Los laberintos de la motivación

Andaba yo pensando estos dias en nuestra profesión, me refiero a la de psiquiatra. Reflexionaba sobre ello a partir de un duro intercambio de ideas en uno de esos foros que se organizan en Facebook, donde personas procedentes de varios campos del saber se dan cita para criticar a la Psiquiatria.

Fue un intercambio que no era nuevo para mi y comprobé una vez más que nuestra profesión es probablemente la más criticada de la medicina, más que la Oncologia que sería otra de las mas criticadas. Y es lógico, al fin y al cabo, tratamos con la locura y con la muerte respectivamente. Dos temas negados.

No voy a exponer aquí los términos de aquella discusión sino para enlazarlos con los prolegómenos del video que cuelgo más abajo del Dr Lerma donde nos habla de la motivación o mejor de dónde proceden nuestras motivaciones.

En la introducción al tema Ivan Lerma toca por encima la impresión que se llevan nuestros interlocutores cuando les confesamos nuestra profesión. Las reacciones se podrían dividir en tres grupos: 1) el psiquiatra es un médico loco, 2) es un médico poco serio que trata con fenómenos escasamente mensurables y/o filosóficos y 3) el psiquiatra tiene poderes mágicos que implican la adivinación del pensamiento.

El resumen, el estigma no sólo es algo que afecta a los enfermos mentales sino a los propios profesionales y también a la disciplina entera. Cualquier psiquiatra que trabaje con otros médicos en un Hospital general sabrá a que me refiero, nuestros compañeros tienen esa mezcla de actitudes que más arriba fragmenté en tres: temor, prevención e ignorancia sobre qué trata nuestra disciplina. No quieren saber.

El Dr Lerma aborda en esta conferencia en TEDGalicia los cuatro motores o centros de la motivación: preservación, sexo, narcisismo y apego. Vale la pena visionar el video para entender que hacer trabajar a cada uno de estos centros vitales con su propio combustible y que cada uno de ellos trate con aquello que le define y que es su especialidad, es una buena manera de mantener la salud mental y escapar además del escrutinio de nosotros los psiquiatras.

No somos los únicos que sabemos que las cosas no son lo que parecen.

Pero hemos hecho una profesión de ello.

Un comentario en “Los laberintos de la motivación

  1. Quienes reflexionan son los que se han dado cuenta (o creen haberse dado cuenta) de que las cosas no son lo que parecen -indistinta e independientemente de la profesión “civil”. Ya Platón, y ha llovido bastante.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s