¿Qué es fluir?

El termino fluir o flow es una conceptualización descrita por Mihaly Csikszentmihalyi un psicólogo que se enclava dentro de la corriente conocida como “psicología positiva” y que comenzó a  interesarse por la psicologia a partir de sus observaciones sobre la resiliencia durante la postguerra europea que vivió en primera persona.

Cuelgo aqui este video de TED donde podemos entender mejor el concepto de flow y sus relaciones con la felicidad, la creatividad y la resiliencia.

Aqui hay tambien una entrevista que Punset le hizo para su programa Redes y donde queda claro que la obtención de flow puede realizarse a través de multiples canales, siendo las condiciones para alcanzar este nivel las siguientes:

  • Sin propósito, la actividad se realiza por sí misma.
  • Concentración máxima.
  • Sin distracciones externas.
  • Suspensión de la existencia, del tiempo y de las emociones.
  • Es necesario llevar a cabo una acción sobre algo que dominamos.
  • Y que suponga un desafío.

http://video.google.com/googleplayer.swf?docid=-6170111612700589851&hl=es&fs=true

Pero yo no estoy del todo de acuerdo con Mihaly Csikszentmihalyi y no lo estoy por dos razones fundamentales. La primera es que esto que describe como “flow” no es una idea original suya sino que ya habia sido descrita por la psiquiatría clásica con el nombre de “estados segundos”. La psiquiatría francesa ya describió este tipo de estados de la conciencia si bien los consideró algo muy cercano a la hipnosis y a la disociación. Y los encontró escuchando las declaraciones de algunos artistas, músicos y autores literarios que de manera muy similar describieron este tipo de estados en el que podían escribir, componer o pintar “fluyendo”, casi sin pensar, dejándose llevar por la música o las letras, declaraciones que ya el propio Mozart nos legó acerca de lo que él entendia como inspiración.

Tal y como comenté en el capitulo “Eso” publicado en el ibro “Espiritualidad y politica”, el estado segundo (el flow) no es algo que podamos conseguir de un modo autónomo a nuestras habilidades en cualquier tipo de disciplina, sino que es un modo de funcionar de la conciencia -casi como un automatismo- y de ahi su parecido con la hipnosis y la disociación.

Loa latinos llamaban Genius y los griegos le llamaron Daimon, a la inspiración. Se le atribuye a Julio Cortazar el ser uno de los afortunados que escribió gran parte de su obra en ese estado y que además pudo describirlo para hacerlo transmisible. Se trata de un contacto con la Verdad, pero no sobre una “Verdad revelada” sino con un tipo de verdad más pedestre que tiene que ver con la capacidad individual para operar sin el influjo del tiempo, las emociones o la realidad. Y que no puede llevarse a cabo sin dominar una disciplina sea la música, la escritura o la pintura. Cualquier persona puede fluir si domina alguna parcela, algun canal para llegar a ella, pero el flow no es independiente del conocimiento previo. No hay flow sin entendimiento, sin ese tipo de entendimiento que no precisa pensar de tan conocido.

Es por eso que no estoy tampoco de acuerdo es que la concentración por sí misma sea suficiente para alcanzar este estado óptimo de conciencia. Uno puede concentrarse para leer, o para escuchar una pieza musical, tambien para guardar el ganado o para pintar las paredes. Pero esto no es flow.

Para que haya flow es necesario (tal y como supuso la psiquiatría clásica) que existan al menos dos polos en acción, uno es la concentración y otro es la abstracción. Es necesario que nos concentremos en lo que hacemos sin distraernos, enfocando nuestra atención en lo que hacemos pero además es necesario convocar otra fuerza: la fuerza de la abstracción de modo que lo que estemos haciendo pueda escalar un nivel y convertirse de una buena idea en una idea universal. Este contacto con el piso de arriba, con la abstracción es lo que consigue hacer estallar la chispa que enciende el flow. No es posible pues que exista flow en las tareas repetitivas o que exigan demasiada atención o minuciosidad en lo que uno hace, pues es precisamente esta “distracción” la que impide la aparición de la abstración y el flow. Decía Mozart que:

Cuando estoy haciendo cualquier cosa mi mente se pone a vagar y me vienen ideas todas de golpe, unas frases se imponen en mi atención y antes de que termine de oirlas ya se como terminarán, una composición me viene de golpe, toda a una, lo que hago después cuando me siento a escribirla es simplemente faena de relleno. Cuando alguna de estas ideas me viene ya se si es buena o no, automáticamente me ocupo de deshechar aquellas ideas malas y de rescatar las buenas, pero lo más interesante no es cómo se diferenciar lo bueno de lo vulgar sino que con un trozo de la composición ya me da la pista de la composición entera.

Por ejemplo, los músicos suelen operar en dos tipos de “modes” en su funcionamiento ejecutor. Uno es el modo concierto y otro el modo flow. En el primer modo, no tienen mas remedio que ajustarse a una métrica, a un tempo o a un programa, a algo que se hace para enseñarle a otros. En el modo flow, el músico ya no tiene sujecciones, no necesita enseñar nada a nadie y se limita a divertirse, entonces surge el flow. Las condiciones para llevar a cabo un concierto o una jam session son las mismas: el dominio de un instrumento. Pero es solo en ciertas condiciones cuando el flow puede emerger.

Vean el caso de Chick Corea y como el Concierto de Aranjuez puede dar lugar a un flujo de ideas (sonidos) compartido por una acompañante. Y como el éxtasis parece acompañar a ambos ejecutantes de principio a fin.

Se nota que fluyen.

Bibliografia.-

Francisco Traver: “Eso” en “Espiritualidad y política” (edición a cargo de Cristobal Cervantes). Barcelona. Kairós 2011.

7 comentarios en “¿Qué es fluir?

  1. Me ha gustado mucho el post. Si bien entendí, pone en claro que para fluir es necesario el conocimiento del tema a tratar, en otras palabras, primero hay que estudiar y conocer, adentrarse en la ciencia, después podrá desarrollarse plenamente lo aprendido. Sin maestría y profundidad no llegamos a ningún lado, como lo sugieren algunos cursillo de fin de semana que prometen la felicidad sin esfuerzo.

  2. La felicidad no se consigue ni en un fin de semana ni en una agencia de viajes, la felicidad es un subproducto de otra cosa, como por ejemplo el flow, pero es condición para que haya flow que no exista “telos” es decir proposito. Cuando las cosas se hacen porque si, suelen suceder cosas muy curiosas. 🙂

  3. Paco, después de leer tu post y ver tu video en facebook sobre el tema (me encanta la forma en compartes tus conocimientos), se me ocurrió la siguiente pregunta, ¿que diferencias encuentras entre la antigua postura y recomendación de Freud sobre la “atención flotante” y el flow?

  4. Pues en el próximo post hablare precisamente de eso, es como si hubieras adivinado mi intención quizá porque me sigues con atención 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s