Activismos y negocios para el futuro próximo

¿Alguna vez ha estado buscando un libro que no ha podido encontrar?

A mi me ha pasado muchas veces, recientemente anduve buscando uno de esos libros “agotados”, “descatalogados” o que simplemente ya no existen a pesar de que sus autores están aun vivos. Y que ni siquiera pueden encontrarse en las librerias de segunda mano.

¿Como es posible esto? ¿Es que es tan dificil hacerse con una copia de un libro en tiempo de las fotocopiadoras o en tiempos de máquinas como esta llamada Book machine?

Hay un primer supuesto: si usted ha publicado alguna vez una libro, sabe que cuando firma un contrato con una editorial ha perdido totalmente el control, no ya sobre las ganancias -de las que yendo todo bien usted solo cobrará un 10%- sino tambien sobre las otras variables criticas. Me refiero a la publicidad, la distribución y las reediciones.

Un libro sin publicidad simplemente no se venderá jamás, sin una buena distribución pasará a formar parte de la basura ecológica y sin reedición está condenado a desaparecer sin pena ni gloria.

¿Podemos consentir los usuarios que un libro desaparezca así como asi?

Lo cierto es que la culpa de esta situación no la tienen los escritores sino las editoriales correspondientes que si no lo reeditan es simpemeente porque no les conviene comercialmente y prefieren mantener un silencio opresivo sobre el libro en cuestión mientras sean ellos los propietarios del copyright cuyo periodo de vigencia varía de pais en pais según su politica de derechos de autor. Una politica que siempre atentará contra el derecho a la cultura del lector por una parte y de los derechos del escritor que naturalmente ganará más cuanto más se difunda su obra.

¿De qué hablamos pues cuando hablamos de los derechos de autor?

Hablamos del negocio de los lobbyes de la edición naturalmente y no tanto de los intereses de los autores que algo tendrán que inventar para cobrar honorarios de otra manera.

El siguiente supuesto es qué sucede con los libros cuyo copyright ha caducado y no pagan derechos de autor. ¿Qué sucede con ellos?

Lo que sucede es que tiene que haber una editorial interesada en su reedición y parece que las editoriales están poco interesadas en correr riesgos en libros minoritarios que aunque interesantes para los especialistas, en términos de beneficio pueden no ser rentables a pesar de que una copia es tan barata y se vende tan cara (puede superar hasta 30 veces su precio de coste) que a mi me resulta dificil entender qué clase de rentabilidad persiguen las editoriales..

Dicho de otra manera: tanto los libros descatalogados que aun mantienen derechos de autor como aquellos que ya no tienen ese derecho son poco rentables para el negocio editorial que se pretende alimentar de novedades manufacturadas como los éxitos de quita y pon a los que nos tienen acostumbrados y que reciben el nombre de best- sellers.

Y son los más vendidos precisamente porque son los mas difundidos y mejor publicitados, con independencia de su valor literario, cientifico o humanistico. Este es el juego en que nos encontramos, pero tambien emergen de estas reflexiones algunas oportunidades de negocio.

Algo parecido sucede en la industria discográfica y lo peor: en la industria farmacéutica (aqui hay un post sobre el asunto).

A los laboratorios farmacéuticos lo que les interesa es la propiedad de la molécula que van a lanzar al mercado, dicho de otra forma su patente, usualmente sintética. Las sustancias naturales, fitoterapeuticas o de procedencia animal, al carecer de patente no interesan del mismo modo que los medicamentos cuya patente ya expiró.

Como estos medicamentos no se investigan puede que si alguno de ellos tuviera relevancia para el tratamiento de alguna enfermedad jamás seria demostrado pasando a ser consumido sólo por una minoría marginal o iniciada. A los medicamentos les pasa como a las personas y a los libros, su destino es quedarse huérfanos cuando ya han dado los suficientes beneficios y ya no se espera nada de ellos.

Este estado de cosas no sólo es irracional sino perverso y es por eso que ya se están alzando algunas voces en contra de las patentes y en contra del copyright. Pues lo peor no es que la industria farmaceutica o editorial -asi protegida por el Estado -se convierta en sospechosa de multiples negocios sucios sino que además de eso es perversa contra sí misma porque obstaculiza la innovación y la I+D centrando todo su negocio en plagios de sus propios productos: sucede con los fármacos y sucede con los libros, casi todos recuerdan a otros.

No se trata tanto de quitarles los derechos de autor a los autores sino conseguir que realmente esos derechos estén sus manos y no en manos de los lobbyes cuyo objetivo es quitar de enmedio todo aquello que plantee injerencias en su propio negocio.

Se tendrá que llegar a un estado de equilibrio entre los derechos de autor y los negocios adyacentes y del mismo modo se tendrá que llegar a un equilibrio entre la investigación teledirigida por la industria farmacéutica -financiada para obtener beneficios- y la investigacion humanitaria -por razones de sensibilidad pública- ¿para cuando una vacuna contra el paludismo?

Pero que nadie se llame a engaño, el dinero no va a hacerse el haraquiri a si mismo. El capital ha de ser obligado a cambiar de estrategia y lo hará en cuando ciertas tecnologías amenacen su hegemonía.

Le sucede a la industria farmacéutica con el mercado de lo natural y le sucederá al negocio editorial con los e-libros.

El problema está en que los mejor posicionados para hacerse con ese mercado emergente son los propios lobbyes que controlan los mercados tradicionales y pronto o tarde caerán en la cuenta de ese negocio alternativo que dejará de ser alternativo si es sometido a las mismas carencias, precios y filosofías que rigen los destinos del disco, libro o medicamento convencional. Algo hay de eso ya, cierto dia pasé por la e-libreria de Amazon y me encontré con que un e-libro valia 7 euros. Me parece un precio desorbitado para algo que ni siquiera es material sino una copia para leerse en su producto estrella el Kindle- Amazon.

¿De qué sirve cambiar de soporte si los precios son los mismos y tampoco voy a encontrar mi libro deseado en e-book?

Aqui hay un buen post sobre este tema.

¿Habrá alguien que se dedique a sumistrar de e-books baratos o en alquiler a ciertos consumidores de libros malditos?

¿De qué sirve no pagar patente por un producto como la melatonina (huerfano en España) si vale tanto como un medicamento convencional y encima no está financiado por la seguridad social?

Hay dos opciones: o pasarse a la desafección y a la clandestinidad, es decir no pagar por ningún producto y adquirirlo en el mercado libre de Internet (bajarselo gratis) o crear empresas o cooperativas que impulsen ese mercado emergente con una nueva sensibilidad.

Entre algunos crece la desesperanza y plantean que tirarse al monte hoy equivale al P2P.

Es por eso que proyectos como este me resultan tan simpáticos: hacerse productor de cine a partir de 2 euros, una buena iniciativa, es asi como podremos competir en este mundo de hienas.

Y negocios como la autoedición tan antipáticos pues algunas editoriales han descubierto otra variante del mismo negocio de siempre pues algunas personas ingenuas son capaces de pagar con tal de ver impreso en papel uno de sus libros ignorando que el destino de esa compra será la estanteria de su casa, pues nadie pagará nada por ellos.

Precisamente porque nunca serán publicitados, ni distribuidos, la venta directa sirve bastante para los fraudes pero no tanto para las necesidades reales de las personas.

Mi necesidad es ésta:

¿Alguien puede conseguirme este libro?

George Devereux. “Ensayos de etnopsiquiatría general”, tr. Francisco Monge, Barcelona: Barral, 1973.

Es una oportunidad de negocio. ¿Algún voluntario?

4 comentarios en “Activismos y negocios para el futuro próximo

  1. “Le sucede a la industria farmacéutica con el mercado de lo natural”
    Toda la razón: cuando la farmacia se husmeó que venía el “boom” de las plantas medicinales la emprendieron con las herboristerías de toda la vida y les arrancaron esa pata del mercado. Ahora venden eucalipto en bolsitas asépticas igual que venden homeopatía: sin tener ni idea de la diferencia entre infusión y decocción…
    Vaya mi apoyo, de paso, por esos negocios anti-hiena como el que menciona.

  2. Todo esto es muy interesante y en lo referente a los libros para la próxima generación de e-bibliotecarios-documentalistas no digo nada…de momento estamos apenas vislumbrando el resplandor que produjo la explosión de las TIC como un big bang.
    Francisco aqui lo tienes :
    http://www.iberlibro.com/servlet/BookDetailsPL?bi=647238433&searchurl=an%3Ddevereux%26sortby%3D3%26sts%3Dt%26x%3D56%26y%3D10

    otro día hablamos de la comisión que ya es muy tarde 😉

  3. Buenas tardes,

    En primer lugar, quisiera disculparme, pero no he encontrado otra manera de contactarte que a través de los comentarios.

    Me gustaría invitarte a conocer Paperblog, http://es.paperblog.com/ un servicio de difusión recién inaugurado (el pasado 18 de enero) cuya misión consiste en identificar y dar a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos. El tuyo se adapta a nuestros criterios de calidad y creo que tus artículos resultarían muy interesantes a los lectores de la temática Filosofía y Opinión»

    Espero que el concepto te resulte atractivo. Mientras, no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial saludo,

    Natalia
    Responsable de Comunicación
    natalia@paperblog.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s