El flato de las cerezas

Recientemente estuve comiendo en un restaurante con una persona y al llegar a los postres pedí cerezas, mi interlocutor hizo una mueca con la boca y pidió un dulce mientras afirmaba casi en un susurro:

– Es que las cerezas me dan flato.

Y me puse a pensar qué era eso del flato puesto que me vino enseguida a la memoria que se trata de una queja muy frecuente entre los pacientes, sobre todo en las pacientes que yo trato y que son adolescentes en edad de merecer y que padecen trastornos alimentarios y una crónica inconformidad con su cuerpo.

Se trata de una queja tan frecuente como subjetiva, muy similar al estreñimiento de los ancianos, es como una manía y eso me puse a pensar durante la sobremesa, puesto que aquella fue una de esas sobremesas que te permiten pensar en otras cosas mientras charlas de banalidades.

Y de esta guisa pensaba yo:

¿Cómo es posible que la gama de alimentos flatulentos sea tan extensa como que llegue a a abarcar a prácticamente todas las frutas y legumbres?. Al dia siguiente hice una pequeña encuesta entre amigos y familiares y todos estuvieron de acuerdo en acusar a las lentejas y a los garbanzos de la mayor probabilidad de flatulencia, pero lo cierto es que el listado de alimentos que provocan esta hinchazón africana y  famélica en ciertos vientres es inagotable y hasta podriamos decir que existe una flatulencia para cada cual, un poco a la carta, he comprobado también que las cerezas son más flatulentas que los nísperos, como curiosidad lo digo.

Porque lo cierto es que a mi no me interesaba saber nada sobre los alimentos potencialmente flatulentos sino sobre otra cuestión más filosófica y que es ésta ¿qué relación existe entre el flatoso y la cereza (en este caso). Dicho de otra forma, ¿Hay algo en la cereza que por sí misma sea capaz de provocar flato en una persona determinada? ¿O es la persona concreta la que es intolerante a ese gracioso fruto? Un poco más profundamente: ¿El flato que provoca la cereza es imaginario o real? ¿Se trata de un sintoma genuino o de una creencia?

Y más genéricamente ¿qué relación existe entre el enfermo y su enfermedad?

Obsérvese que en este dilema existen tres niveles lingüisticos que pertenecen a diversos registros:

  • El flato es un sintoma, una molestia real que se produce solo en algunos casos de personas que consumen cerezas.
  • Las cerezas son una fruta que contiene fructosa y que fermenta en nuestro organismo de donde extraemos sobre todo azucares y otros nutrientes, al ser un vegetal rico en celulosa puede provocar flatulencias.
  • El flatoso es una subjetividad, una manera de ser, el punto de vista de un organismo.

Mi conclusión sobre este dilema es que para que las cerezas provoquen flato es necesario que exista un flatoso.

Luego el flato es lo que hace de enlace entre la cereza (o cuaquier otra cosa) y el flatoso.

Más genéricamente: el síntoma, aquello que podemos ver u objetivar es lo que relaciona al enfermo con la enfermedad.

Más aun, la cereza no es causa del flato solo correlaciona con él.

El tema no es baladí porque las enfermedades no son entidades naturales a pesar de que los médicos hayamos de estudiarlas como tales. Las enfermedades no son plantas, ni animales, no son rocas ni rios o cordilleras, las enfermedades no son entidades sino abstracciones.

Hay mucha gente que lo dice: las enfermedades no existen sino los enfermos y a pesar de que hay mucha gente que lo dice no existe una medicina del enfermo sino una medicina de las enfermedades, una medicina que agrupa, conceptualiza, cataloga y publica densos tratados de textos que tratan de diseccionar las enfermedades. Es por eso que hay sintomas inexplicables: ¿qué sabemos del flato y del flatoso?, muy poca cosa, de lo que mas sabemos es de la flatulencia y de las cerezas.

Si el flatoso se relaciona con las cerezas a través de un sintoma, el flato, habremos de sospechar que el citado sintoma tiene algo de construcción social, un consenso. Efectivamente existe una publicidad negativa acerca de la posibilidad de ciertos alimentos para provocar flato, existe una creencia compartida -tal y como me aseguré antes de escribir este post- acerca de que existen alimentos flatulentos, una creencia que comparten ciegamente algunos de los entrevistados por mí antes de escribir este post.

Desde luego no es una creencia irracional, pero es sobre todo una creencia, como que el vino provoca jaqueca.

O dicho de otra forma: hace falta creérselo para que alguien tenga flato.

Una vez creido, se pueden evitar las cerezas, ¿pero qué sucederá entonces? Que el flatoso seguirá siendo flatoso y permutará su objeto prohibido por otro.

Es un caso más de efecto placebo, en este caso nocebo atribuido a las cerezas.

¿Cuantos sintomas mas estarán operando como falsos enlaces entre una determinada subjetividad y un malestar concreto?

Les dejaré que hagan ustedes su propio catálogo.

6 comentarios en “El flato de las cerezas

  1. Hola !!
    yo apuesto por la comida caliente y los horarios.
    A ver me explico, hacer un par de años estuve con un amigo un semana en París. El caso es que nos fuímos sin mucho dinero y si a eso le sumas que para aprovechar el tiempo comíamos a deshoras se formaba un coctel explosivo jeje.
    El caso es que a mí amigo le habría gustado comer en restaurantes pero eran muy caros y al final pasamos una semana comiendo bocatas y en mcdonalss a deshoras. Era terminar de comer y él ya tiraba de almax (o como se escriba), y yo le decía “venga hombre es imposible que te duela el estomago ya, sí aún no se ha terminado de sentar la comida”.. pues si no se tomaba el almax doy fe de que le terminaba doliendo (al menos ponía mala cara).

    Otra anécdota, hace poco cenando tomamos queso de ese de lonchas envasado y al llegar a las últimas lonchas vimos que tenia moho. Pues a dos de los que les dió mucho asco luego les dolía la barriga. ¿Casualidad?. Pues hombre no creo yo que por comer un poco de moho te vaya a pasar nahhhh anda anda.

    Saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s