Los tres cerebros de Internet

Paul Mc Lean fue un físico norteamericano que ha pasado a la historia de las neurociencias por una idea revolucionaria: en el cerebro hay tres cerebros. Nuestro cerebro es pues trino como la Santisima Trinidad, cada uno de ellos correponde a un nivel evolutivo, asi poseemos un cerebro reptiliano responsable de la supervivencia y que soporta el control central de los 4 grandes (huir, aparearse, comer, luchar) y es además el tablero de mandos de las funciones fisiológicas acudiendo de oficio a las interfases entre sistemas: metabólicos, inmunológicos, mentales y nerviosos.

A cambio de eso el cerebro reptiliano trabaja con un sistema operativo que no permite demasiadas sofisticaciones y aunque  ha demostrado ser eficaz para sobrevivir gestionando esas respuestas arcaicas que tan bien domina, no hay que pedirle más: nuestro cerebro reptiliano no piensa, ni planea, ni anticipa, ni decide solo reacciona conforme a un plan preformado por la filogénesis de la especie de una manera ciertamente estereotipada y rígida.

Sobre él se encuentra nuestro cerebro mamífero, nuestro cerebro social, emocional o visceral como dicen otros. Este cerebro es un diseño evolutivo posterior y  prestaciones un poco más sofisticadas: tiene memoria individual y significativa y opera según su experiencia personal, tampoco piensa ni tiene palabras ni planea pero puede detectar amenazas, establecer vínculos y sentir emociones complejas, como amor, odio, apego, celos, envidia, codicia, ira, etc. Sincronizado con el cerebro reptiliano es ideal para ampliar un poco más la previsión de amenazas externas pudiendo anticipar y planear estrategias más complejas que la huida o la lucha. Del mismo modo es capaz de complejizar los vinculos sexuales y extenderlos más allá de la consecución de placer sexual inmediato: la tendencia monógama y la dependencia son residuos de nuestro paso por este sistema operativo mamífero.

Y luego apareció la corteza cerebral, una delgada capa de células enchufadas a los canales sensoriales que aumentaron su grosor en los primates y que permitieron al Sapiens un gran hallazgo: la emergencia de la coniciencia recursiva, saber que se sabe, de ahi que la aparición del lenguaje como sistema de señalización y comunicación entre individuos tuviera un enorme éxito adaptativo y nos hizos ser como somos. El sistema operativo que gobierna la corteza cerebral es un poco más sofisticado que los anteriores, pues nos permite codificar el mundo de forma semántica, es decir captando de él el significado y el sentido subjetivos y alejándonos del condicionamiento reptiliano o del emotivismo ciego del cerebro límbico (mamifero), nos alejó del determinismo puro y nos hizo más libres.

Estos tres estadios evolutivos, son en resumen el hallazgo de Mc Lean, pero el lector no debe entender que se trata de etapas aisladas que una vez superadas dan lugar a la emergencia de otra nueva. Todo parece indicar que se trata de estructuras jerárquicas anidadas es decir, que una está inscrita en la inmediata superior y que el cerebro cuando responde lo hace como un todo y no como agencias separadas o individuales que trabajan aisladas.

No hay borrón y cuenta nueva en la evolución sino que las tres etapas se solapan en una especie de sincretismo biológico.

Una estructura inscribe, contiene y trasciende a la inmediata inferior buscando siempre la mayor relevancia de contexto individual y adaptativo a cada una de las respuestas que nuestro cerebro emite contando entre estas respuestas a lo que no son sino simulaciones del mundo real, es decir a la propia autopoyesis de nuestro cerebro.

Recientemente andaba buscando por Internet información sobre la web 3. 0 y me encontré con este artículo donde me di cuenta de que en realidad Internet es como un ente vivo que tambien está sujeto a las leyes evolutivas que como estas de Escher emergen desde patrones mórficos elementales hasta el dodecaedro sagrado atravesando objetos cotidianos intrascendentes.

Aunque en realidad nadie sabe aun los desarrollos futuros de la red, existe una cierta deseabilidad de por dónde deberán andar estos desarrollos. Para mi la idea fundamental es ésta:

  • la web 1.0 contenia personas en red. Para mi equivaldría a un ecosistema natural que hiciera posible la vida reptiliana junto a estrategias de supervivencia en la red. No habia más que recursos dispersos e individuos que trataban de sobrevivir  aunque con poca o nula interacción entre ellos, el email fue su hallazgo.
  • la web 2.0, es la red actual, hay personas conectadas con personas y en red que utilizan redes sociales, paginas web, blogs, foros y chats. Los motores de busqueda aun son toscos y tendentes al error, no existe discriminación entre lo verdadero y lo falso, lo util de lo banal. La web 2.0 se caracteriza por la ausencia de jerarquias en el conocimiento, hay mucho pero sin codificar. La opinión del experto vale tanto como la del radical antisistema y todo depende del número de seguidores de cada cual. Las ciberrelaciones son el hallazgo evolutivo de la web 2.0
  • la web 3.0 es la red del futuro y todos los expertos coinciden en llamarla “semántica” e “inteligente” porque podria añadir sentido a las busquedas y jerarquizar sus hallazgos. Estará dotada de sentido y desaparecerán por inclusión las relaciones de persona a persona que parecen reproducir los conflictos de opiniones de la vida real, más que contactos entre personas se intenta que la web 3.0 ponga en contacto estados con estados mentales, expertos con expertos y permita trabajar en serie en proyectos que vayan más allá del individualismo mamifero. La afinidad entre identidades digitales será el paradigma de la web 3.0.

Si esto resultara ser cierto e Internet evolucionara en este sentido no sólo reproduciría al cerebro humano sino que lo superaría señalándonos la próxima etapa evolutiva. Lo cierto es que nosotros también tenemos corteza cerebral y a pesar de que somos muy listos e inteligentes no hemos conseguido hacer desaparecer ese egocentrismo patético que algunos creen es el obstáculo principal para que el mundo avance. La web 2.0 está aun muy preocupada -demasiado- por los derechos de autor, el lucro, los negocios o la publicidad. La web 3.0 demarcará un segmento de la red que sin interferir en los intereses de algunos podrá ser utilizada con otro tipo de presupuestos como la solidaridad, la innovación, el trabajo en red o la diversión compartida por personas afines más allá de los Egos y la simulaciones de los nicks. Su hallazgo evolutivo será una nueva conectividad con el nosotros todos.

La web 3.0 será el fin del narcisismo del hombre pues nos permitirá entender que “ir cada uno a lo suyo” es una estrategia anticuada, trasnochada y destinada al fracaso. Algo asi como una medicamento antiterritorial como el que soñó Arthur Koestler.

Es por eso que le deseo un buen futuro a Internet, pues es el futuro del Sapiens.

Nota liminar.-

Como siempre sucede en la vida esta idea que creia original ya se le habia ocurrido a un neurólogo que la publicó en el BMJ (Bristish medical journal). Para aquellos que la querais leer (en inglés) podeis bajarosla desde aqui en version pdf.

9 comentarios en “Los tres cerebros de Internet

  1. Antes incluso de leer el artículo de la BMJ, me apresuro a preguntarme en forma de comentario ¿por qué será que tras casi 700 posts y cientos de artículos se me activan con la misma intensidad de siempre las parótidas y las sublingüales? Pues -creo- es algo inefable, ¿para qué intentar explicarlo?
    Deliciosa la heterodoxia, en este caso para paralelizar la magia del 3 para segregar esperanza en un mundo mejor, aunque pase por (o gracias a) esta prodigiosa red de Indra. Aplausos hasta el paroxismo, Rey Carmesí.

  2. Siguiendo con tu razonamiento tendríamos ya que hablar de la Web 4.0, la web de las cosas, por que poco a poco todo dispositivo, se acoplará a la web e interactuará con la especie sapiens, ampliando aun más los alcances de la posibilidad.
    un abrazo
    Andres

  3. Sí, es fantástico tres cerebros y tres webs. Una web semántica 3.0 , ¿pero es que la web no fue semántica desde el comienzo? o ¿acaso los que vertían contenidos en la red, web.1, lo hacían siguiendo un idioma nuevo que no era comprendido por nadie?

    No, la red fue semántica desde el principio, desde el comienzo aquellos que tenían algo que decir lo dijeron a través de páginas webs o a través de blogs, la información siempre estuvo presente y fue gratuita.
    La comunicación se estableció a través de la lectura de artículos y mediante los emails que establecían una comunicación privada , con intercambio de conceptos o de información de aquellos que querían compartir algo.

    Lo que no había al comienzo eran las redes sociales y esto es lo que ha proliferado en los últimos años al mismo tiempo que la comunicación a través de chats y no a través de emails. La perversión de la red está en estos últimos instrumentos que provocan la alienación de las personas, enchufadas a mundos virtuales que les lleva a sufrir una adicción, a estar anganchados que no conectados, porque provocan confusión al equiparar las relaciones que se establecen en la realidad tridimensional y no tienen nada que ver.

    Millones de personas pululando por las redes sociales donde se comunican a través de la palabra escrita sobre todo y esto altera el origen del lenguaje. El lenguaje no debe ser alterado, el lenguaje es sagrado y tiene una consecución lógica. Cuando las personas charlan, hablan, lo hacen de viva voz. La voz es el instrumento de comunicación entre dos personas cuando están charlando y lo es desde el comienzo del lenguaje. Las humanos nunca nos hemos comunicado a través de la palabra escrita en tiempo real y esto nuestro cerebro no lo tiene asimilado. El lenguaje es en origen la expresión de una acción, de un movimiento. Es la acción interiorizada. Y el movimiento sólo se produce en las tres dimensiones. La diferencia entre un sueño y la vida real es que la vida se transita, si sólo estuviéramos quietos observando lo que sucede a nuestro alrededor no tendríamos sensación tridimensional sino que sería como una película o un sueño en nuestra mente. Lo que provoca el salto de la pantalla mental al mundo real es que nosotros transitamos la realidad, no sólo participamos del sentido de la vista sino que los otros sentidos complementan la información dando el concepto verdadero de realidad. El espacio no es una imagen dibujada en tres dimensiones sino que las dimensiones de una mesa se pueden tocar. La distancia entre dos puntos puede ser recorrida mediante una acción que denominamos ” caminar”. La realidad no es lo que se ve sino lo que además se puede transitar, oler, tocar y la red no se transita sólo se ve, esta es la confusión que puede producirse en las redes sociales.

    Una web 3D, lo mismo que las películas tridimensionales no es nada más que una reproducción de un estado onírico, un estado de conciencia alterado, porque las sensaciones sólo son reproducidas en la mente sin que el cuerpo participe de ellas y el hombre no sólo es mente sino que tiene un cuerpo, un cuerpo vivo, los sentimientos deben ser transitados por el cuerpo.

    Mens sana in corpore sano

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s