El mito de la izquierda

Vale la pena visionar estos cuatro videos que presentan una diatriba muy interesante entre Gustavo Bueno y Santiago Carrillo, moderados por Sanchez Dragó en el programa “Negro sobre blanco” en 2003. Se trata de una diatriba de la razón (Gustavo Bueno) contra la falacia histórica y el pensamiento dogmático-maniqueo de Santiago Carrillo.

Sin embargo dudo que este debate hubiera sido posible con ningún otro interlocutor de la izquierda por su incompetencia para debatir a buen nivel. Carrillo presenta su mejor perfil de debatidor profesional, ni insulta, ni descalifica, mantiene una lucidez envidiable y solo sostuvo en este debate 4 o 5 falacias bien desenmascaradas por Gustavo Bueno.

Las cuatro falacias de Santiago Carrillo.-

La falacia principal tiene lugar cuando se comenta comparativamente sobre la legitimidad de las guerras y las revoluciones, asi Carrillo sostiene que la revolución de Asturias (1934) estuvo justificada -según él- porque se trataba de impedir que el “fascismo” llegara al poder a través de la democracia. Para Carrillo el fascismo estaba representado por la CEDA de Gil Robles.

Gustavo Bueno arremete contra este argumento desenmascarando dos falacias unidas a él: la primera es la suposición de que la CEDA fuera un partido fascista, lo que necesitaría demostración y la segunda es la falacia maniquea que legitima unas guerras versus otras. Asi para Carrillo el alzamiento de Franco fue ilegítimo porque se rebeló contra la legalidad vigente (la Republica), pero la revolución de Asturias era perfectamente legítima a pesar de que se trató de una insurrección contra la misma República.

Este tipo de pensamiento dicotómico presidió buena parte de los argumentos de Santiago Carrillo.

Video 1.-

Otro de los mitos de la izquierda que Gustavo Bueno puso sobre el tapete fue el tema del relativismo cultural y la sempiterna aversión de la izquierda por la Iglesia católica que ha llegado a identificar izquierda con anticlericalismo y una vuelta a la situación que se vivió en la República. La tolerancia de la izquierda española con confesiones exóticas (no vinculadas a la tradición de nuestro pais) es un reclamo ideológico para atacar a la Iglesia, pero se funda en una falacia: crucifijos no, pero tolerancia con los velos islámicos.

El matrimonio entre el socialismo español y la laicidad parece que tiene sus excepciones basadas en la relativización cultural.

Video 2.-

Aznar y la guerra de Irak ocuparon otro espacio en la discusión que mantuvieron Carrillo y Bueno que arremetió contra la idea difundida hasta el paroxismo en pancartas y cencerradas de que “Aznar era un asesino” por haberse alineado frente a los invasores de aquel país. Bueno sostuvo que desde ese punto de vista la historia seria la historia de asesinos, desde Alejandro Magno hasta ahora e incluyendo a todos los que participaron en la guerra civil, recordó que Aznar fue un lider democrático elegido a través de las urnas y que no puede compararse una politica de Estado con el terrorismo de unos pocos. La responsabilidad de Aznar en las muertes de Irak es similar a la de Carrillo en Paracuellos y procede de una decisión politica si se quiere desafortunada que no puede calificarse de “crimen”.

Video 3.-

Tambien se habló de ETA y del nacionalismo vasco y español. Bueno desmontó la idea de que se trata de una guerra entre naciones: la vasca y la española y de nacionalismos enfrentados. Recordó que los nacionalismos secesionistas en España son recientes y la nación española aparece como tal en 1812 a través de la Constitución de Cadiz a pesar de que España ya existía antes. Euskadi y  Cataluña serian versiones del XIX de antiguas pretensiones soberanas pero que carecen tanto de tradición jurídica como política a pesar de tener un idioma propio.

Video 4.-

La falacia esencial de Gustavo Bueno.-

Pero existe una última falacia en toda esta diatriba: la falacia que preside la ideologia de Bueno.

Una de las cosas que se dijeron casi al final de la entrevista es la idea de que izquierda y derecha se parecen cada vez más y que en ocasiones es el PP el que parece un partido de izquierdas o el PSOE un partido de derechas. Lo cierto es que la dicotomía ideológica tan polarizada que tenemos en nuestro pais es cada vez mas insostenible en las politicas prácticas. La idea de la izquierda se sostiene a través de sus mitos republicanos, anticlericales y gracias al recuerdo de la guerra civil, de no ser por estas tres patas seria dificil comprender cual es la ideología de la izquierda española.

Esta es la razón por la que la posición de Bueno con su necesidad de definirse como “un hombre de izquierdas” me parece improcedente. ¿Qué significa eso hoy?

La Nueva Izquierda que proponen no es más que un deseo romántico de los que vivieron la primera parte del siglo XX y han visto como sus ideales adolescentes caían ante la evidencia de los hechos.

Mi opinión es que no habrá turno para una izquierda renovada, simplemente creo que no habrá renovación sino que el concepto de Izquierda de superará y será reemplazado por otros más abarcativos e integradores.

6 comentarios en “El mito de la izquierda

  1. “Euskadi y Cataluña serian versiones del XIX de antiguas pretensiones soberanas pero que carecen tanto de tradición juridica como politica a pesar de tener un idioma propio.”

    Tan solo una pequeña corrección, Paco:
    De Euskadi, no sé, pero de Cataluña puedo decirte que tuvo Parlamento propio mucho antes que España. También el de Cataluña antecede al Parlamento inglés.
    También decirte que Cataluña disfruta de Derecho Civil propio.

  2. Yo creía que se llamaba Aragon al reino que contenía Cataluña y Valencia entre otros. Y ya se que Cataluña tuvo instituciones propias, tambien las tuvo la Valencia foral y no eran más que concesiones de Aragón a sus subditos mediterráneos.
    Tambien Euskadi tiene (aun) un derecho foral propio y una ley fiscal propia por tradición que ni Franco supo como terminar.
    El soberanismo de estas regiones ha sido siempre una amenaza feudal contra el Estado, ya existía en tiempos de Fernando e Isabel, los poderes feudales siempre han estado en colisión con los poderes del Estado, más tarde la burguesía se adueñó de ellos, algo que podemos ver en la Cataluña de hoy.

  3. Y pues sí, yo tan solo hablaba de instituciones, jurídicas y legislativas, del Parlamento de Catalunya, de instituciones democráticas, estructuras que España tardó mucho en construir en su seno.

  4. Sí, eso mismo digo yo. En cualquier rincón de la geografía española las cosas están así.
    Aunque empuja una nueva oligarquía, la de la clase política; siempre son los mismos, genes de carácter vitalicio.

  5. Siempre me ha sorprendido la “habilidad” catalana para “obviar” el detalle de que históricamente fueron Principado y el Reino fue de Aragón (e incluso de Valencia)… aunque con la aparición de la burguesía y el intercambio comercial “el nuevo poder” (el dinero) se acumuló (por méritos) en Cataluña.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s