El liberalismo y la ganancia de función (II)

Hipogrifo

Ganancia de función es un concepto que se refiere a ciertas practicas de investigación que hemos conocido recientemente que se llevan a cabo con los virus. Consiste en convertir una cepa de virus más o menos benignos en relación con su poder letal sobre nuestra especie y convertirlos en virus más agresivos con el fin de preparar vacunas o fármacos para combatirlos -si fuera necesario- al tiempo que conocemos mejor su estructura infecciosa. A veces la «ganancia de función» es espontánea, y puede darse en un receptor de nuestro cuerpo, influida por factores genéticos y es causa de algunas enfermedades, simplemente el receptor original se ha modificado cambiando así su funcionalidad. Lo cierto es que esta práctica está prohibida en algunos países, pero no en otros, lo que significa que se hace de forma secreta en distintos laboratorios del mundo, es una tecnología externalizada. Y está prohibida por dos razones, pueden haber escapes y por tanto accidentes epidémicos y por supuesto se trata de una tecnología de doble uso: puede utilizarse como arma biológica.

De lo que se trata es de modificar el virus o microorganismo para que adquiera cualidades de otro de distinta o la misma familia. De lo que se trata es de construir un hipogrifo, ese animal fantástico vulgarizado en la serie Harry Potter, que es en realidad un caballo pero tiene garras, alas y cabeza de águila. El caballo sigue siendo un caballo pero puede volar, picar, atrapar presas, etc. esta es la idea del hipogrifo, un caballo con ganancia de función.

En el post anterior había comenzado a hablar sobre las tensiones que estamos viviendo en Europa estos días y adelanté allí una idea que me parece recomendable volver a señalar: el mundo liberal agoniza y agoniza precisamente porque se ha convertido en una ideología que ha ido evolucionando desde su origen, los whigs, hasta lo que conocemos hoy, una especie de caricatura de lo que fue. Mi hipótesis es que el liberalismo en Europa fue una hibridación con la socialdemocracia y fue bien gracias al colonialismo que nos procuraba materias primas y riqueza, grandeur como llaman en Francia a ese momento histórico. Pero el colonialismo ya ha terminado y Europa ha resistido mejor que USA los embates políticos de este siglo gracias a aquella simbiosis entre servicios públicos, protección sanitaria, educación obligatoria (¿Obligatoriedad de educarse en un régimen liberal?) y una mentalidad historicista que a caballo del cristianismo reformado o no, ha mantenido a Europa lejos de la liberalización radical que ha ido implantándose en USA y que ha terminado por metastatizarse en Europa.

De tal manera que en España por ejemplo no existe ningún partido político que no sea liberal, desde el PP hasta Podemos todos representan de una u otra forma esa caricaturización infantiloide que caracteriza el pensamiento liberal que algunos han llamado pensamiento Alicia del que el pacifismo es su principal representante. Un titular de hoy es precisamente el principal ejemplo de ese tipo de pensamiento: «El no a la guerra» de Podemos es fascinante precisamente porque Podemos está en el gobierno y es el gobierno quien ha mandado a la fragata «Blas de Lezo» al mar Negro para participar en una supuesta guerra en Ucrania. Es fascinante porque no solo Podemos está contra la guerra, personalmente no conozco a nadie que esté a favor de la guerra, pero no basta con los esloganes, estamos en la OTAN. Otra cosa sería que Podemos se preguntara o propusiera por qué no nos salimos.

En realidad la OTAN como Europa tiene los días contados y lo que estamos viendo hoy con esas reuniones entre USA y Rusia es un teatro donde las decisiones van a tomarse en secreto y se trata de decisiones que ocultan la incapacidad de occidente de hacer frente a la política expansionista de Putin. No es que Biden no pueda, es que no quiere, como tampoco Trump quería seguir manteniendo la defensa de Europa con sus medios, siendo puta y pagando además la cama. A USA ya no le interesa Europa, esta es la verdad, bastante tiene con el Pacifico y con sus propios ciudadanos, cansados de tanto estúpido y vacío liberalismo Alicia, eso que ha venido en llamarse ideologia woke.

La ideologia woke es una quimera, un híbrido, un hipogrifo entre valores liberales, fascistas, comunistas y ecologistas, presuntamente liberadores que sirven a intereses financieros y empresariales bien representados en la agenda 2030 y que no es en absoluto una fantasía de conspiracionistas, es un plan trazado, financiado y traducido a blanco y negro y que tiene como principales objetivos 1) la reducción de la población 2) la desaparición de los estados- nación y 3) la sustitución de la población autóctona por inmigrantes africanos o asiáticos.

Lo cierto es que el liberalismo como ideología cuenta con muchos defensores y clientes de todo pelaje, es lógico la mayor parte de la población estaría de acuerdo en abrazar ciertos valores que nos vienen de serie en nuestra tradición ¿Quién puede estar en contra de la igualdad, la hospitalidad o el rescate de inmigrantes en alta mar?

Lo estamos viendo en la pandemia, las democracias liberales son un mal lugar para una pandemia, pues los ciudadanos de estos países creen que son soberanos para decidir si se ponen o no mascarilla, desafían las cuarentenas y los confinamientos, pretenden tomar decisiones de salud pública como decidir si se vacunan o no, como si no hubieran entendido que las decisiones colectivas tienen prioridad sobre las individuales. Que lo colectivo no es una simple suma de voluntades individuales sino que es algo que las trasciende. A veces me pregunto qué hubiera sucedido si en lugar de una pandemia de coronavirus hubiéramos sufrido una de Ebola? La escabechina hubiera sido de órdago.

Una agenda, la de 2030, que paradójicamente se llama de «desarrollo sostenible» y que sin decirlo reconoce que el liberalismo no es ya sostenible. Y estoy de acuerdo, no lo es. Entiéndase que no soy un politólogo, es decir no suelo meter en la ecuación mis deseos para hacer mis pronósticos más de acuerdo con mi ideología. No tengo sesgo de confirmación. No es necesario decir que prefiero vivir en un país democrático y liberal antes que en una dictadura totalitaria. Lo que trato de decir y de explicar es que el proyecto «liberal» es cambiar el caballo por un hipogrifo y eso no lo está haciendo Putin sino los intereses USA traducidos en la agenda 2030.

El liberalismo no es sostenible porque a lo largo del tiempo ha ido ampliando su base de libertades hasta conseguir que las mayorías se queden sin libertad al traspasar su soberanía a minorías y moléculas supuestamente oprimidas por parte de esas mayorías. Y lo ha hecho hasta el paroxismo llevando a la propia ideología hacia una paradoja constante. En España todas las CCAA tienen leyes para favorecer la transición de género ,pero no hay leyes antiokupas. Los asesinatos de mujeres y los de gays tienen preferencia sobre los crímenes donde las víctimas son hombres, blancos y heterosexuales. ¿Cómo puede leerse la LVG (ley de violencia de género) que de hecho genera una justicia diferente según el sexo. ¿Alguien puede entender jurídicamente esta cuestión que termina con la igualdad?

Suele decirse que Podemos en un partido comunista, pero no es cierto o al menos es obvio que en cualquier país comunista carecería de legitimidad y todos sus lideres serían encarcelados. Podemos solo puede existir en un país liberal al borde de su colapso. Podemos representa el colapso de la ideología liberal, más que eso: fortalece su degradación. Dicho de otra manera, aunque ellos no lo sepan trabajan de acuerdo a los planes de esa agenda 2030 neoliberal que agrupa también al PSOE, PP, y C´s. No estoy tan seguro si Vox representa esa tendencia.

Podemos es un hipogrifo, parte de sus miembros abrazan el paroxismo liberal como Irene Montero y su ideología queer. ¿Alguien puede pensar que esta ideología sería sostenible en un país comunista?. Otras de sus soluciones son de corte antiliberal como su protesta contra la presencia de España en la OTAN o sus propuestas de ley sobre el alquiler de la vivienda. Garzón por ejemplo con sus criticas a las macrogranjas está del lado de la ideología woke pero él dice ser comunista. ¿Hay algún país comunista que haya rechazado la producción intensiva de carne? Lo mismo podemos decir de Pedro Sanchez y sus bandazos a lo largo de toda la pandemia. Ha aprovechado para sacar mediante decretos, sin pasar por el Congreso leyes que son profundamente antiliberales mientras que se ha visto incapaz de reducir el recibo de la luz (controlado por intereses muy liberales por cierto). Dicho de otra manera los gobernantes no saben (o saben muy bien) a qué amo favorecen y se encuentran a gusto con el statu quo. Decir por fin que la separación de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) es la piedra de toque de cualquier régimen liberal que se precie, del mismo modo que la libertad -secuestrada- de la prensa.

Porque el problema es que si bien la ideología woke, ya tiene su cuerpo de creencias y objetivos , así como una jerga propia (el lenguaje inclusivo) y sus pecados capitales (la carne y el cambio climático) y el diagnóstico afirmativo de cualquier disidencia sexual, libre de cualquier critica, lo cierto es que sus opositores a los que llamo provisionalmente trumpistas-putinistas aun carecen de definición, de contenidos y de una ideología propia y reconocible que no se apoye en los comunismos ya conocidos ni en los imperialismos medievales teocráticos. Es por eso que no puedo afirmar sobre las intenciones de Vox en ese sentido, todo dependerá de si es capaz de articular un discurso que no se confunda con una vuelta atrás.

Pues volver atrás es imposible, los sistemas políticos se transforman pero no es posible regenerarles desde dentro y sobre la marcha, pues se trata de algo procesual, de ahí la dificultad de transformar a lo que hoy conocemos como «reaccionarios», que son en realidad la resistencia al liberalismo en otra cosa que no suene de forma tan disonante con esa flecha que señala al futuro y que contemplamos siempre con ilusión.

El liberalismo no se puede regenerar salvo desastre universal. Preparémonos para lo que viene.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s