El 28-A y la geopolítica

duda

A pesar de ser unas elecciones decisivas para el futuro de nuestro país, nos encontramos con un panorama político desolador: se trata de unas elecciones en las que compiten al menos 5 partidos nacionales y otros tantos regionales, una novedad que predice un parlamento dividido y en el que ningún protagonista político va a poder poner en marcha su programa electoral.

Es por eso que esta vez no hay que atender a los programas electorales sino a la política de bloques. Por una parte hay un bloque de izquierdas y otro de derechas para entendernos. En este post me propongo indagar sobre lo que representa y defiende cada uno de estos partidos, a qué amo obedecen y qué es lo que están representando de forma oculta. Una información que hay que escudriñar lentamente por Internet pues se trata de información discreta que nadie en su sano juicio explicita pues de lo que se trata fundamentalmente es de obtener el mayor cantidad de voto popular. ¿Para qué? Pues cada uno de estos partidos en liza lo quiere para una cosa: un botín para sus amos.

El eje franco-alemán.- O lo que es lo mismo, la política oficial de la UE. Macron y Merkel pugnan por llevarse el gato al agua pero acabarán pactando entre si. El hombre de Macron en España es Albert Rivera y en Barcelona Manuel Valls, masón este ultimo de la logia de Gran Oriente de obediencia francesa. Ignoro si Rivera es masón pero es obvio que existe complicidad entre él y Valls y entre él y Macron. Bajo la fachada oscilante de una modernidad impostada, no cabe duda de que Rivera es también un «progre», que se arma muchos líos en su afán de quedar bien con el sistema y sus lobbyes feministas y gays. Defiende a Cataluña de las garras de los indepes con más vigor que el resto de los partidos pero esto no es más que el reflejo de su obediencia europeista.

Europa fue una buena idea si no hubiera caído en las garras de una política como Merkel (procedente de la antigua RDA) que ha arruinado el proyecto europeo con errores tan graves como los de la inmigración o la política de austeridad que llevaron a Grecia a votar a un partido como Syriza que paradójicamente ha terminado sometiéndose a la UE. Este es un ejemplo de como la deuda puede atrapar a un país hasta llevarlo al marasmo.

Aqui en este blog nos cuentan cual es la política de la UE, una política hipócrita y que trata de ser ecuánime:

«Sería un poder que, dada su pequeñez, Alemania y Francia apenas suman unos 150 de los 500 millones de europeos (un 30%), ha optado por estrategias anti. No se centran tanto en su propio crecimiento como en la capacidad de desbaratar los planes ajenos. Y, como tal, vivirían en una eterna hipocresía disfuncional: no tomaré ninguna medida práctica, demonizaré a quienes las intenten tomar, y no dudaré en utilizar todo mi poder para boicotear las medidas ajenas.

Estrategias anti 
http://pajobvios.blogspot.com.es/2016/03/estrategias-anti.html

Esta sería la posición de Europa respecto de la Guerra de Iraq, respecto de Palestina, respecto de Venezuela… Se apoya nominalmente la democracia y los derechos humanos. Pero se hace hipócritamente, ya que luego se tacha de belicista y criminal a todo aquel que pretenda hacer algo práctico para defender esos valores. Si Rusia, Cuba o China invaden y someten por la fuerza a los venezolanos, se pide democracia de forma abstracta. Si EEUU propone hacerles frente, se boicotean sus propuestas y se le acusa de no querer la paz».

La política de la UE puede resumirse en dos palabras: evitar todo lo posible la soberanía de los estados-nación, países mediterráneos sobre todo (el flanco sur) y meter en vereda a los socios del este que no están dispuestos a que les hagan los presupuestos en Bruselas. La UE en si misma es progre y dependiente por tanto del estado profundo.

Es por eso que UK ha terminado por votar el Brexit, es decir la salida de la UE, los ingleses tienen su propia estrategia geoestratégica y no van a ponerse bajo las faldas de Merkel. Son enemigos de toda la vida.

El eje Soros-Open society.- Soros va por libre  a través de sus fundaciones y sobre todo del inmenso caudal de dinero que maneja. Sus planes no son antagónicos con los de la UE en lo más profundo pero tiene otra estrategia para España. Soros financia todos los planes de polarización y de disgregación que podamos imaginar, desde el feminismo, las leyes LGTVi y las políticas extremas, así mismo dicen que financió los planes para la independencia de Cataluña y por supuesto financia a través de un entramado de oenegés la llegada de inmigrantes de Africa, primero como refugiados y ahora ya con móvil. En realidad la política de refugiados fue un pretexto para endosarnos a los subsaharianos que ni son refugiados ni son pobres. Los pobres no pueden pagar a las mafias.

sanchez-y-soros1

¿Adivinan quien es el hombre de Soros hoy en España?

Bueno, no hace falta ser un lince.

El eje chavista-yihadista.- Este eje está en números rojos y horas bajas debido a la situación de caos y miseria en que se encuentra Venezuela, pero no cabe duda de que Venezuela a través de Chaves trató de exportar el chavismo a España.

El chavismo es un movimiento político -la enésima intentona en Sudamerica- de una revolución socialista. La novedad es que se desarrolló en uno de los países más ricos del continente. Riqueza de petróleo, de tierras raras y de litio, es decir tesoros para las grandes corporaciones, solo que debido a la inmensa deuda contraída por Venezuela con China parece que será este país quien se lleve el gato al agua. Es poco probable que la UE y el resto de países digan algo sobre una intervención económica ruso-china aunque evidentemente condenarían inmediatamente a USA. Trump es el presidente más listo que ha habido en EEUU desde hace mucho tiempo y no morderá esa manzana. Si es a los chinos a quien se les debe dinero que intervengan ellos.

De los países más ricos y de los países más democráticos. Cuentan que Chaves en una conversación con Fidel Castro le explicó como llevar a cabo una dictadura perenne con prensa y elecciones libres. Venezuela es un ejemplo de una constitución tan enrevesada que incluso puede cambiarse sobre la marcha como ha hecho Maduro, siempre a su favor.

En España financiaron a Podemos -según dicen-  de una manera u otra aunque hoy tengo la sensación de que esa «colaboración» ha terminado. Iglesias ya no interesa y por eso ya no van unidos sino unidas a ver si cuela.

Existen otros intereses geoestratégicos pero ya no podemos hablar de ejes, por ejemplo Rusia tiene intereses en España, claro que si, pero básicamente para neutralizar el poder de la OTAN que es una organización militar financiada por EEUU. Parece ser que Trump se ha cansado de ser el pagano de la seguridad en Europa y todo parece indicar que a Rusia lo que le molesta en Europa para sus planes de recuperación de los antiguos territorios de la URSS es precisamente la OTAN. Hasta disponen de un periódico digital en español. para su publi.

Rusia es de alguna manera el chivo expiatorio a quien se le suelen endosar toda clase de crímenes y planes malévolos, también de esos atentados de falsa bandera cometidos aparentemente por yihadistas. Lo cierto es que Rusia más allá de Siria carece de intereses en el mundo árabe. Sus intereses inmediatos se encuentran en el Báltico y en Ucrania. Los rusos no tienen candidato para España.

Pablo Casado y Santiago Abascal son por así decir pro-americanos y pro-israelies, sin que esto signifique que sean sionistas o miembros de la CIA. Más bien es una alineación con los valores democráticos occidentales sin más. Trump por su parte carece de intereses en España y no va a apoyar a nadie. Lo que distingue a Abascal de Casado es que Abascal no es tan melifluo y condescendiente con la UE, siendo como es europeísta a la vez que un disidente, Casado aspira a llevarle las maletas a la Merkel. Hay muchos españoles que sin renegar de ese plan llamado Europa no terminan de notar sus efectos positivos si bien han podido sentir ya en sus carnes los mordiscos de la globalización. Y no hay que olvidar que globalizar es sobre todo globalizar Europa.

En realidad la globalización solo interesa al capital pero tiene efectos secundarios en el empleo, las costumbres y hasta en los códigos penales y morales de los países, si a esto unimos el caos que genera eso que ha venido en llamarse multiculturalismo, es obvio que cada vez más europeos sean críticos con la UE y pretendan una vuelta atrás, eso ha sucedido en UK.

Nos enseñan el señuelo de izquierdas-derechas para no hablar del plan que se llevan entre manos, algo de dimensiones más ocultas y secretas. Por ejemplo ¿que traman hacer en Doñana?, ¿es verdad que el norte de Africa está tan revuelto por la guerra que llevan dos petroleras? ¿Es verdad que el oleoducto de ARAMCO pasará por Doñana?  ¿Qué papel jugamos los españoles en ese tablero?

Estas elecciones van de globalismo o soberanismo no de izquierdas o derechas: etiquetas que ya perdieron su validez semántica cuando la izquierda dejó de existir después del 78.

Ahora lo que toca es federalismo, significa fragmentar aun mas nuestra soberanía y aumentar las asimetrías entre regiones y lo peor: dejar a España sin ejército.

Y un poco al sur está Marruecos nuestro teórico y más próximo potencial enemigo y que nos tiene ganas. Naturalmente aliado de Francia.

Vivimos en esa pinza.