Marte, 500 dias y la psicología positiva

Aun tardará unos 15 años en hacerse realidad, me refiero al primer viaje tripulado a Marte, pero el proyecto que mantienen al alimón las agencias aeroespaciales rusa y europea ya ha comenzado con sus preparativos.

El proyecto llamado Mars 500 ha aceptado entre otros proyectos la propuesta de la Universidad Jaime I de Castellón que junto con la Politécnica de Valencia serán los encargados de la salud mental de la tripulación.

Las directoras del proyecto, las profesoras Cristina Botella y Rosa Maria Baños presentaron en su dia una atractiva propuesta que ha resultado finalmente la elegida para velar por la salud psíquica de los 6 astronautas que llevarán a cabo este prodigio de la tecnología: un viaje a Marte que tiene sus riesgos, sus incertidumbres y una misión tecnológica y cientifica sin precedentes, entre otras la de conseguir muestras a pie de superficie del planeta rojo a fin de llevar a cabo experimentos insólitos que den como resultado un mejor conocimiento de nuestro sistema solar y quién sabe si algun dia podamos colonizar aquel planeta para nuestro uso.

La misión, sin embargo está llena de incógnitas y lo peor: no puede asegurarse que la tripulación vuelva sana y salva de la expedición. Son muchas las incógnitas que hay que despejar, la primera es que no se sabe como podrá afectar la ingravidez tanto tiempo mantenida a los organismos humanos, la segunda es que una vez alcanzado el planeta que tiene una gravedad un tercio inferior  a la de la tierra nadie sabe si la tripulaicón será capaz de adaptarse desde la ingravidez hasta esa nueva magnitud. La tercera es que no será posible la comunicación en tiempo real, el desfase entre las comunicaciones entre la Tierra y Marte será de una media hora lo que significa que los astronautas deberán ser entrenados para someterse a una prueba sobrehumana: tomar decisiones sobre la marcha y ser entrenados en contingencias extremas.

Una de esas contingencias es que nadie sabe a ciencia cierta qué sucederá a bordo de la nave durante tanto tiempo en condiciones de aislamiento, claustrofobia e incertidumbre, tampoco nadie sabe como se las arreglarán para llevarse bien y si no surgirán desavenencias o contrariedades entre los miembros de la tripulación.

Los psicólogos que diseñaron herramientas para evitar estas situaciones o al menos minimizarlas partieron de la base de que cualquier cosa que utilizaran deberia ser autoaplicada, no podian haber psicólogos a bordo, por lo tanto optaron por herramientas de realidad virtual, de fácil aplicación y contando además de que no se trataba de construir entornos diseñados para una patologia mental concreta sino para personas normales, presuntamente muy fuertes psicológicamente y entrenados para tal fin. Tambien tuvieron que inventarse o intuir cuales iban a ser los problemas más importantes con los que la tripulación iba a encontrarse a nivel psicológico y que ya he citado, la falta de sueño, el estrés constante, los alimentos superaburridos y monótonos, la ansiedad, el aislamiento y la sensación claustrofóbica que nunca se ha estudiado en esa duración de tiempo tan larga.

Las codirectoras del proyecto presentaron un programa de «tratamiento» que conocen bien: se trata de los entornos de un programa de realidad virtual que ya se utiliza en clinica y que se llama EMMa. En esta ocasión se han limitado a implementar algunos de los entornos utilizados en este programa y a  adaptarlos a las necesidades psicológicas de los astronautas, a este programa se le conoce ya con el nombre de Earth of Wellbeing (La Tierra del bienestar).

En realidad si he entrecomillado la palabra tratamiento es porque no es -en este caso- un tratamiento sino un programa de fortalecimiento de determinados estados de ánimo y emociones positivas que se sabe que influyen en el bienestar y en la salud psiquica.

La psicologia positiva trabaja con este constructo de propiciar fortalezas en lugar de pretender «curar» a los que ya han enfermado, esta idea supone un cambio de paradigma desde el tratamiento hacia la prevención y son muchos los que creen que será la psicologia del futuro, enseñar a las personas desde su niñez a utilizar resortes concretos para modular sus sentimientos, procesar sus emociones y obtener recursos mentales de su propia cosecha para neutralizar los efectos adversos y desorganizadores del estrés.

El prorama Mars 500 va a comenzar a ponerse en marcha con una simulación de las condiciones de vida a las que se verá sometida la tripulación y en Moscú en el centro de Biotecnologia médica ya existe una copia exacta de los seis módulos de los que va a tener la nave verdadera. Los astronautas viviran 500 dias en ese habitáculo y probarán la tecnologia necesaria para llevar a cabo sus experimentos, también las herramientas de realidad virtual diseñadas en España. Todo será igual salvo las situación de ingravidez. Nadie sabe si los astronautas que ahora se encuentran alli entrenándose serán los que vayan a Marte dentro de esos 15 años pues los psicólogos aun no se han puesto de acuerdo sobre aspectos concretos, ¿es mejor que sean jóvenes (mas sanos) o de mediana edad (más experimentados interpersonalmente)? . En lo que todos están de acuerdo es que seria riesgoso introducir mujeres en esa nave, todo parece indicar que la mejor composición es la de una tripulación compuesta sólo por hombres.

Las herramientas de realidad virtual de este proyecto no se encuentran – por desgracia- disponibles en la red. Me hubiera gustado colgar aqui un video sobre algunos entornos virtuales del EMMa de relajación, calma, bienestar y optimismo con que los astronautas tratarán de neutralizar su estrés a bordo, pero a cambio les propongo visualizar este video donde se divulgan las ideas de Martin Seligman apóstol mayor de la psicología positiva.

Las claves de la psicologia positiva se encuentran en lo que se llama procesamiento emocional. La mayor parte de las personas normales somos capaces -pues asi lo hemos aprendido- de generar actitudes o actividades que tienden a neutralizar los efectos adversos de las contrariedades de la vida, por ejemplo todos sabemos que el hecho de pensar en algo agradable, un acontecimiento agradable de nuestra vida nos cambia el humor, mientras que pre-ocuparse de los aspectos desagradables de las cosas genera un estado de ánimo de constante ansiedad que tiende a retroalimentarse negativamente.

Las personas comunes sabemos qué hacer para neutralizar estos estados de ánimo usando nuestras fortalezas psíquicas, es decir usando aquellas habilidades que en otro tiempo nos sacaron de los atolladeros, no lo hacemos de una forma demasiado consciente porque no estamos entrenados, pero los astronautas en cuestión si van a ser entrenados a través de un programa de realidad aumentada que se llama «El libro de la vida» se trata de una especie de diario personal con ejercicios pesados para entrenar distintas fortalezas psiquicas y se pretende que el usuario recoja los momentos importantes de su vida y logros personales con el objeto de archivarlos y clasificarlos para que le sirva como memoria de acontecimientos autobiográficos y pueda volver a ellos cuando lo desee.

¿No es eso lo que hacemos de forma inconsciente todos para mejorar nuestra autoestima o nuestro estado de ánimo?

Apenas hemos comenzado a entender y a usar la reminiscencia de un modo dirigido a obtener bienestar pero es precisamente a través de estos hitos tecnológicos cuando tendremos las suficientes pruebas para poder diseñar mejores herramientas para nuestros pacientes. El viaje a Marte servirá para poner a punto herramientas médicas, de ingenieria, y tecnologías que hoy nos parecen ciencia-ficción, quién sabe si tambien servirá para empujar a la realidad virtual hacia un consenso universal de su validez.

La tecnología cambiará el mundo, no sólo nos cambiará la mente sino que también podremos decidir en qué dirección.

La modernidad y el meme naranja

Los que leyeron este post ya están al tanto de la teoría que relaciona los memes con la manera de pensar el mundo y el sí mismo de los sujetos individuales. Todo depende de la penetrabilidad que estos mismos memes tengan en la mente individual. Esa teoría se llama «dinámica espiral» y debemos a Ken Wilber sus aplicaciones a la psicologia humana.

La modernidad comenzó en la Ilustración pero se prolongó hasta nuestros dias siendo el siglo XIX el Dorado del v-meme naranja. En el siglo XIX y quizá como reacción a las eficaces prestaciones de la tecnología los individuos concretos tuvieron noticia de que la ciencia podia ser la creencia que iba a aportarles mayor bienestar en lugar de las creencias religiosas que dominaron los tiempos del meme azul. La iluminación eléctrica, la máquina de vapor y las nuevas tendencias en urbanismo y descubrimientos cientificos cambiaron los cerebros de sus coetáneos resonando con los aportes del meme naranja y depositando la racionalidad y las formas lógico-racionales del pensamiento en el nuevo amo y señor de las mentes de sus ciudadanos.

Goethe y el sturm und drang alemán, Beethoven con la introducción de las emociones en la música, el descubrimiento del Yo como eje sobre el que pivotara la identidad personal cuajaron -junto con la eclosión del romanticismo- la idea de que el hombre y su subjetividad, -en gran parte aun narcisista- se apoyaba en la libertad con el valor naranja por bandera. Kant y el racionalismo barrieron para casa prolongando la idea cartesiana de que el alma no jugaba papel alguno en el progreso y separando mente y cerebro del escenario de la conciencia humana y privilegiando el conocimiento cientifico sobre el filosófico, metafisico o teológico y preparando el terreno de la supremacía de la ciencia frente a las humanidades o la fe. La revolución industrial terminó de cambiar el imaginario colectivo al forzar a emigrar a los individuos desde el campo hasta las fábricas ubicadas en los extraradios y suburbios urbanos modificando asi los vínculos familiares, los interpersonales y la relación entre los sexos, un exilio que comenzaria por inaugurar un nuevo fenómeno de falta de raíces, el fenómeno de la alienación de clases y de la aculturación. El proletariado habia nacido reforzando la idea de que la felicidad aún no habia llegado.

La espiritualidad sufrió un mazazo definitivo quizá como reacción al predominio azul que habian impuesto en medio mundo las religiones monoteistas como garantes de la responsabilidad individual y el siglo XIX fue el siglo de la emergencia de la Psiquiatría entendida como el estudio de los niveles más bajos de evolución de la conciencia humana, abandonando el abordaje de los niveles más elevados que pasaron de esta forma a ser considerados como averias del cerebro sin más.

No es de extrañar que el ateísmo y una cierta autosuficiencia sean las señas de identidad del pensamiento logico-racional que predomina en el meme naranja y que los valores de la racionalidad, la esperanza en la ciencia y el desdén por lo filosófico impregnara a toda una generación que se prolongaria por varios siglos hasta la emergencia -bien entrado el siglo XX- del meme verde y de lo que hoy entendemos como postmodernidad.

Las cosas son como son y no pueden ser de otra manera. La razón no podrá ser nunca vencida, es el slogan caracteristico de la modernidad.

Pero a finales del siglo XIX aparecieron tres pensadores que pondrian en tela de jucio esta suposición, se trata, segun la definición de Paul Ricoeur de los filósofos de la sospecha: Schopenhauer, Freud y Marx. El primero con su idea de voluntad de poder, el segundo con su idea de inconsciente y el tercero con la de plusvalia vinieron a  contradecir la idea de que la razón era todo y que una vez alcanzado cierto nivel de evolución, la felicidad y el progreso estaban garantizados.  Los seres humanos estábamos predeterminados por condiciones psicológicas , por deseos o por entornos económicos que pugnaban con la racionalidad. Más que eso estábamos determinados y alienados por estas fuerzas que hasta el momento parecian haber pasado desapercibidas.

La modernidad, la ciencia y la razón no eran garantes de la felicidad ni del progreso por sí mismos porque habian otras fuerzas en juego que podian ser domesticadas, dominadas, negadas o reprimidas pero a costa de grandes desequilibrios, grandes diferencias sociales o grandes renuncias instintivas.

Pero los memes azul y naranja pasarían muchos guerreando entre si. En nuestro pais la guerra civil española fue una contienda donde ambos se enfrentaron a muerte durante 3 años: el meme azul, del socialismo de las clases medias (fascismo) se enfrentó al meme naranja, el socialismo bolchevique importando de Rusia y que abrazaron las clases proletarias. Más tarde el escenario se permutaria por otro más global dando lugar a la II guerra mundial otro de los enfrentamientos eternos entre ambos v-memes.

Y en cierto modo este escenario aun no se ha resuelto, al menos en sociedades menos avanzadas que la europea. La pugna entre concepciones del mundo azules y naranja sigue su guerra continua entre concepciones del mundo etnocéntricas (meme azul) y sociocéntricas (meme naranja) pero sobre todo siguen en sus particulares guerras porque el destino de ambos memes está en la confrontación. Una confrontación que sólo puede cesar al alcanzar la humanidad el meme verde sobre el que hablé en este post junto con los cuellos de botella e impasses propios del meme verde.

Desde el punto de vista psicológico, lo más interesante es que la pertenencia a un determinado v-meme o nivel de evolución de la conciencia tiene más importancia que el mismo diagnóstico. Hablamos entonces de una psicología transdiagnóstica que pondría más atención en este nivel evolutivo individual que en el diagnóstico mismo. Y además es posible afirmar que los problemas por los que una persona puede enfermar son consistentes con el nivel del v-meme activado. Los pacientes que se encuentran en el meme azul van a tener problemas diferentes a los que se encuentran instalados  en el meme naranja y mucho más diferentes de los que presentan los individuos que viven en entornos postmodernos que se caracterizan por un rechazo de la autoridad, la relativización de cualquier valor y la fascinacion de la sociogénesis y el ambiente en que se manifiesta el sufrimiento individual.

La culpa es un sentimiento característico del meme azul que prioriza, el orden, la verticalidad, el patriarcado y la existencia de un Dios distinto y dependiente de cada etnia pero la pertenencia al nivel naranja no suprime de facto la culpabilidad sino que la cambia de sitio, por muy ateo que sea una persona no va a librarse de las consecuencias de sus actos sólo por el hecho de no seguir los preceptos religiosos de sus padres pues el meme azul forma parte de su propia historia, tradición y se encuentra anidado en el naranja. Lo que caracteriza al meme naranja es la soberbia, la vanidad de creer que el conocimiento cientifico o técnico podrán resolver por sí mismos todos los malestares de la cultura despreciando los hallazgos de Freud, Schopenhauer o Marx.

No basta con el progreso económico desde que sabemos que este progreso no va a modificar nuestro inconsciente, nuestro deseo de poder o despues de haber comprobado una y cien veces que el progreso y la riqueza no van a distribuirse de forma igualitaria entre la población ni terminan con la pobreza, el abuso o la ignominia.

No hay más remedio que integrar.

Para entender qué significa en su dimensión más profunda esta palabra «integrar» debemos entender como hace la conciencia para evolucionar ontológicamente, es decir en el individuo concreto.

El organismo crece, el cerebro madura, pero la conciencia se expande.

Y lo hace por aposición, es decir integrando cada uno de los niveles antiguos en un nivel superior que es por definición mas abarcativo que el anterior del mismo modo que operan las muñecas rusas siempre citadas por mi para esclarecer este fenómeno de la aposición -anidación- que es un fenomeno intuitivo pero sobre el que no solemos pensar acostumbrados como estamos a operar a través del pensamiento categorial – «o esto o lo otro». Aqui, es esto y es lo otro según las circunstancias.

La anidación no supone haber superado una fase para instalarse en otro nivel supuestamente de mayor rango, no es una escalera de logros, significa que hay algo de lo antiguo un patrón o patrones, que permanecen en estado potencial anidados en una estructura distinta que lo contiene. Los patrones antiguos no mueren sino que sólo van a manifestarse cuando son necesarios. Nuestra capacidad para echar mano de la magia (meme violeta) de la huida (meme beige), del dominio o el juego (meme rojo), del orden (meme azul) o del raciocinio (meme naranja) existen en estado potencial en nuestra conciencia y solo echamos mano de ellos cuando las necesitamos para explicar alguna cosa que no puede explicarse de otra manera o para salir de un atolladero o problema nuevo.

Y si mi recomendación es integrar es por una razón de orden intrínseco a la forma en que la conciencia se expande.

La conciencia se expande por diferenciación, igual que las células que van desde un estadío indiferenciado y tutipotenciales hacia una determinada especialización. Pero esta diferenciación no es un proceso que se de de forma natural, pueden haber al menos tres accidentes. Uno es la regresión, el individuo puede «decidir» al encontrarse con un dilema de un determinado nivel de conciencia regresar hacia un estadío anterior al que llamaremos Eden particular. La otra forma es la más comun y se llama disociación: significa que hay algo de un estadio anterior que no logró integrarse y aunque el individuo de la impresión de que ha alcanzado un determinado nivel hay algo – un determinado patrón o patrones- que se escapó de ese encajonamiento en una estructura jerárquica superior y que quedó suelto, sin integrar. El tercer accidente es que determinados niveles de conciencia penetren o se infiltren en un nivel de experiencia poco dotado para la experiencia misma, en este sentido se ha señalado que algunas psicosis podrian en realidad corresponder a emergencias espirituales tal y como plantée en este post.

Y toda diferenciación puede ser un proceso gradual casi imperceptible o bien un proceso caótico y turbulento, es decir en ocasiones la expansión de la conciencia se realiza a través de crisis y viceversa: cada crisis es una oportunidad para una expansión de la conciencia. Pero la emergencia de un nuevo nivel de conciencia siempre supone un renacimiento donde algo debe necesariamente morir a fin de integrarse en lo nuevo. Es quizá este horror a desvanecerse en el vacio lo que lleva a algunas personas a retroceder o a impedir que la nueva conciencia emerja desde un estadío anterior y es la razón por la que la crisis siempre llevan adosado algun tipo de sufrimiento.

Asi y todo la forma de averia mas frecuente es la expansión disociada.

Este algo que quedó sin integrar se comportará como un chicle o un trauma, impidiendo un correcto desarrollo o diferenciación de la conciencia que deberá arrastrar permanentemente esa adherencia.

En mi opinión las personas que se encuentran en este nivel naranja no lograrán superar sus contradicciones si no son capaces de evolucionar hasta el nivel verde y terminan comportándose como inquisidores de la verdad tratando a la ciencia o a la razón como si se tratara de una verdad revelada. Es precisamente la disociación que hacen de su tradición azul la que les lleva de cabeza a repetir los mismos errores que tanto criticaron en sus antecesores.

Sobrevivir en facebook

Hace unos dias un amigo mio me pidió consejo acerca de las redes sociales. Nos fuimos a comer (pagando él) y me dejó muy claro desde el principio que era uno de esos ciberparanoicos que creen que la presencia en las redes comprometía su privacidad.

He observado que la gente que tiene este temor son en realidad narcisos omnipotentes que están persuadidos que su perfil público puede interesar a alguien desde los que hacen publicidad de calzoncillos o los que buscan fotografias de rostros exóticos.

Le hice entrar en razón diciéndole que no corría ningún riesgo en ese sentido, por su vientre cervecero y por su nariz en forma de patata, pero no se si lo conseguí.

El caso es que mi amigo «en lo real» que es uno de esos intelectuales-artistas que mantienen un cierto tufillo progre-adolescente y con una hybris a prueba de bomba, mantiene un blog donde se publicita a sí mismo en todas sus manifestaciones artisticas: mi amigo es polidimensional y es pintor, poeta, escritor, cineasta y músico , sin saber muy bien a qué carta quedarse a pesar de que en realidad es un funcionario.

El blog en cuestión tiene como objetivo publicitarse y vender-se sobre todos sus infumables novelas. El caso es que no lo ha conseguido y que las visitas al mismo son testimoniales reduciéndose a sus amistades -que tiene muchas- aunque sólo estrictamente locales y un poco forzadas por su continuo autobombo a fin de vender sus productos.

Lo primero que hice fue visitar su blog para caer enseguida en la cuenta de que es uno de esos blogs que tienen una manutención muy escasa y que solo sirven para hacerse publicidad, de forma que entré enseguida en el debate.

Le expliqué que Internet no es un buen lugar para vender y traté de explicarle cómo funciona la red.

1.- La red no es un buen lugar para la publicidad unidireccional. La expliqué que la publicidad hasta ahora funcionaba del siguiente modo: había un emisor activo y un receptor pasivo, el cliente potencial pero que este procedimiento ya está obsoleto. Uno puede publicitarse en la red, es legítimo, pero nunca unidireccionalmente sino a cambio de algo. El que trata de vender algo o venderse a sí mismo ha de dar algo a cambio de que los demás soporten sus esloganes o proclamas. La gente tiene ya demasiada información y hay que elegir qué queremos saber.

2.- La red no es una plataforma para promocionarse directamente a la antigua usanza (con un publico pasivo y cautivo) sino un lugar para decidir qué informaciones queremos recbir, qué amigos queremos tener y qué interacciones pretendemos establecer y que terminará por desplazar el centro del interés desde el individuo (narcisismo) hasta la relación en sí misma. Seguramente esta idea supone un cambio radical en nuestra concepción del mundo de las relaciones e incluso con nuestro propio modo de pensar el mérito y de establecer niveles jerárquicos o expectativas en la forma de relacionarnos con el mundo. Meterse en una red social como Facebook con la mentalidad antigua «yo me publicito y ellos me siguen» es un error que da al traste con muchas iniciativas comerciales o personales, algunas incluso interesantes.

3.- Facebook es una red social, esto significa que cada persona integra un nodo del que parten una serie de vínculos que a su vez contienen un sinnúmero de enlaces  que simulan la conectividad neuronal y es bueno decir en este momento que la estructura reticular nada tiene que ver con la linealidad. Una fila india no es una red, sino algo bien distinto, en la fila india uno solo se conecta con el que va delante y con el que va detrás (o al lado) pero en las estructuras en red uno está conectado con todos a través de nudos de comunicaciones (los amigos comunes), la separación entre dos individuos puede ser medida en grados y existen entornos que comunican a dos individuos que no son amigos a través de ese nudo común (el muro del amigo común).

4.- Hay muchas personas que entienden Facebook como un entorno ideal para publicitar una idea política (casi todos los politicos tiene perfiles facebook abandonados), una causa humanitaria, una fe religiosa, una producción literaria o cientifica, en suma una actividad, muchos de ellos ni siquiera se dan de alta como personas individuales sino como organizaciones, sus dias están contados. En Facebook no interesan ni las causas, ni las ideas politicas, ni las innovaciones literarias, sino van acompañadas de un compromiso personal y directo con Facebook mismo: un compromiso con la red.

5.- Se puede llegar a simpatizar con una causa si uno mantiene un vínculo personal con una persona concreta, por ejemplo a mi no me interesan en absoluto los problemas de los niños superdotados pero tengo uno de mis amigos en Facebook que tiene esta preferencia y por él me entero de las novedades en este terreno. No es el asunto lo que me interesa sino el amigo en sí mismo. Es inútil mantener publicidad sobre una causa siendo un lurker, es decir desde el anonimato y la distancia del que va emitiendo noticias y no participa. Ese tipo de acciones termina por hacer desaparecer la causa en sí de la actualidad en facebook. Simplemente nadie va a seguir algo impersonal.

6.- Son muchos los que aun caen en este error, confundiendo las prestaciones de Twitter con las de Facebook. Efectivamente Twitter parece estar pensado para aportar noticias o novedades consumibles y veloces sin posibilidad alguna de interacción entre sus miembros: Twitter es un Facebook masturbatorio que excluye al otro y es por eso que en Twitter es mas importante el número de followers que el contenido de los tuiteos.

7.- En Facebook el numero de «amigos» ideal está en torno a un centenar de personas. Es imposible la gestión por encima de ese número y la potencia de una red social no se mide por el número de amistades sino por la homogeneidad de la misma que está relacionada con el compromiso de sus miembros con la red misma.

Casi en los postres le listé a mi amigo poeta-escritor anticuado algunas de las leyes que presiden el entorno Facebook y probablemente la fórmula para que una red social se convierta en una herramienta potente de autopromoción personal o de ideas. Son estas:

¿Que se comparte en Facebook?

Se puede compartir casi cualquier cosa en formato multimedia, videos, fotografias, arte, poemas, estados de ánimo, literatura, noticias, ocurrencias, silogismos, ideas embrionarias, posts, escritos, etc. Pero lo más importante no es qué compartes sino la intención de compartir en sí misma que parece que de alguna manera excluye a los avaros, celosos de si mismos y los que buscan derechos de autor. Si eres uno de ellos Facebook no es tu entorno.

¿Como se consigue esa red social ?

A través de otros, es mala cosa hacerse una red social con los amigos reales de los que ya dispones en tu vida cotidiana, esos jamás entrarán en una red social contigo, carecen de motivación. Lo ideal es hacerse con esas 100 personas despues de sucesivas podas y descartes: nadie acierta a la primera y lo ideal es sacudirse a los pesados que sólo hablan de politica, fanáticos, frikis y los maleducados discrepantes de cualquier cosa. Hazte con una red social a tu medida, elige con quien quieres relacionarte y no tengas piedad a la hora de eliminar contactos. Facebook te permite elegir amigos por afinidades algo que no sucede en la vida real donde nos vemos obligados a relacionarnos con otros por motivos de proximidad o intereses comunes. Elige a quien te aporte algo.

Un decálogo para sobrevivir en facebook.-

  • Sigue a quien te sigue.
  • Divulga a quien te divulga.
  • Exige participación, no admitas el voyeurismo digital o las identidades falsas.
  • Elimina a los que mantienen temas que no te interesan.
  • Elimina a los que nunca participan.
  • Fideliza a tu red.
  • No te muestres ofensivo con nadie.
  • Aporta contenidos de interés u ocurrencias divertidas que generen debate.
  • Distribuye tu atención entre tus amigos.
  • Presencia diaria (o casi diaria) en la red.

De modo que mi amigo terminó los postres diciendo que no tenia tiempo, algo que ya suponia desde el primer plato. Efcetivamente mi amigo tiene una vida social desmasiado endiablada tratando de venderles a sus amistades su última obra y meditando en qué hacer para hacerse rico y famoso escribiendo o quién sabe cómo.

Mi amigo no entiende de qué va esto de la red y me temo que es demasiado tarde para que lo comprenda, de momento le tengo entre mis amigos aunque nunca ha dicho ni pio.

Y se lo advertí: sus dias están contados.

Simbolodependientes

Las decisiones de una persona están dictadas en su mayoría por la identidad del grupo a que pertenece.

Juan Urrutia Elejalde

Hacia tiempo que este post bullía en mi interior, seguramente desde que escribí esta entrada donde nombré -casi pasando de puntillas- el tema del exocerebro.

La idea que expuse en aquel post es una idea orginal de Roger Bartra y que en síntesis podria ser descrita de esta manera:

El éxito de nuestra especie no se debe a las prestaciones de nuestro cerebro sino a sus hándicaps.

Y esta otra idea:

El pensamiento simbólico precedió en eones de tiempo al lenguaje propiamente dicho. Una idea que tiene además un epílogo, un añadido: el lenguaje no apareció en nuestra especie como una ruptura o una mutación genética sino como el aprovechamiento gradual de una conectividad cerebral que preexistía y que se puso en funcionamiento cuando hubo la tecnología suficiente para hacerse realidad o manifestarse.

Esta idea -de resultar cierta- supondría un giro en las especulaciones que realizan los genetistas cuando identifican el proceso de hominización con una mutación genética en cuyo epicentro se encontraria el nacimiento del lenguaje. Dicho de una forma mas clara: quizá el lenguaje no supuso ninguna ruptura genética y no haya ningún gen cuya mutación hiciera aparecer ese código arbitrario que llamamos lenguaje aunque es muy posible que exista una gramatica generativa al estilo de lo que Chomsky describió y que explicaria el rápido aprendizaje de cualquier lengua en casi cualquier niño.

Los niños vienen equipados de serie por una conectividad cerebral que se activa a través de los estímulos de su medio ambiente, algo asi debió suceder en el Homo Ergaster o incluso antes ya en el Homo Erectus.

No significa que nuestros antecesores pudieran pronunciar discursos pero estoy seguro de que emitían algunas silabas que servian de comunicación entre individuos, como sucede por cierto en toda la escala animal. Lo que enriqueció el lenguaje no fue un gen concreto sino la complejidad del mundo que el Sapiens construyó.

El lenguaje apareció como una herramienta destinada a conceptualizar un mundo que ya se había categorizado previamente y que a su vez contribuyó a categorizarlo aun más.

Y desde entonces las ideas sobre las cosas no son las cosas en sí, sino su representación.

Esta representación es el símbolo.

Es bueno señalar en este momento que nuestro cerebro no procesa, almacena o se representa símbolos sino que la conectividad neuronal se hace a base de impulsos quimicos, fisicos y eléctricos.

¿Entonces como se las arregla el cerebro para codificar y decodificar la realidad externa o interna y transformarla en percepciones, memoria, cogniciones o conducta?

¿Como se las arregla nuestro cerebro movido por corrientes eléctricas y fuerza biofisicoquimicas para construir simbolos como estos?

Se trata de una pregunta que no tiene una contestación fácil pero me gustaria en este momento señalar algunas consecuencias importantes que sobre la conciencia humana tuvo esta manía arquitectónica simbólica. Son estas las consecuencias:

  • la primera consecuencia es que estos símbolos no pueden estar en el cerebro sino en la cultura, lo que significa que podriamos entender esta cultura como un almacén externo de conectividad, como una especie de disco duro donde se encuentran todos los símbolos posibles en forma de red.
  • la segunda consecuencia es que sí el símbolo no es «la cosa en si» corremos el riesgo de confundirnos y tomar al símbolo como si fuera algo real o bien el riesgo contrario: dejar de atender la realidad capturados por el peso del símbolo.
  • una tercera consecuencia es que si el símbolo no es «la cosa en si» puede poseer múltiples significados, uno para cada individuo lo que construye una especie de Torre de Babel de confusión entre ellos. En este sentido es muy posible que la confusión de lenguas atribuida al mito no tenga tanto que ver con el idioma sino que se esté refiriendo a algo previo a la emergencia del idioma: la disociación necesaria entre significante/significado.

Si la hipótesis del exocerebro de Bartra fuera cierta no tendriamos más remedio que reconocer que eso que en psicologia llamamos inconsciente no seria un lugar en el interior de nuestro propio cerebro sino una base de datos de significados múltiples que se encuentra en el exterior: en la trama de relaciones entre símbolos. Nuestra conceptualización de lo inconsciente -una cosa- deberia sustituir al inconsciente, un lugar,  algo que ya abordé en este post sobre las diferencias entre incosnciente freudiano e inconsciente procedural.

La idea fundamental es que el inconsciente freudiano no sería un lugar en el cerebro individual sino cualidades de las distintas operaciones simbólicas que realizariamos procesualmente en nuestra relación con el mundo: la represión, la negación, la proyección y los mecanismos de defensa ampliamente enunciados por la teoría psicoanalitica no seria operaciones de nuestro cerebro con pulsiones, emociones o cogniciones, sino una forma de trasiego constante de la vida contra el medio ambiente o la cultura artificialmente creada por el hombre para orientarse en un medio ambiente hostil. El inconsciente procedural en cambio seria el modo de funcionar de nuestras estructuras arcaicas -reptilianas- que se dedicarían a guardar algoritmos relacionados con la supervivencia y la reproducción de la especie.

Y un corolario: el inconsciente interno (estructuras cerebrales arcaicas) y el inconsciente externo (disponibilidad cultural de significados), sólo tienen una forma de relacionarse y es a través de un interface que llamamos mente o conciencia que sí sabe operar con símbolos pues fue ella precisamente quien los inventó. Y aun más algunas instancias o algoritmos de nuestro cerebro más antiguo son imposibles de simbolizar pongo por caso la muerte, el sexo, el hambre, la respiración o la sed, las conductas de huida o lucha, o los rituales gregarios, sólo pueden ser domesticados , socializados pero quizá nunca simbolizados: se trata de lo real, lo inefable o lo acategorial, el noumeno kantiano.

¿Estamos pues condenados a depender de los símbolos, a depender de los otros, de nuestro grupo de referencia?

No cabe ninguna duda de que la socialización es protectora para las personas y que nos necesitamos unos a otros para cuajar eso que llamamos identidad  -algo que no está en el cerebro individual sino en el exterior- pero permanecer en esa jaula de por vida no es inevitable.

Si construimos significados es precisamente porque somos un cuerpo al mismo tiempo que sabemos que tenemos un cuerpo pero podemos hacer algo con esta dualidad una vez que ya la hemos comprobado: dejar de categorizar: porque si la cultura es el soporte de la verdadera selección natural (y no tanto los genes) es ya demasiado evidente que aislarse socialmente a los 15 años es letal, pero continuar enredado a los 50 lo es también y hay que iniciar el camino de individuación.

Utiliza tu cerebro para algo más que ser adicto a los símbolos y comienza a traicionar la trama inextricable tal y como recomiendan en este post.

Ese es el coste de la diversidad y ese es el plan de la evolución, el plan de la vida..

Democracia 2.0 e insumisión

La Democracia es uno de los inventos que los griegos nos legaron y que desde entonces no ha hecho mas que transformarse.Para empezar la democracia griega era tan imperfecta que sólo se permitia la participación a los ciudadanos de la polis, es decir excluia a las mujeres, a  los extranjeros y a los esclavos que segun los griegos carecian de alma.

Lo cierto es que la velocidad de transformación de las instituciones humanas nada tiene de parecido con la velocidad con que se desarrolla, pongo por caso, la telefonia  móvil ¿como es posible que todo el mundo tenga telefono móvil y que no hayamos sido capaces aun de inventar una democracia participativa, eficaz y justa?

El problema parece que radica en la representatividad, es decir en la proporción de los representantes en relación con los representados y cómo se eligen.

Rousseau inventó la democracia radical en aquello que se llamó la Asamblea, es decir un foro o espacio donde todos los ciudadanos acudian a debatir sobre los asuntos de gobierno. La Asamblea de Rousseau y su utopia cayó poco a poco bajo la influencia de leyes de proporcionalidad como la vigente en nuestro pais la Ley d´Hont que beneficia a las mayorias de forma estrepitosa y favorece el bipartidismo.

En el siglo XIX, el siglo del parlamentarismo se inventó además de leyes de proporcionalidad otra cosa para evitar que los parlamentos se convirtieran en una jaula de grillos, se inventaron los partidos politicos que en teoria agruparian a las personas por ideologias.

Los partidos politicos aglutinan a las personas por sus ideas e intereses pero a cambio dividen y confrontan a las clases sociales e introducen tensiones estériles. Fue un invento muy de su tiempo cuando la lucha de clases parecia que hiciera pivotar los intereses de los ciudadanos en torno a ella.

Hoy y a pesar de los avances de la tecnología, los políticos siguen anclados en aquella vieja idea de progresistas versus conservadores que tantos beneficios consiguió al menos en lo que es mapear de forma sencilla el mundo social.

Pero el mundo siguió transformándose y aunque las clases sociales siguen existiendo, no es menos cierto que las ideologías que las sustentaban ya están obsoletas, la permeabilidad social hizo parte del trabajo con aquel invento de las clases medias y las politicas fiscales y sociales de las democracias avanzadas terminaron por minimizar las diferencias de clase.

Lo cierto es que asombrosamente la politica en nuestro pais parece haberse enrocado en los tics del XIX y los políticos aparecen como eternos discrepantes sin sentido de Estado que están más interesados en mostrar sus diferencias imaginarias que en arreglar los desaguisados que ellos mismos fomentan con su continuo revisionismo.

Pero ¿por qué fiarlo todo a los partidos politicos? ¿por qué no a las afinidades futbolísticas? Podrian haber partidarios del Madrid, del Barça o del Bilbao y estoy seguro de que la ley d´Hont reflejaría unos equilibrios muy parecidos a los que se extraen del voto a los partidos.

La asignatura pendiente de nuestra democracia son, sin duda, las listas abiertas. Los partidos politicos no se inventaron para favorecer los intereses de los ciudadanos sino los intereses del colectivo que los define. Nada hay más antidemocrático que un partido politico donde el lider aglutina en torno a sí fervores mas monárquicos que otra cosa, adhesiones inquebrantables, algo casi religioso.

Listas abiertas pero con una transformación radical de las leyes electorales, estoy seguro que se puede encontrar mecanismos y leyes de proporcionalidad más justas y que representen mejor los intereses de los ciudadanos. No se trata de favorecer la emergencia de nuevos partidos politicos -condenados de entrada al ostracismo por el señor d´Hont- sino de favorecer listas abiertas con y sin partidos de por medio. Un paso hacia esa meta podria proceder de que los partidos politicos asumieran un juramento ético que les obligara a admitir el voto particular para cada uno de los candidatos de sus listas.

El ciudadano particular elegiria asi un número x de candidatos que no necesariamente procederian de un mismo partido, incluso de listas de independientes o de candidatos free lance.

Naturalmente es inútil esperar que los partidos politicos se hagan el harakiri a sí mismos perdiendo la cuota de poder que les confiere la Constitución. La unica forma de salir de este atolladero es que nadie acudiera a votar cosa bastante dificil de llevar a cabo y seguramente indeseable democráticamente hablando.

Es necesario llevar a cabo antes de nada una transformación mental en los votantes-ciudadanos para romper con el bucle diabólico tensión politica-confrontación-movilización de la ciudadania.

Una transformación que procederá de la tecnología.

Hoy por hoy lo cierto es que la discrepancia vende, la mayor parte de los ciudadanos no irian votar de no ser porque han sido movilizados por el miedo a que gane el peor. Se movilizan los desafectos a la politica sólo en situaciones de desastre como el 11-M, cuando existe una crisis económica o cuando queremos echar al que gobierna. Es curioso que la máxima participación se alcance sólo cuando hay que desalojar a alguien del poder. En realidad votar por lo mismo no convoca a los ciudadanos a votar, y es que nos va la marcha, somos una democracia  inmadura.

Y es por eso que las campañas electorales nos manipulan (en realidad en España estamos en una continua campaña electoral). Los politicos saben que a más tensión más voto. Y los partidos -recordémoslo- se financian a través de los votos. Lo peor para los politicos es una baja participación que disminuye drásticamente sus ingresos y les resta legitimidad.

Ya somos muchos los que somos insumisos informativos, desde que descubrimos que la información que consumimos puede ser elegida a la carta. ¿Por qué consumir periodicos y oticias cerradas, informativos tendenciosos o telediarios con publicidad política e inauguraciones a gogó si podemos elegir qué noticias, documentales o comentarios nos interesan?

Hace mucho tiempo que no compro periódicos, ni veo el telediario (sólo el tiempo) o leo consignas de unos y otros. Gracias a las redes sociales y a programas implementados por Google podemos filtrar la información que recibimos, nuestros amigos virtuales que han sido elegidos precisamente por su afinidad con nuestra manera de ver el mundo nos alimentan de noticias, enlaces, videos y ocurrencias que tienen que ver con nuestras preferencias. ¿Por qué sufrir pasivamente el bombardeo informativo elegido por otros, si podemos diseñarlo a la carta?

La insumisión informativa acabará con gran parte de la prensa escrita sobre todo con aquella que depende de los politicos para sobrevivir. La mayor parte de la prensa escrita se encuentra en quiebra -por no hablar de las televisiones publicas- y se sostiene gracias a la publicidad institucional. El matrimonio de conveniencia entre prensa-medios y politica no terminará por alguna extraña mutación en el cerebro de los ciudadanos sino porque gradualmente se instaurará el gusto por elegir qué información queremos recibir y qué canales de TV decidimos visionar.

El uso fomentará la función y la función modelará el mercado.

Si usted hace memoria hace algunos años la publicidad la aceptábamos como algo inevitable y de forma pasiva. Este concepto de inevitabilidad y unidireccionalidad ha ido cambiando, y mucho más rápidamente desde que Internet inventó aquello del spam. Ya no es aceptable recibir publicidad no deseada.

Si piensa en cómo ha modificado este hecho la publicidad comprenderá lo que quiero decir cuando afirmo que Internet cambiará no sólo la manera de comunicarse entre clientes y vendedores, informadores y consumidores de información sino tambien entre ciudadania y politica.

Simplemente un dia entendimos que recibir bombardeos publicitarios constantes no era admisible, del mismo modo que ya no es admisible recibir visitas en casa que no han sido anunciadas.

Este es un ejemplo de la publicidad nueva que seguirá existiendo aunque modulando su impacto desde la reiteración hasta la excelencia.

Y llegará un dia en que los politicos tendrán que hacer lo mismo, simplemente necesitamos ser mayoria los que creemos que no merecemos ser tratados como tontos como antes nos persuadimos de que no merecíamos una publicidad irrespetuosa e intrusiva.