¿Alma o Dios?

Personalmente creo que es absolutamente compatible un desarrollo o progreso como el que entendemos en occidente y una espiritualidad plena como la que entienden en Oriente o incluso como la entienden algunas personas occidentales. El problema está en la confusión entre el principio espiritual, el Fundamento: el alma y su supuesta procedencia, Dios. En esa batalla van ganando los dioses y más desde que el alma ya no se llama alma sino mente, subconsciente o psiqué. Los laicos tenemos que recuperar el concepto del alma pues es el único concepto, el unico “meme” que puede oponerse a la creencia en Dios y por tanto la única idea que puede resultar ser ecuménica, es decir integradora.

El problema es pues el aspecto religioso que existe detrás de la palabra Dios, el problema está en la creencia que es el germén de la intolerancia, de la razón alcanzada quién sabe si a través de la revelación, una anti-razón por así decir y por tanto la que genera la herejía y da lugar a las persecuciones de los iniciados contra los apóstatas tanto o más de lo que sucede en politica con buenos y malos. El problema es la creencia religiosa (o politica), el aspecto idolátrico de todo este tinglado. Porque la gente de lo que tiene necesidad -más bien asi se modeló su mente- es de un Otro al que seguir, al que adorar, esa pulsión es tan fuerte y tiene tanta tradición, está tan enclavada en el fondo de la memoria colectiva que una religión sin apóstoles, sacerdotes, escenografía, gurús, santos, imágenes, preceptos o lugares sagrados no tendría seguidores.

Y la religión es incompatible con el progreso, eso parece demostrado.

Hasta las religiones sin Dios como el budismo tienen un cierto tufillo idolátrico, ellos adoran creo a un Buda viviente que además es intercambiable, con lo que resuelven de una vez por todas el problema del Mesias, del Salvador, del Esperado, ellos nombran uno cada vez que lo precisan y asunto liquidado. Yo tengo muy poco respeto por las religiones y mucho por las necesidades espirituales de los individuos, porque creo además que no son la misma cosa aunque tiendan a confundirse. Creer en Dios es un asunto bastante diferente a sentirse parte de un Todo, o a sentir que uno es parte de algo supraindividual, incluso a creer que el alma, la Psiqué, o lo que sea es algo eterno. Yo creo que de haber alguna sustancia eterna no seria Dios sino otra cosa, probablemente algo mas cercano de lo que creemos a nosotros mismos.

Es evidente que los dioses han pactado mantener a la Humanidad en una cierta privación, es evidente que los dioses precisan de una casta de iniciados y es evidente también que esas castas han mantenido ocultas las herramientas espirituales necesarias para hacer progresar a la humanidad. No cabe ninguna duda de que la religión es y ha sido históricamente enemiga de la ciencia (del mismo modo que las ideologías), enemigas del progreso y enemigas de la vía esotérica, aquella que buscaba el ser humano individual a solas, sin la mediación de otros. Freud en el “Porvenir de una ilusión” ya hizo mención a esta pulsión gregaria del hombre que busca a un otro al que adorar.

A mi me parece que este surgimiento de eso que llamamos “new age” lleva muy mala pinta: tenemos a Leonardo Boff haciendo mítines y mezclando churras con merinas, tradiciones animistas con el cristianismo, magia con ciencia, el calentamiento global (un problema político) con la alimentación integral (una forma de agricultura carísima y que no resolverá el problema del hambre). Vuelven liturgias oscurantistas y se propugna el uso de drogas como método de alteración de la conciencia, viajes al Perú en busca de “no se qué” que aquí no sabe encontrarse, y en fin por no hacerlo muy largo que me parece todo muy superficial, una mezcla sin sentido. Y ese es el problema que veo en la emergencia de estas nuevas “religiones” con independencia -es necesario decirlo tambien- que la ciencia, la politica y la economía necesitan un cambio de paradigma tal y como dice aqui Antonio Ruiz de Elvira.

Creo que muy pocos son los que atisban que el problema no tiene soluciones colectivas, ni se resolverá apuntándose a una comuna o a un cursillo de fin de semana pero la gente busca seguridades, certezas, alguien a quien imitar, alguien que nos diga qué hacer, como calzarse y qué comer, si debemos o no fumar y qué hay que fumar como mecanismo de abreacción espiritual. La gente no entiende que estamos solos, que nacemos y morimos solos y que cualquier tránsito es en solitario, que no hay alternativas salvo la de discriminar lo verdadero de lo falso: un discernimiento nada fácil porque la verdad casi siempre aparece disfrazada con el ropaje de la ficción.

Podemos ejercer cambios en nuestra forma de ver las cosas pero que esos cambios se consiguen aumentando la discriminación y no tanto ejerciendo algún tipo de ritual que propicie el sentimiento colectivo de un destino común, aunque es verdad que determinados rituales favorecen un tipo de atención más que otros. Tampoco estoy en contra del ritual, de la liturgia, sólo estoy en contra de las religiones organizadas, macroscopicas, en contra de las creencias colectivas y como no del integrismo, del religioso y de todos los demás. También desprecio intelectualmente los rituales entronizados como ídolos, aunque sé perfectamente el poder de fascinación que los rituales ejercen en muchas personas.

La gente tampoco entiende que no es necesario “entrar en religión”, ningún compromiso más allá de con uno mismo para adiestrarse espiritualmente, que no es necesario el ayuno, ni la purga, ni olvidarse de la carne o militar en alguna causa exótica para adquirir una dimensión espiritual. Que no es necesario renunciar al bienestar acumulado a través de todo este tiempo ni renegar de la ciencia que es a fin de cuentas a quien debemos este bienestar. Este es un hecho sin discusión.

Las carreteras y el agua caliente deben ser compatibles con la dimensión espiritual.

¡Hagámoslo posible!

11 comentarios en “¿Alma o Dios?

  1. “entre Dios y el alma existe una enorme tensión” (F. Traver)
    Ay, no he podido resistirme a rematarle con usted mismo, espero no le moleste y me lo disculpe 🙂

  2. Me gustaría enviarle seis capítulos, no muy extensos, que me leí hace unmes y que la persona que los tradujo de l italiano me envió a peticion mia, creo que podría observar un punto de vista de una persona que ha madurado el asunto de las religiones y del Zen en este caso. Si yo dijera que no respeto la psiquiatria seguramente que usted se haría cargo pero desde su punto de vista tambien entendería que hay algo que no entiendo de su labor. Yo, como usted y la mayoría de las personas desconfiamos de lo que no vemos claro. Todo ese olor a monsergas es cierto puesto que en ningun funcionariado incluido el de las religiones y los que viven a costa de ellas es sincero, aun dentro del zen y del budhismo hay personas y personas. El zazen es la forma de vida que llevó el Buda, zazen no es una meditacion para el caso, es la condensacion de la energia y la vida de una persona, es la forma básica de la cual aprende una persona de si mismo, con el si mismo. Por so aqui no se adora a nadie, se las ve uno consigo mismo. Esta es la forma de vida que yo he elegido para mi, proque me parece verdadera, es un continuo indagar en si mismo. Es el encuentro con la vitalidad y la energia del si mismo. Si le interesa leerlos, se lo enviaría a usted y a quien lo quiera. Para mi tiene mucho valor. Fuereon escritos por el maestro Kosho Uchiyama.

  3. Trascender para integrar, pero para trascender se requiere lo que se requiere. El escrito me ha recordado a “Zorba el Bhuda”.

    Mientras (y esto es personal) música como la de Cinematic Orchestra, por ejemplo, apuntaran a ese mundo íntimo no exotérico.

  4. Sobre alma, dios o dioses, el pequeño libro “Manual de iluminación para holgazanes”, es realmente recomendable, como también lo es para los tiempos que se nos acercan. En él, Thaddeus Golas nos sugiere sus conclusiones empíricas y ciertas actitudes simples que, a buen seguro, serán muy útiles para cualquiera que le llegue la iluminación, ya sea durmiendo, por la ingesta de enteógenos, hiperventilación, rezos, tormentas solares, etc… El libro sirve para podernos acompañar tanto en los momentos de mayor oscuridad como en los de mayor éxtasis, mediante actitudes lo suficientemente sencillas como para funcionar aunque estemos totalmente volados o nuestra mente se encuentre totalmente arrasada.

    Nos dice empíricamente, que permiten superar ciertos estados mentales extremos mediante frases que son fácilmente memorizables para poderlas utilizar frente a cualquier crisis. A modo de ejemplo:

    • Cada partícula de cada átomo es un ser vivo. Cada molécula o célula es una tribu de seres.
    • Somos seres iguales y el universo es la relación que existe entre cada uno de nosotros.
    • El universo está hecho de un solo tipo de entidad; cada ser vivo, cada ser determina el curso de su propia existencia.
    • Cada ser controla sus propias vibraciones.
    • La función básica de cada ser es expandirse y contraerse.
    • Nuestra elección es siempre la misma; expandir nuestra conciencia o contraerla.
    • Todos los estados de conciencia se encuentran a nuestro alcance en este mismo momento.
    • No hay nada malo en nuestra situación actual: es una de las infinitas experiencias que podemos vivir.

    • Los seres expandidos son permeables, los seres contraídos son densos e impermeables.
    • Cada uno de nosotros, solo o acompañado, puede aparecer como
    espacio, energía o masa, dependiendo del grado de expansión o contracción elegido, y del tipo de vibraciones que cada uno de nosotros emite al alternar la expansión y la contracción.

    • Un ser totalmente expandido es espacio.
    • Como la expansión es permeable, podemos estar en el “mismo espacio” con uno o más seres expandidos. En realidad, todas las entidades del universo tienen la posibilidad de transformarse en un solo espacio.
    • Experimentamos la expansión como: Dándonos cuenta de ello, comprensión, toma de conciencia, o como queramos llamarlo.
    • Cuando nos encontramos totalmente expandidos, tenemos la sensación de conciencia total, de ser uno con la vida entera. En este nivel, no presentamos resistencia a ninguna vibración o interacción con otros seres. Es el éxtasis perpetuo, con posibilidad ilimitada de elección de conciencia, percepción y sentimiento.

    • Cuando un ser está totalmente contraído es una masa de partículas, totalmente implotada. Dependiendo del grado de su contracción, un ser es incapaz de estar en el mismo espacio con otros, de modo que en la contracción se experimenta miedo, dolor, inconsciencia, ignorancia, odio, maldad y todo un conglomerado de extraños sentimientos. En el extremo, el ser tiene la sensación de estar totalmente demente, de resistirse a todos ya todo, de ser incapaz de elegir el contenido de su conciencia.
    • Podemos salir en cualquier momento, con sólo expandirnos, con sólo abandonar toda resistencia hacia lo que pensamos, vemos o sentimos.

    • Un ser es energía cuando alterna la expansión y la contracción.

    • Toda la información, como ésta, existe en el espacio en todo momento, y su realidad no necesita de libros.

    El problema no es cómo liberarnos. El verdadero interrogante es: si somos unos seres totalmente libres que nos autodeterminamos.
    ¿Cómo hemos llegado a encerrarnos en un cuerpo para jugar juegos en el plano material?
    ¿Cómo hemos conseguido que nosotros y otros aceptáramos este juego?
    ¿Como hemos conseguido llegar a hacerlo tan compulsivo?
    Si es tan fácil salirnos, podríamos igual volver a jugar al juego. Quizás ésta es la tentación última. Y quizás nadie quiere saber, en realidad, lo fácil que es; nadie quiere perturbar el juego. Todos podríamos estar jugando a como que creemos que, a las escondidas.

    La realidad física es una de las peores películas de horror, y todos sabemos cuánto nos gustan las películas de horror.

    Thaddeus Golas dice más, pero creo que para el tema ya me he excedido en mucho.

    Saludos,

  5. Dices ” la religión es incompatible con el progreso, eso parece demostrado ” y lo que parece demostrado es lo contrario porque religión siempre ha habido y progreso también. Y eso además está en contradicción insuperable con lo que dices al comienzo del post de que la espitirualidad es una necesidad, para algunos más que para otros, del ser humano.

    La neurociencia intenta encontrar qué es la espiritualdad para el cerebro- en una visión más integradora qué es la espitirualidad para el hombre, poque en esa manía de trocear, a las neurociencias parece que se les ha caído el resto-, qué encamina al hombre a esa búsqueda de Dios, o de unión con el todo para las religiones orientales, lo que viene a se lo mismo porque la idea de Dios abarca el infinito, Dios sería uno y todo. La diferencia entre unos y otras religiones parece estar en si sacan fuera o dejan dentro el objeto de búsqueda. Si se consideran ya uno y por tanto infinitos en sí mismos o al contrario si esa complementariedad hay que buscarla fuera y entendemos la realidad, por tanto, dual.

    La tendencia que refieres, esa pulsión gregaria del hombre de buscar a un Otro al que adorar lleva inexorablemente a que religiones como el budismo donde se proclama que no hay un dios y que no hay nada a qué adorar se vea contradicha por la realidad de la práctica de la misma con imágenes de Buda por todas partes, de todos los tamaños y posturas y miles de velas y ofrendas variadas. Así que se diga sí o se diga no, la adoración existe. No basta con nombrar algo para que esto suceda, exista o deje de existir ( realidad política- religiosa ) Basta con que eso no suceda en la realidad física contrastable. O lo que es lo mismo, no son las palabras las que dan existencia a las cosas sino los hechos los que demuestran que existen o no y no piden permiso al diccionario para ocurrir.

    La espiritualidad es una emoción y por tanto está entroncada directamente con lo humano. Las personas que buscan esta espiritualidad lo que realmente buscan es una experiencia de una alta carga de emotividad que dé significado a la búsqueda del propio existir porque el hombre, al contrario de lo que dices, no está sólo cuando nace, pero puede encontrarse muy sólo cuando muere y la soledad no es buena.

  6. Es verdad que la espiritualidad ha coexistido con la religión, al igual que el progreso, las guerras y los ejercitos y no por eso vamos a considerar que la guerra y el progreso son compatibles. No lo son.
    Me refiero a las religiones establecidas que no tienen, por cierto nada que ver con la espiritualidad, las religiones sirven más bien para regular la convivencia de unos y otros y a suponer y dar forma a la vida despues de la muerte que es el supremo problema. Las religiones oficiales han desarrollado muchos preceptos y muy pocas tecnologias espirituales (si descontamos al budismo y sus derivados). Siempre han perseguido y sospechado de la espiritualidad individual y la han considerado perversa o dictada por el demonio, usualmente han quemado a los disidentes.
    Dicho de otro modo optaron por la vida exoterica en lugar de la esoterica que es lo mas parecido a lo que hoy entendemos como camino de individuación.

  7. No es que la espiritualidad haya coexistido con la religión es que la espirituaidad es la base y lo que da sentido a la religión ( me refiero a religión como término amplio y abarcador de todas las doctrinas religiosas ) La religión efectivamente es un intento de sistematización de esa espiritualidad vigente en el hombre, se trata de filosofías de vida que regularizan y dan sentido a la existencia desde la base de la emoción complementándola con la razón ,por eso el corpus de reglas con las que se dirigen en la vida, regularizan la convivencia de unos y otros, por tanto, fueron imprescindibles en el avance de la civilización.

    Otra cosa es que actualmente sigamos rigiéndonos por los mismos cánones dogmáticos establecidos en las mismas, sin intentar superarlo por medio de una moral que no esté basada en dogmas de fe. Sin embargo, esa pulsión hacia la búsqueda de pesonas que nos orienten y nos dirijan se fundamenta en la necesidad de una gran parte de la población en adoptar creencias, ya sean religiosas, científicas, o de cualquier índole. Es mucho más cómodo creer y ser dirigido que pensar por uno mismo y tomar decisiones de acorde con lo observado. Es mucho más cómodo ser gregario, sostenido por la comunidad siguiendo los ideas de moda vengan de donde vengan que tomar una postura crítica que te pueda apartar del grupo. Y esto no es que se realice sólo por comodidad, porque no se quiera pensar, es sencillamente porque se responde a un patrón de comportamiento donde la exclusión del grupo puede suponer la muerte del individuo.

    Así que la cosa no es tan sencilla y eliminar las religiones ya se ha demostrado históricamente que es imposible. Por lo que la disyunción que planteas en el título “Alma o Dios” es altamente improbable de resolver si no se convierte esa disyunción en una integración donde ” Alma y Dios” sean ambos conceptos compatibles. Pero, eso sí, las reglas de convivencia, la moral imperante, integradora entre personas de toda índole: sexo, religión o raza no puede fundamentarse en dogmas de fe sino en hechos demostrables como los más adecuados para el progreso y la civilización.

  8. pregunta, quizá para otro post, ¿se puede vivir sin “creencias”? ¿o es inevitable la no escapatoria a la esencia de la misma creencia? religiones aparte ¿creemos todos? … aunque sea en nuestros dogmas particulares y temporales? … ¿dejamos espacio a algo más?

  9. Yo diria que es inevitable que tengamos creencias pues algunas de ellas están tan presentes de forma pragmatica en la cultura que son imposibles de obviar e incluso nos permiten no pensar en ellas. Hay creencias en las que no es necesario creer como por ejemplo la forma de vestir, las cosas que comemos, la forma en que nos divertimos, etc. Hay dos formas de creer, “creer en” y “creer que” e invocan distintos dominios del conocimiento. En cualquier caso las creencias son atajos que sirven para orientar no tanto nuestros pensamientos sino nuestras conductas y que usualmente están dirigidas a disminuir la incertidumbre de nuestra posicion en el mundo, es por eso que hay muchas personas que comparten determinadas creencias. Hay creencias que tienen éxito y otras que no tanto y depende del numero de seguidores que convoquen. Preguntas si se puede vivir sin creencias y yo te responderia a eso que para eso tenemos que desarrollar el pensamiento critico que no es lo que la mayor parte de la gente piensa. El pensamiento critico no consiste en discrepar de aquellos que sostienen opiniones distintas a la nuestras sino socavar a través de la razón los principios en que se basa la discrepancia. Por ejemplo uno del PSOE y uno del PP sostienen puntos de vista distintos frente al aborto, el pensamiento critico no consistiria en agotar los argumentos de uno u otro para que ver quien convence a más gente para que se pase a su bando sino algo assi como propuse en este post que deja abierta la eleccion de cada cual aunque poniendo de manifiesto todas y cada una de las falacias que ambos defienden.
    Observarás que yo no tengo ninguna creencia sobre este asunto salvo la de señalar que se trata de un asunto moral y que en cualquier caso “los plazos” no son mas que una engañifa más.
    https://carmesi.wordpress.com/2010/01/10/o-aborto-u-orfanato/

  10. Supongo que todos, en algún momento de nuestras vidas nos hemos cuestionado la existencia de un dios y la necesidad de tener una creencia religiosa.

    Desde mi punto de vista, que comparto con otras personas con quiénes se han dado estas discusiones, las religiones son, en una última instancia una forma de dulcificar o apaciguar el concepto de muerte y el miedo a la misma. Al parecer la mayor parte de las religiones, por lo menos las más conocidad nos ofrecen un buen bálsamo ante este incertidumbre. Sin embargo estas psudoexplicaciones tampoco nos convencen a todos.

    Paco te agradezco este post, describes de manera muy clara ideas y sentimientos que me han acompañado desde niña, pero que pocas veces he tenido la oportunidad de compartir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s