Las diosas que hay en ti

diosas

Jean Shinoda es una psiquiatra y psicoanalista americana y de orientación jungiana que ha escrito algunos libros interesantes con una relectura del arquetipo jungiano a través de la mitología griega.

Asi en el libro que nos ocupa habla de “las maneras de ser mujer” a través de ciertos arquetipos -sendas de transición- inscritas a través y desde la cultura y la evolución humana. Entendiendo que la mitologia es la psicologia de la antiguedad el lector interesado puede hallar en este libro los arquetipos que se constelan en cada mujer y en cada momento evolutivo de su trayecto. Naturalmente la mayor parte de las mujeres son una mezcla de varios arquetipos pero estoy seguro de que puedes encontrarte identificada con alguno de ellos según tu edad y tu momento vital.

Hace algun tiempo escribí un articulo que pretendía ser un juego de rol, una especie de juego terapeutico para una dinámica de grupo en una institución que trataba pacientes con trastornos alimentarios. De aquel trabajo surgío un libro (que puedes bajarte gratis aqui, si gratis) y un juego que titulé el juicio de Paris que nunca vió la luz debido a ciertos problemas de intendencia.  No cuelgo la totalidad del documento pues no me parece de interés para el lego, pero me ha parecido conveniente colgar algunos textos que entroncan perfectamente con el espiritu del libro de la Shinoda.

DIOSAS VULNERABLES

Demeter, Hera y Persefone son las diosas vulnerables y frecuentemente victimizadas, su identificación con los roles tradicionales de la mujer las hace muy vulnerables al abandono, rechazo, pérdidas y desengaños. Demeter sufrirá por los demás movida por sus sentimientos maternales, cooperación y solidaridad universales. Hera aspira a casarse y sus sufrimientos procederán de los celos y de las probables humillaciones que proceden de un esposo infiel, Persefone es la hija sumisa que quiere agradar y que acepta ser lo que los demás quieren que sea, su sufrimiento procede de la confusión de no saber realmente quien es, siempre esperando que algo suceda sin tomar parte activa en su propia vida. Por el contrario estos roles están legitimados por la sociedad y son más fáciles para las mujeres que como las diosas de la antigüedad viven en una sociedad patriarcal.

Hera es sobre todo una buena esposa, Demeter una buena madre y Hestia una magnifica ama de casa. Persefone es la hija ideal

DIOSAS VÍRGENES

Virgen no hace referencia a un estado sexual sino a un aspecto inaccesible de la mujer. Algo que no es accesible a los hombres y que se considera un “fin en si mismo”. Las diosas vírgenes no son fácilmente humilladas ni victimizadas, porque tienen un plan en la vida, un plan al que siguen activamente a partir del deseo de ser independientes. Artemisa, hermana gemela de Apolo tiene el sentimiento de la igualdad inscrito en su naturaleza, está orientada hacia las mujeres, es feminista, activa, se interesa por el deporte y la naturaleza, los animales , el arco y el caballo son sus símbolos. Atenea es también activa, hija de Zeus, nació de su cabeza sin el concurso de mujer, en este sentido es la hija del padre, orientada hacia los valores masculinos es la aliada del patriarcado, compite con los hombres en su propio terreno y es una eficaz administradora y profesional, es una estratega que encuentra mentores y protectores masculinos. Hestia es también una diosa virgen orientada hacia dentro, su templo es el hogar, donde alimenta el fuego eterno que hace de una casa un perfecto hogar. Puede ser religiosa o ama de casa y en ella hay algo espiritual, incluso en las tareas más cotidianas y repetitivas. Las diosas vírgenes se reconocen por su independencia de los hombres, el sexo, o la pareja ocupa un lugar secundario, se trata de arquetipos que deben abrirse paso contra las dificultades de la educación dado que los padres deben de apoyar aspectos que probablemente consideran poco femeninos en sus hijas. Las diosas vírgenes pueden estar sin embargo casadas, aunque con ciertos matices interesantes. Artemisa buscará una pareja que es sobre todo un compañero, un igual. Atenea buscará un hombre con poder o dinero. Hestia un hombre espiritual, Afrofita pasional y Atenea un mentor o protector.

DIOSAS ALQUIMICAS

Afrodita es quizá el arquetipo femenino que podemos encontrar activo en las adolescentes, es la diosa del placer, el sexo, pero también de la belleza y las artes. Afrodita nunca fue victimizada por los hombres porque en sus proyectos no entran las relaciones a largo plazo. Busca sensaciones y las relaciones en si mismas que terminará en el momento en que quiera. Afrodita estuvo casada con Hefesto (Vulcano) un dios minusválido al que engañaba con múltiples amantes.

Si quieres seguir leyendo puedes visitar este enlace donde hace algun tiempo colgué algo sobre las diosas vulnerables.

3 comentarios en “Las diosas que hay en ti

  1. Conocí a una mujer hace 18 meses, la cual después fue mi novia y también vivimos juntos 8 meses. Ella siempre ha sido una Afrodita, sin embargo siempre ha luchado con la ambivalencia y con esa suprema necesidad de encontrar a un hombre espiritual y fiel, yo no soy fiel y tampoco espiritual. Soy Pan posmoderno y en esa faceta ella estaba satisfecha, los problemas surgieron a causa de mi pasión merodeadora y mi baja empatía. Aguantó muchas incongruencias y decepciones porque en realidad tenía apego sexual y una de las debilidades de Afrodita es encontrar un macho alfa con exceso de testosterona…=D La relación terminó. Ella al siguiente mes ya tenía un novio espiritual y mandilón, sin embargo ella me comentaba que sexualmente era mediocre y que por ende no la llenaba en esa faceta. Pasé de novio a amante, tuvimos dos encuentros y sexualmente la pasamos genial… él la llenaba en la faceta espiritual y yo en la sexual. Ella tuvo temporadas de promiscuidad, luego ha tenido faceta de infidelidad y actualmente intenta la faceta de la monogamia y sigue el sacrificio de no estar llena sexualmente pero hasta ahorita ha decidido la brecha de estar con un hombre espiritual con mucha empatia y con rasgos de mandilón. Yo era su amante hace 50 días y en frecuentes discusiones con ella terminó mal nuestros vinculos y ella ha decidido fomentar el olvido conmigo y así se ha acabado la comunicación.

    ¿Seguirá en esa lucha de ser Hestia o Afrodita?

    ¿O seguirá gozando alternativamente de las dos?

    ¿Hay muchas mujeres que les pasa lo mismo que a ella?

    Y cómo dice usted: “Amamos aquello que es más grande, tiene más poder, belleza, bondad, valor o sabiduria que nosotros mismos”.

  2. ¡Vaya preguntitas, amigo! ¡Habrá de acudir usted a una pitonisa! Pero me ha llegado al alma el calificativo ‘mandilón’ que aplica a su contraparte masculina, simpático adjetivo tan popular en mi México lindo y querido.

  3. Me gusta el tema y retomé el artículo anterior sobre las diosas vulnerables. También me autodiagnostiqué, y voy en busca del libro de la Dra. Shinoda, supongo que estará en las bibliotecas de mis compañeras jungianas.

    Con respecto al hombre mandilón, (Sannio, ¿sómos compatriotas?) y tratando de contestar uno de las preguntas de panosky, diré, pero es tan sólo una opinión personal, que, aunque hay damas que fomentan el “mandilonismo” y solamente pueden tolerar al hombre cuando es así, existe en general una falta de respeto y hasta de afecto por el mandilón. La señora impositiva y controladora abusa de la sumisión y el miedo de su pareja, al tiempo que lo desprecia por ser así. El hombre siempre busca la “conducta perfecta” para satisfacer los deseos imposibles de su mujer, anhelando con esto que finalmente ella lo reconozca. Nunca lo va a hacer, al contrario lo seguirá humillando por ser así, al tiempo que jamás lo dejará puetso que es demasiado dependiente y frágil para vivir sin este tipo de soportes. Un círculo imposible de romper, pero los casos abundan y supongo que en todo el mundo.

    Y hablando en términos más clínicos, este tipo de mujeres padecen un trastorno limítrofe de personalidad, caracterízado principalmente por la continúa y excesiva demanda sin gratitud, que siempre se complemente con la patología de su hombre. Como decía un maestro mío: “Dios los hace, y Freud los junta”.

    panosky, quizás la amas, pero en lugar de una pitonisa como lo sugiere sannio (o además), búscate otra chica, que realmente aprecie lo que tienes, tengo la impresión de que la sobrevaloras, y disculpa si me he metido en lo que no me incumbe, pero quiero precisar que no todas somos así.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s