La generación del Yo

memes-danger

A la Psiquiatría no le gusta demasiado la palabra “narcisismo”.

Y es comprensible porque en realidad el concepto “narcisismo” no procede de la Psiquiatria sino del psicoanálisis. Fue Sigmund freud quien lo rescató de la mitología y se lo enfundó a ciertas caracteristicas de la evolución de la mente infantil y no tan infantil.

De tal manera que hoy, esta palabra tiene múltiples acepciones:

  • Narcisismo como un trastorno de personalidad catalogado por la Psiquiatria en el DSM-IV.
  • Narcisismo como etapa evolutiva de la maduración de la mente.
  • Narcisismo como sinónimo de egocentrismo y opuesta al etnocentrismo.

Y luego está la versión popular, narcisismo seria algo así como estar enamorado de uno mismo, la tendencia a darse excesiva importancia, a la grandiosidad, al sentimiento de que uno está destinado a un alta misión.

Por definición el narcisista sería aquel que no sólo se da a si mismo una excesiva importancia sino que se la quita a los demás. Pues todo parece indicar que el Yo engorda precisamente a base de suplementos de autoestima que se sustrae vampíricamente a otros: a los que piensan y sienten de manera diferente. Pues el narcisista no puede tolerar las diferencias porque en el fondo siente que los otros son simples prolongaciones de sí mismo.

Algo asi parece que les sucede a los niños.

Cuando somos pequeños creemos que lo que uno piensa y siente es necesariamente lo mismo que piensan los demás, que lo que vemos o percibimos coincide con lo que ven y perciben los otros. El otro simplemente no existe como una persona separada que tiene sus porpias necesidades y opiniones sino que se siente como una interface, como una prótesis del Yo, una especie de prolongación externa de nuestro propia mismidad. Asi que es lógico que tengamos una enorme decepción cuando comenzamos a vislumbrar que el otro siente y piensa diferente y mucho más que eso: cuando notamos que el otro no adivina nuestras necesidades o cuando no anticipa nuestros deseos. Es un dia catastrófico aquel en que damos el salto y descubrimos que el otro es un otro.

Ese dia perdemos magia, intensidad y grandiosidad, algún juguete valioso se rompió en nuestra ludoteca particular, desde entonces no tenemos más remedio que aceptar que el otro no es un Yo adherido sino alguien con una subjetividad propia lo que es lo mismo que decir con una subjetividad diferente.

No tenemos más remedio que aceptar que el otro es libre.

Y negociar de forma interminable cada posición individual.

O eso o la confrontación, pues cada meme narcisista no hace otra cosa sino tratar de imponer su punto de vista a los demás.

Creo que el narcisismo más que un conjunto de rasgos de personalidad o estilos de relacion interpersonal puede definirse tambien como la condición de ciertos tipos de conciencia primitivas que encuentran anidadas en los organismos individuales en las condiciones idóneas para sobrevivir, en realidad el narcisismo es un meme, una idea que encuentra muchas razones para parasitar las mentes de las personas concretas y que puede traducirse en la práctica por un individualismo feroz y un vacío sustancial que no sólo desconoce al otro sino que lo elude en sus diferencias y se encuentra precisamente por eso en guerra permanente con lo diferente.

Toda la patología psiquiátrica, social, y cultural se encuentra infectada por este meme.

Aunque los modos de infección son diversos y proceden de distintos entornos.

Los que alcanzamos la mayoria de edad en la década de los 60-70 somos probablemente los individuos más narcisistas de la historia reciente. Mi generación se caracteriza por la rebeldía, el idealismo y el individualismo. Somos narcisistas rabiosos aunque con algun toque de trascendencia, somos muy fáciles de reconocer y tenemos además una carcteristica astrológica común: todos tenemos a Plutón en Leo, algo que infectó a toda una generación como suele hacer Plutón, un planeta que tarda algunos años -tantos como una generación- en transitar por un signo zodiacal (248 años en transitar por todos ellos).

Aqui hay una buena descripción de las caracteristicas de haber nacido bajo esa influencia:

Plutón estuvo en Leo desde 1.939 hasta 1.957, un período marcado por las experiencias traumáticas de la Segunda Guerra Mundial y el lanzamiento de la primera bomba atómica. Perteneces a una generación que experimenta con frecuencia períodos de intensa creatividad, haciendo posible profundos cambios en la vida interior, una intensidad creativa que es buena para la música, la poesía, el arte etc. Eres muy sensible (incluso vulnerable) cuando se trata de expresarte, de «sacarlo fuera».

Somos la unica generación que tiene un himno a su propia generación, este de The Who:

Somos la generación que llegó a la luna y la de los grandes descubrimientos científicos, los que se opusieron a la guerra de Vietnam y los que inventaron la musica pop, los del amor libre y los de la psicodelia ,los de la paz universal y los de las barricadas de Paris en 1968. Somos la generación que sobredimensionó el Yo y lo elevó a los altares.

Pero fuimos tambien los primeros en sucumbir a las nóminas y a los intereses, a las mentiras y a las apariencias, fuimos, por asi decir, los abanderados del “cada cual a lo suyo” que sustituyó nuestra consigna mas conocida. “A mi nadie me dice lo que tengo que hacer” o la aun más conocida:

“Prohibido prohibir”

No es de extrañar que mi generación haya oscurecido -por su brillantez- a las siguientes y posteriores generaciones mucho más light o incluso incógnitas como aquella generacion X de la que no conocemos aun su identidad y que terminó por diluirse en los efluvios de las drogas o de la anomia social.

Ken Wilber escribió sobre nosotros -sobre él mismo- en un libro ya mitico titulado “boomeritis” que es como él llama a la enfermedad del narcisismo que se instaló en toda nuestra generación – la del “baby boom”-, aquella que creció de espaldas a la segunda guerra mundial y nació -entre nosotros- en la postguerra española.

spiral-dynamics

Para Wilber la “boomeritis” es el principal obstáculo para alcanzar el pensamiento de segundo nivel, es decir aquel estado de expansión de la conciencia -una expansión que se realiza en espiral- segun la teoria de la “dinámica espiral” propiciada por Clare Graves que representaria el alcanzar un estado tal de elevación que superara las contradicciones y antagonismos propios del pensamiento egocéntrico que caracterizaría el primer nivel.

Pero la boomeritis no aqueja solamente a mi generación porque el narcisismo-egocentrismo es desde el punto de vista evolutivo muy potente: representa algo asi como el muy adaptativo “sálvese quien pueda” que seguramente ha producido grandes servicios a nuestra especie. Despegar de él no es cosa fácil sobre todo en un mundo donde el lucro y los rendimientos personales seguidos de premio o de recompensa son los ídolos en los que creen la mayor parte de la población infectada.

Sin contar con el hecho psicológico de que primero tenemos que diferenciarnos para más tarde integrarnos. Muchos de mi generación lograron el primer objetivo pero no el segundo.

La generación actual (los que tienen ahora entre 20-30 años tienen tambien un gran riesgo de boomeritis a pesar de pertenecer a una generación donde la amistad  y los valores cooperativos han terminado por desplazar el autoritarismo y las decisiones fuertemente jerarquizadas al museo de los horrores de la historia. Esta generación que practica el relativismo pluralista puede fenecer de éxito precisamente por no saber discriminar la jerarquia de crecimiento de la jerarquia opresiva, su rechazo de todo orden es precisamente el obstáculo más importante con el que tendrán que lidiar y lo que segun Wilber puede llevarles en un siniestro camino de retorno hacia la boomeritis o el narcisismo ensimismado que caracterizó a nuestra generación.

El narcisismo tiene pues varias puertas de entrada.

Ellos deben ser capaces de dotar de sentido a su eslogan fundacional “que cada uno haga lo que quiera” y transformarlo en un sentido cooperativo en este otro “no todas las ideas tienen el mismo valor” lo que supondría una via de escape de su relativismo postmoderno y el atrapamiento de alguna verdad que se coló por entre las grietas del progreso.

Un confundir “churras con merinas” que se adivina en esa nueva falacia que se conoce con el nombre de nueva era, donde casi cualquier cosa es aceptada como verdad simplemente por el hecho de ser nueva o conectar con algo pseudotrascendente y que entre bastidores permite entrever a creadores de nuevos paradigmas que crecen como setas poniendo en cuestión las verdades universales que antaño sostuvieron nuestros sistemas de creencias y donde podemos adivinar a otros narcisistas tratando de venderse a si mismos ocultos tras sus máscaras de siempre.

Un narcisismo especulativo, tendencioso y que además cobra royalties.

11 comentarios en “La generación del Yo

  1. O a lo mejor, es que cada generación tiene el derecho y el deber, o simplemente sucede que, buscando su identidad acaban en ese relativismo postmoderno, que en si mismo no significa nada mas que lo mencionado antes. No me parece que una generación sea mas brillante que otra. Incluso soy optimista, de tener que quedarme con alguna generación, me quedaría siempre con la última.
    Razonando a otro nivel de análisis, incluso el hablar de generaciones me parece un interesante ejercicio intelectual, mas solo eso.
    Un saludo.

  2. Recuperada, añado que la generación actual deberían leer algo de Wilber. O, en su defecto, al menos el Quijote.
    PS: deliciosa la metáfora de la prótesis, y también la del vampirismo.
    🙂

  3. Menudo coñazo (con perdón) el Quijote. Seguro que tu tampoco te lo has leido completito, jajajaa. Me mola mucho mas “la soledad del corredor de fondo”, se relaciona mejor con lo que quiero decir….
    Por otra parte, lo del relativismo postmoderno como un déficit generacional, me suena tan ñoño, tan, como lo diria……tan acartonado, pero sobre todo, tan de Rouco (no Sifredi, Varela) que no puedo tener simpatía por el término, aunque lo respeto como opinión.
    Saludos-

  4. Pues sí, lo he leído tres veces, es un buen compendio de psicología, y además divertido 🙂 (y según algunos analistas, con matices cuánticos entre lineas).
    Wilber es más complicado de entender, y menos divertido pero seguramente más aleccionador en otros aspectos.

  5. Wilber, me parece que da muchos bandazos, así que me temo que no se entendía ni el (lo cual me parece interesantísimo, por cierto).
    Evidentemente, respecto al quijote….Y un psiquiatra encontraría matices psicopatológicos y se avendría a ingresarlo de forma involuntaria. Paco, yo como tu, retazos. El cine, la literatura, la televisión y lo que he “tolerado” leer de seguido me dan una idea, ahora bien, el plantearlo como se plantea como “la” obra literaria de referencia me parece mucho. Personalmente me quedo con Shakespeare.
    A Rocuo Varela le traumatizó que le llamaran “María” , por eso optó por la represión y ahora le brinca el ojo cuando le hablan de la relatividad.

  6. Gracias por el oportuno artículo.
    Wilber és mas que una panacea para la prolongada crisis de nuestra geracion, és, tambien y sobretudo, una cartografia civilizacional.
    Paco Traver lo deci habilmente. Las rutas (conceptuales y funcionales) del narcisismo e lo etnocentrismo teniam território, todavia no teniam mapas. Para Wilber y para su teoria integral, las fronteras no son fixas, evoluem en espiral hasta la hipótesis de una otra tierra y de un otro cielo… és decir: la cartografia de Wilber és alquímica. És tanto más alquímica quanto mayor for el conociemento científico, transferindo lo personal y lo etnocêntrico para lo global y para la conciencia transpersonal, holográfica.
    Gracias, Paco Torras!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s