El tiempo hechizado

reloj

Imagínate que el dia de hoy se repetirá mañana, pasado y quizá eternamente. Imagínate que todo lo que hagas hoy, será borrado mañana, como si no hubiera sucedido. No importa lo que hayas hecho, mañana amanecerá el mismo dia que hoy en limpio, un nuevo borrador, no habrá rastro alguno de lo que hayas hecho. La realidad no guardará copia de tus actos, aunque tu podrás recordarlo todo.

Podrás hacer cualquier gamberrada, atracar una gasolinera, seducir a la empleada del kiosko, transgredir todas las normas, puedes incluso asesinar a quien se interponga entre tu y tus deseos, no importa si te encierran en la cárcel porque mañana volverás a despertar en tu casa. No importa lo que hagas porque mañana todo habrá sido borrado y amanecerá de nuevo el mismo dia. Todo te será descontado de tu cuenta de “debe”.

Estás en un bucle de tiempo. Todo se repite igual y para que todo sea igual es necesario que todo sea nuevo, esa página en blanco donde escribimos nuestros actos. Nadie guardará esa copia salvo tu mismo. Tu memoria lo recuerda todo, alli están inscritos todos tus atropellos.

Este es el planteamiento de “Atrapado en el tiempo” también conocida como “El dia de la marmota” una comedia muy interesante de ver y de comentar por varias razones que más abajo contaré.

Realizada en 1993 por Harold Ramis -célebre guionista de recordadas comedias como  Los cazafantasmas, Atrapado en el tiempo ocupa hoy un lugar destacado entre las comedias norteamericanas, siendo reconocida por la crítica especializada como una de las mejores y más inteligentes que se hayan realizado.

Un hombre está atrapado en un loop temporal que lo obliga a vivir el mismo día todos los días, una idea que esconde como subtexto una formidable reflexión filosófica sobre el sentido de la existencia y la posición ética del sujeto ante el deseo y los otros.

El título original del film –Groundhog day (literalmente: “día de la marmota”)- alude a una festividad que se celebra anualmente en varias poblaciones de Norteamérica y Canadá el 2 de febrero. Para predecir el fin del invierno, los granjeros se valen del comportamiento de una marmota cuando en esa fecha sale de hibernar. Se cree que si el animal al salir de su madriguera no ve su sombra, no vuelve a entrar, lo que indicaría que el invierno está por terminar. Si en cambio ve su sombra y se mete de nuevo en su madriguera, eso indicaría que el invierno durará por lo menos un mes y medio más. La más famosa marmota de esta celebración es Phil del pueblo de Punxsutawney, en el estado de Pensilvania, comunidad que se viene realizando este festejo ininterrumpidamente desde 1887.

Lo interesante del encarcelamiento temporal de Phil en la pelicula es que es un pretexto más que metafórico, literal de lo que Freud llamó, la compulsión repetitiva. Tambien Soren Kierkegaard y Friedrich Nietzsche hicieron de la repetición el objeto supremo de la voluntad y la libertad. Para ambos se trata de actuar, de hacer de la repetición una novedad, una tarea de la libertad, el objeto mismo del querer. Con su concepción de “eterno retorno”, Nietzsche hace de la repetición misma la forma de una ley que supera a la moral kantiana: si el imperativo categórico kantiano ordenaba actuar de modo que nuestro acto pudiera ser elevado a ley universal válida para todos, el imperativo nietzscheano es “actúa de manera tal que desees que tu vida se repita eternamente”, “Aquello que quieras, quiérelo de tal forma que lo quieras a la vez como eterno retorno.” No todo lo que hacemos en la vida querríamos que se repita eternamente. Muchas cosas preferiríamos que queden enterradas en el pasado y el olvido. Una relación más ética con el deseo que nos habita implica un tipo de vida en la que el sujeto no se traiciona respecto de lo que desea. Un sujeto que pueda vivir deseando el eterno retorno nietzscheano. (Extraido de esta web)

Esta es la receta para subvertir el destino que nos viene relatado por esa maldición que llamamos  karma o compulsión repetitiva:

“Actúa de manera tal que desees que tu vida se repita eternamente”, (imperativo nietzschiano).

gaya

Phil es un cínico egocéntrico que trata de seducir a Rita. Rita es el objeto de su deseo, pero Phil no tiene buenas relaciones con sus deseos y todo lo que hace para seducirla parece que está condenado al fracaso. Rita le rechaza una y otra vez en la convicción de que Phil “solo puede quererse a sí mismo”. Este es el drama de Phil, su máscara porque en el fondo lo que le sucede es que Phil no sabe nada de su deseo. Es por eso que está condenado a repetirlo una y otra vez.

A lo largo de ese dia lleno de causas y efectos que se suceden uno tras otro para ser borrados al dia siguiente, Phil descubre tres cosas muy importantes: 1) No puede hacer que Rita le ame y 2) No puede impedir la muerte del otro y padójicamente 3) No puede suicidarse, no puede matar el tiempo.

¿Como salir de ese bucle infernal que es la vuelta de lo mismo?

Un dia Phil decide contarle a Rita lo que le sucede: su atrapamiento en un mismo dia, ella se propone ayudarle y acompañarlo, asi nace entre ellos un nuevo vinculo, un vinculo objetal, bastante distinto al que proponia Phil al principio y que no era sino un sustituto del deseo-del-otro. Ella le sugiere que auizá lo que le está sucediendo no es una maldición, sino algo que quizá esté relacionado consigo mismo. Para Phil esta conversación tiene el valor de un insignh, de un descubrimiento, de un eureka. Phil que habia pasado por varios estadios en su deambular constante por lo msimo y que ahora está deprimido, comienza contemplar su problema desde otro ángulo:

Se despierta su deseo por aprender a hacer esculturas y a tocar el piano. Por otro lado, al saber cada detalle de lo que ocurrirá ese día, asume la responsabilidad sobre ese saber, y se propondrá ayudar a la gente, ya que ha decidido emplear lo que conoce para que nadie sufra o muera.

Esta vía también probará sus límites: Phil descubre que ese día el mendigo del pueblo muere, e intentará salvarle la vida. Le dará de comer, lo llevará a la guardia del hospital, y hasta le hará respiración boca a boca, pero no puede impedir que al final del día fallezca inexorablemente. En el proceso de intentar vencer la muerte, Phil se topa con otro imposible. Pero al mismo tiempo se ha vuelto alguien preocupado por el otro: no puede burlar la muerte, pero puede conmoverse por el semejante.

Es asi como Phil se reconcilia con su propia responsabilidad. Se da cuenta de que es suya la responsabilidad de evitar que cada dia sea una misma repetición de un mismo dia. Es asi como Phil encuentra una ascesis del deseo. (Extraido de esta web)

Un cambio de posición (de tópica) que hace que emerja un cambio en el vinculo con los demás y que incluye no solo a Rita sino a todos los habitantes del pueblo.

Después de ver esta pelicula por segunda vez me di cuenta de que el problema que abruma a Phil es extrapolable a muchos de mis pacientes y no solo a ellos sino tambien a la gente común y por supuesto tambien a mi mismo. La mayor parte de las personas sufren en sus carnes este encarcelamiento que nos hace el tiempo y esaominosa “vuelta de lo mismo” que hace que nos preguntemos si el tiempo se ha detenido o sin todo es una eterna repetición. Pondré un ejemplo más allá de lo individual. ¿Lo que está sucediendo en España en este momento histórico es actual o es por el contrario una repetición de lo que sucedió en 1931-1936?.

Naturalmente lo mismo vuelve no necesariamente de forma idéntica sino con otros ropajes y discursos. No hay quema de conventos y asesinatos de curas y monjas pero hay titiriteros que hacen gracia con este mismo guión.

Phil decide abandonar su cinismo narcisista para soportarse en su deseo como único lugar en el cual puede inscribir diferencia, y hacer de su prisión temporal un recurso donde desplegar una vida que se espera inmortal e infinita. Comienza a aprender a tocar el piano, a hacer esculturas, a saber qué hacer con el deseo que lo habita, sin esperar que eso tenga inscripción en el mundo más allá del día a día. De todas maneras, tiene inscripción en ese Otro que es su inconsciente. Por eso al final Phil puede confesar su amor a Rita sin esperar nada, sino sólo por el hecho de que desea decírselo, aunque ella duerma y no lo escuche, y al día siguiente nada quede en el recuerdo de Rita ni del mundo.

Por eso al final, Phil puede salir del Día de la Marmota. Sucede que al tiempo no se le puede matar, tampoco lo podemos perder si no transcurre pero el tiempo nos puede dar de alta.

 

 

Bibliografia.-

La responsabilidad por la repetición por Eduardo Laso.

Kierkegaard, S.; La repetición

Freud, S.; La transitoriedad, en Obras Completas, Vol. 14, Amorrortu, Buenos Aires, 1990.

Nietzsche, F.; La gaya ciencia.

 

 

6 comentarios en “El tiempo hechizado

  1. Buenas noches Dr Traver
    «Si el imperativo categórico kantiano ordenaba actuar de modo que nuestro acto pudiera ser elevado a ley universal válida para todos, el imperativo nietzscheano es “actúa de manera tal que desees que tu vida se repita eternamente”, “Aquello que quieras, quiérelo de tal forma que lo quieras a la vez como eterno retorno.” No todo lo que hacemos en la vida querríamos que se repita eternamente. Muchas cosas preferiríamos que queden enterradas en el pasado y el olvido. Una relación más ética con el deseo que nos habita implica un tipo de vida en la que el sujeto no se traiciona respecto de lo que desea. Un sujeto que pueda vivir deseando el eterno retorno nietzscheano»
    ¿Entonces es válido asumir que aceptar el eterno eterno retorno es clave para vivir una vida donde uno no se traicione respecto de lo que desea?

  2. Yo diria que si, fíjate y hazte la siguiente pregunta. ¿Si volvieras a vivir qué cambiarías de tu vida?. Yo me he hecho esta pregunta varias veces y no he encontrado ningun elemento fuerte para cambiar aunque claro, haria algunos retoques. La vida que he vivido me ha gustado, “venga otra vez” dijo Nietzsche en su lecho de muerte”. Pues la verdad es que he hecho lo que he querido y cuando uno hace lo que quiere no puede quejarse. Otra cosa es cuando uno no sabe lo que quiere y va dejándose empujar por la vida al albur del deseo de los otros. Entonces siempre es el mismo dia.

  3. Fíjese Ud en que haber hecho sinceramente lo que uno quiere no admite “quejarse”, entendiéndose por esto situarse en un hipotético imposible desear que el tiempo vuelva atrás y tener la oportunidad de cambiar decisiones que uno haya tomado fundamentalmente. Ser uno con el tiempo… El tiempo que a cada uno le toca transcurrir, es un sinsentido lógico. Yo soy mi tiempo y si en el pasado hice algo habemos de suponer que fue impulsado por el propio deseo, la voluntad: Si volvemos atrás “el tiempo” sin duda volveré a tomar las mismas decisiones porque mi deseo en lo más profundo es perenne y sin duda el único presente/pasado/futuro. No hay por qué arrepentirse, lo hubiera hecho igual (en esas precisas circunstancias) de nuevo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s