Lo improbable

Todos los cisnes son blancos.

¿Es esto verdad?

Lo es hasta que alguien demuestra la contrario, he aqui la evidencia.

Nassim Nicolas Taleb es un ensayista de dificil clasificación, conocido en nuestro pais a partir de lu libro: “La teoria del cisne negro: el impacto de lo altamente improbable”.

En el libro plantea Taleb su teoria del empirismo escéptico y de algunas ideas relacionadas con los temas del azar, la suerte, el determinismo, el caos y otras lindezas que el lector puede rastrear en este post del blog “Pensamiento sistémico” donde el autor explora estos conceptos vertidos en el libro citado.

Un cisne negro, es en realidad un acontecimiento improbable que precisamente por serlo no suele ser predecido (aunque si explicado a posteriori) y que genera un alto impacto. Segun Taleb su teoria del cisne negro explicaria:

  • El desproporcionado papel de alto impacto, difícil de predecir, y los eventos extraños que están fuera del ámbito de las expectativas normales de la historia, la ciencia, las finanzas y la tecnología.
  • La no computabilidad de la probabilidad de los eventos raros consecuenciales utilizando métodos científicos (debido a la naturaleza misma de las probabilidades pequeñas).
  • Los sesgos psicológicos que hacen a las personas individual y colectivamente ciegas a la incertidumbre e inconscientes al rol masivo del evento extraño en los asuntos históricos.

(Extraido de la wikipedia)

Segun Taleb nuestro cerebro se encuentra perfectamente preparado para ofrecer explicaciones de cualquier cosa, pero es incapaz de predecir un cisne negro, es decir es incapaz de representarse aquello altamente improbable, lo que hace que nuestras decisiones sobreestimen nuestra capacidad para acertar pero infravaloren nuestra capacidad del error. Esto es precisamente según Kaleb , lo que les sucede a los expertos: un experto es aquella persona que usualmente se equivoca cuando predice algo pero lo explica a las mil maravillas y de tal forma que siempre tiene algun argumento para explicar su equivocación. La tendencia humana es a atribuirnos la autoría de los aciertos pero a atribuir a otros, o al medio la responsabilidad de nuestros errores.

De eso precisamente hablaba yo en mi ultimo post, donde predecí que España perdería su final contra Italia. Hablaba alli del azar y de su comportamiernto en los partidos -las finales- a partido único entre equipos más o menos similares en cuanto a técnica y a calidad. Argumentaba alli que el “azar no repite la suerte” y queria decir que nuestra selección -la roja- habia tenido mucha suerte, tanto en la Eurocopa de 2008, como en el Mundial del 2010 y ahora mismo en la Eurocopa jugada en Ucrania. Y la suerte no puede prolongarse demasiado.

Lo cierto es que sólo ha habido uno o dos partidos donde “la roja” se haya impuesto de una manera clara sobre su rival en las sucesivas fases finales en que ha participado, nombraré el partido contra Irlanda y quizá en de Francia, sin embargo las pasamos canutas contra Croacia y contra Portugal.

¿Quién iba a imaginarse que ganaríamos la final contra una Italia llena de depredadores y de Tasottis con su juego de codos. La estadística señalaba precisamente a Italia como ganadora (nunca antes habiamos ganado a Italia en un partido oficial) y solo teniamos tres empates en nuestro poder. Todo conspiraba en nuestra contra. ¿Quien se imaginaba que ganariamos 4-0?

Se trata de un cisne negro, un evento altamente improbable y de gran impacto.

Lo cierto es que los españoles nos hemos sentido muy contentos con el éxito de la roja y que todos nosotros deseábamos en nuestro fuero interno esta victoria, pero el deseo no explica el cisne negro. Y tampoco es explicable  a partir de las diferencias de calidad entre un equipo y otro.

No sabemos predecir cisnes negros porque infravaloramos el azar, lo que sucede en los extremos.

Es azar, que Italia recibiera un gol tan pronto en una jugada entre Cesc y Silva con remate de este ultimo de cabeza, es azar que inmediatamente hubiera un lesionado en la seleccion italiana y es azar que Jordi Alba se encontrara en carrera con aquel balón y lo metiera en la red.  Es un cisne negro llegar al descanso con 2-0 y que este hecho obligara al seleccionador italiano a hacer dos cambios (los que le quedaban) demasiado pronto y un hecho aun mas improbable es que un recien salido -Thiago Motta- se lesionara muscularmente a los dos minutos de estar en al campo dejando a su equipo con 10.

Lo cierto es que si nos hubiera sucedido a nosotros lo consideraríamos muy mala suerte.

Esta relación de sucesos hizo que sucediera lo improbable, ese 4-0 en una final europea (la primera vez que sucede), nadie ganó la porra, pues los cisnes negros nunca dan premios por falta de apostadores. Nuestro cerebro utiliza la estadística para predecir y desestima lo altamente improbable, aunque cuando sucede todos los expertos están de acuerdo en que tenemos un equipo excepcional, que sin ser falso (lo tenemos), no es la mejor selección de la historia.

Tenemos la suerte del campeón, lo que es lo mismo todos tienen miedo a la roja y eso ya no es azar sino determinación.

Por otra parte, los expertos, en este caso los periodistas deportivos no han perdido aun perdón a Del Bosque por haber sido tan criticos con él por jugar sin un nueve claro. Todos se han equivocado y Del Bosque ha ganado su particular guerra con sus detractores, ¿qué hubiera sucedido si hubieramos perdido la final? ¿Seriamos tan buenos?

La linea que separa la catástrofe de la gloria es demasiado delgada.

Me gustaria terminar este post con un comentario sobre los incendios de este fin de semana en la provincia de Valencia y de Castellón, no se trata en este caso de un “cisne negro” sino de algo sumamente probable que sucede todos los años. Los “expertos” han tomado Internet y ya tienen culpables: los recortes. Me ha dolido intelectualmente que se haya hecho referencia a los recortes para explicar el incendio, me ha parecido absolutamente demencial. La causa del fuego es siempre alguién que por negligencia ( o mala fe) y contando con los incendios por causas naturales (rayos) prenden una chispa en el monte, podemos considerar la sequedad, la falta de humedad, el viento de poniente, etc. Todos estos fenómenos son la causa del fuego la causa aristotélica, y aun hay otra causa, una causa eficiente: el abandono del monte es la causa de que el monte bajo haya invadido nuestros bosques y de que no existan cortafuegos realizados por la mano del hombre para limitar las catástrofes.

Otra cosa es que no exista una politica definida para prevenirlos. La hubo en Galicia y fue precisamente Manuel Fraga quien la llevó a cabo, no entiendo la razón por la que las distintas administraciones no copiaron aquel modelo. Pero debe ser porque nadie se lo reconoció -como a del Bosque- su mérito.

La causa de los incendios no son los recortes, y la culpa  -por esta vez- no la tienen los politicos del todo sino nuestto sistema de vida que hace que la mayor parte de la gente viva en las ciudades y los pocos que permanecen en los pueblos hayan abandonado sus cultivos y nadie ya se ocupe de limpiar los montes de maleza. Todos los años habrá fuego como los había antes de los recortes cuando todos nadábamos en la abundancia.

Los incendios forestales no son cisnes negros, pueden predecirse. El año que viene se repetirá la misma historia.

4 comentarios en “Lo improbable

  1. Lo que es demencial es que sabiendo que lo altamente probable si no se crean unos cortafuegos efectivos sea que los incendios alcancen dimensiones desmesuradas que los hacen incontrolables, se deje que algunos que se llaman ecologistas hagan prácticas de innovación a costa de la vida y bienestar de las personas.

    Y siendo esto cierto, previsible y demostrado se deje que estas determinadas opciones políticas que funcionan siguiendo los criterios de moda, lo políticamente correcto y moralmente impecable puedan imponer sus criterios en pos de no estropear el paisaje ( será que ahora con todo arrasado el paisaje les parece más estético ).

    ¡Salvemos al cisne negro ¡ ¿Cómo ? Matando a todos los cisnes blancos que no dejan que estos sean mayoritarios….Demencial

    Por cierto, lo altamente probable siendo el autor de este blog de Castellón es que alguno del lugar hubiera comentado, porque seguro que lo han leído y también seguro que tienen su opinión pero en contra de todo lo previsible nadie ha dicho ni mu.¿ A esto cómo lo calificaría Taleb: como cisne blanco o como cisne negro ?

  2. El problema es que la administracion tiene muchos frentes abiertos. Al menos tres:
    1.- Los incendios forestales de verano
    2.- La investigacion cientifica.
    3.- El catalogado de todos las obras de arte que existen en nuestro pais y que se encuentran escondidas en lugares remotos.
    El problema es que no hay dinero DINERO. Yo comprendo muy bien este deficit y tambien de donde procede. El problema es que nadie acepta su responasibilidad en el malgasto de los ultimos años. Y mientras no hagamos esa penitencia los mercados nos la van a dar con queso.

  3. Bueno, sí, es lógico, ya sabemos que, por lo menos en España, a los de los pueblos no les gusta demasiado los forasteros y aquí, en un blog, se encontrarían con muchos.
    Pero me parece que yo he mencionado Castellón como provincia. El incendio ha alcanzado territorios de Valencia y Castellón, no estoy hablando de ningún pueblo, aunque no sé si el tuyo ha quedado afectado por los incendios, en ese caso, lo siento, porque el fuego siempre es algo devastador.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s