Negocios pasados y pirateria digital

En un post anterior hablé de mi fascinación por el fenómeno del twiteo, decia alli que se trataba de un nuevo género literario. En este post voy a plantearme otra cuestión que afecta no solo a los twiteos, sino a los posts en general y a todo lo que se publica en Internet incluyendo eso que ha venido en llamarse “compartir” archivos, un tema candente y de actualidad con opiniones enfrentadas.

Compartir, para mi, significa utilizar entre varios algo que se partió previamente. Esta partición no es hacer pedazos un libro o un disco sino partir o separarlo de su valor original, compartir no es robar porque la compartición no pertenece a nadie ni la copia tampoco, se trata de un negocio trasnochado basado en la aquiescencia a una autoridad que nos oprime. Compartir es depositar la copia en el lugar que le corresponde: un disco duro o una permanencia on-line y no limita la capacidad de otro para usarla, compartir no atenta contra la libertad del autor pues el autor solo tiene derecho a la “propiedad intelectual” y a cobrar por su original. La copia de algo no es un original y por lo tanto no vale nada más allá de lo que cuesta imprimirlo. El dinero solo puede gastarse una vez, ¿por qué las copias tienen el mismo valor que los originales?

Como mis twiteos de ayer, que no sólo no valen nada sino que además nadie los lee. Simplemente se han caido al infierno de la red, ya no están en portada, no son actualidad y además de eso: no tienen copyright.

¿Por qué mis twiteos no tienen copyright y los discos de Ana Belén si los tienen?

Lo cierto es que la celeridad que impone la red ha propiciado una instalación en el aqui y ahora tal y como me contaba mi buen amigo Andres Schuschny mientras comiamos chuletas en un bar de Castellón recientemente. Para Schuchsny esta manera de operar generará  largo plazo una disipación del pasado. Nadie tiene un pasado en Internet aunque sí una credibilidad digital, unos lectores fieles y un prestigio que procede de dar gratis aquello que otros dan pagando.

Creo que se trata de una de las diferencias entre los que publican en papel y los que publican en digital. El papel permanece, se amontona y cria ácaros, la red se modifica dia a dia y no queda ni rastro de algo que se dijo anteayer. Los del papel o plástico cobran royalties y pueden no trabajar y dedicarse “en exclusiva” a su oficio de entretener a los demás.

¿Pero puede hoy sostenerse que una persona viva de vender copias de papel o de plástico?

Será por eso que la SGAE ha sacado a sus músicos a protestar porque dicen ellos que si no se ataja la pirateria dentro de unos 5 años ya nadie hará musica, a lo que ellos llaman, pomposamente, cultura siendo como son agentes del entretenimiento muy bien pagados que cobran no por lo que trabajan hoy sino por lo que trabajaron ayer.

Y además confunden los productos comerciales con los bienes culturales ignorando el hecho de que el mejor bien cultural es internet y toda la tecnología ligada a él.

Que yo sepa no existe ningun oficio que obtenga sus beneficios por algo que no esté haciendo en la actualidad.

Pero en realidad el debate de fondo es sí es honesto y legal cobrar por una copia en papel o plástico de algo que se puede duplicar hasta el paroxismo como una célula cancerosa.

¿Cual es el limite del beneficio?

Alguien podrá decir que el limite lo pone el mercado.

A lo que yo añado, que por desgracia lo pone el mercado, pero es muy bueno que comencemos a plantearnos que determinadas reglas dictadas por el mercado son parasitarias y ciertamente injustas.

Hay otra variable moduladora junto al mercado y es la tecnología: la tecnología hace posible lo que el mercado hará mañana probablemente con distintoa actores pues los actuales quedaran absolutamente desacreditados. Los músicos del futuro tendrán que reinventar su oficio.

¿Se imaginan la cara que se les debió poner a los monjes copistas del medioevo cuando se inventó la imprenta?

Supongo que no les haria mucha gracia, pero ellos siguieron con su trabajo de copiar incunables simultánemente al trabajo de las rotativas.

La imprenta no terminó con las copias de los monjes sino la desaparición de los monasterios y la falta -por asi decir- de vocaciones.

La llegada de los ordenadores, la red global, los sistemas de compartir archivos y las web dedicadas a difundir música o cine proliferan por doquier y seguramente terminarán con oficios que hoy son muy lucrativos y con industrias boyantes. Pero no se preocupen los señores de la SGAE que ya aparecerán otras oportunidades de negocio.

En cualquier caso los que tienen que adaptarse son ellos y no nosotros.

A mi lo que me preocupa no es tanto que los cantantes se queden sin negocio sino que los que alimentamos blogs y lo hacemos además gratis tengamos esa sensación de transitoriedad. Supongo que nos tendremos que adaptar como ellos a dejar de ser pequeñas estrellas literarias y renunciar a esa pequeña vanidad que no cobra royalties pero que es igualmente egocéntrica.

Y todo seguirá asi, los lobbyes tratarán de protegerse con leyes, firewalls y desenchufando los p2p y asi será hasta que seamos conscientes que el nuestro poder no está en el voto sino en qué cosas consumimos y qué cosas regalamos.

Yo me apunto al futuro aunque me quede sin pasado. El pasado sólo puede interesar a aquellos que viven de él. Es por eso que seguiré escribiendo post y twiteos destinados al olvido.

Y ahora que viene Navidad es un buen momento para ejercitar tu poder contra la pandemia social del consumismo. Aqui hay un buen post sobre el asunto, para que usted vea cual es el verdadero problema, en realidad todos esos cantantes pancarteros no se quejarían tanto si no vieran peligrar un negocio que subsiste gracias a ti.

Y lo que a ti te sobra es porque le falta a otros.

2 comentarios en “Negocios pasados y pirateria digital

  1. El otro día escuché un comentario que me hizo mucha gracia. Hablaband de dos amigos que había ido al cine a ver “planet 51” que está siendo un éxito. Uno de ellos era director de cine, y dijo “¿te has fijado en que este mes se ha roto varias veces el record de taquilla desde hace años? No, claro. No te has fijado, porque no lo han publicado en ningún medio!!! No interesa porque hay que seguir diciendo que la piratería va a acabar con el mundo!!”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s