Metajuegos

Los metajuegos tal y como su palabra indica son las cuestiones que no son propiamente el juego en que están enfrascados los jugadores pero que determinan en gran parte el resultado del juego. Las trampas en los naipes, el “farol” del poker, la busqueda de tablas en el ajedrez o el catenaccio italiano en el fútbol son ejemplos de metajuegos.

Todo juego está compuesto por reglas. Tomemos el fútbol como ejemplo. De lo que se trata es que un equipo meta mas goles que su oponente (pero nadie dice cuantos), para ello hay unas reglas que cumplir: el corner, el penalty o las faltas que son sanciones, después estan determinadas reglas que identifican el futbol como juego, el jugar el balón con el pie excepto el portero que puede tocar el balón con la mano, etc. Lo importante es saber que el juego, al menos en una final no puede terminar en empate, hay uno que tiene que ganar, es un juego de suma cero, lo que uno pierde lo gana el otro. Sin embargo una liga de fútbol no es una final y es por eso que ya no es un juego de suma cero, y  un equipo puede seguir en la misma categoria solo ganando algún partido y empatando muchos, puesto que el empate asegura 1 punto, mientras la victoria son 3 puntos. Vale la pena recordar que antes de jugar un partido cada equipo tiene 1 punto. Lo que significa que sin hacer nada cada equipo podria llevarse 1 punto, lo que justifica las tácticas defensivas -metajuegos- que algunos entrenadores se empeñan en llevar adelante.

Para aquellos de vosotros que querias informaros mejor sobre esa rama tan interesante de la matemática que lleva por nombre teoria de los juegos os dejo aqui el enlace de la wikipedia. En realidad si llegué hasta estas teorias fue a raiz de mis lecturas compulsivas respecto a psicologia evolucionista. Fue Maynard Smith el que me guió hacia este tipo de conceptualizaciones tan útiles para entender algunas decisiones de nosotros los sapiens, decisiones que se pueden categorizar a través de ciertos engendros matemáticos de los que yo no entiendo nada salvo sus consecuencias evolutivas: es el caso del concepto de “conducta evolutivamente estable” de Maynard Smith.

Una conducta evolutivamente estable es aquella que da premio en el puntaje estratégico evolutivo que naturalmente está relacionado con la capacidad de un gen de trasmitirse a la siguiente generación. Asi las estrategias de emparejamiento entre nosotros los humanos se consideran un juego de interelaciones destinadas a la reproducción. Cuantas más copias de mis genes existan en la siguiente generación más puntos me llevo. Es por eso que la monogamia, la poligamia y la promiscuidad son estrategias evolutivamente estables y es por eso que se encuentran representadas en nuestra especie y por la misma razón la poliandria no ha sobrevivido como estrategia reproductiva. Del mismo modo el canibalismo o el alimentarse de carroña era una estrategia prehumana que podia mejorarse y por eso no ha sobrevivido a la deriva evolutiva: se trata de conductas extinguidas, pues no dan premio evolutivo, en este caso en términos de alimentación suficientemente nutritiva.

De manera que la teoria de los juegos nos permite explicar qué estrategias han sobrevivido a la deriva evolutiva y por qué. Otra de las conductas más estudiadas y relacionadas con el altruismo reciproco es el grooming: aqui hay un post donde expliqué cuales eran las posibles estrategias interpersonales respecto a la desparasitación y el por qué determinadas conductas tienen premio evolutivo.

Se me ocurrió escribir este post a partir de la lectura de este otro  que me pareció muy acertado en cuanto a la interpretación que hace Jose Monzó de la situación actual a partir de la eclosión del movimiento de 15-M.

Una de las caracteristicas de los metajuegos es el empate infinito,  lo que caracteriza este tipo de estrategias es precisamente el llevar a los contendientes a una situación de impasse: aquel lugar donde no pasa nada y todo parece haberse detenido o congelado. Nuestra vida profesional, familiar y conyugal está llena de metajuegos donde parece que nada puede deshacer esas tablas infinitas en que parece haberse convertido nuestra vida. Las discusiones con nuestros parientes parecen no conducir a ninguna solución, casi siempre nos quedamos con la sensación de que la discusión nos ofrece una tregua pero el problema y su comprensión -sea el que sea- no parece haber avanzado ni un ápice a pesar de las discusiones que en algunas parejas pueden llegar a ser constantes. ¿La razón? Pues porque la discusión, la confrontación de pareceres o de opiniones no sirve para nada, es sólo un metajuego más. Es por eso que las personas inteligentes no discuten jamás, excepto cuando pierden el control de sus emociones, porque las personas inteligentes lo que suelen hacer es introducir metajuegos de mayor nivel.

Y los empates en los metajuegos solo pueden resolverse a traves de un metajuego de superior nivel que lleve el sistema hacia el cambio.

Una persona inteligente es por ejemplo Alfredo Rubalcaba, tan inteligente resultó que siendo ministro del Interior se negó a cumplir una orden del tribunal correspondiente para disolver las manifestaciones del 15-M, más conocida como acampada de Sol. Rubalcaba sabía perfectamente que el cumplimiento de esa orden suponía su tumba politica y aun más: el reforzamiento de la acampada misma, es por eso que se saltó a la torera la Ley y permitió la acampada.

Hizo bien por dos razones: una de caracter estratégico, no empeorar las cosas y sobre todo por una cuestión esencial: la acampada de Sol no era un problema de orden público.

Paradójicamente si se hubiera propuesto cumplir con la recomendación del tribunal hubiera convertido la manifestación en un problema de orden publico pero Rubalcaba decidió no jugar y inventó un metajuego: una estrategia de mayor nivel de definición que dejó en tablas el pulso de los acampados y el gobierno, un empate que sigue vigente. Curiosamente la oposición le echa en cara no haber cumplido la ley pero todo el mundo sabe que las leyes tienen un aspecto fáctico dificil de pasar por alto: tambien está prohibido beber en la calle y no se disuelven a la fuerza los botellones, es un ejemplo.

Los metajuegos se establecen no tanto para ganar en una confrontación sino para redefinir las reglas del juego, es por eso que determinados conflictos parecen como enquistados, cuando son tratados como juegos de suma cero, por ejemplo el conflicto palestino-israelí, el conflicto de Irak o Afganistán y casi todos los problemas del mundo en que vivimos, terrorismo inclusive. Han terminado los tiempos en que un ejército se imponía a otro o lo aniquilaba y el conflicto terminaba (hasta que aparecia otro en otro lugar). Los conflictos que tiene planteado nuestro mundo ya no pueden resolverse manu militari , no tienen una solución técnica sino ética, por una razón fundamental: porque tal y como parece demostrar Gadafi en Libia quitar a alguien del poder por la fuerza y a través de una intervención armada extranjera es una tarea ingente que consume enormes recursos y que se toma demasiadas victimas inocentes.

Los problemas se enquistan porque la lectura que se hace de ellos es en términos de confrontación: hoy he oido por la radio que el movimiento del 15-M augura la emergencia del totalitarismo , al parecer una idea peregrina de Esperanza Aguirre. No han entendido que cuando un juego se agota hay que recurrir a un metajuego para modificar las reglas del juego anterior. Y quieran o no el juego de la democracia representativa tal y como la tenemos diseñada en España, está agotado.

No hay nada dramático en ello, hasta el fútbol ha modificado sus reglas en mas de una ocasión para beneficiar al espectáculo en sí y es por eso que el futbol es un deporte de masas que conserva su atractivo. ¿Por qué la politica -que tambien es un juego- no puede cambiarse?

Nosotros los españoles ya cambiamos las reglas del juego una vez pasando de una dictadura a una democracia formal tal y como conté en este post sobre el bipartidismo. ¿Por qué los politicos democráticos son tan testarudos que siguen empeñados en jugar con sus reglas y no admitir un minimo cambio?

Pues porque es su negocio, claro.

Porque no saben metajugar como Rubalcaba que lo hace al menos cuando le conviene.

2 comentarios en “Metajuegos

  1. A veces y en abrumadora mayoria, es mejor dejar q las cosas pasen, que lleven su carga de sin razón a nuestros ojos, pues nuestra vision a veces está influenciada por nuestro caracter, ideas y opiniones q a la zazón son los mismo, un todo uno, y dejar que salgan todas las cartas y entonces se pueden producir brotes de creatividad con los cuales no nos lo habiamos imaginado, pués el controlador solo quiere tener todo bajo control de acuerdo a su régimen controlador, seguridad en que las cosas ssalen como uno conoce. Uno debe arriesgarse y seguir aprendiendo, abrirse al buen rollito de las gentes esforzadas y de buen corazón.

  2. “Los problemas se enquistan porque la lectura que se hace de ellos es en términos de confrontación” Valiosa frase que todos hemos de comprender cuanto antes. Los problemas, no pueden resolverse desde dentro sin caer en la recursión.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s