El voto enmarañado

maraña

No cabe ninguna duda de que en nuestro país (y también en muchos otros) existe unos poderes ocultos que no se presentan a las elecciones y que tienen en sus políticos los peones dispuestos a llevar a cabo sus planes. No importa como llamemos a estos poderes y aunque la mayoría de autores no dudan en clasificarles como distintas ramas de la masonería, en realidad importa muy poco su nombre, lo que interesa es conocer su filiación al menos en lo que interesa al ciudadano común que duda entre darle su voto a uno u otro a veces en contra de sus intereses personales.

En este post trataré de ofrecer un mapa de estas filiaciones y de lo que cabe esperar de sus confluencias y pactos postelectorales.

Lo primero que me gustaría decir es que ni PSOE ni PP -los dos partidos con mayor implantación nacional- son partidos unitarios. Los dos tienen en su interior profundas divisiones que proceden de ese linaje u origen de cada uno de ellos. Les llamaremos por sus nombres más conocidos y eludiré los sustantivos que otros utilizan al ligarle a distintas ramas de la masonería. Para empezar en el PP se dan cita dos facciones la de Casado (monárquico-conservadora) y la de Soraya Saenz de Santamaria (la rama socialdemócrata del PP).

En el PSOE también existen esas facciones: la del susanismo-felipismo que representa el progresismo político convencional (en afinidad con la facción sorayista del PP) y la sanchista que es republicana y de izquierda y que como todo el mundo sabe persigue federalizar España en connivencia con el comunismo internacional que en nuestro país representa Podemos Junto a los partidos independentistas (Bildu, ERC, Compromís y PdCat)

Eso que los progresistas enarbolan como «la izquierda» simplemente no existe (como decía el prof. Gustavo Bueno) existen muchas izquierdas, Podemos representa el comunismo internacional chavista, IU se quedó descolgada hace bastante tiempo de un proyecto diferenciado, los anticapitalistas de la CUP son otra izquierda residual, los anarquistas, y las mareas asociadas a Podemos son de otra procedencia y linajes bien distintos. Sanchez por su parte representa una izquierda liquidacionista que no le hace nada de gracia a sus correligionarios felipistas.

Todo esto supongo que es muy conocido por los lectores de mi blog pero seguro que no conocen exactamente cual es el papel de Ciudadanos en este tablero político. Un partido que ha sido acusado de «veleta» por cambiar de opinión en numerosas ocasiones y cambiar de rumbo de manera inexplicable según las circunstancias. Ciudadanos y PSOE seria la coalición preferida por las élites que nos gobiernan pero es posible que no les salgan los números. La estrategia última de este partido ha sido la de «robar» al PP y al PSOE a ciertas personas para hacerles candidatos por sus listas. Personas que en cualquier caso no eran de obediencia para Casado ni para Sanchez. A ultima hora han cambiado de chaqueta, algo que queda siempre muy feo para el elector común pero que es frecuente entre masones.

El papel de Ciudadanos en este nuevo reparto de fichas va a ser el de hacer de bisagra. Pero el termino «bisagra» no debe interpretarse como equidistancia de ambos (en este caso Vox y PP), sino más bien como «freno de mano» de una posible política que de al traste con el llamado pack de Soros.

El pack de Soros.-

Se trata de tres apartados innegociables:

  1. Las políticas feministas y de género.
  2. La agenda LGTBi
  3. La continua llegada de inmigrantes a nuestro país.

La función de Ciudadanos sería infiltrarse en ese gobierno de PP-Vox e impedir que dieran al traste con la agenda de Soros. Y es lo más probable si los numeros no salen puesto que seria para Ciudadanos una sentencia de muerte que apoyaran a un gobierno de desguace de España.

A Soros probablemente le importa muy poco la independencia de Cataluña (que responde a otro tipo de lógica) pero a la UE si le importa y mucho. Nadie en la UE quiere una Cataluña independiente de España y que se inicie una carrera de despropósitos independentistas en toda Europa como sucedió en la antigua Yugoeslavia (aunque estaba fuera de la UE). Cambio si, pero ordenado. Ciudadanos nació precisamente para equilibrar esa balanza y goza entre los españoles de prestigio precisamente por esa razón. No es posible un gobierno Sanchez-Podemos-Ciudadanos dispuesto a dividir España a trozos.

Francia (Macron) a través de Valls es quien le da las órdenes a Rivera (aquí si hay logia masónica) y el constitucionalismo es la consigna que hay que defender pero también el pack de Soros. El problema se amplia con el desembarco de Vox, un partido que no es masónico pero que lleva una etiqueta de «ultra» precisamente porque es el único que se enfrenta al pack de Soros. De manera que Ciudadanos tendrá el día 29 un problema, estar y no estar en un gobierno con Vox en el caso de que el «trifachito» gane las elecciones.

En realidad basta como mirar lo que ha pasado en Andalucía para adivinar por donde van a ir los tiros. Allí Moreno-Bonilla y el líder de Ciudadanos Juan Marin o han querido hacer sangre con los Susanistas. En realidad están aun en puestos de poder muchos de ellos, su enemigo es Sanchez, no Susana. Allí Vox con solo 12 diputados poco puede hacer sino verlas venir y apretar apara sacar adelante algunos puntos de su programa.

Pero Casado no es del mismo «partido» que Moreno y es probable que su «matrimonio con Vox sea más bien avenido de lo que es el eje Moreno-Marin en Andalucía. Aquí Ciudadanos tiene un hueso difícil de roer.

Pero -digámoslo claramente- Ciudadanos no es un partido que se haya montado para ganar unas elecciones. ¿La prueba?, carece de implantación en todo el territorio nacional, para ganar unas elecciones hay que tener líderes provinciales, autonómicos y locales, militantes y activistas. Ciudadanos ha optado por ser un partido fuertemente centralizado al que sobran los líderes locales y también los militantes, son un estorbo y no plantean más que problemas.

Más allá de Madrid, Sevilla, Valencia o Barcelona (Cataluña) no es un partido ganador. Los partidos ganadores son los que triunfan también en la España vacía. Su papel es claramente el de servir de bisagra a los intereses de una élite a la que cada vez se la conoce mejor porque ya han perdido la vergúenza. ¿No es una vergüenza que Macron ponga a Valls como candidato a la alcaldía de Barcelona por Ciudadanos?

Dicho de otra forma, cuando mañana vaya a votar no crea que está votando a un partido ni siquiera a una cara: lo que está votando es a una de las posibles estrategias entre pillos de los que no sabemos qué intereses representan.

Volveré el lunes.

 

Un comentario en “El voto enmarañado

  1. «En realidad basta como mirar lo que ha pasado en Andalucía para adivinar por donde van a ir los tiros. Allí Moreno-Bonilla y el líder de Ciudadanos Juan Marin no han querido hacer sangre con los Susanistas».

    Y además, aunque quisieran, no pueden. La estructura funcionario-clientelar lo impide. Es imposible de toda imposibilidad, sin usar el arma con la que Alejandro cortó el nudo, desmontar esa fabulosa ‘nomenklatura’, tejida e hilvanada a lo largo de varias décadas clientelismo y partido-único. España no es México o Estados Unidos, adonde el «funcionario», nombrado por los que pierden y han de abandonar el Poder, se va a la calle con sus mentores. En España el funcionario está por encima de partidos; y el que por méritos logra serlo es tan inamovible como el que lo ha sido a través de otras «mañas», esperando con confianza y paciencia sólo el momento en que sus mentores decidiesen que «ya le tocaba». Gobernar contra esa ‘nomenklatura’ inamovible, potente y agradecida, es simplemente imposible. A cortar el nudo gordiano no se atreven ni tirios ni troyanos; y además no les interesa.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s