El gran plan

raval

1) se entregan alcaldías a los populistas

2) se llenan las ciudades de pobres, inmigrantes y drogatas

3) las clases medias huyen de las ciudades

4) fondos buitre compran las viviendas abandonadas

5) Se venden a los ricos o se dedican al alquiler turístico

6) se expulsa a los pobres, mendigos, inmigrantes y drogatas y

7) nadie dice nada y se sigue votando populismos.

Lo cierto es que nadie sabe a ciencia cierta quienes son los populistas y tampoco nadie sabe cuando comenzó esta tendencia, pero lo cierto es que hoy el plan aparece como transparente, sobre todo en grandes ciudades como Barcelona o Madrid. Todo pareciera que estamos ante un plan de degradación de ciertos barrios como la Barceloneta o el Raval en Barcelona. Se trata de la primera fase del plan cuyo objetivo es expulsar a las clases medias de sus viviendas para dedicarlas a otros objetivos más boyantes.

Paradójicamente, algunos populistas de base son a su vez «turismofóbicos» y se ocupan en actuar contra los deshaucios o contra la saturación de turistas que no hacen sino encarecer los espacios, mientras sus jefes por el contrario se ocupan de recortar las plantillas de policía o de servicios en los mismos barrios. De manera que el plan sigue adelante con independencia de las contradicciones entre los miembros de un mismo grupo. Al fin y al cabo los tumultos siempre favorecerán la estrategia inicial. Podriamos decir que el gran plan es el opuesto al plan de regeneración que tuvo lugar en Barcelona en 1992. Y que todos los partidos están en el ajo, al fin y al cabo desde que el Gran Capital entró en política son ellos los que mandan.

Vale la pena visionar este video donde de forma documental podemos perseguir la historia de esta tendencia que ya comenzó en Nueva York en los 70.

Hipernormalización: