrascados los jugadores pero que determinan en gran parte el resultado del juego. Las trampas en los naipes, el «farol» del poker, la busqueda de tablas en el ajedrez o el catenaccio italiano en el fútbol son ejemplos de metajuegos.

Todo juego está compuesto por reglas. Tomemos el fútbol como ejemplo. De lo que se trata es que un equipo meta mas goles que su oponente (pero nadie dice cuantos), para ello hay unas reglas que cumplir: el corner, el penalty o las faltas que son sanciones, después estan determinadas reglas que identifican el futbol como juego, el jugar el balón con el pie excepto el portero que puede tocar el balón con la mano, etc. Lo importante es saber que el juego, al menos en una final no puede terminar en empate, hay uno que tiene que ganar, es un juego de suma cero, lo que uno pierde lo gana el otro. Sin embargo una liga de fútbol no es una final y es por eso que ya no es un juego de suma cero, y  un equipo puede seguir en la misma categoria solo ganando algún partido y empatando muchos, puesto que el empate asegura 1 punto, mientras la victoria son 3 puntos. Vale la pena recordar que antes de jugar un partido cada equipo tiene 1 punto. Lo que significa que sin hacer nada cada equipo podria llevarse 1 punto, lo que justifica las tácticas defensivas -metajuegos- que algunos entrenadores se empeñan en llevar adelante.

Para aquellos de vosotros que querias informaros mejor sobre esa rama tan interesante de la matemática que lleva por nombre teoria de los juegos os dejo aqui el enlace de la wikipedia. En realidad si llegué hasta estas teorias fue a raiz de mis lecturas compulsivas respecto a psicologia evolucionista. Fue Maynard Smith el que me guió hacia este tipo de conceptualizaciones tan útiles para entender algunas decisiones de nosotros los sapiens, decisiones que se pueden categorizar a través de ciertos engendros matemáticos de los que yo no entiendo nada salvo sus consecuencias evolutivas: es el caso del concepto de «conducta evolutivamente estable» de Maynard Smith.

Una conducta evolutivamente estable es aquella que da premio en el puntaje estratégico evolutivo que naturalmente está relacionado con la capacidad de un gen de trasmitirse a la siguiente generación. Asi las estrategias de emparejamiento entre nosotros los humanos se consideran un juego de interelaciones destinadas a la reproducción. Cuantas más copias de mis genes existan en la siguiente generación más puntos me llevo. Es por eso que la monogamia, la poligamia y la promiscuidad son estrategias evolutivamente estables y es por eso que se encuentran representadas en nuestra especie y por la misma razón la poliandria no ha sobrevivido como estrategia reproductiva. Del mismo modo el canibalismo o el alimentarse de carroña era una estrategia prehumana que podia mejorarse y por eso no ha sobrevivido a la deriva evolutiva: se trata de conductas extinguidas, pues no dan premio evolutivo, en este caso en términos de alimentación suficientemente nutritiva.

De manera que la teoria de los juegos nos permite explicar qué estrategias han sobrevivido a la deriva evolutiva y por qué. Otra de las conductas más estudiadas y relacionadas con el altruismo reciproco es el grooming: aqui hay un post donde expliqué cuales eran las posibles estrategias interpersonales respecto a la desparasitación y el por qué determinadas conductas tienen premio evolutivo.

Se me ocurrió escribir este post a partir de la lectura de este otro  que me pareció muy acertado en cuanto a la interpretación que hace Jose Monzó de la situación actual a partir de la eclosión del movimiento de 15-M.

Una de las caracteristicas de los metajuegos es el empate infinito,  lo que caracteriza este tipo de estrategias es precisamente el llevar a los contendientes a una situación de impasse: aquel lugar donde no pasa nada y todo parece haberse detenido o congelado. Nuestra vida profesional, familiar y conyugal está llena de metajuegos donde parece que nada puede deshacer esas tablas infinitas en que parece haberse convertido nuestra vida. Las discusiones con nuestros parientes parecen no conducir a ninguna solución, casi siempre nos quedamos con la sensación de que la discusión nos ofrece una tregua pero el problema y su comprensión -sea el que sea- no parece haber avanzado ni un ápice a pesar de las discusiones que en algunas parejas pueden llegar a ser constantes. ¿La razón? Pues porque la discusión, la confrontación de pareceres o de opiniones no sirve para nada, es sólo un metajuego más. Es por eso que las personas inteligentes no discuten jamás, excepto cuando pierden el control de sus emociones, porque las personas inteligentes lo que suelen hacer es introducir metajuegos de mayor nivel.

Y los empates en los metajuegos solo pueden resolverse a traves de un metajuego de superior nivel que lleve el sistema hacia el cambio.

Una persona inteligente es por ejemplo Alfredo Rubalcaba, tan inteligente resultó que siendo ministro del Interior se negó a cumplir una orden del tribunal correspondiente para disolver las manifestaciones del 15-M, más conocida como acampada de Sol. Rubalcaba sabía perfectamente que el cumplimiento de esa orden suponía su tumba politica y aun más: el reforzamiento de la acampada misma, es por eso que se saltó a la torera la Ley y permitió la acampada.

Hizo bien por dos razones: una de caracter estratégico, no empeorar las cosas y sobre todo por una cuestión esencial: la acampada de Sol no era un problema de orden público.

Paradójicamente si se hubiera propuesto cumplir con la recomendación del tribunal hubiera convertido la manifestación en un problema de orden publico pero Rubalcaba decidió no jugar y inventó un metajuego: una estrategia de mayor nivel de definición que dejó en tablas el pulso de los acampados y el gobierno, un empate que sigue vigente. Curiosamente la oposición le echa en cara no haber cumplido la ley pero todo el mundo sabe que las leyes tienen un aspecto fáctico dificil de pasar por alto: tambien está prohibido beber en la calle y no se disuelven a la fuerza los botellones, es un ejemplo.

Los metajuegos se establecen no tanto para ganar en una confrontación sino para redefinir las reglas del juego, es por eso que determinados conflictos parecen como enquistados, cuando son tratados como juegos de suma cero, por ejemplo el conflicto palestino-israelí, el conflicto de Irak o Afganistán y casi todos los problemas del mundo en que vivimos, terrorismo inclusive. Han terminado los tiempos en que un ejército se imponía a otro o lo aniquilaba y el conflicto terminaba (hasta que aparecia otro en otro lugar). Los conflictos que tiene planteado nuestro mundo ya no pueden resolverse manu militari , no tienen una solución técnica sino ética, por una razón fundamental: porque tal y como parece demostrar Gadafi en Libia quitar a alguien del poder por la fuerza y a través de una intervención armada extranjera es una tarea ingente que consume enormes recursos y que se toma demasiadas victimas inocentes.

Los problemas se enquistan porque la lectura que se hace de ellos es en términos de confrontación: hoy he oido por la radio que el movimiento del 15-M augura la emergencia del totalitarismo , al parecer una idea peregrina de Esperanza Aguirre. No han entendido que cuando un juego se agota hay que recurrir a un metajuego para modificar las reglas del juego anterior. Y quieran o no el juego de la democracia representativa tal y como la tenemos diseñada en España, está agotado.

No hay nada dramático en ello, hasta el fútbol ha modificado sus reglas en mas de una ocasión para beneficiar al espectáculo en sí y es por eso que el futbol es un deporte de masas que conserva su atractivo. ¿Por qué la politica -que tambien es un juego- no puede cambiarse?

Nosotros los españoles ya cambiamos las reglas del juego una vez pasando de una dictadura a una democracia formal tal y como conté en este post sobre el bipartidismo. ¿Por qué los politicos democráticos son tan testarudos que siguen empeñados en jugar con sus reglas y no admitir un minimo cambio?

Pues porque es su negocio, claro.

Porque no saben metajugar como Rubalcaba que lo hace al menos cuando le conviene.