Una taxonomía de las emociones

Dudo luego no hago

El miedo corta las alas del propósito

Precisamente hoy he tenido oportunidad de plantear en una sesión clinica las vicisitudes de algunas emociones desde que se manfiestan en la mas temprana infancia (algunas son innatas) y seguirlas hasta la adolescencia a través de la coordinación de varios recursos asistenciales de niños y adolescentes. El caso que nos ocupó era un TOC infantil (trastorno obsesivo-compulsivo) un trastorno que presenta una prevalencia de entre 0,2-3% de la población infantil y que tiene un pico de prevalencia a los 10 años y que es más frecuente en varones.

Me refiero al miedo, una de las emociones más comunes, pero también de las más negadas, oscurecidas por los Ideales familiares y sociales. ¿Qué hacemos con el miedo?

Lo cierto es que el miedo es una emoción que ha sido seleccionada positivamente por la evolución debido a su enorme poder adaptativo, todos nacemos con una capacidad innata para sentir miedo, un miedo primordial (sin objeto) que nos viene de serie ligado a nuestra condicion deficitaria. Pero el miedo con la edad va tomando forma y va modificando sus contenidos. Asi el primer miedo objetal que conocemos (de los anteriores sabemos bien poco si bien los que quieran profundizar en ese estado que llamamos estadío urobórico, pueden visitar este enlace) es el miedo al extraño.

Necesitamos conocer mejor las vicisitudes evolutivas del miedo y cómo son sus transformaciones. No cabe ninguna duda de que el TOC es una patologia -cognitiva- del miedo asi como el trastorno de pánico es la patología somática del mismo. Paradójicamente las dudas obsesivas y las compulsiones sirven a un fin: el de exorcizar un miedo -en realidad las obsesiones son reaseguramiento de conductas que no se llevarán a cabo- que se encuentra entre bambalinas o mejor que se ha alojado en planos tan profundos de la personalidad que alli ya no se reconoce como tal y emerge a través de derivados.

En la educación de nuestros niños debemos recobrar la dignidad del miedo a fin de impedir que se ubique en ese lugar desde donde sus mensajes nos llegan en forma de sintomas psicológicos.

De esta opinión es Norberto Levy que en estos video nos propone una gestión eficaz de las emociones.

Video 1.-

Video 2.-

3 comentarios en “Una taxonomía de las emociones

  1. Mi hijo a partir de la pelicula de Blanca Nieves, con el personaje de la bruja. Más tarde conEl Sexto Sentido, pensó que en realidad podrian aparecersele los muertos, y desde entonces ha tenido un comportamiento impresionable. Desde luego el ha seguido viendo peliculas de terror, me imagino como una forma de inmunizarse al miedo o algo parecido. Es sensible al miedo. Yo particularmente me cuesta mucho ver una pelicula de terror, a veces me estimulo para verlas. Los vampiros y los hombres lobo no me causan miedo. Cosas más escabrosas, que se podrian cometer o sufrir en la realidad si me dan respeto, como por ejemplo una vuelta al canibalismo o psicópatas, o ser enterrados vivos, los crimenes de guerra, en revueltas civiles, la venganza, la locura de la violencia. Crimenes rituales, mentes enfermas. Peliculas relacionadas con muertos como los otros, me ponen unpoco en tension. El sexto sentido me imprésionó bastante, el hecho de darse cuenta de que estás muerto, asi de sorpresa. Cosa que creo es solo un producto de la imagi9nacion que no debe de penetrar algún espacio da la psique y se instale como algo que se tenga que temer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s