¿Existen alternativas a los recortes?

Aquellos de ustedes que leyeran este post donde anunciaba que habia estallado ya la tercera guerra mundial, habrán comprendido a estas horas que esta guerra- la tercera- no es un guerra convencional sino una guerra de los mercados contra los gobiernos. Una especie de simulacro de guerra donde lo que se pretende conseguir es disminuir el gasto de los gobiernos, los Estados, las familias y los individuos. O al menos beneficiarse de su malgasto.

De manera que los politicos se han echado ya al monte y han apostado por los recortes. Artur Mas de CiU ha sido el primero que -quizá envalentonado por su éxito electoral del pasado dia 20-,  ha decidido aplicar el manual del buen recortador y ya ha anunciado nuevos recortes a la población. En realidad esos recortes ya habian comenzado pero se trataba solo de un ensayo general, ahora nos amenaza con noticias abrumadoras: la gasolina, el transporte público, las matrículas universitarias, el ticket moderador (eufemismo del copago) y hasta el agua van a sufrir importantes incrementos que se unirán a las que ya padecemos, la electricidad, el gas, la telefonía y todo eso en un entorno de precariedad sanitaria y laboral.

De lo que se trata es de empobrecer a la población. Por si aun no se habian dado cuenta, lo que pretenden los politicos es que no tengamos dinero para gastar.

Pues ese es el problema, gastamos demasiado y vivimos por encima de nuestras posibilidades, pero ellos tambien, me refiero a los politicos y a las administraciones que son las principales derrochadoras de gastos innecesarios.

Como tengo la impresión de que el tratamiento -en este caso quirúrgico- del recorte no es una buena solución para nuestro país me he dedicado hoy a pensar qué son y qué no son recortes. Un poco para aclarar ciertas demagogias que aparecen continuamente en los medios de propaganda de unos y otros. Lo diré mas claro: que un profesor tenga que hacer dos horas lectivas de más no es un recorte sino un ahorro. Que se prescinda de la hostelería en los Hospitales o de las guardias localizadas de determinados facultativos no es un recorte sino un ahorro. Que se centralicen las urgencias quirúrgicas en uno o dos hospitales no es un recorte sino un ahorro. Que no se sustituyan enfermer@s o médicos de baja o se cierren determinados dispositivos o plantas redundantes no es un recorte sino un ahorro. Que nos quiten los móviles a los directivos de los hospitales no es un recorte sino un ahorro. Y que se saquen a concurso las prótesis de cadera para comprar unas que sean más baratas e igualmente eficaces no es un recorte sino un ahorro. Que el sistema publico español cobrara a los extranjeros por las atenciones que reciben aqui no sería un recorte sino un acto de justicia.

Lo que seria recortar es bajar el sueldo de los profesores, los jubilados o de los sanitarios, eso si seria recortar. Pues esa bajada del sueldo supone menos ahorro (y menos dinero disponible) y menos gasto (menos PIB) y por tanto menos empleo o sea que el recorte de sueldos es una mala politica.

Ahora que ya sabemos qué es ahorrar, vamos a explorar otro verbo, el verbo “despilfarrar”.

Despilfarros múltiples atribuibles a unos y a otros.-

Comenzaré por el gran despilfarro que preside la tradición de este país. Me refiero a los dias de asueto. Comenzaré por los sábados, ¿por qué la mayor parte de la gente no trabaja en sábados? ¿Cómo llegó a implantarse la semana inglesa en nuestro pais sin ningun decreto que la avalara?

¿Por qué la biblioteca del lado de mi casa cierra los sábados?

Es por el convenio, dicen, “los sindicatos no nos dejan trabajar” afirman algunos. Otra cosa para arreglar.

Señalar además que en España tenemos demasiadas vacaciones, moscosos, puentes, fiestas nacionales, fiestas locales, autonómicas, navidades, a los que hay que añadir cieertos derechos sobrevenidos como por ejemplo los 20 dias de paternidad (me refiero a ese tiempo que la administración concede a los que han sido papás para darles el pecho a sus hijos) y todo eso que se conoce con el nombre de beneficios sociales.

Algunos dirán que todo eso son derechos pero en realidad es un eufemismo para nombrar ciertos despilfarros políticamente correctos. Un consenso al que se llegó cuando eramos ricos para pagar menos al personal. Por ejemplo yo que soy funcionario no cobro mis trienios porque los sindicatos pactaron en su dia con la administración que en lugar de dinero me dieran más vacaciones. ¿Pero para qué quiero yo más vacacioens si no tengo dinero?

Cierto dia decidí investigar cuantos dias reales de trabajo llevaban a cabo los sanitarios de mi Hospital al año y me llevé una enorme sorpresa, un escándalo que no pienso airear aqui en publico por vergüenza ajena. Y eso sin contar las bajas laborales o las desgracias sobrevenidas. Como todo el mundo sabe la mayor lacra de este pais procede del absentismo laboral, una cifra que asustaria a Merkel.

De modo que la culpa de todo esto no la tienen sólo los mercados o los bancos sino nosotros mismos. Hemos contribuido activamente a poner las cosas muy feas.

Algo de culpa tenemos, pero tambien ellos los politicos tienen parte de esa culpa multiplicada por 100. Cataluña y otras autonomías mantienen embajadas abiertas en otros paises, financian ONGs, empresas públicas, películas, artistas, festivales enclavados en eso que llaman cultura y que no es más que un pesebre político, macroproyectos faraónicos sin retorno social, obras redundantes y antieconómicas como ese AVE que pasa por Cuenca, remodelizaciones urbanísticas y gastos suntuarios de esos que erizan la piel de los ciudadanos conscientes y responsables.

Y ahora se nos viene encima otro gasto innecesario: ¿Por qué hay que iluminar las ciudades para Navidad? ¿Es asi como nuestros políticos ahorran energia?

Si hay una economía de guerra tengamos la guerra en paz y que apechugen con sus adornos.

¿Bancos, sistema financiero, paraísos fiscales, corrupción generalizada, fraude fiscal?  Si, se trata de la responsabilidad de ellos, de los malos. Pero también economía sumergida, facturas sin IVA, viajes constantes a lugares exóticos, gastos domésticos innecesarios, escapadas en low cost, y bajas laborales por cabreos con el jefe. Es la responsabilidad de nosotros los inocentes.

Y los señores diputados electos ya han comenzado a cobrar, antes de que el Gobierno se haya constituido.

Que ahorren ellos.

Y mientras tanto invertir en deuda española es más beneficioso que invertir en economia productiva española. ¿Puede salvarse algun país donde se han invertido las reglas del juego?

4 comentarios en “¿Existen alternativas a los recortes?

  1. Es recorte todo lo que impida a la población cubrir sus necesidades más básicas y no me refiero a tener un ipad o un coche. Pero claro que no se puede legislar a la carta según el caso de cada cual, aunque si se puede mejorar lo que se esta haciendo.

    El tema de quitar interinos subiendo horas a los profesores no me parece de lo más acertado pues ha habido gente que ha apostado por estudiar ciertas carreras con la ilusión de ser profesor y si de golpe le subes las horas a los docentes te cargas por la cara una generación en potencia de futuros profesores. Además no ahorras más que unos cientos de millones de euros que luego entrarían en impuestos consumo etc.

    Donde hay que recortar y hablo en particular de este país es en consumo de productos no basicos importados, y para ello el recorte debe hacerse en lo superfluo. ¿Por qué hay funcionarios que ganan por poner una cifra más de 80.000 euros al año en una situación como esta? Ese es el verdadero lastre no que contraten un profesor interino que al final terminará consumiendo en el país y creando clase media ya que su sueldo no le permite grandes excesos. (que conste que yo soy funcionario y aunque no gano esas cantidades me considero bien pagado)

    El problema no es de signo ideologico, pues no hay ni liberales ni socialdemocratas sino que todos son una mezcla de lo peor de cada ideología. Probablemente las dos funcionarian bien si se aplicasen, pero los liberales legislan como los socialdemocratas cuando les interesa y los socialdemocratas eligen politicas liberales a la carta. Hace tiempo que debería haber habido un corralito que era lo más lógico pues cada cierto tiempo hace falta un formateo en el sistema (sobre todo de los que no funcionan bien) y mejor en forma de corralito que no posteriormente en forma de revolución violenta por ejemplo.. y el caso es que el que consiguió ahorrar y apostó por guardar el dinero en un banco es su elección, si luego el banco quiebra ya sabia cual era el riesgo y si no lo conocia era un inconsciente al igual que el deshauciado, pero en luegar de eso se ha optado por deshauciar y dejar como inconscientes a los que compraron piso y ya conocian su riesgo. El menor de los males a la larga será que pague la crisis aquel que tiene, y es que somos ya 7 mil millones.

  2. Poderoso caballero son dineros, si se pudiese prescindir de ellos, eso qué sería ¿ un recorte, un ahorro o un acto de justicia ?

    Según parece siguiendo la moda por la pasión por crear nuevos términos y ampliar vocabulario, muy a lo english, algunos por invertar inventan hasta toda una tradición mítica de Fakelore y una vez inventado, asumido y creido exportan embajadores ficticios de naciones con rico Fakelore por toda Europa, que allí saben mucho de tradiciones de nomos, hadas y gigantes Durandartes a ver si cuela.

    He leído no sé dónde que los errores son absolutamente necesarios para cualquier desarrollo humano y tecnológico. Cierto, ahora hay que ver cuál es la masa crítica de errores que lleva del desarrollo al subdesarrollo, de la dignidad a la caradura porque no todos los errores son lo mismo.

    Mientras el “subrrealismo” impregna toda la escena política- económica y la literatura se convierte en la gran protagonista de la nueva era y de las bibliografías de todas las disciplinas, las luces de navidad que no las quiten, la estética de The Road de John Hillcoat es demasiado fea.

  3. Tengo un buen amigo que trabaja en el servicio canario de salud y me dice que no sabe que hacer con el tiempo libre que tiene. Conozco médicos que entran y salen del hospital cuando le hace falta y salen antes de la hora y entran cuando encuentran aparcamiento, bien que los contraten media jornada. Nos creamos unos derechos por la jeta que se dice. Las personas pescamos una sardina y queremos tener los derechos de haber cogido un rape. La generosidad no se exige, se agradece.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s