Fechorías educativas con niños y con mascotas

Escribo este post impulsado por el deseo de algunos comentaristas que me pidieron consejos prácticos como continuación a esta entrada donde hablé del TDAH (trastorno por deficit de atención e hiperactividad). Decía alli que en mi opinión los niños de hoy se enuentran sobreestimulados y que es ésta sobreestimulación la que puede estar en la base de que cada vez tengamos mas diagnósticos de niños hiperactivos y con déficit de atención o de ambos síndromes al mismo tiempo.

Esta idea tiene importantes consecuencias educativas y de higiene, podriamos decir doméstica puesto que es posible implementar ciertas estrategias destinadas al menos a amortiguar el peso de esta sobreestimulación

Lo cierto es que educar es un verbo multidimensional que abarca demasiadas variables relativas no sólo a los modos sociales de comportamiento en publico sino a la transmisión de valores, costumbres, gustos asi como a la instrucción y la disposicion de aprendizajes diversos que logren encajar a un sujeto determinado en una sociedad concreta.

Y este es precisamente el aspecto más controvertido del tema pues para muchos la educación es en sí misma algo forzado, algo relativo al terreno del adoctrinamiento. Una violencia que se ejerce contra una persona supuestamente capaz de desarrollar infinidad de habilidades de forma espontánea a poco que fuera dejado en libertad para orientar su vida segun su inclinación y albedrío. Lo cierto es que esta idea que se conoce con el nombre del “buen salvaje” ha contaminado nuestro siglo XX hasta el punto de que la mayor parte de nuestros contemporáneos abrazarian semejante falacia o al menos defenderían alguno de sus cinismos sustitutos, el más frecuente de los cuales es éste: “puesto que vivimos en una sociedad capitalista la educación no puede desvincularse de la rapiña, el lucro y la competitividad, hagamos lo que hagamos lo haremos mal puesto que esas son las coordenadas en las que nuestra educación debe moverse”

Ni que decir que estas ideas han dado argumentos a los educadores para no intervenir en aquellos temas delicados donde uno necesariamente ha de poner en marcha procesos punitivos, lo que hemos hecho es claudicar de nuestras funciones educativas y fiarlo todo al Estado: “que sean ellos los que eduquen a nuestros hijos”. Esa es la idea que goza con una mayor simpatía entre nuestros conciudadanos y seguramente la que ganaria las elecciones en el caso de que las ideas compitieran en las urnas.

Lo cierto es que la doctrina del Buen salvaje que debemos a un pensador bastante relevante en nuestro ambiente -me refiero a Rousseau- es falsa. Los niños se hacen buenos (o menos malos) gracias a la educación y no a través de ella. Hay otros factores involucrados en el resultado de una educación y que no están directamente relacionados con el tipo de educación que se les preste y son estos:

  • El carácter de cada cual que introduce la variable podriamos decir inicial e incluyo aqui las enfermedades de la infancia que pueden explicar ciertas diferencias en la crianza tal y como conté en este post.
  • El barrio, los amigos, conocidos y vecinos tienen una influencia trascendental en la educación de nuestros hijos.
  • Lo que vemos en nuestra casa -los modelos de convivencia- tiene un nivel de penetración mucho mayor que las palabras y las recomendaciones.
  • Estar demasiado tiempo solo tiene un poder pernicioso enorme para un niño del mismo modo que lo tiene para nuestras mascotas.
  • Y la variable crítica: la familia y las negociaciones de la distribución del poder entre sus miembros y que las dividen en dos grandes grupos: las familias funcionales y las familias desestructuradas. Una manera de definir qué es una familia desestructurada es que es aquella donde nadie sabe quien manda y donde los roles de poder necesitan ser negociados permanentemente.

El problema de la educación de hoy es que como los padres están muy poco tiempo con sus hijos se dedican a mimarles o complacerles mas allá de lo deseable y lo peor: a distraerles con toda clase de artilugios electrónicos diseñados para captar su atención. Todo el mundo reniega de los castigos, de las admoniciones y casi todos los padres dudan o se sienten culpables cuando no tienen más remedio que intervenir en una reyerta en relación con sus hijos.Esta mala conciencia está relacionada con el “Buen salvaje”, los padres de hoy estan persuadidos de que tienen que alcanzar con sus hijos una relación entre iguales lo que es una forma de decapitar los aprendizajes sobre algo que es fundamental para un niño: saber quien manda es tan importante como tentar los limites a partir de los cuales la autoridad se hará notar.

Ignoran que la libertad solo puede alcanzarse desde la obediencia, una virtud poco deseable hoy y tan rara que parece casi un insulto. Educar es empoderar a alguien que no tiene ningún poder e impulsarlo hacia la consecución del mismo según sus habilidades..

Al menos hacia el mínimo sentido que tiene la palabra “poder”, hacerse cargo de uno mismo, dirigir la propia vida. Esta podria ser una definición de mínimos.

Educar es conseguir que los niños tengan menos poder que sus padres e ir cediendo soberanía paulatinamente a medida que el niño vaya haciéndose cargo de si mismo con responsabilidad.

Hablaré del error mas grave por frecuente y de alguna forma “bien visto” en educación, desde mi experiencia de psiquiatría de adolescentes y niños.

 La abdicación del rol normativo.-

Un ejemplo:

¿Recuerda usted a que edad logró estarse quieto sentado en una silla?

Se trata de un aprendizaje esencial, si su hijo a los 5 años es incapaz de permanecer sentado en una silla es inútil que vaya a la escuela, toda su educación y aprendizajes se retrasarán y conseguirá hacerse aborrecer por todos sus compañeros de aula. Un niño no deberia ser escolarizado si no es capaz de mantenerse sentado en un silla durante un tiempo determinado. Del mismo modo que un niño ha de controlar esfínteres para ir a la escuela es necesario que consigamos que lo logre antes de mandarle a ese colegio tan caro donde les hablan en inglés. En este sentido las guarderias no son instituciones socializadoras sino aparcamientos de niños con padres ocupados.

Educar es poner limites y hacer de “malo de la pelicula”. El buenismo no educa, el buenismo crea monstruos.

El primer pecado capital de los educadores de hoy es la mala relación que ellos mismos tienen con la autoridad, con el arquetipo paterno por decirlo en términos jungianos. Y mantener malas relaciones con la autoridad es nefasta para la salud mental de niños, de adultos y de paises enteros, de organizaciones, empresas y de cualquier sistema, hay algo en la autoridad que es visto como coercitivo porque estamos acostumbrados a pensarla desde un lugar de dominio y no de jerarquias de crecimiento, pero lo cierto es que la autoridad genera orden y la falta de ella desconcierto y aumento de la agresividad . Echa un vistazo a tu entorno laboral y te darás cuenta que la mayor parte de problemas de la gente ( y que terminan por convertirse en problemas de salud mental) es la ignorancia supina que la gente tiene de su lugar en la piramide de poder en su entorno laboral. Criticamos, tememos y admiramos a nuestros jefes del mismo modo que los niños critican a sus profesores, educadores o padres a los que usualmente ven como dictadores arbitrarios que se limitan a fustrar sus deseos genuinos  sin ninguna razón.

Abdicar de ese rol punitivo, de autoridad inapelable es seguramente la fechoria educativa más lamentable que pueden cometer tanto los padres como los educadores y la que llena a la postre nuestras consultas de salud mental. Es curioso que en apenas 30 años hayamos pasado de una sociedad  autoritaria y castradora a una sociedad permisiva y autocomplaciente. No me pregunten cómo ha sucedido esto pero asi es.

La verdad es que no todos los niños son igualmente educables ni de la misma forma. Hay quien es insensible a los castigos, mientras otros son tan sensibles a las reprimendas que incluso da miedo llamarles la atención. Pero casi la mayoria de los niños son sensibles de una forma u otra tanto a las admoniciones como a los castigos, que es lo mismo que decir que todos los niños saben cuales son los limites que no se pueden cruzar si no quieren encontrarse enfrente de la autoridad competente siempre y cuando -claro está- estos limites se hayan explicitado. Sin embargo en relación con los castigos está demostrado que mejoran la adherencia a las reglas de los grupos, lo que quiere decir que si bien los castigos pueden no ser útiles para educar a ciertos niños lo serán para evitar que otros se sumen a las fechorias grupales que se traman en las escuelas por ejemplo.

El lector interesado puede consultar este post donde Adolf Tobeña habla de “Castigo y civilidad”. El lector encontrará además en el post señalado mis ideas respecto a esta cuestión en mayor profundidad.

Recientemente visioné un video de una especie de psicólogo de perros, una especie de Supernany de canes que me impresionó por la simplicidad de las soluciones que inroducia para rehabilitar conductas de los animales que naturalmente traducian disfunciones y errores educativos provocados por sus dueños. Entre los más señalados problemas que presentan los perros destacaré los siguientes:

  • Los animales ladran continuamente.
  • Los animales atacan a otros perros.
  • Los animales destrozan el mobiliario del hogar.
  • Los animales no atienden las instrucciones de sus dueños que se ven incapaces de dominarles incluso cuando los llevan sujetos con la correa.
  • Los animales muerden a desconocidos e incluso a veces a sus dueños o atacan a miembros de la familia.

Los perros son animales muy inteligentes y se nos parecen en que son gregarios y territoriales, proyectan sobre nosotros al jefe de la manada y es por eso que nos resultan tan atractivos. Nuestro perro es seguramente el único que nos obedece, parece que nos quiere, nos espera, nos reconoce y muchas veces se entristece si nosotros estamos tristes etc. Es por eso que desarrollamos con ellos vínculos perdurables bien distintos de los que creamos con los gatos por ejemplo, animales mucho menos sociables e inadaptados a vivir con humanos.

La mayor parte de las conductas que más arriba describí pueden resumirse y explicarse  a través de estas causas:

  • El perro tiene ansiedad o mejor inseguridad (reconocible por la posicion del rabo), y la causa más frecuente es que el perro pasa demasiado tiempo solo o recibe órdenes contradictorias.
  • El perro no sabe a qué atenerse en la distribución del poder, es decir no sabe quien manda en la manada, algo bastante frecuente en un hogar con muchas mujeres y macho alfa ausente.
  • El perro no está socializado e interacciona con el resto de perros con miedo.
  • El perro cree que es el el jefe de la manada y se dedica a amedrentar a todo el mundo.

Lo interesante de estas causas y que dan lugar a aquellas conductas es que han sido inducidas por sus dueños.

¿Cómo?

Listaré algunas errores cognitivos para que pienses en la relación que existe entre estas sencillas conductas y la compleja interacción que mantenemos con nuestros hijos donde tratamos en cualquier caso de explicarnos a traves de complejos argumentos racionales. Dejo en manos del lector que construya por sí mismo la metáforas utiles salvando la distancia de inteligencia que existe entre un perro y un niño humano que maneja conceptos y simbolos, que tiene deseos y construye mentiras para salirse con la suya o bien parado.

1.- El perro es tratado como un miembro más de la familia olvidando su condición de animal, el perro no puede compartir ni los mismos espacios que los humanos, ni los mismos sentimientos, para él estan vedadas ciertas “libertades” que podrian concederse a un humano.

2.- El que manda decide cuando estamos jugando, cuando estamos comiendo, haciendo ejercicio o simplemente durmiendo o descansando. El que manda es el que decide los tiempos de cada cosa. El perro no decide.

3.-Ciertas conductas son intolerables y no deben consentirse jamás, por ejemplo que el perro duerma con nosotros, en la misma cama o comparta sofá o se suba a los muebles. O que orine y defeque en nuestro “territorio”.

4.- La mayor parte de los dueños de perros maleducados creen que amar a los animales consiste en tratarlos con mimo y dulzura, consintiendo todos sus caprichos. Ignoran que el “teaching” es una forma de amor mucho mas efectiva que el consentimiento o la sensibleria.

Con todo pienso que en la actualidad la educación de nuestros hijos contiene un elemento más de los que no se cuentan: me refiero a que la educación es el unico tampón de seguridad que existe entre nuestros hijos y el mercado. Mantener a nuestros hijos alejados del mercadeo es tan importante como mantenerlos alejados de los peligros y de la sobrecarga de estimulos. La tarea desde luego no es fácil puesto que vivimos en ese tipo de sociedad y no en otra, pero podemos hacer algo para fortalecer a nuestros hijos prematuramente y que sean capaces ellos solos de discriminar la necesidad del capricho. Es por eso que a continuación propondré este decálogo de fortalecimiento de la voluntad que puede ya aplicarse a partir del año de vida y aun antes.

1.-Está prohibido golpear

2.-Está prohibido escupir la comida.

3.-Se puede pelear con alguien de tu tamaño pero nunca con alguien más pequeño. Las niñas no se tocan.

4.-Los castigos se cumplen a rajatabla.

5.-Las recompensas deben administrarse con inteligencia y vinculándolas a algun logro. No deben darse recompensas por nada.

6.-Enseñar a compartir, dar las gracias y pedir perdón.

7.-Después de jugar recoger.

8.-Si quiere que el niño duerma no le estimule antes de dormir.

9.-Respetar las horas, los ritmos de la comida.

10.-No reirle las gracias al niño cuando ha transgredido alguna de las anteriores.

Y la regla fundamental: No discutir por la educación del niño en su presencia.

Es por eso que algunos dicen que la educación es imposible, pero es posible evitar los errores garrafales, esos que convierten a los hijos en pequeños monstruos generados por una pesadilla de Goya.

21 comentarios en “Fechorías educativas con niños y con mascotas

  1. Muy interesante, incluso como adultos creo que tenemos que aprender a compensar las carencias educativas que hayamos tenido en estos aspectos y reeducarnos nosotros mismos.

    Sólo hay un punto en el que no estoy de acuerdo:
    “Las niñas no se tocan”

    Pelear está mal, sea con un niño o con una niña, si se acepta la pelea distinguir en género es darle a entender a ese niño que las niñas son más débiles qué él y a ellas darles una especie de “impunidad” que en muchos casos utilizarán de forma inadecuada.

    De todas formas, antes de tener a sus hijos habría que obligar a los padres a leer cosas así 😉

    Saludos

  2. Iba a decir justo lo mismo, que eso de “las niñas no se tocan”… no sé, no sé 🙂
    De acuerdo en todo lo demás, y -para no variar- muy bien expuesto.

  3. Es imposible evitar que dos niños se peleen, lo que e sintolerable es el abuso, una conducta que se aprende muy pronto. Las niñas son mas debiles que los niños (por lo general) ergo deben ser tabu para medir las propias fuerzas.

  4. Lo malo de ver cosas es verte que no logras hacer lo que debes, casi siempre en relación a mi hijo es que debo ir procastinando de mis referentes valores y confiar en que mi ejemplo en casa sea un referente y que la evidencia sea un puntal.

  5. JJ esto de la educación es como la meditación, en cuanto te preguntas si lo estas haciendo bien ya no estás meditando. Tal y como cuento en el post mi idea es que hay que ser sensato y aplicar la maxima de no cometer errores garrafales y sobre todo no sentirse culpable de no ser perfecto pues nadie lo es.

  6. voy a plantearte estas cuestiones, que por intuición, son pertinentes,y las haré sin leer este post. después are otros planteamientos,cuando lo lea gafas intelectuales e hiperracionales. ¿ un niño que nace en una familia de imberbes, y que le haca falta la parte paternal, que perspectivas de buena educación puede tener? creo que esa familia de imberbes pueden enviarlo a la escuela, entonces es lógico que hay que confiar en ese sentido en el estado y en la escuela. estos casos estadisticamente predominan en latinoamerica.es lógico que su hijo esta mas educado que el hijo de una verdulera. claro,hay hijos de las tomateras que han triunfado, empero son casos excepcionales. la mama de mi tío trabajaba lavando ropa ajena y creció sin padre. ahora es un empresario en el ramo de la tecnología.

  7. Magistral, como era de esperar. Coincido con los demás en que es de obligada lectura para padres y madres. El juez que aparece en el post sobre Tobeña es Emilio Calatayud, un dechado de sentido común y honestidad. Mis felicitaciones y mi agradecimiento por el post. Un abrazo

  8. el decálogo, deberían de leerlo, todos los padres de familia y después ejecutarlo. debería de escribir un decálogo para tener la voluntad de aplicar toda la teoría.
    y se lo propongo, por que hay muchos que saben la teoría y no la pueden coagular . Hobbes tenia razón, Rousseau se equivocó (steve pinker) lo felicito por su optimismo racional respecto a la educación.

    le recomiendo este libro: el optimista racional (Matt Ridley) http://en.wikipedia.org/wiki/Matt_Ridley
    .

  9. bueno siguiendo esa educación les evitarás muchos problemas a tus hijos que en el fondo es todo lo que quiere un padre. Pero también serán niños con menos capacidad de tomar “decisiones arriesgadas” y serán más inseguros, encontraran su sitio, encajarán en el sistema pero no les podrás pedir que piensen por sí mismos. En el fondo el sufrimiento que te pueden acarrear las malas decisiones siempre que consigas levantarte te llevaran más alto, también es cierto que depende mucho del caracter del niño el educarlo de una forma u otra. Nunca me tomaría este post como un mandamiento a la hora de educar a un niño.

  10. Espero que no lo tomes como un mandamiento, no hablo de religión. Por otra parte no estoy de acuerdo con la idea de que un niño educado de esta forma no tomara riesgos o “decisiones arriesgadas”

  11. además no por no hacer algo te lo quitarás de la cabeza tan facil, tu puedes encajar en la sociedad perfectamente y ser educados en ciertos valores que choquen con tu carácter. Al ser educado como pones en el post nunca realizarás conductas contrarias a tu educación (sobre todo si son muy contrarias), pero por lo que sea puede haber algo dentro de ti que te pida hacerlo.. pues bien nunca pasarás de ese dilema, o te llevará mucho tiempo y te surgirá otro.. Te harás viejo habrás tomado pocas decisiones, habrás llevado “una vida feliz” pero siempre pensarás que tal vez debiste hacer tal cosa. No va a ser facil que te encuentres a ti mismo, las malas decisiones son vitales para eso.. el problema esta en quedarte enganchado en una de ellas y que no haya retorno.. y claro los padres no estan dispuestos a asumir que sus hijos tengan un % de que tengan “problemas” a costa de su crecimiento personal. También una pega es que habrá gente que nunca aprenderá y caerá mil veces en lo mismo (supongo que la mayoría y esos son los que te llegan a consulta)

  12. Una modesta aportación, no reforzar conductas que al niño ya le gusten, por el peligro de que la asocien con el premio más que con la satisfacción que ya les da de por si.

  13. Mi también modesta aportación (más teórica que prácticada) es que
    1) dos bebés NO nacen idénticos y sus diferencias NO se deben solamente al entorno/educación recibidos.
    En base a (1), 2) Habría que aprender (en la escuela?) unas bases mínimas para poder aclimatar la educación al temperamento natural del niño (educación “personalizada” ahora que el término está tan de moda). Hay que incorporar urgentemente en la educación secundaria (a) psicología elemental y (b) dietética elemental.
    3) El humano hasta cierta edad es como una tomatera: necesita un patrón o guía (es decir: un arquetipo de autoridad en casa, para tomar conciencia de algo llamado respeto: un adulto que le ama aunque le ponga límites).
    4) Es nociva la corriente venida de USA en los 60 de que “el niño es el rey de la casa y no se le puede “frustrar”” (oído así literalmente a una madre) o de que los padres “han de ser amigos de los hijos”. Es lo más nocivo que nos ha entrado en Europa en las últimas décadas. Al niño, bien al contrario, HAY que enseñarle que la frustración a sus deseos es algo que existe y existirá. Es deber del educador prepararle para manejarse de manera sana con la frustración, para que ello no le lleve al psicólogo de mayor. Los padres son padres, los amigos, amigos, los hermanos, hermanos, y cada cual tiene su rol específico y -eventualmente- benefactor.
    5) Un cachete no es tan nocivo en ciertas ocasiones: la generación que fuimos educados “a la antigua” sin tantas manías ni psicólogos por hiperactividad (entonces éramos simplemente “niños movidos”) tampoco salimos tan mal (creo yo). O al menos no por ese motivo.
    6) Hay que enseñar a los padres que, a los 3 años, un niño comprende mucho más de lo que al padre le conviene que el niño comprenda (no hay peor sordo..). Aunque rudimentaria, ya tiene elaborada una especie de moral: p.e. puede impactarle más ver entristecida a su madre porque no se porta bien, que un cachete. A cada cual lo suyo (de ahí que lo llame educación adaptada al temperamento).
    7) Por último: es obvio que la familia de hoy día arrastra muchas lacras que afectan a la formación del niño: no sólo desestructuraciones, sino el hecho (siento si parezco cruda pero así opino) de que los niños de hoy se han quedado sin el benefactor contacto de la madre porque ésta está demasiado ocupada haciendo de ejecutiva (o cajera, da igual) fuera de casa. Ambos llegan tarde al hogar, ven al niño un par de horas y, para que no agobie mientras se prepara la cena, se le “enchufa” a la play o a la tv. Esto combinado con la ultra-benefacción material como contraprestación a la falta de lo elemental no otorgado (o como alivio al complejo de culpabilidad?). ¿Cómo van a salir bien los niños de hoy? No hay derecho al pataleo mientras no cambie la base.

  14. Sabia observación, eso es la meditación, punto, no hay nada más, solom pasar tu tiempo en ello.
    Con respecto a la educación de mi hijo le he dicho a mi mujer, ” O mandas tu o mando yo, pero que quede claro quien manda”. Y o tengo claro lo que se ha de hacer, pero soy muy exigente…. y ahí es donde empiezala sutileza.
    De todas formas me alegra compartir con un amigo de sus amigos, es dificil conseguir un grupo de iniciadosen el arte de vivir.

  15. La eduación de los hijos es tamn dificil, en casa éramos cinco y cada uno tiene una personalidad diferente,y cada uno hemos educadodiferente a nuetros hijos…
    Buenas pautas maestro, en este pais, que adolece de mala educación creo, deberían haber clases para educar a los padres antes de tener hijos

  16. Hay una cosa clara y es que la educación debe mamarse y respirarse en el hogar, la escuela instruye y debe corregir malos comportamientos en sociedad pero la base que regulariza y da las guías pertinentes para poder orientarse correctamente en esa sociedad se dan en el ambiente familiar.

    Gestionarlo al revés es invertir la escala de valores dentro de la pirámide y puede llevar a comportamientos asociales porque el niño debe entender que la corrección de la conducta se hace por su bien y por consiguiente los primeros en corregirlo tienen que ser el padre y la madre desde el cariño y la comprensión, si se deja a las instituciones todo el peso educativo el niño entenderá únicamente el carácter punitivo desde el temor o miedo y los habrá que obedecerán como autómatas, convirtiéndose en borregos, no entendiendo porque se realizan las leyes y las nomas o pueden desarrollar un comportamiento asocial de enfrentamiento constante a la autoridad que les puede acarrear muchos problemas.

    Por lo demás la educación en el ámbito familiar se trata de un acto creativo como la vida misma que va más allá de todos los decálogos que se pueden dictar y cada hijo requerirá unas medidas y una atención determinada. Para saber qué atención necesitan se precisa tiempo y dedicación para comprenderles y empatizar correctamente con ellos y eso es lo que falla. Los padres no tienen tiempo para sus hijos y no lo tienen no porque no quieran sino porque es materialmente imposible dedicárselo con una jornada laboral intensa que se prolonga en muchos casos al ámbito familiar donde gracias a las nuevas tecnologías el trabajo puede extenderse indefinidamente.

    Los niños y chavales de hoy en día presentan comportamientos propios de personas institucionalizadas porque los niños van a la escuela mucho antes de controlar esfínteres adecuadamente y de saberse sentar en una silla, con una jornada laboral que supera en muchos casos a la de sus propios padres gracias a las actividades extraescolares porque si el colegio se ha conservido en un aparca niños, el insituto es directamente un aparca adolescentes.

  17. Dejarlo todo al cumplimiento rígido de las leyes y las normas no es educar, es automarizar a la gente, de esta manera no se recibe un poso de tradición educativa de amor a la civilización, generándose pequeños- grandes salvajes que sólo obedecerán si tienen a la autoridad detrás de ellos, al policía vigilándoles para castigarles convenientemente si no obedecen, como consecuencia de ello hay una disminución de consciencia porque no se ha comprendido el sistema sino como si fueran animales perfectamente aleccionados obedecen sólo si existe el estímulo que es el castigo en caso de no cumplimiento de la ley.

    Cuando entran en un sistema más permisivo donde el individuo se debe regir por la comprensión del respeto al otro para permitir una correcta convivencia vemos jóvenes de países que se tienen por absolutamente civilizados comportarse como auténtiticos salvajes no controlando la conducta. Este es el caso de los jóvenes extranjeros que llegan en verano y son partícipes de verdaderas barbaridades como la práctica del ” balconig ” o la ingesta descontrolada de alcohol, o dejar todo tipo de desperdicios por todos los lados cuando en su países hasta el más mínimo papelito en la calle se puede entender como incivilizado.

    Como consecuencia un sistema donde la educación reposa en el estado y cumplimiento ciego de la ley una persona puede ser un buen ciudadano y al mismo tiempo un inmoral.

  18. Eso que has dicho de los ambientes institucionalizados es muy cierto y lo digo desde el conocimiento de Instituciones totales (manicomios), lo cierto es que pareciera que todos fueramos cronicos, jovenes y mayores, pareciera como si estuvieramos institucionalizados.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s