La mano lenta

Eric-Clapton-Motherless-Child-162023

Está por escribir un libro que explique cual fue esa extraña constelación de razones que hicieron que en la década que va desde 1960 a 1970 hubiera tal explosión de talento musical en las islas británicas.

No sólo se trata de Beatles y Rolling Stones, sino de Moody Blues, Kinks, Who, Procol Harum, Animals, Pink Floyd, Queen, Hollies, Spencer Davis Group, Manfred Man, Cream, Blind Faith, John Mayall  and the blues breakers y un largo etcétera de figuras que desempeñaron papeles importantes bien en solitario o bien en grupo. A veces de las dos maneras.

Es verdad que los precursores se situan en el blues y el rock americanos que pertenecen a la raza negra y a su tradición esclavista, pero no es fácil explicar como fue posible que la llamada musica pop tuviera aquella concentración de artistas innovadores en una generación que o bien nació durante la guerra mundial o bien se crió en condiciones de privación durante la posguerra.

John Lennon nació en 1940, Paul Mc Cartney en 1942, Joe Cocker en 1944, Mick Jagger en 1943, Freddy Mercury en 1946.

En 1945 nacieron Eric Clapton y también Rod Stewart.

Y un detalle para los estudiosos del fenómeno: las ciudades donde nacieron estos artistas, Sheffield, Birmingham, Manchester, Londres o Liverpool son las mismas ciudades donde se desarrolló un par de siglos antes la revolución industrial.

Al parecer Eric Clapton -tal y como cuenta él mismo en sus memorias- tuvo una infancia bastante triste pues se crió sin madre (como John Lennon) pero con ciertas diferencias. Al parecer la madre de Eric le tuvo a los 16 años y nunca conoció a su verdadero padre que era un soldado canadiense casado, quizá por eso sus abuelos la hicieron pasar por su hermana. Eric se crió con su padrastro, con su abuela y su madre que creyó su hermana hasta que tuvo la suficiente sensatez para discriminar su edad.

Naturalmente esto no explica su talento para el blues, ni su pericia con la guitarra eléctrica, tampoco explica su innovación para encontrar sonidos como este:

fender

La Fender stratocaster fue la prótesis que Eric Clapton necesitaba, junto con su tendencia enamoradiza, impulsiva y adicta. Speed, heroína, cocaína y alcohol junto con analgésicos presidieron la vida de este hombre de tendencias autodestructivas y que supo sacar de su Fender y de su formación en blues -esos 12 compases que se repiten según una secuencia especial- los ingredientes necesarios para impulsar la música popular hacia la excelencia y la fusión de estilos.
Al final reconoció que la cocaína no dice siempre la verdad:

Eric Clapton le quitó la novia (Patty Boyd) a su amigo George Harrison y como amor con amor se paga, Mick Jagger le quitó a Carla Bruni, de la que entonces andaba enamoriscado. Pero en realidad todas las mujeres son la misma mujer cuando están representando a la ansiada madre que nunca tuvo. Y la tendencia a la repetición es tal que siempre terminaba eligiendo a mujeres fatales, esas que acaban siempre dejándote por otro macho alfa. Hasta con lady Diana tuvo una experiencia bastante decepcionante. No podía ser de otra manera. Eric era un coleccionista de desamor. Lo que hacia buena a su madre.

¿Quien seria Layla?:

Dos veces intentó suicidarse y no lo consiguió, quizá porque tal y como él dice, “los muertos no beben”. Nunca sabremos si la muerte de su hijo cayendo de un edificio de Manhattan le reconcilió con la muerte. Lo que es seguro es que en el cielo aun lloran por él:

Al final Eric que ahora tiene 70 años se redimió junto a su actual esposa con tres hijas otoñales que más que hijas parecen nietas.