Una fábula contra-factual

¿Qué pasaria hoy si Trump hubiera ganado las elecciones en USA en 2020?

¿Crees que hubiera habido de todos modos una guerra en Ucrania?

Se trata de una fabula contrafactual, algo parecido a la ficción pero que discurre en el pasado en lugar del futuro donde siempre se suceden esas utopias y distopías que llamamos ciencia o política ficción. Se trata de un artefacto literario, pues es en la literatura donde podemos articular ese fenómeno que llamamos «suspensión de la operatoriedad» y que pone contra las cuerdas el concepto de hipótesis que siempre se ha de verificar en el futuro. ¿Pero podemos llevar a cabo una hipótesis contrafactual? Si, podemos hacerlo siempre y cuando aceptemos que sea cual sea esta hipótesis ya forma parte del metaverso, de esa nube de posibilidades que pudieron ser pero que ya no son operativas. Sin embargo nos permiten pensar en lo que sucede hoy y puede suceder mañana a poco que seamos capaces de tejer flechas de causalidad. Se trata pues de un experimento mental y cualquiera de mis lectores pueden dejar en los comentarios su opinión.

Es por eso que yo creo que esta guerra, de ser Trump el presidente no se hubiera llevado a cabo. Argumentaré ahora esta hipótesis.

El trilema de Rodrick.-

paradoja

El trilema de Rodrik o también llamado el trilema imposible, descrito en su libro, «La paradoja de la globalización» señala que es imposible conseguir al mismo tiempo, la globalización económica, la democracia política y la soberanía nacional. Las tres opciones simultáneas son incompatibles por lo que nos veremos obligados a escoger sólo tres de ellas. Y por supuesto a globalización es incompatible con la democracia.

-Soberanismo sin democracia, la que lleva a cabo Putin.

-Soberanismo y democracia, la que llevó a cabo Trump.

-Globalización sin democracia, la lleva a cabo Biden con sus falacias bien conocidas: argumentos morales y democracia como bandera.

El partido demócrata americano cuya cabeza visible es hoy Biden es probablemente el motor que lleva a cabo ese proyecto que llamamos globalización, al que no solo se oponen Rusia y China, sino todo el mundo árabe. Las razones de esta oposición son más de mentalidad y tradición que de intereses y tienen que ver con conceptos clave en la antropología humana: los rusos son un pueblo conservador y de raíces cristianas y no quieren verse absorbidos por ideologías estúpidas que hoy gobiernan gran parte del mundo protestante y anglófono con sus delirios feministas, sus cabalgatas gays o sus cuotas de poder regaladas a las llamadas identidades minoritarias. Naturalmente estarán de acuerdo con la «cancelación» si bien el Gulag en el caso de Rusia sustituye a la expulsión de la universidad. En este sentido es siempre mejor una ideología democrática donde se respeten ciertos valores humanos que la que viene produciéndose en Rusia y China con los opositores. No es de extrañar puesto que estamos hablando de países con regímenes dictatoriales. No son democracias sino tiranías más o menos encubiertas, pero sí usted cree que esta guerra va de democracias contra dictaduras le adelantaré que está muy equivocado.

El paradigma moral que acusa al Kremlin de esta guerra contra Ucrania parece obvio. ¿Quién puede estar a favor de bombardear un país y matar indiscriminadamente niños, ancianos y enfermos? Ahora bien, las guerras no se previenen ni se acaban con argumentos morales y mucho menos pueden estos paradigmas explicarlas.

El paradigma geopolítico también parece un poco insuficiente para explicar esta guerra. Los militares no son tontos y saben ya a estas horas que invadir un país no es fácil, sobre todo cuando la población se resiste que es casi siempre y menos aun perpetuarse en él, cambiar el gobierno y asentarse en el mismo durante mucho tiempo. El ultimo país que fue conquistado de ese modo fue la Alemania nazi después de la pinza que aliados y rusos montaron sobre Berlin en 1945. Después de esto no ha habido ningún país que haya logrado invadir a otro por la fuerza, ahí está Afganistán, Vietnam, Irak, Libia para demostrarlo. Las guerras ya no pretenden ocupar espacio vital como en la época del Reich sino en cualquier caso enclaves estratégicos como Crimea cuya adhesión se saldó sin víctimas o dejar a un país en la ruina propiciando un lento despegue a largo plazo, un Estado fallido. Las guerras se hacen por otras razones, son en este sentido cortinas de humo para hacer otra cosa o propiciar que se haga otra cosa. Es muy evidente que a Rusia no le hace ninguna gracia que Ucrania entre en la OTAN, como no le haría a China tener una Corea unificada en su frontera y que le pase como a Hong Kong. Pero se equivocan quienes piensan que esta guerra se ha llevado a cabo para liberar dos regiones de Ucrania con mayorías rusas. Hay una prueba irrefutable Rusia no ha sacado toda su potencia letal y se ha conformado con una guerra de low cost con reclutas y artillería.

Donald Trump era soberanista y demócrata pero intuyó que la prosperidad de China era la ruina de USA propiciada básicamente por la deslocalización de la producción de ciertos bienes y que si bien ha contribuido a disminuir la pobreza de algunos países, tuvo consecuencias nefastas en las economías mas fuertes del planeta sobre todo en USA. El paro ha sido la consecuencia de cierres patronales de empresas que han desplazado sus factorías a países donde la mano de obra y los costes empresariales son menores. La libre circulación de personas con permeabilización de las fronteras ha sido otra de las consecuencias de esta globalización con las secuelas conocidas por todos los occidentales, algo que ha venido en llamarse multiculturalidad, una forma de blanquear estas dificultades a veces insuperables que llamamos integración.

De manera que podemos decir con toda claridad que la globalización ha sido una buena idea para las élites financieras y también para ciertos países que han visto disminuir su pobreza consuetudinaria.

Volviendo al trilema de Rodrik, lo que este autor apunta es que es imposible aspirar a la globalización al tiempo que se mantiene la democracia o la soberanía nacional. De las tres hay que elegir a dos. Trump eligió la soberanía (junto a la democracia) y China optó por la globalización que en cualquier caso la beneficia y la soberanía pero renunció a la democracia y Rusia optó por el soberanismo sin democracia. La UE es un ensayo general de algo más complejo: de lo que se trata es de un experimento de supranacionalidad que necesariamente ha de sacrificar la soberanía de sus miembros en aras de esa entidad que llamamos Unión Europea, algo muy alineado con las tesis globalistas.

El problema es que la Unión europea es en realidad una unión a la alemana en la que apenas caben los países latinos, Francia, Italia y España-Portugal no encajan bien en ese proyecto que parece pensado para sesudos alemanes y  beatos calvinistas. Un proyecto donde los ricos han impuesto sus condiciones a los países del Sur, como ya vimos en Grecia y posteriormente hemos visto como los países de Europa del Este (Polonia, Austria, Hungría) se han sumado al descontento oponiéndose a la inmigración tanto como a la austeridad para llevar a cabo políticas fiscales globales. De manera que el proyecto de la UE, después de la salida de UK, parece hallarse en un impasse, donde el descontento parece haberse transformado en una opción política más, que ahora se articula en una serie de partidos que reciben la etiqueta despectiva de «ultraderecha», cuando en realidad son partidos que cuestionan esa cesión de soberanía a ese ente burócrata con sede en Bruselas.

Pero además sucede otra cosa: la UE juega al disimulo con sus aliados naturales (USA), en realidad USA y la UE son competidores con la balanza de pagos a favor de esta ultima. USA a través de Trump inició un proceso de renegociación de las condiciones comerciales con la UE y la amenaza de desmantelamiento de la OTAN puesto que se cansó de pagar por la seguridad de Europa mientras Europa le ofende continuamente a través de alianzas chavistas, castristas y gobiernos de izquierdas en general, como hace nuestro país desde la época de Zapatero. Lo cierto es que no hay un enemigo común y la UE juega a la ambivalencia desde hace mucho tiempo.

Trump planeaba dejar que Europa se las apañara sola y que decidiera cuales eran sus reclamos de seguridad sin el concurso de la OTAN. Que se pagara un ejercito propio si es que temía ser invadida por Rusia hasta que llegó Biden e invirtió este programa recrudeciendo la postura de la OTAN, algo que viene también de la mano del gas y de sus propios intereses. A USA le interesa que Europa deje de comprar el gas ruso y se lo compre a ellos aunque sea mucho más caro (gas licuado y transportado en barco). Y esta parece ser una parte de la jugada. A mí personalmente me parece que hemos de comprar el gas a quien nos lo venda más barato o a quien nos convenga. ¿Por qué no comprar el gas a Rusia o a Argelia? ¿Solo porque son comunistas?

El argumento moral tiene pocas probabilidades de instalarse en un país como Alemania, ellos seguirán comprándole el gas a Putin aunque sea a escondidas. Mientras tanto en nuestro pais el «tracking sigue siendo ilegal a pesar de que lo acabaremos comprando a USA donde no lo es por orden de la UE.

Lo cierto es que Biden y su prole tienen intereses poco limpios en Ucrania, algo que ya había sido denunciado por Trump y que fue negado no solo por el partido demócrata sino silenciado por casi toda la prensa norteamericana. Ahora los periódicos serios dan marcha atrás y comienzan a destapar la verdad sobre el asunto. Al final es verdad eso de que en Ucrania había laboratorios biológicos clandestinos.

De manera que sí renunciamos al paradigma moral y al geopolítico nos encontramos de bruces con el paradigma globalización-soberanismo. Y con Trump no hubiera habido guerra Rusia-Ucrania porque tanto Trump como Putin eran y son soberanistas y enemigos declarados de la globalización. La OTAN hubiera sido poco a poco desmantelada o trasladada a otro lugar y Europa habría tenido que definir su política de seguridad. El polo Euroasiático hubiera tenido una oportunidad con Trump que no tenia intereses ni en el gas ni en el petroleo ni mucho menos en Ucrania.

Hay algunas pistas que nos permiten responder a la pregunta ¿Qué busca Putin con esta guerra?

Prepararse para el reseteo.

Algunas pistas: 1) Rusia solo aceptará el pago de su gas en rublos que es lo mismo que decir en rublos-oro. Y ¿quién cree usted que tiene las mayores reservas de oro del mundo?

Y otra pista, el próximo día 1 de Abril se pondrá en marcha el sistema cuántico que vendrá sustituir al viejo SWIFT. El dólar dejará de ser la moneda madre en las compras internacionales.

China gana tal como Trump predijo

Un post necesario para entender por qué los enemigos de mis enemigos son mis amigos hasta que dejan de serlo.

La respuesta está en este post

12 comentarios en “Una fábula contra-factual

  1. Buenas noches Don Francisco (¿Paco?)

    Me parece muy acertado el reto.

    Por lo pronto yo también estoy convencido de que con Trump no habría habido guerra.

    Pero habría que hacer una reflexión previa. En mi opinión Trump si ganó las elecciones, es decir sacó no solo mas votos en general si no también mas votos electorales que Biden, solo que el fraude impidió que de ello deviniera el que fuera Presidente.

    La pregunta es hasta que punto precisamente la posibilidad de que Trump se decantara por ese modelo opuesto al globalismo de Biden fue lo que condicionó la existencia de ese fraude y que fuera lo suficientemente consistente y potente, como para impedirle llegar a la Presidencia.

    Y me temo que si, que la causa principal fue su antiglobalismo. El America first, o el Make America Great Again, son/eran incompatible con eso.

    Otra reflexión es acerca de la necesidad de incrementar los presupuestos de defensa. Y de como Trump recriminó a Uropa que dedicáramos tan poco. El problema es ¿presupuesto de defensa para qué? porque para defendernos de Rusia era/es mas que suficiente. Y ni le cuento de Marruecos, Turquía, Egipto… incluso para que Francia montara sus paseos africanos. Otra cosa es que nos diera para irnos de excursión por el mundo y hacer seguidísimo de los intereses USA. Y ahí si que hay un problema porque sus intereses no son los nuestros. Y hasta dudo de que los intereses del Consorcio sean los de los propios USA en su versión no globalista.

    Francamente no creo, por ejemplo, que la guerra en la ex Yugoslavia y la inhibición inicial de Uropa se debiera a un problema de presupuesto, si no de no alterar avisperos. He hicimos bien hasta que los USA/UK y el Papa polaco malmetieron hasta lograr que aquello reventara.

    No era presupuesto. Era sentido común y prudencia. Pero a USA no le interesaba.

    Otra cosa ligada al presupuesto es valorar hasta que punto el material que se compra, mayormente USA, deba ser necesariamente tan caro y si es de tan excelente calidad como nos cuentan.

    No se a cuanto les debe salir armamento equivalente a rusos y chinos, pero me supongo que a misma calidad será mucho mas barato. Y si el presupuesto Uropeo debe llegar a lo que nos diga USA comprando material USA, me parece que nunca será suficiente. Pero públicamente nadie tuvo narices de decirlo cuando nos visitó Trump. No se si en privado.

    Como consecuencia de lo anterior, con un Trump que nos hubiera dejado a nuestro albur (es decir mal defendidos según lo que entienden los USA por defendidos) y dejando también a Ucrania mas a su bola y orientando los intereses de USA hacia China, que es de donde viene la amenaza, no creo que hubiera habido guerra.

    Rusia no se habría sentido amenazada.
    Ucrania no se habría sentido apoyada en sus bravuconeadas.

    Y Uropa continental y Rusia hubieran podido consolidar sus relaciones mientras que a los hijos de su graciosa majestad en su Brexit y los polacos en su rusofobia les daban vahídos. Lo mismo el Consorcio globalista. Y si Uropa y Rusia hubieran sido listos le habrían ofrecido a las empresas USA participaciones para que Trump pudiera vender ante los suyos su buen hacer.

    El problema es que no ocurrió.

    Y el principal problema que se encontrará Trump si gana en el 2024 es que se verá enfrentado a una política de hechos consumados contra lo que el hubiera hecho. Y ese si es un serio problema para Trump.

    ¿Como toreará eso Trump en 2024? esa es la cuestión

    un cordial saludo

    Me gusta

  2. Pues parece que Zelenski es un héroe. Será que vivo en otro planeta, pero, ¿es normal lo que pasó en el Congreso? No salgo de mi asombro.

    Habría que decirle al Sr Zelenski que esa guerra es su guerra, suya y de Putin, no nuestra.

    Y encima tiene la desfachatez de decirle a un estado soberano lo que tiene que hacer, que se le hagan más bloqueos a Rusia y que le demos más armas, incluso nombró empresas españolas.

    Esta guerra es su guerra y ya bastante estamos soportando (y lo que nos queda)

    USA está utilizando a Ucrania y Zelenski es cómplice.

    Le gusta a 1 persona

  3. Como omega radical, no llevo nada bien lo que está ocurriendo.
    Un omega de mis características no se siente plenamente un ser humano, es importante saberlo.

    Me es difícil explicar este tipo extremo de misantropía, pero, lo cierto es que todo lo que rodea a esta guerra no ha hecho otra cosa
    que aumentarla de forma exponencial.

    Como no soporto el contacto con los opinólogos, tertulianos, periodistas, políticos etc etc que salen en los medios, lo que hago a veces, es ver algunos clips de vídeo que duran 2 o 3 minutos para «tomar la temperatura» de lo que piensan algunos de mis semejantes homo sapiens.

    Ayer vi a José Bono en una entrevista de la Sexta (lleva años y años saliendo en la tele, no lo entiendo).

    Pues nada, dijo una cosa de perogruyo, que Europa tendría que hacer su propia política exterior y no la que determinara los Estados Unidos.

    También dijo que las consecuencias de esta guerra, la terminaríamos sufriendo los europeos y no los americanos.

    Absolutamente cierto, pero, a continuación llamó a Putin, machirulo y asesino de la KGB.

    Y en cambio se solidarizó con Zelenski, tanto, que hizo una crítica asombrosa (a mi parecer), dijo que algunos diputados no se habían levantado a aplaudir cuando en el Congreso apareció el presidente ucraniano en unas pantallas de televisión que habían puesto.

    Pues si, esta es la forma de pensar de mís semejantes sapiens, lo que hizo Bono, fue dar un mensaje, USA es muy responsable de todo lo que está ocurriendo, pero, a continuación, para no ser tildado de pro-ruso, tuvo que decir una sarta de tonterías con respecto a Putin y Zelenski.

    A-L-U-C-I-N-A-N-T-E

    Tal es el maniqueísmo reinante, tal es el general infradesarrollo conciente,
    que no se entiende que hacer una crítica (argumentada) con respecto a USA, por ejemplo, no quiere decir, de ninguna de las maneras, que uno sea pro-ruso o pro-Putin.

    Esto es una cosa que no se comprende y yo como omega extremo no salgo de mi asombro teñido de arriba a abajo de indignación.

    ¡ Que nivel !

    Me gusta

  4. Asombrado cada vez más con esto de la guerra, sobre todo, con la acción, los planes de USA y la actuación lamentable y al unísono de los países de la Union Europea.

    La Union Europea se está inmolando solamente porque USA lo ha decidido. Patético y terrorífico a la vez, como nuestros dirigentes políticos siguen al pie de la letra el mismo argumentario que, a modo de consignas, ha sido confeccionado por USA y su apéndice «europeo», el Reino Unido.

    A ver si nos enteramos los españoles, los Estados Unidos, tiene una tradición muy larga de invasiones y de inventarse razones para esas invasiones, sin ir mas lejos, invadieron España, si, Cuba, Puerto Rico y Filipinas, no eran de España, eran España, y, Canarias no corrió la misma suerte de chiripa (creo haber leído que USA amenazó con invadir las islas si no aceptábamos sus condiciones para la rendición)

    Después de todo su historial invasor, empezando por la anexión de California, Texas, Nuevo Mexico, Arizona… hasta ahora, parece que hoy los Estados Unidos se está rasgando las vestiduras y claman al cielo por la invasión de Ucrania por parte de Rusia ¿Que pasaría entonces si los rusos decidieran utilizar el napalm y el agente naranja contra los ucranianos? ¿También seguirían clamando al cielo?

    Como Maya tiene múltiples velos, desconozco si al final las razones de esta guerra se enmarca dentro de la lucha entre globalistas y antiglobalistas, a bote pronto, lo que a mi me parece, es que USA no quiere permitir de ninguna de las maneras, llegado el momento, un gran acuerdo comercial y de defensa entre la Union Europea y Rusia.

    La idea de este acuerdo, lógico y razonable, la llevo tiempo escuchando. Por ejemplo, antes de la invasión, García-Margallo y otros, decían que la única solución pasaría por un gran acuerdo defensivo entre las dos partes, un acuerdo donde ninguno se sintiera amenazado. Que lo que pasó al final de la guerra fría fue un error, que a Rusia se la ha estado acorralando y ninguneando ¿Un error? ¿Eso qué es? ¿Un eufemismo?

    Pero, parece que la consigna ahora es que Putin, en su delirio, quiere conquistar toda Europa y que Ucrania está haciéndonos el favor de parar la locura del presidente ruso (Esto lo dijo Borrell hace poco ! Menudo personaje este Borrell, un pelota epítome del servilismo !)

    Osea, que Rusia se las está viendo y deseando para ocupar Ucrania y tiene en sus planes invadir el resto de Europa, pero, ¿A quién quieren engañar?

    Lo siguiente que quiere hacer USA, después de haber abortado un futuro posible gran acuerdo ruso-europeo, es que caiga Putin para después sembrar el caos en la Federación Rusa y provocar, si es posible, su fragmentación en países independientes. Putin no es Yeltsin y claro está que lo que interesa es una marioneta.

    Desde mi punto de vista, lo que quería Rusia era un gran acuerdo comercial con la Union Europea y la creación de un espacio defensivo seguro. De esa manera, los magnates rusos podrían seguir aumentando su cuenta corriente y podrían seguir tranquilamente con sus yates en la Costa Azul.

    ¿Qué ha pasado entonces? Pues que USA ha identificado a Ucrania como el punto mas débil de Rusia y ha estado todos estos años instigando hasta consiguir la guerra. Por su lado, Putin después de tanto tiempo insistiendo en negociar y llegar a un acuerdo, decidió invadir ¿Porqué ahora? Estoy seguro de que se estará lamentando por no haber hecho la invasión en fechas posteriores a la anexión de Crimea, se estará lamentando de haber esperado y haber dado tiempo a Ucrania a pertrecharse.

    ¿Qué es lo que quiere Putin? Lo que quiere Putin, a mi juicio, es rebobinar la Historia, regresar a la época de la caída del Muro de Berlín y, por medio de las armas, conseguir ahora lo que cree que tenía que haber sido un acuerdo justo para Rusia (supongo que a estas alturas todos sabemos que lo que las potencias no consiguen por medio de la diplomacia lo intentan conseguir mediante la guerra) Lo que quiera Putin después de haber invadido y metido en una guerra supongo que tendrá un mayor alcance, no se cual será.

    ¿Qué Putin es un psicópata? Estoy de acuerdo, pero, es que la psicopatía es imprescindible para acceder a un puesto como el suyo y la psicopatía es necesaria también para tomar las decisiones que tiene que tomar un individuo en un puesto como el suyo, o, ¿Es que pensamos que Putin es el único psicópata de entre los líderes (demócratas y no demócratas) que existen y existieron en el Mundo?

    Lo que queda claro es que lo natural hubiera sido un gran acuerdo con Rusia, sobre todo porque Rusia es un país europeo, pero, y ¿si ese acuerdo en principio de poca monta, con el tiempo desemboca en la creación de un foco de poder en Europa a nivel mundial? USA desde luego que eso no lo iba a permitir. Por otro lado puede que también los Estados Unidos hayan decidido «ocuparse» ahora de Rusia para hacerlo después con China.

    He escuchado voces con respecto a la conveniencia de que España abandonara la OTAN, Pero, ¿Es que acaso piensan que USA lo iba a permitir? USA con hacer unas declaraciones diciendo que Cataluña es una nación que está siendo oprimida por España, como también dando carta blanca a Marruecos para que hiciera de las suyas, sería mas que suficiente para que se nos quitara de la cabeza cualquier tipo de idea de este tipo.

    Esta guerra de Ucrania, (como diría Iker) es absolutamente espeluznante. Espeluznante por el drama humano y también (al menos en mi caso) por la constatación de hasta donde está llegando nuestro aliado Estados Unidos, y, también por la constatación del tremendo poder que tiene sobre Europa (yo era conocedor del mismo, pero, no de que fuera de tanta magnitud)

    En este comentario he hecho muchas más críticas a USA que a Rusia por la sencilla razón de que estoy en un país que vive bajo la órbita americana y estamos siendo bombardeados por la desinformación y la manipulación que ellos han diseñado (de la misma manera que está haciendo Rusia con sus ciudadanos, desde luego)

    Nos esperan malos tiempos. Tengo miedo.

    Me gusta

  5. Cómo gran neurótico, se muy bien de que van los miedos irracionales, aunque yo a este tipo de miedo le llamaría mejor «miedos racionales irracionalmente desproporcionados»

    La cosa está que arde, parece que USA quiere escalar y escalar e involucrar a mientras mas países mejor.

    También está apoyando a Ucrania señalándole objetivos militares e inundándolos con armamento convencional.

    Desde este punto de vista me gustaría saber que va a pasar cuando a Rusia se le acabe este tipo de armamento (su producción es muy inferior a la occidental) y «solamente» pueda contar con su armamento estratégico que es su fuerte y es donde más han invertido.

    Me gustaría saber que dicen al respecto los opinadores maniqueos, los «premios nobel» y la legión de tertulianos que tenemos abundantemente en España partidarios de armar a Ucrania.

    Al respecto he escuchado a varios militares decir que esto de armar a Ucrania es un disparate, cosa en la que estoy completamente de acuerdo, pero, la cosa es que los medios los catalogan (para intentar desprestigiarlos) como militares próximos a Vox y Podemos, cuando en realidad yo los denominaría como militares próximos a la racionalidad.

    Al respecto me parece patético eso de subscribirse, pagando incluso una cuota, a este tipo de medios. Pagar por ser desinformado y manipulado, el cólmo del surrealismo. (Medios como ABC y el País, por ejemplo)

    Ya como mera curiosidad me gustaría mucho saber el mecanismo, de que manera USA les hace saber y les hace llegar a los políticos europeos el argumentario y las consignas que después tienen que repetir como loros, supongo que será a través de las embajadas americanas, pero, no estoy seguro.

    A ver si también algún periodista se lo pregunta a Borrell, creo que sería de gran interés.

    También me gustaría mucho saber quien y cómo le dijo al Gobierno Español que pusiera unas pantallas de televisión en el Congreso para que Zelenski apareciera y fuera vitoreado por los diputados y, de paso, nombrara algunas empresas españolas que siguen comerciando con Rusia.

    No lo se, a lo mejor hay medios que se están ocupando de investigar esto, pero, no los conozco.

    Me gusta

  6. Este enlace conduce a «Los comulgantes» una película de Bergman de 1963. Uno de los personajes se encuentra muy angustiado porque al parecer leyó en los diarios que China pronto tendría la bomba atómica y por insistencia de su esposa, acude al clérigo protagonista del largometraje para que le ayude. Lejos de ello, el pastor, un cínico sincero radical (como dice Paco) lo hunde aún mas en la miseria.

    Curiosamente yo soy bastante mas parecido al clérigo que a su feligrés, me refiero sobre todo a esa incapacidad para la ayuda y esa tendencia a quererle «abrir los ojos» a quien acude a uno.

    Un querer «abrir los ojos» de forma totalmente cruda, aséptica y sin que nos den permiso, todo de forma muy sistemática y muy poco empática. Es como si pensáramos que los que no tienen un profundo desencanto por la vida y por el ser humano, no lo tienen por ignorancia, por falta de desarrollo consciente y nos diera rabia por ello.

    El pastor extiende este comportamiento con su amante. Muy buenos los diálogos escritos por Bergman, buenos y duros.

    Lo de esta guerra de Ucrania no solamente me provoca angustia, sino, un tremendo pesar e indignación. Cuando me despierto por las mañanas y recién me acuerdo del tema, por unos milisegundos creo que es una pesadilla que no es real lo que está pasando.

    A la vez no se porque opino del tema, no tengo ni idea de geopolitica ni tampoco sigo al día a día los acontecimientos por mi propio bien. Opino a base sobre todo de impresiones y de tomas de temperatura que hago para ver como va la cosa.

    De paso, voy a poner el enlace de un video que vi ayer que me pareció asombroso. Asombroso y clarificador acerca de la dirección a la que está yendo la sociedad con su delirio posmoderno.

    Me gusta

  7. Recientemente terminé de ver en YouTube una muy buena conferencia impartida por José Antonio Zorrilla, un diplomático español retirado de gran experiencia en el Este de Europa. La conferencia se titula «Ucrania: ¿Como hemos llegado a esta situación?»
    Muy interesante y profundo el análisis que hace. En algunas ideas clave, coincide bastante con algunas ideas que he escrito en los comentarios anteriores.
    Dice, por ejemplo, que siempre ha sido un objetivo primordial geoestratégico de USA impedir cualquier acuerdo importante entre Alemania y Rusia
    (Yo dije entre la Unión Europea y Rusia)
    A este diplomático los malintencionados y los no capaces de separarse de la Matrix oficial, lo llamarán prorruso, pero, le ocurre lo que a mi, es nuestro deber intelectual y personal, el detectar, en lo posible, las desinformaciones y manipulaciones que vienen tanto de nuestro gobierno, como de quien nos rige, en este caso USA.
    Si fuera ruso haría lo mismo con respecto a Rusia, por supuesto.
    En mi caso lo que parece es que tengo la capacidad mínima de análisis para darme cuenta de algunas cosas, pero, carezco de no se si llamarlo, la «inteligencia emocional» necesaria, para poder sobrellevar semejante putrefacción y desfachatez (leí recientemente unas declaraciones vomitivas de Tony Blair al respecto del conflicto)
    El señor Zorrilla insiste en que las relaciones internacionales son relaciones de poder, que los derechos humanos y el derecho internacional, no cuentan para nada.
    Y que por ejemplo, si USA está con sus bases cerca de Rusia, es porque puede y si Rusia no las tiene en el continente americano es porque no puede.
    Interesante y esclarecedora conferencia.

    Me gusta

  8. Pues parece que los Estados Unidos pretenden ahora extender la guerra a Lituania ordenando a esta el bloqueo ferroviario de Kaliningrado.

    No lo se, pero, lo que me está pareciendo es que antes que perder su hegemonía global, USA prefiere que se desencadene una 3a guerra mundial. ¿Será esto cierto?

    Y ¿Europa porque se está prestando a eso? Si nosotros, simples mortales, sabemos que USA ha estado instigando la guerra organizando la desastibilización de Ucrania y poniendo a Zelenski como marioneta ¿Sería posible que los políticos europeos no lo supiesen? A mi me parece absolutamente imposible.

    Y ¿Europa como se ha prestado ser llevada al matadero? No entiendo nada de lo que está ocurriendo.
    Europa autoinmolándose por una guerra entre USA y Rusia con Ucrania como tablero de ajedrez, una guerra que no es nuestra y no nos compete.
    Y después esa insoportable desfachatez del gobierno ucraniano quejándose de que España está aportando poco armamento, pero, ¿De qué van estos tíos?

    También, aparte de la indignación, sigo asombrado con Borrell.
    Lo veo desequilibrado, inflado, demasiado empleado en la «causa». ¿No será en el fondo un ser absolutamente acomplejado que ahora tiene su momento de gloria?
    ¿No estará comprado? ¿Que le supone a los que mandan pagarle unos cuantos millones de dolares mensuales? Pues nada, calderilla.
    Yo conocía al Borrell de cuando Felipe era presidente y me parecía una persona inteligente, preparada y sensata. Pues menudo chasco me he llevado.

    En el fondo estoy con ese desasosiego propio de la incertidumbre de no saber lo que está realmente sucediendo.

    ¿Alguien aparte de los instigadores que han planeado esto, lo sabe?

    Me gusta

  9. Entiendo que los encargados de organizar esta guerra han sido los demócratas globalistas, pero, no he visto, a los antiglobalistas americanos hacer nada, salvo algún exmilitar o algún senador que han hecho declaraciones contundentes.

    Sigo sin encontrar explicación alguna de como Europa se ha prestado al suicidio.
    Yo, que soy un mindundi, y, bastantes personas mas, sabíamos que las sanciones perjudicarían mucho más a la Unión Europea que a Rusia y sin embargo nuestros políticos que tienen mucha más información que nosotros se han prestado a ello.

    Lo de las sanciones, por lo tanto, no sin un error, y, sin no se deben a un error, por lo tanto la única opción que queda, es que se debe a un intento deliberado de hundir a Europa.

    Entiendo que a USA, desde el punto de vista geopolítico, haya decidido que le interesa una Europa muerta, sin relevancia mundial alguna, pero, que nosotros nos prestemos a ello tan «alegremente» no lo logró comprender ¿Esto es lo que quieren los globalistas europeos?

    Hay más razones de fondo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s