Cogerse la baja

Cuando yo era medico de cabecera -ahora llamado de familia- la baja no se cogía, se concedía. La cosa comenzó a cambiar en los 80 aproximadamente, de repente la baja era un derecho, una reivindicación, una amenaza. Los médicos de aquel entonces educados en la vieja usanza de que la baja laboral era un bien que cabía preservar de los abusos, nos quedábamos perplejos cuando el publico ya no pedía sino que exigía la baja, a veces de muy malas maneras rayando en la intimidación.

Al principio opusimos cierta resistencia segun la convicción que cada cual  albergaba sobre el citado bien social o del cinismo con que afrontaba su profesión pero poco a poco las costumbres se fueron relajando en parte por la excesiva presión burocratica, en parte por no meterse en lios: más de una vez me negué a firmar una baja y fui desautorizado por el inspector de turno donde iban a quejarse los usuarios descontentos.

Y llegó un momento en que las bajas ya no se daban sino que se cogían, asi no es raro que un amigo le cuente a otro: “me he cogido la baja”, como si la baja pudiera cogerse a voluntad, como si fuera parte de un menú desplegable de derechos laborales. Y asi es, asi es sentida por el inconsciente colectivo, los usos y las costumbres enroscados en la corrupción colectiva.

Posteriormente abandoné mi puesto de médico de cabecera y  me pasé al otro bando: desde ese momento como especialista ya no firmaba bajas, sino que más bien me ponía de abogado defensor del paciente y tenia que luchar porque a los enfermos mentales siempre tachados de fraudulentos o simuladores se cogieran la baja cuando estaban francamente perturbados, lo cierto es que casi ninguno lo hace, me refiero a los pacientes psiquiátricos verdaderos, hay que ir detrás de ellos para que no pierdan los escasos derechos laborales que tienen.

El caso es que esta semana y gracias al lio que han montado los controladores aéreos, en perpetuo conficto con AENA que es una empresa privada pero publica de esas que se montan para pagar sueldos mejores a los que en realidad deberian cobrar como funcionarios;  quizá por este conflicto han caido enfermos en masa ante las presiones del ministro de Fomento y han tratado de echarle un pulsito al Gobierno con razón o sin ella y la noticia ha saltado a los medios mezclando el tema de sus sueldos, sus horarios, sus enfermedades y sus estreses. Más concretamente en el Mundo del Domingo dia 25 de Julio del 2010 viene un amplio reportaje sobre ciertas reacciones emocionales que podriamos calificar como histéricas ( de conversion) aunque en el periodico las llaman con el apelativo de ansiedad que queda como más pulcro.

Y además queda como más alejado de la simulación, ya saben ustedes que el DSM-V ha retirado toda alusión a la histeria clásica por la carga de fraudulencia que acumulan los diagnósticos de conversión y es por eso que a ese tipo de cosas ahora se las llaman ansiedad o ataque de pánico. O depresión que es el diagnóstico más socorrido para alumbrar determinados absentismos largos.

Lo cierto es que si usted tiene ocasión de leer este reportaje (que no se puede linkear) observará que esas reacciones emocionales son histericas:  perdidas de visión, cegueras súbitas, ataques de de despersonalización y disociativos, etc. O sea las mismas enfermedades que los combatientes de la primera guerra mundial tenian en combate.

Me refiero claro está a los ejercitos aliados, porque loa alemanes no tenian reacciones conversivas en combate. la causa es que los fusilaban antes de que se pusieran enfermos.

Un poco lo mismo sucede en aquellos paises que tienen despido libre, ahi el absentismo laboral y las bajas simuladas o de complacencia son inexistentes. Hay algo pues en los Estados protectores que hace aumentar las enfermedades al mismo tiempo que gastan enormes cantidades de dinero en devolver la salud a sus ciudadanos o en impedir que coman más de la cuenta.

Y algo asi les pasa a los controladores españoles y que ahora parece que van a ser susttituidos por sus compañeros militares que hacen el mismo trabajo que ellos pero con sueldos de funcionario y que además tienen la ventaja de que para un militar faltar a su puesto de trabajo es un delito, mientras que para un civil es un derecho. ¡Qué cosas verdad!

En realidad el conflicto con los controladores ha abierto un debate que ha estado oculto durante muchos años en este pais, me refiero al absentismo laboral, un cáncer que abruma tanto a la administración publica como a la empresa privada y que no tiene arreglo con la actual legislación. En este pais la gente se coge la baja por razones abstrusas y habrá que comenzar a poner orden en esta prescripción, no solamente por los controladores sino por todos los demás.

Ellos, los controladores dicen que sufren de mucho estrés y que les obligan a hacer muchas horas extraordinarias, el problema es que las enfermeras tambien tienen muchos estrés (la turnicidad es la fuente principal de estrés) por no hablar de los oncólogos o los intensivistas y cobran mucho menos que ellos. Los Hospitales en su gestión tienen muchas similitudes con los aeropuertos, la Policia o los bomberos, trabajan 365 dias del año y las 24 horas. Estrés similar pues pero sueldos bien diferentes.

¿Alguien conoce la dificultad que en Navidad entraña elaborar un turno de guardias?

Para mí la variable critica que aqueja a los controladores no es la presión o la turnicidad que comparten con otros trabajadores sino la perversión de trabajar en una empresa privada que es a su vez publica, que paga sueldos estupendos y que se vive como una madre de poderosas ubres pues el Estado está detrás y es por tanto sensible a la presión sindical.

Los controladores son pues victimas de los estragos de su propia empresa, ni publica ni privada sino todo lo contrario.

Blanco al final cederá, ya verán.

Los politicos son demasiado vulnerables a la opinión publica para arreglar un desaguisado como éste.

6 comentarios en “Cogerse la baja

  1. Yo soy MF y lo tengo claro: puedes negociar una baja, pero si el paciente dice que no se ve para trabajar, eso va a misa nos guste o no. Y para controlar las bajas están los MF y los médicos inspectores, que para eso están. Todo lo demás, todo lo que le haya ocurrido a esos controladores aéreos son elucubraciones. En una consulta médica existe confidencialidad y nadie debemos opinar sobre lo que ha ocurrido o no. Si por presiones de un ministro, un médico inspector ha dado de alta a un controlador estresado (p. ej) y haciendo su trabajo¡ hay un acc. aéro con 300 fallecidos (espero que no, es un ejemplo), a quién le echamos la culpa?
    Ya he dado mi opinión en mi blog sobre este tema: resumiendo. vivimos en el 2010 con leyes de los 80. Hay muchas cosas que cambiar, incluido el tema ‘de las bajas laborales’.

  2. Ese temor es precisamente el que esgrimen ellos (los controladores), si yo tengo estrés usted puede sufrir accidentes, lo que no es mas que una forma de presión sibilina.

  3. No existe duda, al menos por mi parte, que el MF es corresponsable de un uso racional de los recursos sanitarios. De todas maneras, y en el contexto que tan bien describe Traver en esta entrada de su Blog, preguntarnos hasta que punto el MF debe convertirse en policía y juez. Atendemos tantos motivos de consulta “no médicos” en nuestro quehacer diario… Y ahora “perseguiran” al médico hiperprescriptor de bajas. Debe resultar más rentable cuestionar la profesionalidad del médico que luchar contra la perversión del sistema.

  4. Está claro Jesus que nosotros desempeñamos una función en ese borde o frontera a veces paradójica y otras veces imposible de lidiar desde el sentido comun y que tal y como señalas tiene que ver con la perversión del sistema. ¿Hay mayor perversión que tomar la baja como un derecho cuando la baja es una prestacion social pensada para que los enfermos no pierdan sueldo cuando estan enfermos?. Claro que todo esto se pensó cuando las enfermedades eran las que eran y los enfermos eran los que eran, ahora hemos de lidiar con clientes de un sistema que parasita a la vez que es parasitado por sus usuarios.El asunto no tiene solucion desde parametros asistenciales, antes al contrario se agravará aun más.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s