El sueño de reexamen

Recientemente se me ocurrió hacer una encuesta entre mis contactos a fin de aclarar el significado de un sueño -por otra parte muy frecuente- entre los que hemos sido estudiantes y que ejercemos desde hace tiempo una profesión determinada. Mis contactos son médicos, psicologos, psiquiatras, ingenieros, informáticos, naturópatas, psicoanalistas, pedagogos, y diversas personas sin filiación pero con cierto “gusto” y experiencia sobre lo psicológico.

Elegí 65 contactos de mi buzón a fin de que me contaran brevemente qué interpretación dan a ese tipo de sueños donde nos encontramos en una dificil situación: que debemos repetir una o varias asignaturas bien de la carrera o bien del bachiller que tenemos pendientes a la vez que en el sueño ya nos reconocemos como realmente somos en la actualidad, doctores, expertos o licenciados. Existen múltiples versiones de este sueño pero todas apuntan hacia algo inconcluso, a algo pendiente, como si estuviéramos ejerciendo nuestra profesión de un modo deshonesto. El sueño suele transcurrir con cierta angustia hasta que nos despertamos con el alivio de darnos cuentas de que todo era un sueño o bien durante el sueño (sueño lúcido) llegamos a un arreglo.

De los 65 contactos sólo respondieron 19, algo habitual en este tipo de “encuestas internáuticas” y en cualquier otra. Naturalmente los encuestados no fueron elegidos al azar sino que son en cierta forma “amigos o conocidos”. ¿Cómo explicar tan baja participación? Esta pregunta merecería por sí misma un post, pero abreviaré diciendo que era lo esperable, la mayor parte de la gente no suele contestar a este tipo de encuestas por tres razones. O bien porque no tienen una opinión formada, o bien porque no quieren “mojarse” (que es lo mismo que equivocarse al suponer que existe una respuesta acertada siendo el resto errores) o bien porque no leen sus emails con frecuencia.

El investigador tiene el dato pero precisará poner en marcha una interpretación que dejo a su propio albur.

La siguiente cuestión es tabular las respuestas, como se trataba de una encuesta que no puede cuantificarse hay que factorizar o agrupar las distintas respuestas en distintos grupos. Personalmente lo que me interesaba saber eran dos cosas:

1.- Lo que la gente piensa de este sueño 110 años despues de que Freud publicara su interpretación.

2.- Y averiguar si alguien tiene una teoria distinta -más moderna por asi decir- a la del maestro vienés.

Lo cierto es que las respuestas que obtuve no me defraudaron lo más mínimo puesto que averigué:

1.- Se trata de un sueño universal, todo el mundo lo ha tenido en una u otra versión, lo importante del sueño es que las asignaturas que se repiten y que son causa del reexamen nunca se suspendieron en la vida real (aunque costaron mucho esfuerzo de aprobar) tal y como Freud había señalado. Excepto dos personas el resto (17 de 19) admitieron tener este sueño de forma repetitiva en su vida.

2.- La mayor parte de las interpretaciones que dan los encuestados son muy parecidas a las que dio Freud y me consta que no son lectores asiduos de él. Muchos admiten no conocer la interpretación clásica sobre el sueño.

3.- La mayor parte de los encuestados creen que los sueños poseen algun tipo de significado y construyen algun tipo de teoria sobre el mismo.

4.- Otros, una minoria (2 personas) suponen que los sueños son una forma de destejer la realidad que se crea en estado de vigilia y por tanto no significan en sí mismos nada, consecuentemente elaborar una teoria sobre los sueños carece de sentido. Más abajo volveré sobre esta idea que comparto a la luz de ciertos modelados cibernéticos de la mente.

El significado del sueño segun la mayoria de los encuestados.-

La mayor parte de las personas que encuesté se inclinan por una interpretación donde se trata de tomar una decisión sobre algun conflicto real y actual. Cuando nos encontramos en una situación asi tendemos  a procesar información en busca de respuestas en nuestros recuerdos. Elegimos aquellas situaciones donde ante pruebas o exámenes habiamos tenido éxito. De manera que el mensaje del sueño seria algo asi como “no te preocupes, acuerdate lo que costó aprobar las matemáticas de bachiller”. Dicho de otra forma el sueño tendria un cariz de impulsar al sujeto en la dirección del pensamiento positivo que predice un buen resultado en aquella supuesta toma de decisiones.

Lo cierto es que aunque yo tambien he tenido este sueño muchas veces, ni yo mismo ni nadie en la encuesta aclara qué clase de decisión o de dilema desencadena este sueño. Personalmente nunca he podido enlazar ese sueño -que parece movilizar la memoria a largo plazo- con algún supuesto problema actual que sería el que desencadenaria la cascada onírica de recuerdos entrelazados. Aunque quizá no haya dilema concreto que resolver y si una etapa de transición en la vida de alguien, una etapa lo suficientemente larga para que no deba ser considerada un suceso puntual.

Y aunque:

“LOS MIMBRES CON LOS QUE SE FORJA UN SUEÑO SON LOS RECUERDOS, LO VIVIDO Y LO DESEADO, LO POSIBLE Y LO IMPOSIBLE, LO QUE OCURRIÓ REALMENTE Y LO QUE PUDO OCURRIR, LA FICCIÓN Y LA REALIDAD, LO PENSADO Y NUNCA RECORDADO O ADMITIDO”.

Lo cierto es que existen sueños que toman los restos diurnos como mimbre onírico y que traducen seguramente el procesamiento aplazado que no pudo llevarse a cabo en estado de vigilia. Otros -pero no todos- señalan directamente hacia algun deseo no realizado de forma directa e ingenua, pero este sueño del reexamen en mi opinión transgrede la norma que supone que el sueño es un procesamiento que no pudo terminarse durante la vigilia, puesto que sus elementos no son restos diurnos sino remotos: han pasado muchos años desde que terminé el Bachiller y tuve problemas con las matemáticas, de modo que no puede zanjarse el tema con una explicación lineal y mucho menos sin contestar a la pregunta ¿Qué decisión tengo que tomar ahora y aqui?

Antes de seguir conviene saber lo que dijo Freud acerca de este sueño tan frecuente, su explicación está publicada en “La interpretación de los sueños” y data de 1900. En esta web existe un resumen de lo que Freud pensaba sobre estos curiosos sueños.

En resumen lo que dice Freud es que en el sueño de reexamen existe tanto un impulso en positivo como un autoreproche por no haber aprovechado mejor los años de estudiante, es como si el incosnciente nos dijera “Si hubieras aprendido más entonces ahora serias un mejor profesional” o “No mereces ser doctor”.

Casi todos los encuestados tienen una teoria sobre esta mezcla de sucesos actuales con los pasados, obsérvese esta respuesta irreprochable de un encuestado:

“Los sueños mezclan los recuerdos (de aquello que sigue presente en nuestra memoria) con los sucesos acontecidos durante el dia: los restos diurnos. Por eso creo que ocurren en la actualidad, en otro lugar, con otra gente…”

Si pero ¿por qué sucede esto, por qué soñamos con cosas ya resueltas de forma eficaz en el pasado?

Otros sin embargo son aun más crípticos:

“Pudieran ser recuerdos infantiles de situaciones en que tus padres o educadores te han planteado preguntas que cuestionaban tus intenciones y te han hecho sentir culpa al infringir una norma” y que entroncan con el tema d elos autoreproches freudianos.

Observese esta variación del sueño de reexamen donde parece que el Yo interviene en el sueño (sueño lúcido) para modificar la atmósfera de angustia durante el sueño.

“Muchas veces he soñado que estoy haciendo otra vez la misma carrera, pero sin éxito. No puedo aprobar, estoy estancada. Entonces me justifico a mí misma y a mis compañeros, diciendo que, en realidad ya estoy licenciada pero he decidido hacerla otra vez. Por eso no importa si no apruebo. Como si no pudiera volver a hacerla.Es verdad que es un sueño que tiene mucha gente. No tengo ni idea de lo que puede significar”

Este encuestado es bastante convencional y se acopla al pensamiento freudiano.

“Personalmente he tenido varias veces ese sueño y me encuentro teniendo que recursar una asignatura, siempre en un aula de los últimos pisos de la facultad que no encuentro nunca, y si lo hago tengo que subir mucho mas de 10 pisos a pie. Cuando llego, sin aliento, descubro para mi sorpresa que no entiendo nada de la clase! Hace mucho tiempo alguien me dió como explicación que se trata de un sueño para “dar aliento” cuando estás atravesando una situación difícil en la vida, un desafío. El mensaje sería “si has podido pasar ese exámen pasarás también este otro con éxito”. Es bonito pensarlo asi, pero seguramente existan muchas mas cosas detrás: castigos de la infancia, reproches a uno mismo, etc.”

Aqui parece que predomina la dimensión de autoreproche:

“Recuerdo haber tenido varias veces sueños con contenidos del tipo que describes: Estoy en mi práctica profesional y me viene a la conciencia que estoy trabajando como psicóloga y que “a lo mejor” no aprobé una asignatura, me pongo a intentar recordar si me han dado la “papeleta”y no puedo recordarlo con exactitud, me siento muy angustiada, pienso que no puedo resolver el asunto, por que si voy a la Facultad a preguntar, seguro que me tendré que examinar otra vez y por tanto no tengo el título y no me sirve el doctorado…una retaíla de sentimientos de culpa por ser tan dejada, tan mala estudiante etc…esto en mi caso, creo que tiene que ver con un episodio de engaño a mi padre para que me dejara tranquila las vacaciones de mi primer año de carrera. En otras ocasiones no es tanta la ansiedad por que me doy cuenta de que si seguí estudiando, es que la asignatura la aprobé, y qué sosiego, qué tranquilidad después de la pesadilla”.

Otros se situan en el territorio del simbolo, es decir más allá de una lectura convencional del suceso individual, la carrera profesional para este encuestado es un equivalente del itinerario personal.

En mi opinión, a la hora de interpretar un sueño es conveniente preguntar al soñante que asocia o relaciona con los motivos que aparecen en el sueño ya que, aunque el motivo sea igual, lo relacionado puede ser muy diferente. A un nivel muy general podría decirse que “tener una asignatura pendiente” tiene el sentido que la propia frase indica. Seguramente alguna vez hemos utilizado esta frase de una forma coloquial para referirnos a “algo que tenemos pendiente” y que es importante para nuestra realización personal. Por eso el sueño utiliza el simil de “la carrera profesional”, porque forma parte de nuestra realización personal”.

Después de esta muestra pequeña pero representativa de las opiniones que plantean algunos participantes en la citada encuesta me gustaria decir dos cosas:

1.- Sea cual sea la interpretación que demos a un sueño no podemos saber cual es la verdadera y cual es la falsa porque las interpretaciones oniricas no pueden refutarse ni falsarse. Para entender bien que es esto de la falsación dirijo al lector a este enlace. Viene a significar que no podemos hacer una ley universal ante esta incapacidad de refutación y nos plantea un primer problema ¿por qué entonces el sueño es tan común, parece que desdiciendo la universalidad con que se presenta en los humanos? (Al menos en aquellos que hemos pasado por una experiencia de estudiantes, pruebas, exámenes y exposiciones públicas de nuestro propio saber) Dicho de otra manera el sueño es tan universal como cualquier explicación que se proponga, todas son a la vez buenas y malas porque no pueden falsarse: no podemos afirmar ni negar la verdad o la falsedad de cada interpretación.

2.- Usualmente suelo sostener que los sueños no significan nada aunque son profundamente significativos. Los sueños nos apelan, nos aluden, nos confrontan, nos interpelan, nos hacen vibrar, nos resuenan, es decir nos resultan significativos y adquieren para cada uno de nosotros sentido, pues sus mimbres son nuestros recuerdos, los personajes, ambientes, y escenarios de nuestra vida, lo que explica que nos resulten tan llenos de sentido aunque no entendamos qué sentido tienen. La idea es que “significar” algo señala hacia una intencionalidad y una trasduccion. La palabra inglesa “job” significa trabajo, pero ¿qué significa el adagio de la 5ª de Mahler?

No significa en sí misma nada a la vez que está cargada de significados: tantos como oyentes o soñantes y no debemos olvidarnos del propio Mahler. Ni la música ni los sueños significan nada pues ni la musica ni los sueños poseen la intencionalidad de significar algo y sin embargo nos resultan significativos individualmente.

Agustin Morales y Ana di Zacco han sido dos de las personas encuestadas por mi y cuyas opiniones merecen una señalización especial debido a su originalidad.

Dice Agustin que:

“La hipótesis es que este tipo de sueños trata de validar los conocimientos para convertirlos en creencia (puestos que finalmente todo es creencia).  Entonces lo que ocurre es que cuando por ejemplo se enfrenta uno a un examen de conducir o de otro tipo a corto plazo, el sueño es más ansioso o desesperante en tanto que hay poco tiempo para realizar la citada validación y conversión.
Si el sueño combina restos antiguos de hace muchos años, lo que está haciendo es intentar validar lo antiguo en relación a lo nuevo que uno sabe, para ver si tiene que incorporar o descartar algo (desaprender). Si uno se sueña desposeído de su título es porque está precisamente cuestionando la utilidad de lo aprendido.

Puesto que para desaprender la memoria debe reescribirse de alguna manera. La mente se ve afectada por esa reescritura en forma de sueño. Pero además es posible que el ensueño sea un efecto colateral del hecho de haberse realizado ya parte de la tarea de mantenimiento y de encontrarse repentinamente con huecos donde antes había información (y al revés). Es decir que la función no se realiza en la fase de ensueño sino en otra distinta y anterior, y que el ensueño es como un “recuerdo” de aquella.

Se trataría de una tarea de mantenimiento del cerebro y por eso todo el mundo la experimenta alguna vez.  Informáticamente el simil sería defragmentar (defrag) el disco duro, quitar archivos temporales y limpiar el registro”.

La idea de que el ensueño es un subproducto de la tarea fundamental -que en este caso es descrita como de mantenimiento- tambien se encuentra en Freud a través de las teorizaciones sobre “contenido latente” y “contenido manifiesto”. En realidad lo que recordamos del ensueño -lo que vimos en la pantalla del sueño- no es sino la elaboración secundaria que hacemos de él una vez despiertos, pero el quid de la cuestión, es decir la tarea realmente importante es la que sucede a nivel de contenido latente, es decir el proceso que segun Agustin Morales seria una reescritura (el mantenimiento de la memoria a largo plazo donde necesariamente se insertan los nuevos conocimientos hasta que se modifica).

Y Ana di Zacco apunta:

“Enlazado con lo anterior, en ese sueño se confronta (valida) una creencia pasada (“archivada” en lugar seguro desde la época en que se deseó obtener esa licenciatura) con el presente (conocimientos adquiridos más tarde que no encajan del todo con lo aprendido).
Se cuestiona aquí, en otras palabras, un conflicto (desajuste?) pasado-presente, adolescencia-madurez (p.e. una emoción determinada que se dio en la adolescencia vs otras emociones determinadas tenidas en la madurez, a posteriori, las cuales la mente intenta armonizar entre sí a toda costa buscando la “paz” en esa vorágine de datos-sentimientos-información).
Ahí radicaría el “conflicto” y lo que posiblemente quiere decir Agustín cuando habla de “validar”.
Quizá, por otro lado, a mayor conciencia/inteligencia/madurez, pasado-presente se estarían cuestionando ese conflicto con mayor frecuencia, acaso a cada minuto.”

Y me doy cuenta de que llegado a este punto precisaría comenzar a escribir otro post sobre el modelo cibernetico del sueño que andamos perfilando y que puede resultar la mejor metáfora para comprender no tanto que significan nuestros sueños sino como hace la memoria para enlazar lo aprendido con lo nuevo que creo que es la función más importante del soñar.

34 comentarios en “El sueño de reexamen

  1. PS: Si no le importa y en homenaje al gran Damasio, a propósito del tema dejo una frase suya en la Contra precisamente de hoy:
    “sin los estímulos del mundo exterior, a la mente le sería fácil pasar la vida soñándose.”

  2. Ah, a propósito de esa frase escribiré un pxoximo post. Es muy sugerente porque viene a decir que el cerebro tiene una actividad intrinseca independiente del propio medio ambiente que en cualquier caso operaría como modulador. Está comprobado a través de la deprivación sensorial, sólo podemos soportarnos unos 40 dias mas o menos en aislamiento absoluto, después enloquecemos, lo que es lo mismo que decir que la actividad intrinseca del cerebro dejada a su albur es bastante psicotizante.

  3. Acaso la meditación sea precisamente el método para poder sobrepasar ese límite de tiempo sin psicotizarnos quizá porque apacigua esa “actividad intrínseca” (parloteo) que es la que psicotiza.

  4. He tenido este sueño al acabar primero y luego otra vez al acabar segundo de carrera, justo después de los últimos exámenes, después de un período de stress. En el sueño de segundo aparecían profesores de primero y escenarios del colegio.La sensación que tenía durante el sueño era la de “injusticia”. Para mi el exámen sería un castigo injusto en sí mismo(si me lo se.. por qué tengo que examinarme?) y el hecho de volver a presentarme a algo que ya he aprobado otro castigo injusto añadido. Me divierten este tipo de encuestas;cuente conmigo para la próxima si lo necesita.

  5. Excelente post maestro!
    Yo me sueño en un teatro, que me tengo que volver a examinar en un teatro…
    No sé a mi me da la imprsión que lo sueño cuando no me preocupo demasiado por el asunto, es decir, si no te preocupas tienes que volver a pasar por ser aprendiz…

  6. Dices que te tienes que examinar en un teatro ¿pero de qué?. ¿has estudiado arte dramatico o derecho? ¿No has soñado nunca que te queda el Romano (es un decir)?

  7. No se…no recuerdo, a veces se me repite el internacional, pero lo del teatro puede ser el tribunal, jejeje, yo digo que los tribunales son una pantomima, puede ser eso no?

  8. Interesantísimo post.

    Una curiosidad, yo he tenido ese sueño varias veces, y recuerdo las asignaturas, y en mi caso fueron asignaturas que sí suspendí (aunque finalmente fueron aprobadas, antes de soñas con ellas).

  9. Efectivamente, se ve que estoy destinado a ser rarito.
    El caso es que viéndolo en general, la idea del sueño, más que me quedaran asignaturas pendientes que en algún momento suspendí, se puede interpretar como que no había finalizado el conjunto los estudios y no tenía título, cuando sí lo había hecho en la realidad, pudiéndo entrar dentro de ese sueño universal.
    Saludos.

  10. hola yo muchas veces he tenido sueños sin llegar a tner recuerdos de los sitios donde mi mente me mete cuando sueño, en raras ocasiones se me presentan en mis sueños estas situaciones y en menos de dos dias ocurren , pero no son sucesos como los examenes ni nada asi de simple, algo que va ha pasar como despedidas de personas o cosas asi….. eso que significa??

  11. […] Lo he compartido en Twitter, y David Martínez me ha redirigido a este interesante artículo donde Francisco Traver expone este recurrente sueño, y sus diferentes explicaciones. No quiero quedarme con ninguna, pero os invito a que le echéis un vistazo al artículo para extraer vuestras propias conclusiones, si es que vosotros también tenéis “el sueño del re-examen”. Francisco Traver: El sueño de reexamen. […]

  12. Las últimas asignaturas que me quedaban para aprobar la carrera fueron Derecho Mercantil de 5º y Derecho Civil de 4º. Soñé muchos años que todavía tenía esas dos sin aprobar. Con el tiempo eran dos sin especificar la asignatura. Siempre eran dos tal y como fue en la realidad. Siempre el sueño era angustioso porque me enteraba que el examen era ese día y ya en ese momento y tenía la materia sin estudiar. Había un autoreproche, claro, y me preguntaba cómo era posible que no me hubiera enterado, y me reprochaba mi desatención. Y en otros casos me preguntaba lucidamente cómo era posible esa situación si sabía que la tenía aprobada dado que tenía el título. (Rastros de la Mente razonadora argumentándole a la Mente Maquinal).

    Con los años, ya no es la carrera sino materias de COU y en el sueño me pregunto lucidamente cómo es posible que vuelva estar en el instituto si sé que aprobé la selectividad. Y cuando no es que estoy en la selectividad estoy cursando directamente materias del BAC. Y es, para mi, un horror volver al instituto, volver atrás.

    He ido comprobando que a medida que iba cumpliendo años la regresión se va acelerando y los sueños iban transcurriendo más en el instituto y no en la universidad. Y no sé, no fue el instituto una travesía amarga, pero soy de esas personas que no querría tener 15 años otra vez. Siempre hacia adelante.

    Últimamente desde hace unos cuantos años tengo una variante del sueño que es que vuelvo a vivir en la residencia universitaria femenina donde me alojaba mientras estudiaba. Y siempre la escena se desarrolla cogiendo el ascensor o en la mesa de estudio de mi habitación, pero más en el ascensor, subiendo y bajando, pero más subiendo para la habitación que estaba en el 5º piso. Y también es un horror volver allí porque me siento desfasada con respecto a las personas que están allí, aquellas chicas ya no son mis compañeras, no son de mi quinta. Me siento desubicada en el comedor y pasillos de la residencia.

    Yo creo que hay sueños de sueños. En general no les hago caso, son material como de deshecho, elaboraciones y reelaboraciones hechas como por una mente ciega y torpe de manera maquinal, sin orden ni concierto. En cambio, puede haber otro tipo de material que se filtra en los sueños y esos ya son otra cosa.

    Con respecto a este sueño yo tengo una teoría. Desde el esoterismo se nos dice que la existencia humana es un estado de salto de la consciencia. Es un estado central dentro de la sucesión de grados del Ser. Desde aquí, para arriba o para abajo, a la derecha o a la izquierda.

    El estado humano es un cruce de caminos. Una cruz … como los cruceiros de mi tierra señalando al peregrino por donde sigue el camino que lleva a Santiago.

    Porque esas posiblilades, están todas en nosotros, lo superior, lo inferior, lo diestro, lo siniestro …

    Todos estamos examinándonos, haciendo méritos para pasar de nivel sea arriba, abajo, derecha e izquierda …La consciencia como el viento brinca como la danzarina cósmica ora aquí, ora allá. En realidad no hay un arriba o un abajo pero desde aquí es así como podemos referir este baile. 🙂

    Los que hemos estudiado los denominados “Estudios Superiores” no somos los únicos en tener este sueño, las asignaturas pendientes, el examinarse, se presenta igualmente bajo otras formas a todos los que tienen un oficio: Un pared que no se da terminado porque se presenta infinita en su altura, unas puertas de madera todavía por colocar porque pesan toneladas, una tierra que no se da desbrozado para poder ararla, etc …

  13. *La que soñó este sueño en su variante de teatro humano, aplausos. Ese es otro sueño universal. Lo soñó desde ese punto que es como un descansillo de la escalera, de pura contemplación que al pasar el filtro de la mente humana lo traduce como un teatro, una representación, que es lo que es: una ilusión 🙂

  14. En sus palabras: Toca la cítara pero vigila la olla. Esto es: Atiende lo mundano pero sin descuidar lo transcendental. Pero también Atiende lo transpersonal sin desatender lo humano.

  15. Caminamos hacia atrás, no es tanto una regresión sino un regreso.

    El no encontrar el piso, el estar desubicados, el estar despojados de títulos, no haber estudiado, son formas de referir interludios.

    Un despojarse. Contemple la carta del Tarot El Juicio. Número XX. Va antes de la carta El Mundo.

    🙂

  16. Ha visto la cruz de la bandera que porta el ángel? Ese símbolo es importante, no es un símbolo sólo de la cristiandad. Está recordando los itinerarios para el alma desnuda que vuelve a nacer. Está señalando lo que en el Sufismo se conoce como La Hora. Temática muy interesante más allá de lo apocaliptico que no es otra cosa que revelación, y que es siempre personal e intransferible.

    Es también el estandarte de los Templarios y de la bandera que el Cristo porta cuando acude a la cueva o al mar de hombres a pescar almas para el camino de la derecha, pues él está sentado a a derecha del Padre y es luz. Su hermano gemelo, el obscuro, pues es la tiniebla hace persuasión en el alma para el camino de la izquierda y para abajo, mientras que el otro propone una vía diestra y ascendente. Y es así puesto que el Hijo fue la manifestación dual y por lo tanto gemelar. Esto se ve muy bien también en el hinduísmo entre Shiva y Visnú. Uno mantenedor y el otro destructor. Esas fuerzas, lo ascendente y lo descendente están en nosotros en diferentes grados y porciones de lo alto y lo bajo para posibilitar el baile de la manifestación. Cada ser es un actor de las fuerzas que contenemos y la función debe continuar conforme a la naturaleza más esencial que nos es propia.

    Todo es una función, somos meros receptáculos para que las fuerzas operantes desplieguen el baile de la unión-separación.

  17. Cuando el baile de las energías está a punto de desbalancearse hacia un lado, desciende un Avatar para imprimir la huella de su fuerza en las siguientes generaciones y posibilitar que el juego siga en igualdad de condiciones. Por eso hay épocas de reinads alternos: crísticas y anticrísticas. Ya sabe, ahora estamos en lo que la conspiranoia llama el reinado del anticristo que es el reinado de lo inferior.

    Vió la serie Perdidos? Al hermano gemelo que viste de negro lo tienen confinado en la isla para que no siembre el caos, porque al caos hay que tenerlo confinado,si se dispersa por el ancho mundo como él quería, malo … 🙂

    El hermano sólo quería salir de la isla, quería “extenderse”.

    Recuerda lo que le hablé sobre el carnaval y su acotación a unos días concretos a lo largo del año. Pues más de lo mismo. Al Kaos hay que darle libre curso para regularlo. Cada persona ha de saber también regular lo inferior en si mismo y darle libre curso.

    Sabe de esos textos sagrados que dicen que al Tenebroso lo confinaron en un abismo?

    Pues es lo mismo.

    “Yo no creería en un hombre que no supiera bailar”

    Nietzsche.

    🙂

  18. Veo que la teoría ha estado reposando en usted. Qué bien! 🙂

    Estuve desbarrando sobre el tema hace años, no entendía a santo de qué podía tener ese sueño de manera tan recurrente y ya cuando el escenario del sueño cambió al instituto me dije que no podía ser sólo un sueño en un nivel de interpretación mundano y psicológico. Yo recuerdo tener 21, 22, 23 años y sentir una aceleración del tiempo tremenda, aquello no tenía que ver con hacerme mayor, puesto que de aquellas no tenía perspectiva todavía para sentir que el tiempo a medida que te haces más mayor pasa más veloz. No, aquello era otra cosa. No sé explicarlo.

    Ayer estaba buceando en mis lecturas y en un ejercicio de sincronicidad que a veces me perturba encontré el siguiente texto. Para mi, está relacionado con aspectos colaterales de la interpretación que señalé, sobre aquello de tocar la cítara pero vigilar la olla (alquímica).

    ¿Recuerda la frase que dice que la alquimia es trabajo de mujeres y juego de niños? Se parecen ambas frases: atención, paciencia y responsabilidad para el guiso que cuece lento pero también inocencia, juego y travesura. Algo así.

    El texto corresponde a una carta de Marsilio Ficino a Lorezon de Medici. Y dice así:

    “TEMPUS PARCE EXPENDENDUM”

    HAY QUE USAR EL TIEMPO SOBRIAMENTE

    “Marsilio Ficino saluda al magnánimo Lorenzo de Medici.

    Te lo ruego, opón a las ocupaciones necias, los pasatiempos vacíos y la actividad innecesaria aquellas palabras de Sócrates: ‘¡Fuera de aquí, enemigos impíos! Fuera de una vez, ladrones de mi alma, para que no sea obligado a alejarme de mí mismo’. Todo ello te sustrae de ti mismo gradualmente, y conduce a la cautividad al hombre nacido para gobernar.

    Libérate, te solicito, de esa miserable cautividad mientras puedes; pero sólo puedes hacerlo hoy. Sé hoy independiente por vez primera. Créeme, no es juicioso decir ‘viviré’. Mañana es demasiado tarde para vivir. Vive hoy. Lo que te pido, Lorenzo, es fácil. Emplear justa y útilmente una hora de tiempo no es difícil. Dedica una hora cada día, te lo ruego, a alimentar la inteligencia con los estudios liberales, y vive ese breve tiempo de manera provechosa para ti.

    El resto, si lo deseas, vívelo para otros. Ya sabes que a menudo habrás de vivir para otros si quieres vivir para ti, pero haz ambas cosas, por amor de Dios. Naciste en primer lugar por Su amor, y luego por tu bien y por el de otros. Y préstate con poca frecuencia y parcamente a los juegos y a las chanzas, pues Dios te ha asignado un papel más alto; en verdad -y sé lo que digo-, el más elevado de todos.

    Esos falsos placeres se desvanecen como el relámpago; así de rápidamente se convierten en su opuesto en el mismo momento en que aparecen. Pero no me hagas más promesas para mañana; no prometas lo que no tienes ni sabes si tendrás. Si no es hasta mañana cuando podrás comer o beber, amigo mío, ¿no te habrás muerto en tres días? Que se muera hoy ese mañana; que se muera de una vez para que no te mueras tú. Nada hay más falso que ese mañana que ha engañado a todos los hombres a los que la tierra ha dado a luz.

    Todos operamos, y mucho, con la enfermedad del ‘Déjalo para mañana’. Apenas tenemos el tiempo presente, pues lo asimos tan levemente que no tenemos la capacidad de retenerlo ni un instante; mas el futuro no es nada, y por ello ningún hombre lo posee”.

    ..

    Es un texto buenísimo porque hay ahí unas cuantas nubecillas de ideas de diversos temas haciendo tilín-tilín como Campanillas revoloteando sobre Peter Pan. 🙂

    Aprovecho la entrada para dejarle también otro párrafo de Nisargadatta (estoy releyéndolo gracias a traerlo por aquí Patricia) que refiere muy bien la “coseidad” (no sé si existe esa palabra) sobre este conjunto psico-físico que somos. Fíjese en la idea que apunta pues refiere a a criatura humana como un fenómeno y por lo tanto un objeto y no un sujeto. Me ha parecido interesantísima esta perspectiva, no sé, ahí hay punto y seguido encadenado. Sé que esto va en contra de la individualidad occidental pero no sé, no sé, ahí hay tema … 🙂

    “Ya sea un gran hombre, un hombre importante, o ya sea un hombre pequeño, todo lo que decide, o piensa que decide, es sólo un concepto. Es decir, el individuo, como un objeto, piensa que puede decidir, pero de hecho ningún objeto puede decidir. Si no comprende, entonces todo el asunto es conceptual.

    Ha de comprenderse que el complejo cuerpo-mente es meramente un objeto, un fenómeno; y ningún fenómeno puede actuar. Así pues, el concepto está muy implicado en su complejo cuerpomente.

    Usted nunca podrá apoderarse de su verdadera naturaleza; por consiguiente, el centro de percepción debe cambiar. Si ese centro de percepción es un fenómeno, entonces mire usted como mire, esa mirada es todavía desde el centro del fenómeno.

    Así pues, a menos que se cambie al Noumeno el centro de percepción mismo, usted nunca tendrá una idea de su verdadera naturaleza.

    ¿Quién ha decidido que yo soy el cuerpo? Lo ha decidido sólo un concepto”.

    *Esto es tremendo dado que hace que nos preguntemos por qué focalizamos nuestra consciencia en el cuerpo, puesto que eso es un gran error, ya que así nos pensamos este cuerpo, y pensamos “esto es mío, esto soy yo”.

    *Mis disculpas por extenderme de nuevo.

  19. Me he quedado pensando en lo que le he escrito y ha surgido sola la contestación a por qué aquella sensación de aceleración del tiempo. Se me ha encendido la bombilla. Ya sé que sonará extraño pero me apetece contársela, todo ha sido por desbarrar ahora en su página y quedar los ecos en el tintero. Me parece que lo que ha surgido tiene tino, tiene “xeito” como decimos aquí.

    Aquella sensación se debió a que El Reloj Se Puso En Marcha.

    ¿Qué reloj? o ¿Qué se puso en marcha?

    El reloj que marca el momento en que el peregrino se echa al camino.

    🙂

  20. Lo que dice Isabel se puede expresar también asi: somos emanaciones, proyecciones de luz sobre una pantalla. Querer hacer cambios sobre las emanaciones, es como hablarlrle al aire. La punta del ovillo se encuentra donde surge la luz, el proyector.

  21. “Proyector”:

    En el extremo del proyector hay un foco, que podemos rotar, para la imagen que se proyecta se vea mas en foco.

    Curiosamente, la mirada que juzga si hay foco o no, no es del todo nuestra, es también de ese Dios que hablan los teofilos.
    Dios es Dios, más Dios esta dentro nuestro (Con el perdón de los ateos).

    Rotar el foco es rotar nuestras postura ante la vida, girando en foco de un lado para otro.

    Girar el foco es ir modificando la manera que interpretamos la información, la paciencia que tenemos ante lo que sucede, los objetivos que establecemos, las prioridades. Las formas que adoptamos, los principios que sostenemos.

    Para que haya foco, la postura tiene que estar en concordancia con la luz del proyector.

    La luz del Proyector esclarece la oscuridad, y es intrínsecamente bella.

    A través del conocimiento, a través de la limpieza, a través de la transparencia, a través de estar en lugares y personas con luz y belleza, uno va esclareciendo la oscuridad.

    De esta manera se ve que todo es fenoménico excepto la fuente de la proyección, propia y ajena. Que no deja de ser algo conceptual; lo único absoluto es la luz.

  22. Muy buen enfoque, José Ignacio. Muy buen “enfoque” … 🙂

    “De esta manera se ve que todo es fenoménico excepto la fuente de la proyección, propia y ajena. Que no deja de ser algo conceptual; lo único absoluto es la luz”.

    La lente se va empañando con la caída del Pleroma, y es lo que el sufismo refiere como velos de herrumbre y velos de polvo. El primero sólo corresponde al Principio despejarlo. Respecto a los segundos podemos hacer limpieza, que es lo que Karlfried Durckheim llama el camino de “la transparencia del ser”.

    Esto está muy bien dicho:

    “A través del conocimiento, a través de la limpieza, a través de la transparencia, a través de estar en lugares y personas con luz y belleza, uno va esclareciendo la oscuridad”.

    Pues sí, conocimiento (Gnose), limpieza (despojarse de las cáscaras y cortezas) transparencia, lugares y personas bellas … Decía Ramakrisnha que sólo había que hacerse íntimos de los justos, que los impíos estaban mejor lejos de nuestro hogar. En el fondo, y más allá de conceptos teológicos, es lo mismo que desde la psicología moderna se llama gente tóxica y que tantos libros vende. 🙂

    “Para que haya foco, la postura tiene que estar en concordancia con la luz del proyector”.

    Alineación, sí … una orientación espiritual definida. Eso es estar alineados, no es una asana de yoga realizada en postura perfecta.

    “Rotar el foco es rotar nuestras postura ante la vida, girando en foco de un lado para otro. Girar el foco es ir modificando la manera que interpretamos la información, la paciencia que tenemos ante lo que sucede, los objetivos que establecemos, las prioridades. Las formas que adoptamos, los principios que sostenemos”.

    El punto de Giro, puntos de inflexión: cambios en la percepción. Carta número X del tarot: La Rueda de la Fortuna. Es la Rueda de la Vida. Fíjate en los seres que montan sobre ella. Van rotando su punto cardinal … 😉 La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer, es decir, cuando el empuje que mueve hacia el siguiente casillero todavía no ha sido consumado.

    “Curiosamente, la mirada que juzga si hay foco o no, no es del todo nuestra, es también de ese Dios que hablan los teofilos.Dios es Dios, más Dios esta dentro nuestro (Con el perdón de los ateos)”.

    Claro, el Uno se se subdivide en Esencia y Substancia para que de esos aparentemente dos surja el Tres, es decir, dividiéndose se multiplica y surge el Hijo-Principio que es la Creación … Por eso el Uno que es el Todo está en todo y se refleja en las aguas de la manifestación que le hacen de espejo. El océano sin orillas. 🙂

    “Somos emanaciones, proyecciones de luz sobre una pantalla. Querer hacer cambios sobre las emanaciones, es como hablarlrle al aire. La punta del ovillo se encuentra donde surge la luz”.

    Emanaciones-Rayos que el Sol Central manifiesta… Helios es el Sol Físico y Apolo su Principio Inteligible. La virtud del alma es el conocimiento, el infierno el des-conocimiento, por eso se suele simbolizar el conocimiento como un rayo de luz y por eso la espada que combate la ignorancia (oscuridad) es flamígera … 😉

    En fin, que has hablado sabiamente y me ha gustado como lo has expresado. Me da que alguna musa del mar océano ha estado visitándote. Registra esa coordenada en tu brújula para que apunte a ese Norte. Y que las musas del Sr.Traver te acompañen.

    🙂

  23. Gracias por recibirme. Estos conceptos en el silencio del mutismo se parecen más a la locura que a la cordura, y sólo a través del diálogo con un foco visiblemenmente enfocado, se convierten en coherencia y belleza.

  24. Continuó un poquito más…

    Para el enfoque, la clave es la raíz; Lo primero es lo primero.
    La clave de la raíz es el orden.
    Y la clave orden es el papel y el lápiz.

    Las letras son como hormigas … o tu estas al mando o ellas lo están.

    Hay que ir juntándolas todas en un papel y ponerlas en regla trazando líneas en papel y escribiendo todo lo pendiente por hacer, con solemnidad. Las hormigas letra son cosa sería, tienen facilidad para la destrucción . Descuida un “vencimiento” y te quedarás sin luz.

    Con la espada es el lápiz, en batalla contra la fealdad y la oscuridad: ordena números y palabras,  escribe poesía, y dibuja soles.

    Hay que centralizar nuestra programación en un papel.
    Programación … Las hormigas más infinitesimales están en el código binario. Y todas responden al mismo jefe con su inteligencia de “colmena”.

    Casi también el papel es muy mágico, hay que cuidarlo como tal. Aunque no sea ni un billete ni una escritura de propiedad.
    El papel es pantalla del proyector.

  25. Si, has vuelto a expresarlo muy bien, pero que muy bien … 🙂

    La delgada línea roja que separa la locura de la inspiración es una guillotina corta-cabezas. Pon la tuya en el pico de una lanza a la entrada de tu tienda y ofrécela a tus enemigos. En este rito guerrero hay mucha enjundia metafísica. Te volverá crecer otra. Como a los titanes …

  26. Lo lindo de Internet es que siempre encuentras a alguien ha llevado el pensamiento mas lejos:

    “Un niño miraba a su abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó: -¿Abuelo, estás escribiendo una historia sobre mi?- El abuelo sonrió y contestó al nieto.”

    “Escribo sobre ti. Sin embargo, más importante que las palabras, es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas”. El nieto miró el lápiz intrigado, y preguntó: “¿Qué tiene de particular el lápiz?” El abuelo le dijo: Si te fijas, hay en él siete cualidades que, si las sigues, harán siempre de ti una persona mejor:

    La Primera Cualidad: El lápiz ha sido fabricado para servir a los demás; su existencia tiene sentido en la medida que ayuda a que las personas se expresen a través suyo. Tu existencia también tiene sentido en la medida que sirves a los demás, pues es una manera de amarlas. Seremos útiles si permitimos que otras personas se beneficien de nuestros dones.

    La Segunda Cualidad: El lápiz tiene un gran potencial, se pueden escribir magníficas novelas o dibujar preciosas imágenes, pero solo si se deja conducir por una mano. Tú también puedes hacer notables hechos, pero no olvides que existe una mano que guía tus pasos. Es la mano de Dios. Serás capaz de hacer muchas grandes cosas, sólo si eres dócil a la mano de Dios.

    La Tercera Cualidad: De vez en cuando es preciso usar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero esto se requiere para que esté en mejores condiciones de escribir. Tú podrás experimentar dolorosas pruebas al atravesar diversos problemas, pero ello lo necesitas para llegar a ser mejor persona: más comprensivo con el dolor ajeno, más fuerte, más tolerante ante los defectos ajenos…

    La Cuarta Cualidad: El lápiz siempre permite que usemos la goma para borrar y así suprimir los errores. Tú no tienes que perder la paz cuando cometas una falta. Siempre tenemos la oportunidad de corregir nuestros pecados ante Dios cuando contritos le pedimos perdón en la confesión; y también pedir perdón a los demás cuando nuestras faltas los hayan ofendido.

    La Quinta Cualidad: Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Más que las cosas que posees, que no te hacen ser mejor, la parte más importante de ti es lo que llevas en tu interior: será un buen corazón el que te hará ser mejor persona.

    La Sexta Cualidad: El lápiz siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida, dejará tu huella ahí. Procura que siempre vaya acompañada de tu caridad, de tu amor, de una sonrisa, de una palabra amable…

    La Séptima Cualidad: Te habrás fijado que el borrador es mucho menor que el lápiz. Eso indica que a pesar de que nos equivocamos es más lo que escribimos correctamente que los errores que cometemos. Haz de entender que aunque muchas veces creas que tu vida no vale, o que naciste para tener dificultades, sin embargo es más grande lo bueno que hay en ti que lo negativo. Se optimista y sigue escribiendo, pues Dios te ha dado mucho lápiz y cree en las cosas buenas que puedes hacer. No dejes de escribir tu parte en el libro de la historia en el cual Dios te ha permitido ser su coautor.

    El nieto entendió todo, prometiendo recordarlo; desde entonces llevó en su bolsillo un lápiz que le recordara estas lecciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s