Engagement

marisa

Marisa Salanova es una catedrática de psicología social de la Universidad Jaime I de Castellón, que recientemente estuvo dando una conferencia en el 61 Congreso de la Asociación española de Psiquiatría del niño y del adolescente (AENyA) que tuvo lugar en Castellón titulada precisamente así: “Engagement” que podríamos traducir como compromiso o conexión.

El engagement podría ser comprendido mejor si lo oponemos a otra cuestión relacionada: el burnout o “síndrome del quemado”. Posiblemente sabemos más de burnout que de engagement pues la psicología ha invertido mucho más recursos en investigar lo que funciona mal que aquello que funciona bien. De eso se ocupa la psicología positiva, precisamente el área de interés de Marisa Salanova.

Engaged es estar apasionadamente comprometido con el trabajo que uno realiza, disfrutar de él, implica vigor, dedicación y absorción, implica obtener placer y está basado en un concepto aristotélico de la felicidad: aquella que no se encuentra fijada al placer sino a los proyectos, los valores y al sentido de la vida. A las fortalezas de cada cual, hablamos entonces de una felicidad o pasión eudeimónica. Un bien estar que tiene que ver con la conexión a los propios valores y habilidades y no tanto enfocada a los resultados o los beneficios individuales.

Hablamos entonces de personas engaged o equipos engaged, también de instituciones engaged o bien como dice Salanova: organizaciones saludables. Ese lugar donde todos nosotros quisiéramos trabajar.

Entornos que favorecen el engagement o como lograr que su organización sea saludable.-

1.- El liderazgo positivo es aquel que se especializa en mejorar a las personas y atender sus necesidades emocionales y no tanto a controlar, vigilar o mandar. Una de las características de los líderes positivos es que son transformacionales y no tanto autoritarios. El líder es necesario pero el “amo” es un producto medieval, el capataz una función siniestra de la revolución industrial primigenia, el jefe, una antigualla del XX. Nadie trabaja con pasión si está sintiendo que trabaja para otro y que no participa del reparto de los bienes que acumula su trabajo. Por eso suele decirse que el mejor líder es el que no se nota, está ahi, como referencia y es además un catalizador.

Funciones del catalizador o líder positivo.-

-propicia y facilita.
-empodera y responsabiliza.
-enseña a pensar.
-resuelve problemas.
-siembra ideas y plantea preguntas que impulsan la conciencia hacia niveles de definición superiores.
-genera focos de liderazgo a su alrededor, legitima, descentraliza y delega.
-atiende más de un nivel de definición por vez e integra opiniones diferentes.
-no atiende objetivos sino a pequeñas decisiones sensatas.
-trabaja localmente y en red.
-sabe que ninguna decisión es definitiva pero todas son necesarias.
-carece de planes para arreglar el mundo.

2.-Naturalmente las organizaciones saludables precisan también de recursos, la inversión en recursos es necesaria para construir equipos engaged. En la miseria o los recortes es difícil encontrar los recursos necesarios para transformar una organización basada en la competitividad, la lucha contra la toxicidad de los jefes o el malhumor de los compañeros. La ausencia de recursos “quema” la organización del mismo modo que el burnout individual puede definirse como el resultado de exigencias mayores que los recursos individuales. Hoy sabemos que una de las causas de “estar quemado” es no disponer de formación suficiente para lidiar con problemas usualmente complejos, también el no conocer el destino de los propios esfuerzos o el no sentirse valorado por la organización y los jefes. Los recursos han de ser adecuados a fin de propiciar esos entornos que llamamos “love companion”, es decir el cariño y apoyo entre todos los miembros del equipo: la existencia de buen rollo.

3.- Los individuos han de tener oportunidades de aprendizaje, control sobre su trabajo y variedad a fin de no atrincherarse en el “síndrome del funcionario”, bien conocido nuestro y que consiste en esa manera de percibir el trabajo como una condena (de 8 a 3) y que procede de la idea -en cierto modo falsa-, de que necesitamos trabajar para pagarnos nuestras necesidades. Para el “funcionario”, el trabajo no es central en su vida sino una dura tarea que hay que cumplir acogiéndose a todas las oportunidades para dejar de estar en cuanto sea posible.

Sin generosidad, responsabilidad, optimismo y amabilidad individual no hay manera de que una organización progrese hacia ninguna parte pues sus usuarios acabarán contagiándose de esta manera de proceder deshumanizada: hay que saber que tanto el engagement, como el burnout o el “síndrome del funcionario” se contagian.

No hay que confundir el engagement con la adicción al trabajo (workaolic). La adicción al trabajo es una manera de obturar otras dificultades personales y no genera engagement en los equipos sino ansiedad y culpa. El individuo trabaja porque no puede parar de hacerlo sin tener un buen bajón de autoestima y cierto síndrome de abstinencia.

La atracción de talento y el mentoring son otras dos formas de conseguir organizaciones saludables y conseguir además que aquellos que hemos captado no se vayan con otra organización a la menor dificultad. Fidelizar los recursos humanos es tan importante como fidelizar a los clientes, usuarios o pacientes.

engaged

Naturalmente el engaged es un compromiso, de manera que hay que terminar diciendo que -salvo excepciones- son las organizaciones las que malgastan los recursos humanos disponibles y que la mala organización es la responsable de que las cosas no funcionen. las personas concretas tienen una responsabilidad limitada y el futuro además está orientado en la dirección de que los empleos innecesarios terminarán siendo absorbidos por las máquinas. De modo que es posible predecir que el futuro será engaged o no será de ninguna otra forma.

Enamórate de tu trabajo o confórmate con ser un excedente laboral.

Marisa Salanova tiene una web donde ha desarrollado un Hospital Optimista y podeis pedirle cita para que os arregle vuestra organización.

Redes gramscianas

odio

Ayer cayó en mis manos este aritculo titulado ¿Cómo la homofobia se convirtió en una palabra?  que habla de palabras, más concretamente de la palabra “homofobia”. Y habla sobre todo de una investigación que se llevó a cabo ya hace tiempo sobre la condición homosexual y como consiguió revertirse este fenómeno que según el autor provocaba entre los homosexuales vergüenza, culpa,  auto-odio y secretismo.

Lo cierto es que la homosexualidad es una condición neutra que no implica peligrosidad alguna entre sus practicantes y sin embargo es una condición perseguida y condenada sobre todo por las religiones y casi todos los gobiernos autoritarios. La pregunta que se hace el autor es ésta, ¿como puede explicarse esta persecución a una población que por otro lado es inofensiva?

A los homosexuales no solo se les odia, sino que se les teme, concluye Weinberg.

Hay una asociación entre homosexualidad y pederastía yel imaginario colectivo les considera “pervertidores de eniños”   a pesar de que hoy sabemos de que la mayor parte de ofensas a los niños por parte de adultos proceden de heterosexuales bien conocidos por ellos. Otra posible explicación es la infecciosa. Las personas suelen comportarse con los homosexuales como si se tratara de una enfermedad contagiosa, evitándoles y segregándoles. No cabe duda de que aun hoy la mayor parte de la población considera la homosexualidad como un vicio, una condición enfermiza, algo que en cierta forma puede elegirse y que por tanto puede abandonarse a voluntad.

No cabe duda pues de que hay un rechazo social de la homosexualidad.

¿Por qué nuestros abuelos no conocian la palabra homofobia?.-

La palabra homofobia es un invento reciente y con eso no quiero decir que el rechazo a los homosexuales no sea algo bien conocido desde la antigüedad (y dependiente de las culturas), pero la palabra “homofobia” es un neologismo que añade alguna cosa al simple rechazo de antaño. La palabra “homofobia” añade una suposición: la de que es algo patológico, el sufijo “fobia” la emparenta con las enfermedades mentales, y sirve para señalar, para estigmatizar a los homofóbicos. Ser homófobo es hoy un defecto moral, un crimen social como antaño fue ser homosexual.

¿Como se logró esta inversión?

Antonio Gramsci (1891-1937) fue un periodista, escritor e ideólogo comunista italiano que pasó buena parte de su vida en la cárcel y que tuvo mucho tiempo para pensar, tanto que en realidad fue el inventor del neolenguaje, a pesar de que se tuvo en Orwell un precursor. La idea fundamental de Gramsci es en realidad muy lacaniana: si logramos cambiar a través de las palabras el significado de una anterior -aunque conservando algo de su esencia-, modificaremos su sentido a nuestra conveniencia.

Una especie de traslación, de phoroi o de mudanza entre un significado viejo y su permuta por otro nuevo. Algo asi como una metáfora, sin intención poética sino de perversión del lenguaje y del sentido de las palabras.

Recordemos el concepto gramsciano de “hegemonía”:

“Hegemonía es un conjunto de ideas dominantes presentes en la sociedad, a las que la gente da un consentimiento aparentemente natural. La hegemonía manda, no por poder coercitivo económico o político, sino a través de un discurso, o a traves de significados con el que logra un consenso libre y cómplice”.

O lo que es lo mismo si logramos cambiar el discurso y sus significados es posible cambiar el poder de manos. Necesitamos pues una nueva “hegemonía”, en el caso de Gramsci, el ascenso del proletariado al poder. Y para cambiar ese discurso hace falta agitación social, es decir repetir hasta el paroxismo esos nuevos significados a fin de socavar la linea de flotación del poder constituido.

Esta es la idea fundamental de la teoría política de masas que según Gramsci sustituiría paulatinamente a la vieja clase dominante por una clase nueva, que naturalmente y con todo el derecho del mundo barrería a la antigua, lo que no dice Gramsci es qué sucedería en el futuro con esa clase de nuevo poder que una vez establecido tendería a comportarse como el anterior, con formas tiránicas, no hay que olvidar que Orwell era un comunista que escribió 1984 después de su experiencia en España durante la guerra civil. Orwell no hablaba de oídas, estaba hablando en su libro del comunismo real.

Lo que importa comprender en este momento es que, efectivamente el lenguaje tiene diversos niveles de consciencia. Las palabras no son nada neutrales y nos cambian la percepción que tenemos de las cosas. Todos sabemos como los políticos hacen uso malabar de esta propiedad de las palabras, de sus acepciones y sustituciones, de sus desplazamientos, mudanzas y semejanzas; baste recordar que los “recortes” son “ajustes presupuestarios” que la construcción de bloques de cemento en las playas son “crecimiento sostenible”, que el aumento del precio de la energía eléctrica es en realidad “un déficit tarifario” o que el referendum de independencia es simplemente el “derecho a decidir”.

Pero este neolenguaje del telediario es en realidad “pecata minuta” si lo comparamos con el “agit prop”, con la agitación que ciertas ideologías llevan a cabo con percepciones más cercanas a la identidad, a la mismidad por así decir. Y no cabe duda también de que si Gramsci tuviera twitter tendría el valor añadido de la agitación en las redes, más que eso parece que las redes se han vuelto gramscianas y que la inversión de las palabras ha logrado cambiar el discurso de manos.

Todos podemos ser homófobos, pero solo los homosexuales pueden ser homosexuales.

La destrucción creativa

creativa

Toda innovación plantea un problema nuevo: ¿Qué hacer con lo viejo?

Piensen ustedes en como las grandes superficies han influido en nuestra forma de comprar, en nuestros gustos y aun en nuestro ocio. Piensen qué ha sucedido con el comercio tradicional, ese que ocupaba el centro de las ciudades. Piense en como UBER, esa plataforma de taxis compartidos está poniendo contra las cuerdas al taxi tradicional o piensen en como la industria librera o peliculera se está resintiendo con las “bajadas” -piratería le llaman- en Internet.

Lo viejo se resiste a morir, y levantan barricadas contra cualquier innovación, siempre ha sido asi, sucedió con la rueca de hilar (por agua), con la maquina de Watt, con el comercio a vapor, con la imprenta. Cualquier cosa nueva “deja en el paro” a multitud de negocios y personas y cambia la cultura de un negocio que ha de transformarse o morir. Usualmente y durante un cierto tiempo conviven ambas cosas: lo nuevo y lo viejo y a veces incluso se inventan artiulugios hibridos (como el coche a medio camino entre la gasolina y la pila de litio), La batalla entre lo nuevo y lo viejo no se libra en un sólo dia, es necesario un poco de tiempo para que algún bando se imponga al otro.

Ahora bien, no debemos pensar que inexorablemente lo nuevo se impondrá a lo viejo solo por el efecto de sus bondades supuestas. Evidentemente tener luz electrica es mejor que alumbrarse con faroles de gas, pero la inductria del gas no se quedó de brazos cruzados esperando a que los eléctricos se les impusieran. Del mismo modo la industría electrica no quedará de brazos cruzados ante la inminencia de energias baratas y renovables, incluso habrá gobiernos que se pondrán de su parte. Plantearán su propia guerra y lo harán como siempre se hace: a través de la politica.

Es por eso que los paises no se desarrollaron o prosperaron al mismo tiempo, ciertas couyunturas críticas impusieron un distinto galope en las innovaciones y ciertos gobernantes y sus castas se opusieron a los inventos que traian innovaciones importantes. El imperio otomano se opuso a la imprenta hasta bien entrado el siglo XX, el imperio austrohúngaro, se opuso a la industrialización y hasta al ferrocarril hasta que fue definitivamente derrotado.

Lo viejo se resiste a morir.

La politica es el campo de batalla de intereses económicos que casi siempre muestran su carácter de obstáculo a lo nuevo, su carácter reaccionario.

Algo que explica por qué algunos paises fracasan. Al decir de Acemoglu: fracasan porque poseen instituciones anticuadas y obsoletas, parasitarias, tiránicas o extractivas. Vale la pena listar algunas de las propiedades que ha de tener un pais para que su población progrese:

1.- Un estado centralizado que gestione la paz y el orden. Una justicia que funcione y castigue a los transgresores.

2.-La existencia de incentivos individuales.

3.- Libre comercio y sistemas de comunicación que aseguren el tránsito de mercancias e ideas.

4.-Control democrático y parlamentario de las élites politicas y económicas.

5.-División de poderes al estilo Montesquieu.

6.- Una prensa libre que no dependa de las elites económicas o políticas.

7.- Existencia de la propiedad privada que garantice la seguridad jurídica y evite el expolio por parte de las élites. Recordar que hay dos fromas de expolio, uno es el trabajo sin o con bajos salarios o forzado (servidumbre) y otro es el aumento de impuestos.

8.- Instituciones inclusivas que traten de mejorar las condiciones del pueblo y le provean de servicios suficientes para la conservación de su salud y bienestar.

9.- Enfrentar el problema de la destrucción creativa y gestionar su alcance.

10.-Garantizar la educación de calidad entre sus ciudadanos.

¿Comprendes ahora por qué la democracia no es exportable a todos los paises?

La mayor parte de países pobres ni siquiera han alcanzado el primer nivel, ese estado centralizado que suponga una superación de lo tribal, como Haiti, Agfanistán o Somalia pero hay otros paises donde si se ha conseguido este objetivo de centralización, un ejemplo es Corea del Norte, China, Rusia o Venezuela. En estos paises sin embargo las élites siguen siendo extractivas y se consolidan en el poder de forma ilicita: usualmente a través de lineas endogámicas o hereditarias como las monarquías o a través de procesos pseudodemocráticos, persecución de los disidentes y de los delitos de opinión, y por supuesto inexistencia de prensa libre.  No se trata de paises pobres (Venezuela, Nigeria o Congo podrian ser considerados paises con recursos) sino empobrecidos por élites extractivas crónicas que han logrado perpetuarse en el poder a través de asonadas, golpes de Estado o incluso a través de una democracia secuestrada.

Por último: sin incentivos individuales es imposible construir un estado próspero. Nadie va a trabajar para beneficiar a otro. Y sin las suficientes garantías juridicas nadie va a invertir en el futuro ni habrá ahorro. La amenaza de expolios, nacionalizaciones, impuestos exagerados o confiscaciones no son la mejor forma de dar seguridad a los emprendedores.

Lo normal es que en estos paises no exista innovación ni emprendimiento. Y por eso estos paises han fracasado siguiendo la terminología de Acemoglu.

Y la fórmula critica: sin educación no es posible generar una élite de personas educadas que haga progresar a su país. Simplemente le abandonan a su suerte.

Las máscaras de la fe

La fé como todo el mundo sabe es creer en algo sin pruebas. He hablado en algunos posts anteriores sobre la idea de que la fé, no es un simple ejercicio de ignorancia o de pusilanimidad sino una tecnología muy importante de nuestro cerebro y que suele coincidir con nuestros planes más secretos de redención o de brillo. Creer sin pruebas es una prestación a la que nos impulsa nuestra condición de seres deficitarios que se hacen preguntas y que sin embargo no tienen a su disposición las herramientas necesarias para construir hipótesis ni la valentía para verificarlas. Ni ganas.

La fe, es sin duda una posibilidad al alcance de todos, barata y democrática.

Al principio la fé se alimentaba de tótems, de espiritismos varios, de ídolos, de la sensación de que habia algo más allá, ¿dónde van los que pierden el aliento y mueren?, todas esas preguntas metafísicas que ya el homo habilis llegó a plantearse. El problema de la fé es que ha evolucionado mucho desde nuestra mentalidad medieval, alli donde entendíamos que todo era un plan de Dios y que a nosotros no nos cabia otra sino adecuarnos a ese plan y encontrar en él alguna pista sobre el proceder de los Dioses, fueran cuales fueran.

El caso es que el personal sigue teniendo mucha fé, pero el caso es que no lo saben. Ya no creen en Dios y es por eso que lo han inventado según sus conveniencias y es asi que se explica el éxito de la new age que posibilita la inducción de un Dios individual, un Dios a cada manera (in my way).

La new age puede definirse como un movimiento cultural que trata de revitalizar todo aquello que la ciencia y el conocimiento -con razón o sin ella- descartó del mundo de lo racional por considerarlos algo cercano a la brujeria, la magia, lo oculto y lo esotérico, y es asi como las hipótesis ciberparanoicas, las interpretaciones sesgadas, las creencias sobrenaturales más o menos disfrazadas de astrología o de extraterrestres y las mentiras con buena prensa se divulgan en la red. Pues sin red no habría new age y puede considerarse a la misma, como el eje de torsión de estas ideas ingenuas y de buena apariencia que las conforman.

La new age puede considerarse como una condensación de creencias orientales, ideas politicas anarquistas, medicinas alternativas y sobre todo una desconfianza extrema en los valores en los que uno -paradójicamente vive- y que al mismo tiempo rechaza para adentrarse en ideas sobadas como la del “buen salvaje” o la “tabla rasa”. Hay también una new age politica e incluso gastronomica, una new age sexual y otra new age económica que no tiene en cuenta la evidencia del dinero,  los gastos y el valor que cada uno de nosotros añade con su actividad y que tratan de emprender cruzadas insostenibles con el gasto -sanitario por ejemplo- mientras en otro lado defienden el gasto sostenible. Dicho de otra manera: la new age es un agregado de creencias y prácticas sincréticas sin ton ni son que encuentran su legitimidad precisamente en la marginalidad de sus propuestas. Como si todas las ideas que hemos ido descartando fueran, por eso mismo, verdaderas.

Recetario de imágenes new age.-

Me he dedicado a recolectar algunas sentencias y soflamas new age para que el lector pueda apreciar la ingenuidad bienintencionada, la mezcolanza de temas y causas que se defienden muchas veces contradictorios entre sí y la negación de las disciplinas científicas como fuente de conocimiento estandard.

1.- Politicas.-

Y que puede simplificarse así con respecto al sistema:

O sea que “os den”: que es lo mismo que se critica aqui:

2.- Derechos humanos.-

Por otra parte una de las causas new age que acapara mas atención son los animales y sus derechos, algo que sorprende por la animalización con que se trata a algunas personas de derechas casi siempre.

Hay tambien tabúes, por ejemplo el de los toros, por eso no subiré ninguna imagen de tan preciado animal por solidaridad con los antitaurinos ni tampoco de ratitas de laboratorio. ¿O si? Ahora que el enemigo se llama Tordesillas ya podemos publicitar la tortura.

Una de las barricadas donde los newageros han encontrado carnaza es en el tema de los ilegales, una trinchera que puede dar mucho de sí aunque nadie sepa como sufragar los gastos de los legales.

Como dice aqui, todos fuimos ilegales en algun momento aunque antes se les llamaba colonos.

Y la metáfora del nazi vuelve para renombrar a los que pretenden cobrar los servicios sanitarios a los que no los pagan.

El culto a las diferencias también es muy newagero, y el de las minusvalías aunque en otro lugar se proclame el derecho al aborto

3.- Recetas de salud mental.-

Estas recetas son aun peores que las del ministerio de Sanidad, ya sabes, si no eres feliz es porque no quieres.

La clave está en deshacerse del rencor. Cosa fácil y al alcance de cualquiera.

Y la solución de todo, la pócima que todo lo cura es el amor.

¿Por qué elegir pues la desgracia si todo depende de ti?

Las contradicciones parecen no importar demasiado en la filosofía new age que trata de diversificar un culto a todo lo esotérico o exótico -intrínsecamente bueno-, la unica barrera “mal vista” es la defensa de los valores en los que se vive, lo que nos da de comer , la negación de nuestras verdaderas creencias que no son otras sino la forma en que vivimos y de qué vivimos y que aunque parezca imposible son las que nos sostienen.

Ya me he cansado de poner ejemplos, la filofofía new age es insostenible intelectualmente hablando, de modo que le auguro un gran porvenir pues es la fé ( y el rencor) y no la razón quien la alimenta: la nostalgia de cuando teniamos un Dios al que adorar y unos reglamentos que obedecer. Antes de ser laicos y libres.

Hasta que el hombre descubrió que él era Dios.

Lo malo es cómo poner de acuerdo a tantos diosecillos.

Fechorías educativas con niños y con mascotas

Escribo este post impulsado por el deseo de algunos comentaristas que me pidieron consejos prácticos como continuación a esta entrada donde hablé del TDAH (trastorno por deficit de atención e hiperactividad). Decía alli que en mi opinión los niños de hoy se enuentran sobreestimulados y que es ésta sobreestimulación la que puede estar en la base de que cada vez tengamos mas diagnósticos de niños hiperactivos y con déficit de atención o de ambos síndromes al mismo tiempo.

Esta idea tiene importantes consecuencias educativas y de higiene, podriamos decir doméstica puesto que es posible implementar ciertas estrategias destinadas al menos a amortiguar el peso de esta sobreestimulación

Lo cierto es que educar es un verbo multidimensional que abarca demasiadas variables relativas no sólo a los modos sociales de comportamiento en publico sino a la transmisión de valores, costumbres, gustos asi como a la instrucción y la disposicion de aprendizajes diversos que logren encajar a un sujeto determinado en una sociedad concreta.

Y este es precisamente el aspecto más controvertido del tema pues para muchos la educación es en sí misma algo forzado, algo relativo al terreno del adoctrinamiento. Una violencia que se ejerce contra una persona supuestamente capaz de desarrollar infinidad de habilidades de forma espontánea a poco que fuera dejado en libertad para orientar su vida segun su inclinación y albedrío. Lo cierto es que esta idea que se conoce con el nombre del “buen salvaje” ha contaminado nuestro siglo XX hasta el punto de que la mayor parte de nuestros contemporáneos abrazarian semejante falacia o al menos defenderían alguno de sus cinismos sustitutos, el más frecuente de los cuales es éste: “puesto que vivimos en una sociedad capitalista la educación no puede desvincularse de la rapiña, el lucro y la competitividad, hagamos lo que hagamos lo haremos mal puesto que esas son las coordenadas en las que nuestra educación debe moverse”

Ni que decir que estas ideas han dado argumentos a los educadores para no intervenir en aquellos temas delicados donde uno necesariamente ha de poner en marcha procesos punitivos, lo que hemos hecho es claudicar de nuestras funciones educativas y fiarlo todo al Estado: “que sean ellos los que eduquen a nuestros hijos”. Esa es la idea que goza con una mayor simpatía entre nuestros conciudadanos y seguramente la que ganaria las elecciones en el caso de que las ideas compitieran en las urnas.

Lo cierto es que la doctrina del Buen salvaje que debemos a un pensador bastante relevante en nuestro ambiente -me refiero a Rousseau- es falsa. Los niños se hacen buenos (o menos malos) gracias a la educación y no a través de ella. Hay otros factores involucrados en el resultado de una educación y que no están directamente relacionados con el tipo de educación que se les preste y son estos:

  • El carácter de cada cual que introduce la variable podriamos decir inicial e incluyo aqui las enfermedades de la infancia que pueden explicar ciertas diferencias en la crianza tal y como conté en este post.
  • El barrio, los amigos, conocidos y vecinos tienen una influencia trascendental en la educación de nuestros hijos.
  • Lo que vemos en nuestra casa -los modelos de convivencia- tiene un nivel de penetración mucho mayor que las palabras y las recomendaciones.
  • Estar demasiado tiempo solo tiene un poder pernicioso enorme para un niño del mismo modo que lo tiene para nuestras mascotas.
  • Y la variable crítica: la familia y las negociaciones de la distribución del poder entre sus miembros y que las dividen en dos grandes grupos: las familias funcionales y las familias desestructuradas. Una manera de definir qué es una familia desestructurada es que es aquella donde nadie sabe quien manda y donde los roles de poder necesitan ser negociados permanentemente.

El problema de la educación de hoy es que como los padres están muy poco tiempo con sus hijos se dedican a mimarles o complacerles mas allá de lo deseable y lo peor: a distraerles con toda clase de artilugios electrónicos diseñados para captar su atención. Todo el mundo reniega de los castigos, de las admoniciones y casi todos los padres dudan o se sienten culpables cuando no tienen más remedio que intervenir en una reyerta en relación con sus hijos.Esta mala conciencia está relacionada con el “Buen salvaje”, los padres de hoy estan persuadidos de que tienen que alcanzar con sus hijos una relación entre iguales lo que es una forma de decapitar los aprendizajes sobre algo que es fundamental para un niño: saber quien manda es tan importante como tentar los limites a partir de los cuales la autoridad se hará notar.

Ignoran que la libertad solo puede alcanzarse desde la obediencia, una virtud poco deseable hoy y tan rara que parece casi un insulto. Educar es empoderar a alguien que no tiene ningún poder e impulsarlo hacia la consecución del mismo según sus habilidades..

Al menos hacia el mínimo sentido que tiene la palabra “poder”, hacerse cargo de uno mismo, dirigir la propia vida. Esta podria ser una definición de mínimos.

Educar es conseguir que los niños tengan menos poder que sus padres e ir cediendo soberanía paulatinamente a medida que el niño vaya haciéndose cargo de si mismo con responsabilidad.

Hablaré del error mas grave por frecuente y de alguna forma “bien visto” en educación, desde mi experiencia de psiquiatría de adolescentes y niños.

 La abdicación del rol normativo.-

Un ejemplo:

¿Recuerda usted a que edad logró estarse quieto sentado en una silla?

Se trata de un aprendizaje esencial, si su hijo a los 5 años es incapaz de permanecer sentado en una silla es inútil que vaya a la escuela, toda su educación y aprendizajes se retrasarán y conseguirá hacerse aborrecer por todos sus compañeros de aula. Un niño no deberia ser escolarizado si no es capaz de mantenerse sentado en un silla durante un tiempo determinado. Del mismo modo que un niño ha de controlar esfínteres para ir a la escuela es necesario que consigamos que lo logre antes de mandarle a ese colegio tan caro donde les hablan en inglés. En este sentido las guarderias no son instituciones socializadoras sino aparcamientos de niños con padres ocupados.

Educar es poner limites y hacer de “malo de la pelicula”. El buenismo no educa, el buenismo crea monstruos.

El primer pecado capital de los educadores de hoy es la mala relación que ellos mismos tienen con la autoridad, con el arquetipo paterno por decirlo en términos jungianos. Y mantener malas relaciones con la autoridad es nefasta para la salud mental de niños, de adultos y de paises enteros, de organizaciones, empresas y de cualquier sistema, hay algo en la autoridad que es visto como coercitivo porque estamos acostumbrados a pensarla desde un lugar de dominio y no de jerarquias de crecimiento, pero lo cierto es que la autoridad genera orden y la falta de ella desconcierto y aumento de la agresividad . Echa un vistazo a tu entorno laboral y te darás cuenta que la mayor parte de problemas de la gente ( y que terminan por convertirse en problemas de salud mental) es la ignorancia supina que la gente tiene de su lugar en la piramide de poder en su entorno laboral. Criticamos, tememos y admiramos a nuestros jefes del mismo modo que los niños critican a sus profesores, educadores o padres a los que usualmente ven como dictadores arbitrarios que se limitan a fustrar sus deseos genuinos  sin ninguna razón.

Abdicar de ese rol punitivo, de autoridad inapelable es seguramente la fechoria educativa más lamentable que pueden cometer tanto los padres como los educadores y la que llena a la postre nuestras consultas de salud mental. Es curioso que en apenas 30 años hayamos pasado de una sociedad  autoritaria y castradora a una sociedad permisiva y autocomplaciente. No me pregunten cómo ha sucedido esto pero asi es.

La verdad es que no todos los niños son igualmente educables ni de la misma forma. Hay quien es insensible a los castigos, mientras otros son tan sensibles a las reprimendas que incluso da miedo llamarles la atención. Pero casi la mayoria de los niños son sensibles de una forma u otra tanto a las admoniciones como a los castigos, que es lo mismo que decir que todos los niños saben cuales son los limites que no se pueden cruzar si no quieren encontrarse enfrente de la autoridad competente siempre y cuando -claro está- estos limites se hayan explicitado. Sin embargo en relación con los castigos está demostrado que mejoran la adherencia a las reglas de los grupos, lo que quiere decir que si bien los castigos pueden no ser útiles para educar a ciertos niños lo serán para evitar que otros se sumen a las fechorias grupales que se traman en las escuelas por ejemplo.

El lector interesado puede consultar este post donde Adolf Tobeña habla de “Castigo y civilidad”. El lector encontrará además en el post señalado mis ideas respecto a esta cuestión en mayor profundidad.

Recientemente visioné un video de una especie de psicólogo de perros, una especie de Supernany de canes que me impresionó por la simplicidad de las soluciones que inroducia para rehabilitar conductas de los animales que naturalmente traducian disfunciones y errores educativos provocados por sus dueños. Entre los más señalados problemas que presentan los perros destacaré los siguientes:

  • Los animales ladran continuamente.
  • Los animales atacan a otros perros.
  • Los animales destrozan el mobiliario del hogar.
  • Los animales no atienden las instrucciones de sus dueños que se ven incapaces de dominarles incluso cuando los llevan sujetos con la correa.
  • Los animales muerden a desconocidos e incluso a veces a sus dueños o atacan a miembros de la familia.

Los perros son animales muy inteligentes y se nos parecen en que son gregarios y territoriales, proyectan sobre nosotros al jefe de la manada y es por eso que nos resultan tan atractivos. Nuestro perro es seguramente el único que nos obedece, parece que nos quiere, nos espera, nos reconoce y muchas veces se entristece si nosotros estamos tristes etc. Es por eso que desarrollamos con ellos vínculos perdurables bien distintos de los que creamos con los gatos por ejemplo, animales mucho menos sociables e inadaptados a vivir con humanos.

La mayor parte de las conductas que más arriba describí pueden resumirse y explicarse  a través de estas causas:

  • El perro tiene ansiedad o mejor inseguridad (reconocible por la posicion del rabo), y la causa más frecuente es que el perro pasa demasiado tiempo solo o recibe órdenes contradictorias.
  • El perro no sabe a qué atenerse en la distribución del poder, es decir no sabe quien manda en la manada, algo bastante frecuente en un hogar con muchas mujeres y macho alfa ausente.
  • El perro no está socializado e interacciona con el resto de perros con miedo.
  • El perro cree que es el el jefe de la manada y se dedica a amedrentar a todo el mundo.

Lo interesante de estas causas y que dan lugar a aquellas conductas es que han sido inducidas por sus dueños.

¿Cómo?

Listaré algunas errores cognitivos para que pienses en la relación que existe entre estas sencillas conductas y la compleja interacción que mantenemos con nuestros hijos donde tratamos en cualquier caso de explicarnos a traves de complejos argumentos racionales. Dejo en manos del lector que construya por sí mismo la metáforas utiles salvando la distancia de inteligencia que existe entre un perro y un niño humano que maneja conceptos y simbolos, que tiene deseos y construye mentiras para salirse con la suya o bien parado.

1.- El perro es tratado como un miembro más de la familia olvidando su condición de animal, el perro no puede compartir ni los mismos espacios que los humanos, ni los mismos sentimientos, para él estan vedadas ciertas “libertades” que podrian concederse a un humano.

2.- El que manda decide cuando estamos jugando, cuando estamos comiendo, haciendo ejercicio o simplemente durmiendo o descansando. El que manda es el que decide los tiempos de cada cosa. El perro no decide.

3.-Ciertas conductas son intolerables y no deben consentirse jamás, por ejemplo que el perro duerma con nosotros, en la misma cama o comparta sofá o se suba a los muebles. O que orine y defeque en nuestro “territorio”.

4.- La mayor parte de los dueños de perros maleducados creen que amar a los animales consiste en tratarlos con mimo y dulzura, consintiendo todos sus caprichos. Ignoran que el “teaching” es una forma de amor mucho mas efectiva que el consentimiento o la sensibleria.

Con todo pienso que en la actualidad la educación de nuestros hijos contiene un elemento más de los que no se cuentan: me refiero a que la educación es el unico tampón de seguridad que existe entre nuestros hijos y el mercado. Mantener a nuestros hijos alejados del mercadeo es tan importante como mantenerlos alejados de los peligros y de la sobrecarga de estimulos. La tarea desde luego no es fácil puesto que vivimos en ese tipo de sociedad y no en otra, pero podemos hacer algo para fortalecer a nuestros hijos prematuramente y que sean capaces ellos solos de discriminar la necesidad del capricho. Es por eso que a continuación propondré este decálogo de fortalecimiento de la voluntad que puede ya aplicarse a partir del año de vida y aun antes.

1.-Está prohibido golpear

2.-Está prohibido escupir la comida.

3.-Se puede pelear con alguien de tu tamaño pero nunca con alguien más pequeño. Las niñas no se tocan.

4.-Los castigos se cumplen a rajatabla.

5.-Las recompensas deben administrarse con inteligencia y vinculándolas a algun logro. No deben darse recompensas por nada.

6.-Enseñar a compartir, dar las gracias y pedir perdón.

7.-Después de jugar recoger.

8.-Si quiere que el niño duerma no le estimule antes de dormir.

9.-Respetar las horas, los ritmos de la comida.

10.-No reirle las gracias al niño cuando ha transgredido alguna de las anteriores.

Y la regla fundamental: No discutir por la educación del niño en su presencia.

Es por eso que algunos dicen que la educación es imposible, pero es posible evitar los errores garrafales, esos que convierten a los hijos en pequeños monstruos generados por una pesadilla de Goya.

¿Qué es una mujer?

Recientemente me invitaron a una cena de conmemoración de una de esas “collas” de fiesta que abundan en el paisaje valenciano. La novedad es que habia un espectáculo posterior a la cena y que el espectáculo era la actuación de un travesti, concretamente de la chica karamelo a la que yo no habia visto nunca aunque si habia participado alguna vez en ese tipo de espectáculos que suelen darse en las despedidas de soltero.

Naturalmente que conocia de la existencia de travestis tanto en el plano profesional como en el personal y siempre me habian fascinado por su teatralidad  rozando el esperpento, la hipérbole o la hiperrealidad y lo que yo interpretaba como tendencia al simulacro, al simulacro de qué cosa es una mujer.

La chica karamelo pues era una anécdota más en esa clase de conocimientos que se adquieren por la via del espectáculo y he decir que no me defraudó y que me divertí muchísimo con su actuación a pesar de que los chistes, los guiños,  las canciones en play back y los comentarios-monólogos podrian ser vistos como zafios, vulgares y con ese tinte de misoginia que preside el imaginario de los homosexuales. Comentarios sobre genitales y sobre limpieza de los mismos, chistes sobre ginecólogos, pomadas, vagynesiles, chupadas y coitos anales pero sobre todo por una critica mordaz sobre la femineidad y sus prácticas sexuales y sociales.

Mientras le oía pensaba en tres cosas.

1.-La primera es esta pregunta: ¿cómo es posible que la karamelo me resultara más femenina que todas las mujeres juntas que habia alli? ¿Cual era el secreto?

2.-La segunda cuestión que me planteaba mientras veia su actuación era ésta ¿que nos hace tanta gracia de los travestis? ¿Como pueden soportar las mujeres tanta critica a su esencia y a la vez reirse?

3.- ¿Qué es la femineidad? ¿Cómo es posible que un hombre pueda saber más de lo femenino que las mujeres?

Y es asi que me puse a pensar sobre este concepto de qué cosa es una mujer y qué es eso que llamamos femineidad.

Lo cierto es que todo el mundo sabe qué es una mujer, al menos  sabemos identificarla por aquello del dimorfismo: las mujeres tienen cuerpos distintos  a los hombres -cada vez menos-, son más pequeñas, tienen una distribución distinta de la grasa, tienen pechos (o tetas), y son genitalmente distintas a nosotros, tienen una voz mas aguda y tienen menor masa muscular y fuerza que los hombres, tienen rasgos caracteriales que las definen y tienen más gusto por hablar, expresarse y compartir. De manera que todos nosotros sabemos quién es una mujer, sabemos distinguirla o reconocerla pero ¿sabemos qué es una mujer?

Lo cierto es que los travestis juegan con esa incertidumbre a través del disfraz y algunos de ellos se instalan en esa identidad más alla de lo íntimo o lo puntual (transformismo). ¿Pues cómo saber si hay o no una mujer bajo un vestido, una apariencia de mujer? De hecho es por eso que nos reimos tanto con ellos pues sabemos que son hombres disfrazados de mujeres. Esa es la gracia, pues mientras nuestro cerebro percibe su “femineidad” nuestra mente sabe que es un hombre, una disonancia trágica que se resuelve a través de la risa.

Y es trágica porque pone a prueba nuestro concepto monolítico de la identidad. Para la mayor parte de nosotros o se es un hombre o se es una mujer, no caben identidades intermedias, pero esta idea no solo es falsa sino que es puesta en cuarentena en el teatro y en el arte donde el travestismo y la ambigüedad ocupan desde la antigúedad un lugar de honor en los temas universales de la escena o de las artes plásticas.


Los travestis como los cómicos son necesarios en una sociedad y sirven para criticarla y para desenmascarar sus falsedades; para demostrarnos que no tenemos ni idea de qué es una mujer, sabemos reconocerla pero cuando alguien se disfraza de ellas y nos enseña sus atributos idealizados, hormonados o quirúrgicos caemos en la cuenta de que vivimos continuamente en una ilusión, un simulacro consensuado. En realidad, de no saber de antemano si la karamelo era un hombre o una mujer podríamos caer en el engaño y tomar como mujer lo que no es sino un simulacro de mujer, algo que nos hace plantearnos a los hombres si no seremos en el fondo homosexuales con la consiguiente inquietud. Y a las mujeres si no serán en el fondo unas monjas moralistas.

Lo cierto es que resulta imposible definir qué es la femineidad y qué es la masculinidad más allá del reconocimiento de ciertos atributos perceptibles que nos son conocidos desde nuestra primera infancia, pero es obvio que la suma de todos esos atributos por sí mismos no constituyen una totalidad sino una abstracción, una categoría (femineidad o masculinidad) pues la Totalidad carece de existencia real, todas las mujeres de la Tierra juntas no representarían una Totalidad llamada Femineidad pues la suma de todas las totalidades-parte no constituye una Totalidad que precisaria de otra Totalidad para ser definida. Lo que existen son totalidades-partes es decir holones.

Lo que quiero decir es que existen en todos y cada uno de nosotros copias de patrones de qué es un hombre y qué es una mujer formando parte de nuestra identidad con distintos niveles de resolución. Y es obvio que los travestis son hombres que presentan una copia femenina que no es una copia cualquiera (como nos sucede a la mayoria de nosotros) sino una copia preferente en su sistema autoreferencial es decir formando parte de su identidad.

Se trata de un bucle gödeliano, autoreferente que constituye su Yo. Son mujeres a la vez que saben que son hombres y son portadores de una de esas paradojas en las que no podemos afirmar ni su veracidad ni su falsedad.

Ahora bien ¿es esto posible? ¿puede darse esta contradicción en un ser humano?

Diria que es inevitable pues somos entidades autoreferentes, un trozo de materia que se piensa a sí misma y cuyos andamiajes son otros holones plagiados de nuestro sistema parental o social. A la vez que es tambien imposible definir la femineidad. Pertenecemos a una especie que se especializó en construir simbolos y además llegados a un cierto nivel de complejidad esos mismos simbolos construyen otros simbolos de manera que estamos apresados en una especie de jaula metafísica que nos permite plantearnos la pregunta filosófica de fondo ¿qué es una mujer? a la vez que somos incapaces de responderla sin añadir, a la vez, ciertos bucles de nuestra procedencia que sin saberlo transforman el significado.

Con lo que no conseguimos sino una regresión infinita de significados. Cuanto más completa es nuestra definición más incoherente resulta como dice el principio de Gödel.

Y lo cierto es que cuando hacemos esto lo que hacemos en realidad en desfigurar las respuestas y construir nuevos patrones que nos alejan del centro de la cuestión. No sabemos qué es una mujer solo podemos afirmar si nos gustan o no nos gustan.

La femineidad (o la masculinidad) es un invento individual, algo simbólico que cada uno construye con los hilos de sus experiencias, recuerdos pero tambien estereotipias y consensos, una captura icónica de bucles, un trabajo de mimesis y un trabajo de poiesis y a veces un trasplante o modelado del deseo de otro.

Y a mi me gustó la Karamelo, dotada de ternura, simpatía, gracia y atributos femeninos hiperbólicos a pesar de saber que es un hombre.

Pero sigo sin saber qué es una mujer y no me siento por eso decepcionado pues la vida se hizo para ser vivida y no para ser explicada.

2ª Ley de Traver.-

Si me gusta una mujer no es porque me gusten las mujeres sino porque esa me gusta incluso si no cumple con la ley de Traver.

El ser no lineal

A principios del siglo XX los cientificos estaban convencidos de que el mundo podia ser descrito en términos de una perfecta maquinaria, engranajes predecibles y leyes de causa-efecto universales. Los tiempos modernos sirvieron de modelo a Charles  Chaplin para su comedia del mismo titulo donde se dedica a ridiculizar tal idea y sus nefasta consecuencias sobre el empleo que la industrialización provocó en el proletariado.

Poco a poco fueron surgiendo investigadores que fueron poniendo la idea de un orden mecánico universal en tela de juicio. El determinismo newtoniano se batió en retirada  (aunque no sin prestar resistencia) ante las evidencias de los procesos no lineales donde la causalidad parecía haberse puesto del revés dando lugar a conceptos como caos, no-linealidad, caos determinista, impredictibilidad, bifurcaciones, estructuras disipativas, desorden, autoorganización, retroalimentación, etc.

Cuelgo esta serie de 7 videos donde se exploran con rigor divulgativo todas estas cuestiones siguiendo un cierto orden histórico.

Los nombres del caos.-

Alan Turing y la morfogénesis

Boris Belousov, y la química de las reacciones oscilatorias.

Edward Lorenz, y el efecto mariposa.

Robert May y la dinámica de poblaciones.

Benoit Mandelbrot y las fractales

Ilya Prigogine y el orden del caos

Video 1.-

Video 2.-

Video 3.-

Video 4.-

Video 5.-

Video 6.-

Video 7.-

La idea que puede extraerse del visionado de este interesante reportaje es que las matemáticas pueden servir para algo que está mas allá de si mismas si contamos con la retroalimentación (la reentrada). Cualquier sistema con reentrada se transforma en un generador autoorganizado de orden y caos sin intervención externa aun partiendo de reglas muy sencillas y descritas por ecuaciones que aunque parecen inmutables y planas someten al sistema a un cambio que es además impredecible.

El universo es precisamente eso, un latido de patrones generadores de otros patrones algunos de los cuales son matrices de matrices como sucede con la fórmula de Mandelbrot que genera de forma recursiva formas infinitas y autosimilares al original.