La modernidad y el meme naranja

Los que leyeron este post ya están al tanto de la teoría que relaciona los memes con la manera de pensar el mundo y el sí mismo de los sujetos individuales. Todo depende de la penetrabilidad que estos mismos memes tengan en la mente individual. Esa teoría se llama “dinámica espiral” y debemos a Ken Wilber sus aplicaciones a la psicologia humana.

La modernidad comenzó en la Ilustración pero se prolongó hasta nuestros dias siendo el siglo XIX el Dorado del v-meme naranja. En el siglo XIX y quizá como reacción a las eficaces prestaciones de la tecnología los individuos concretos tuvieron noticia de que la ciencia podia ser la creencia que iba a aportarles mayor bienestar en lugar de las creencias religiosas que dominaron los tiempos del meme azul. La iluminación eléctrica, la máquina de vapor y las nuevas tendencias en urbanismo y descubrimientos cientificos cambiaron los cerebros de sus coetáneos resonando con los aportes del meme naranja y depositando la racionalidad y las formas lógico-racionales del pensamiento en el nuevo amo y señor de las mentes de sus ciudadanos.

Goethe y el sturm und drang alemán, Beethoven con la introducción de las emociones en la música, el descubrimiento del Yo como eje sobre el que pivotara la identidad personal cuajaron -junto con la eclosión del romanticismo- la idea de que el hombre y su subjetividad, -en gran parte aun narcisista- se apoyaba en la libertad con el valor naranja por bandera. Kant y el racionalismo barrieron para casa prolongando la idea cartesiana de que el alma no jugaba papel alguno en el progreso y separando mente y cerebro del escenario de la conciencia humana y privilegiando el conocimiento cientifico sobre el filosófico, metafisico o teológico y preparando el terreno de la supremacía de la ciencia frente a las humanidades o la fe. La revolución industrial terminó de cambiar el imaginario colectivo al forzar a emigrar a los individuos desde el campo hasta las fábricas ubicadas en los extraradios y suburbios urbanos modificando asi los vínculos familiares, los interpersonales y la relación entre los sexos, un exilio que comenzaria por inaugurar un nuevo fenómeno de falta de raíces, el fenómeno de la alienación de clases y de la aculturación. El proletariado habia nacido reforzando la idea de que la felicidad aún no habia llegado.

La espiritualidad sufrió un mazazo definitivo quizá como reacción al predominio azul que habian impuesto en medio mundo las religiones monoteistas como garantes de la responsabilidad individual y el siglo XIX fue el siglo de la emergencia de la Psiquiatría entendida como el estudio de los niveles más bajos de evolución de la conciencia humana, abandonando el abordaje de los niveles más elevados que pasaron de esta forma a ser considerados como averias del cerebro sin más.

No es de extrañar que el ateísmo y una cierta autosuficiencia sean las señas de identidad del pensamiento logico-racional que predomina en el meme naranja y que los valores de la racionalidad, la esperanza en la ciencia y el desdén por lo filosófico impregnara a toda una generación que se prolongaria por varios siglos hasta la emergencia -bien entrado el siglo XX- del meme verde y de lo que hoy entendemos como postmodernidad.

Las cosas son como son y no pueden ser de otra manera. La razón no podrá ser nunca vencida, es el slogan caracteristico de la modernidad.

Pero a finales del siglo XIX aparecieron tres pensadores que pondrian en tela de jucio esta suposición, se trata, segun la definición de Paul Ricoeur de los filósofos de la sospecha: Schopenhauer, Freud y Marx. El primero con su idea de voluntad de poder, el segundo con su idea de inconsciente y el tercero con la de plusvalia vinieron a  contradecir la idea de que la razón era todo y que una vez alcanzado cierto nivel de evolución, la felicidad y el progreso estaban garantizados.  Los seres humanos estábamos predeterminados por condiciones psicológicas , por deseos o por entornos económicos que pugnaban con la racionalidad. Más que eso estábamos determinados y alienados por estas fuerzas que hasta el momento parecian haber pasado desapercibidas.

La modernidad, la ciencia y la razón no eran garantes de la felicidad ni del progreso por sí mismos porque habian otras fuerzas en juego que podian ser domesticadas, dominadas, negadas o reprimidas pero a costa de grandes desequilibrios, grandes diferencias sociales o grandes renuncias instintivas.

Pero los memes azul y naranja pasarían muchos guerreando entre si. En nuestro pais la guerra civil española fue una contienda donde ambos se enfrentaron a muerte durante 3 años: el meme azul, del socialismo de las clases medias (fascismo) se enfrentó al meme naranja, el socialismo bolchevique importando de Rusia y que abrazaron las clases proletarias. Más tarde el escenario se permutaria por otro más global dando lugar a la II guerra mundial otro de los enfrentamientos eternos entre ambos v-memes.

Y en cierto modo este escenario aun no se ha resuelto, al menos en sociedades menos avanzadas que la europea. La pugna entre concepciones del mundo azules y naranja sigue su guerra continua entre concepciones del mundo etnocéntricas (meme azul) y sociocéntricas (meme naranja) pero sobre todo siguen en sus particulares guerras porque el destino de ambos memes está en la confrontación. Una confrontación que sólo puede cesar al alcanzar la humanidad el meme verde sobre el que hablé en este post junto con los cuellos de botella e impasses propios del meme verde.

Desde el punto de vista psicológico, lo más interesante es que la pertenencia a un determinado v-meme o nivel de evolución de la conciencia tiene más importancia que el mismo diagnóstico. Hablamos entonces de una psicología transdiagnóstica que pondría más atención en este nivel evolutivo individual que en el diagnóstico mismo. Y además es posible afirmar que los problemas por los que una persona puede enfermar son consistentes con el nivel del v-meme activado. Los pacientes que se encuentran en el meme azul van a tener problemas diferentes a los que se encuentran instalados  en el meme naranja y mucho más diferentes de los que presentan los individuos que viven en entornos postmodernos que se caracterizan por un rechazo de la autoridad, la relativización de cualquier valor y la fascinacion de la sociogénesis y el ambiente en que se manifiesta el sufrimiento individual.

La culpa es un sentimiento característico del meme azul que prioriza, el orden, la verticalidad, el patriarcado y la existencia de un Dios distinto y dependiente de cada etnia pero la pertenencia al nivel naranja no suprime de facto la culpabilidad sino que la cambia de sitio, por muy ateo que sea una persona no va a librarse de las consecuencias de sus actos sólo por el hecho de no seguir los preceptos religiosos de sus padres pues el meme azul forma parte de su propia historia, tradición y se encuentra anidado en el naranja. Lo que caracteriza al meme naranja es la soberbia, la vanidad de creer que el conocimiento cientifico o técnico podrán resolver por sí mismos todos los malestares de la cultura despreciando los hallazgos de Freud, Schopenhauer o Marx.

No basta con el progreso económico desde que sabemos que este progreso no va a modificar nuestro inconsciente, nuestro deseo de poder o despues de haber comprobado una y cien veces que el progreso y la riqueza no van a distribuirse de forma igualitaria entre la población ni terminan con la pobreza, el abuso o la ignominia.

No hay más remedio que integrar.

Para entender qué significa en su dimensión más profunda esta palabra “integrar” debemos entender como hace la conciencia para evolucionar ontológicamente, es decir en el individuo concreto.

El organismo crece, el cerebro madura, pero la conciencia se expande.

Y lo hace por aposición, es decir integrando cada uno de los niveles antiguos en un nivel superior que es por definición mas abarcativo que el anterior del mismo modo que operan las muñecas rusas siempre citadas por mi para esclarecer este fenómeno de la aposición -anidación- que es un fenomeno intuitivo pero sobre el que no solemos pensar acostumbrados como estamos a operar a través del pensamiento categorial – “o esto o lo otro”. Aqui, es esto y es lo otro según las circunstancias.

La anidación no supone haber superado una fase para instalarse en otro nivel supuestamente de mayor rango, no es una escalera de logros, significa que hay algo de lo antiguo un patrón o patrones, que permanecen en estado potencial anidados en una estructura distinta que lo contiene. Los patrones antiguos no mueren sino que sólo van a manifestarse cuando son necesarios. Nuestra capacidad para echar mano de la magia (meme violeta) de la huida (meme beige), del dominio o el juego (meme rojo), del orden (meme azul) o del raciocinio (meme naranja) existen en estado potencial en nuestra conciencia y solo echamos mano de ellos cuando las necesitamos para explicar alguna cosa que no puede explicarse de otra manera o para salir de un atolladero o problema nuevo.

Y si mi recomendación es integrar es por una razón de orden intrínseco a la forma en que la conciencia se expande.

La conciencia se expande por diferenciación, igual que las células que van desde un estadío indiferenciado y tutipotenciales hacia una determinada especialización. Pero esta diferenciación no es un proceso que se de de forma natural, pueden haber al menos tres accidentes. Uno es la regresión, el individuo puede “decidir” al encontrarse con un dilema de un determinado nivel de conciencia regresar hacia un estadío anterior al que llamaremos Eden particular. La otra forma es la más comun y se llama disociación: significa que hay algo de un estadio anterior que no logró integrarse y aunque el individuo de la impresión de que ha alcanzado un determinado nivel hay algo – un determinado patrón o patrones- que se escapó de ese encajonamiento en una estructura jerárquica superior y que quedó suelto, sin integrar. El tercer accidente es que determinados niveles de conciencia penetren o se infiltren en un nivel de experiencia poco dotado para la experiencia misma, en este sentido se ha señalado que algunas psicosis podrian en realidad corresponder a emergencias espirituales tal y como plantée en este post.

Y toda diferenciación puede ser un proceso gradual casi imperceptible o bien un proceso caótico y turbulento, es decir en ocasiones la expansión de la conciencia se realiza a través de crisis y viceversa: cada crisis es una oportunidad para una expansión de la conciencia. Pero la emergencia de un nuevo nivel de conciencia siempre supone un renacimiento donde algo debe necesariamente morir a fin de integrarse en lo nuevo. Es quizá este horror a desvanecerse en el vacio lo que lleva a algunas personas a retroceder o a impedir que la nueva conciencia emerja desde un estadío anterior y es la razón por la que la crisis siempre llevan adosado algun tipo de sufrimiento.

Asi y todo la forma de averia mas frecuente es la expansión disociada.

Este algo que quedó sin integrar se comportará como un chicle o un trauma, impidiendo un correcto desarrollo o diferenciación de la conciencia que deberá arrastrar permanentemente esa adherencia.

En mi opinión las personas que se encuentran en este nivel naranja no lograrán superar sus contradicciones si no son capaces de evolucionar hasta el nivel verde y terminan comportándose como inquisidores de la verdad tratando a la ciencia o a la razón como si se tratara de una verdad revelada. Es precisamente la disociación que hacen de su tradición azul la que les lleva de cabeza a repetir los mismos errores que tanto criticaron en sus antecesores.

6 comentarios en “La modernidad y el meme naranja

  1. Este post es toda una propuesta de tesis que algún historiador podría tomar y profundizar. Sería muy interesante publicar un texto que analice la historia a la luz de la dinámica espiral. Jean Gebser hizo lo propio con la evolución del arte.

    Nos fascina la modernidad por que en parte (y una grande) somos modernos/naranjas y eso tal vez sea bueno puesto que como modernos (verdaderos) que somos, estamos abiertos a recibir lo nuevo, lo que acecha adelante en el camino. Nos atrae el verde pero a la vez nos produce cierto hastío que nos hace retornar a lo moderno. Tal vez el salto cuántico consista en mantenerse tensionado en el verde/naranja, oscilando con amplitudes cada vez más intensas hasta dejarse llevar al gran salto, al cambio de nivel que supone el amarillo…
    Muy interesante post, como siempre, magnífico.
    Andes

  2. Lo que dices Andres me resuena, la verdad es que aquellos que como tu y yo procedemos de los ideales de la modernidad nos sentimos bastante incompetentes para lidiar con las contradiccioens de la postmodernidad que representa un cuello de botella en la evolución de la conciencia y que muy a menudo nos decepciona por su relativismo y falta de integración. hemos recorrido un largo y tortuoso cmaino y e sverdad que tendremos que saltar por encima de ese diabolico meme verde para poder alcanzar el siguiente escalón.
    Creo que en eso estamos para lo que tendremos que seguir lidiando con otras contradicciones que tu ya has confrontado: me refiero a eso que ha venido en llamarse la new age, una especie de religión a la carta.

  3. En fin, seguiré meditando, leyendo intentando comprender las visiones de cada uno y ver si consigo hacer mi vida algo con sentido.
    Los elementos q nos acompañan en la existencia o funcionan o no y estoi de acuerdo de q todo depende del grado de evolucion o desarrollo personal de cda individuo, así q no queda otra q seguir formandose.
    Lucubraciones q dejan a uno perplejo.
    Saludos y gracias por sus posts.

  4. Para mí es una novedad esta concepción de la evolución cultural pero me dá un gran sustento para comprender los vaivenes de nuestro tiempo.
    Muy lúcido el artículo Paco. Gracias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s