¿De izquierdas o de derechas?

¿Es esta mujer de derechas o de izquierdas?

¿Y esta otra?

Bueno, todo el mundo da por hecho que la primera pertenece a un partido conservador y la segunda a un partido progresista. ¿Pero es este esquema válido hoy? ¿Qué distingue las politicas de un partido del otro? ¿Qué diferencias hay entre las ideas que defienden los conservadores de los liberales, por asi decir?

Lo cierto es que estas diferencias se han estudiado bastante bien en USA donde Jonathan Haidt desde el punto de vista de la neurofilosofía y Steven Pinker -desde el punto de vista de la neurociencia- que  han escarbado en los distintos valores, creencias, preferencias y modelos sociales en los que cada uno de estos actores creen.

A grosso modo tanto Pinker como Haidt están convencidos de que los conservadores acoplan mejor sus idearios a la naturaleza humana, más cercanos a las ideas de Hobbes que de Rousseau,  aceptan y describen una condición mas realista del hombre, poniendose del lado de la realidad tal y como es, mientras que los progresistas ponen en juego su deseabilidad o sus ideales por encima de cualquier consideración, imponiéndola a veces a la tozuda realidad.

En realidad lo que separa a ambas concepciones del mundo es la preferencia por valores concretos, asi dice Pinker que las derechas prefieren la libertad mientras que las izquierdas optan por la igualdad, ambos creen que la justicia social puede alcanzarse profundizando en uno u o tro valor, pues señala Pinker que la igualdad y la libertad son valores antagónicos. O se privilegia uno o se privilegia otro. De ahi la dificultad de convivir entrambos ideales.

En un post anterior definía asi las diferencias entre ambas mentalidades:

Los conservadores serían aquellos que enfatizan sobre la libertad (el contrato libre entre personas) y preferirán siempre sacrificar la igualdad cuando la libertad es amenazada mientras que los progresistas son aquellos que prefieren la igualdad y que son capaces de restringir las libertades individuales en aras de una mayor igualdad propiciando una mayor intervención del Estado en la vida privada.

Pero lo cierto es que (volviendo al espiritu de este post) estas diferencias son muy americanas pero muy poco europeas. Aqui en Europa el modelo que ha funcionado hasta ahora y que ha propiciado mayor bienestar y desarrollo ha sido el modelo socialdemócrata impulsado por el éxito de la sociedad escandinava en la gestión de lo público.

Sin embargo en España sucede algo muy curioso y es que el modelo vigente en el que creen tanto la derecha como la izquierda se ha agotado sin que los principales partidos hayan caido en la cuenta de que es necesario refundar tanto la democracia como las ideologias. En este sentido el PP (como representante de la derecha española) ha hecho un mayor esfuerzo de reconversión que el PSOE que sigue anclado en sus mitos izquierdistas de tipo marxista, con sus banderas, puños, himnos y una cierta tendencia a la confrontación guerra civilista que hace de él no tanto un partido socialdemócrata sino un partido criptocomunista.

Agotado el modelo asistencial en el que crecimos, nos encontramos con la paradoja de que la derecha (el PP) se hace cargo de las politicas post- socialdemócratas que hoy son posibles llevar a cabo mientras que la izquierda toma la calle y se hace presente en asonadas. Todo pareciera indicar como si el PSOE fuera incapaz de abandonar los ideales que llevaron a su fundación en un momento histórico determinado y donde aquello de los parias de la tierra tenía sentido.

Es verdad que hoy sigue habiendo parias y bolsas intolerables de pobreza, pero este fenómeno ya no puede seguir atribuyéndose a la explotación de los empresarios insaciables y crueles que dice la canción. Es evidente que las medianas y pequeñas empresas han pasado a ser, junto con los autónomos y los pequeños propietarios agricolas, los parias del siglo XXI, junto con los desempleados.

El explotador de hoy no es más el empresario sino la falta de empresas y empresarios que creen trabajo

Quiera o no quiera nuestro antiguo socialismo lo cierto es que ya no existen izquierdas ni derechas por una razón sociólogica fundamental: las ideologías de hoy contienen elecciones complejas, enredadas y cambiantes, asi es posible encontrarse con conservadores que viven en parejas de hecho o con progresistas que llevan a sus hijos a colegios religiosos. Lo cierto es que se ha producido ya en nuestra sociedad la mixtificación de valores, la integración de aquello que nos parece mejor para nosotros mismos o nuestros hijos. La vieja moral que identificaba estereotipadamente derecha con religión, conservadurismo, preferencia por la autoridad y la jerarquia y a la izquierda con el sentido laico del Estado, aborto, libertades individuales o de género e impuestos ha caducado.

Lo cierto es que ambas ideologias se han refundido en la postmodernidad en una desideologización de los ciudadanos que a mi juicio es muy postiva, sin embargo en otros ambitos esta hibridación ha dado lugar a un engendro paternalista que lejos de haber resultado en una integración de lo mejor de cada una con la otra ha dado lugar a retrocesos importantes en lo que se refiere por ejemplo a los efectos benefactores de las sanciones y los castigos.

Bien mirado en España es muy dificil que las conductas no cooperadoras o francamente antisociales se castiguen. Aqui sólo castiga la Seguridad Social (si no pagas sus cuotas) y la Direccion general de trafico (si te excedes de velocidad o bebes un par de cervezas). Lo cierto es que en nuestro pais hemos desarrollado una excesiva tolerancia a las conductas antisociales o delictivas. Lo mejor que le puede pasar a un delincuente o a un corrupto es llegar a un tribunal de Justicia. Alli casi siempre será absuelto por falta de pruebas.

Tenemos una Justicia excesivamente garantista que emergió en un momento histórico donde los ciudadanos debian ser defendidos de los abusos del Estado, lo que ha llevado a una continua deblitación del mismo, una vulnerabilidad que han aprovechado los lobbyes para usurparle en sus funciones. Pero esto no es lo peor. Lo peor es que no existen instituciones intermedias con poder sancionador distintas a la justicia ordinaria. Los trámites administraticos que nos meten la mano en el bolsillo casi siempre pueden ser recurridos y ganados por defectos de forma. Aqui no hay nadie que se lleve su merecido antes de llegar a un tribunal y por tanto es de esperar que la corrupción y las actividades antisociales aumenten por la impunidad en que discurren las conductas individuales.

Hace falta más Estado.

Jonathan Haidt y Adolf Tobeña han demostrado ya suficientemente que no puede existir cooperación sin castigo. No se trata tanto de reivindicar el castigo como solución para la conducta desviada sino de asegurarse que aquellos que cooperan no de desmoralicen al contemplar como los tramposos se salen con la suya. Está demostrado – a través del sindrome de ventanas rotas, y otras experiencias psicologicas- que todos tendemos  a sacar lo peor de nosotros mismos en entornos caóticos, despreocupados, sucios, oscuros o sin Ley. Y que por el contrario mejoramos nuestra conducta cuando nos encontramos en entornos cuidados, iluminados, limpios o jerarquizados.

Todos estariamos dispuestos a pagar impuestos con tal de que se castigara a los que no cooperan. Esta es la verdad -una de ellas- sobre nuestra naturaleza. ¿Es de izquierdas o de derechas?

Mejor ver el video de Haidt.

6 comentarios en “¿De izquierdas o de derechas?

  1. Yo viendo las imágenes que pones al comienzo del post no tengo tan claro que una sea de derechas y otra de izquierdas, pero si todo el mundo parece identificarlas así será que poseen información que no poseo yo, no sé.

    Tampoco tengo tan claro que los conservadores son los que enfatizan la libertad y los liberales la igualdad, y ya mucho menos claro todavía está el hecho que sea la Seguridad Social la que castiga si no pagas sus cuotas, esto último es que directamente es de risa que pueda haber una empresa, porque un colegio privado se rige por los mismos principios de beneficios económicos que una empresa cualquiera, que esté 20 años sin pagar la Seguridad Social de sus trabajadores y que no se haya tomado medidas antes, es sencillamente surrealista. Porque eso es lo que ha sucedido con el colegio Santa Illa en Madrid, la familia Santa a quien pertenece el negocio ha estado veinte años sin pagar las cuotas de sus trabajadores a la Seguridad Social, y habría que preguntarse qué trabajadores tan raros tienen en este colegio que no se han dado cuenta de que no cotizaban por ellos y no se han tomado medidas mucho antes, ya fuera en las legislaturas del PSOE que han tenido tiempo, o durante el PP, y es que como decía un conocido mío si quieres saber cómo es fulanito, dale un carguito.

    Cuestiones complejas y enredadas que Jonathan Haidt parece haber desarrollado en sus estudios de psicología evolucionista. Éste merece un comentario aparte, sobre todo por lo de las pastillitas de Matrix a ver qué pastillita se ha tomado él.

  2. Jonathan Haidt, en el vídeo que asocias de TED, habla de la película de Matrix y siguiendo con la metáfora indica que les va a ofrecer a los espectadores la píldora roja para ver la realidad tal y como es, es decir, tal y como él la explica porque sino seguirían con la píldora azul, no comprendiendo la realidad, y lo asocia con el concepto de la moral matrix que plantea.

    Pero el hecho es que, en la película Matrix, Neox se toma la pastilla roja y a partir de ahí, se enchufa a la máquina y se convierte en superhéroe, las balas no le alcanzan y entra en un mundo distinto como si fuera un video juego, mientras los pringados de siempre, los de la píldora azul, siguen yendo a la oficina, paseando por la calle y siendo mortales y sensibles a las caídas y a las balas,¡ vamos ¡ que si este señor presenta esta metáfora para explicar su estudio sobre la moral y así defenderlo para el auditorio es que o no ha entendido nada de la película, o lo peor, sobre la realidad más allá de lo que le rodea.

  3. La libertad y la igualdad en su versión mas radical identifican a la derecha y a la izquierda. Al menos en USA, pues nosotros herederos de la tradición socialdemocrata hemos llegado a ciertos consensos sobre este asunto.
    Las derechas americanas se plantean las siguientes preguntas:
    ¿Por qué no puedo comprar un organo si lo necesito para hacerle un trasplante a mi hijo?
    ¿Por que no se puede comprar el voto?
    ¿Por que no puedo tener armas para defenderme de los ladrones?
    Las izquierdas ya sabes lo que dirian: implorarian que el Estado reglamente sobre ello, es decir que haga leyes que regulen estas actividades.
    No se puede comprar el voto
    No se pueden establecer relaciones mercantiles con organos humanos.
    No se puede portar armas ni usarlas contra los ladrones.
    La izquierda enfatiza la supremacia del Estado sobre el individuo (y por tanto le resta libertad, entendida como libertad contractual entre personas).
    Asi libertad e igualdad son ideales incompatibles que solo pueden ser integrados a partir de la creación de un nivel superior de abstracción: ¿Justicia, fraternidad?

  4. Sí, creo que es como dices. Pero es que la libertad o la igualdad en su versión más radical dejan de actuar como tales porque tal y como indica Jonathan Haidt el ser humano es el único que forma grupos numerosos que van más allá de los vinculos familiares y debe ser en este contexto donde se deben definir los conceptos y no dentro de los límites individuales. Así en Europa entendemos que debe ser el Estado el que regule tales asuntos por el bien de la comunidad que reporta un beneficio directo sobre los intereses individuales si los engranajes funcionan correctamente, lo contrario sería volver a la selva o a épocas de conquista donde existían ciudades sin ley y sólo el más fuerte sobrevivía a fuerza de someter a los demás.

    Imaginemos que el Estado regulado tal y como lo concebimos los europeos se viera sometido al arbitrio de entidades sin escrúpulos que se rigen por el concepto de libertad tal y como se entiende en la selva, como entidades depredadoras, en este caso los individuos se verían totalmente desprotegidos porque en un orden superior al estatal se podría:
    – comprar el voto.
    – establecer relaciones mercantiles con órganos humanos.
    – Y este grupo podría portar armas y usarlas indiscriminadamente.

    En este últimos supuesto entraríamos en una alta contradicción, no sé si en un nivel superior se abstracción, pero sí en una completa indefensión

  5. No veo una relación entre el vídeo y el tema sacado.

    Tanto Pinker como Haid hablan de cuestiones que utiliza de forma sesgada, lo que se muestra en el vídeo es la relación de fuerzas que tiene que existir para corregir un sistema funcional, por lo que se aboga es en la diversidad, dado que en ella se encuentra el verdadero equilibrio, reniega del dogma de la izquierda y de la superioridad moral que representa pero considera necesaria la existencia de la misma para corregir problemas surgidos de los modelos de pensamiento único conservadores. Es en esta dualidad en la que también trabaja Pinker al negar la existencia de una “tabla rasa” y por lo tanto la igualdad, no es que seamos ni mejores ni peores, somos distintos, nacemos distintos unos de otros y precisamente esa distinción y por medio de la colaboración y del conocimiento de esta diferencia podremos mejorar.

  6. Bueno si, pero a mi lo que me interesa es hablar d ela vacuidad de estos conceptos estereotipados que a su vez tambien plantean disfunciones en la comprensión de lo que tu señalas: la diversidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s