No brilla el sol

Ninguna canción ha sido tan versionada como esta de Bill Whitters llamada «Ain´t no sunshine» que quiere decir algo asi como «No brilla el sol». Lo cierto es que siempre me he preguntado qué tiene esta canción para que se haya reproducido clónicamente como una célula cancerosa. Y es que seguramente en el arte hay un germen que tiende hacia la inmortalidad. Pueden ustedes comprobar que aunque la canción es siempre la misma parece distinta cantada por cualquiera de estos artistas que haciéndola suya la transformaron.

Porque para eso estamos en el mundo: para transformar lo que nos encontramos.

Somos lo que transformamos; esa es nuestra misión.

Esta es la versión oficial de su autor Bill Whiters:

La de un ciego caribeño con vocación de negro, Jose Feliciano:

La de un Sting jovencísimo e  intimista:

Otra de Sting más rockera y en directo:

La del cantante de country Kenny Rogers con canas:

Lenny Kravitz aportó su atmosfera sureña y también probó suerte:

Un rockero como John Waite también terminó enamorado de ella:

Y no podía faltar una versión de negritud femenina, la de Christina Christian:

Esta es la versión tradicional de una banda de blues sucio como la de Fredie King:

Algunas películas tambien se enamoraron del tema en cuestión, como esta de Notting Hill:

Y no podia faltar la versión irlandesa de barrancos y paisajes, aqui.

Y por supuesto algunos aficionados con buenas maneras como esta doméstica Eva Cassidy:

Aqui Teddy Thompson, un blanco con vocación híbrida como siempre sucede en la música, un ejemplo más de fusión con guitarra lloriqueante:

Aqui una versión de terror gótico, no podia faltar:

Aqui otra versión más blusera con Tracy Chapman y Buddy Guy:

Aqui una desconocida version de Michael Jackson cuando era niño y aún negro:

A mi me encantan las blancas como Joss Loner que tienen voces bajas y negras, contraltos recicladas:

No podia faltar la versión a capella con mucha percusión vocal:

Ni la de un baladista como David Cassidy:

Y esta es la versión inexcusable para saxo de Grover Wasington que no me dejan embeberla y solo linkearla. Para oir su improvisación final casi un mantra.

Aqui hay otra versión jazzistica, tropical y playera con una voz femenina. Lo más sugerente es el trajín que se lleva con la falda a causa de la brisa marina:

Aqui la de un desconocido que imita a Joe Cocker con gran éxito a juzgar por los gritos de sus fans:

La socorrida versión wah wah y rapera:

Aqui la de Mama Lion que trata de hacerlo mejor que Janis Joplin. Imposible.

Hasta Chenoa transformó lo poco que quedaba:

Aqui la socorrida versión reggae:

También hay una versión naif para amas de casa freakys:

Y una versión para ballet moderno:

Por si quieres saber como se toca aqui te enseñan: más sencillez imposible, sólo tres acordes:

La inevitable versión parroquial con coro de voces masculinas:

La versión de la cantautora armada de guitarra

O la del violinista neoromántico:

Y uno se pregunta donde estará el misterio de esta canción asi que traté de desvelar, en su letra, el enigma:

Ain’t no sunshine when she’s gone.
It’s not warm when she’s away.
Ain’t no sunshine when she’s gone
And she’s always gone too long anytime she goes away.

Wonder this time where she’s gone,
Wonder if she’s gone to stay
Ain’t no sunshine when she’s gone
And this house just ain’t no home anytime she goes away.

And I know, I know, I know, I know, I know,
I know, I know, I know, I know, I know, I know, I know,
I know, I know, I know, I know, I know, I know,
I know, I know, I know, I know, I know, I know, I know, I know

Hey, I ought to leave the young thing alone,
But ain’t no sunshine when she’s gone, only darkness everyday.
Ain’t no sunshine when she’s gone,
And this house just ain’t no home anytime she goes away.

Anytime she goes away.
Anytime she goes away.
Anytime she goes away.
Anytime she goes away.

Que significa lo siguiente:

No brilla el sol cuando ella no está,
no hay calor cuando ella está fuera,
no brilla el sol cuando ella no está,
y siempre está fuera mucho tiempo
cada vez que ella se va.

Me pregunto esta vez dónde ha ido,
me pregunto si se ha marchado para no volver,
no brilla el sol cuando ella no está,
y esta casa no es un hogar,
cada vez que ella se va.

Y sé, y sé, y sé…

Hey, yo debería dejarla sola
pero no brilla el sol cuando ella no está.

No brilla el sol cuando ella no está,
sólo hay oscuridad cada día,
no brilla el sol cuando ella no está
y esta casa no es un hogar
cada vez que ella se va.

La letra no es gran cosa como puede observarse y desde luego no nos aclara nada el éxito de esta canción que en cualquier caso es el lamento masculino por un amor que por lo que parece pasa poco tiempo en casa.

¿A alguien se le ocurre algo que explique el éxito de esta canción?

A mi si:

Sencillez, pasión, universalidad y autenticidad.

Si usted ha tenido la paciencia de excuchar todas las versiones habrá visto como el tema se acopla a casi cualquier orquestación, timbre de voz, estilo o instrumento y que cada de uno de estos interpretes aportan algo nuevo a la canción que rejuvenece con los años como si hubiera hecho un pacto con el demonio como el Dr Fausto. El elixir que devuelve la vida a este magnifico tema es la sangre nueva, la nueva mirada, hay algo en esa mirada que retroactua con el orginal y lo cambia.

Eso mismo hacemos con los sueños esas creaciones individuales que se construyen sobre una matriz de restos diurnos y de recuerdos. Ain´t no sunshine no es una canción, es una matriz, una estructura, de ahi su éxito, de ahi su sublimidad.

Perversiones japonesas

francesco_jodice-hikikomori-2gr

Japón mas que un pais es un laboratorio donde se ensayan y se ponen a prueba las perversiones más siniestras y abyectas: esas que más pronto o más tarde llegaran a occidente en su versión mas americanizada, en algunos posts anteriores ya me ocupé por el deleite de los pedos japoneses o por las muñecas hinchables de banda ancha. La última de esas propuestas se llama Hikikomori y afecta a adolescentes de ambos sexos si bien los chicos parecen verse más afectados que las chicas un poco al revés de lo que sucede con nuestra bien conocida epidemia de anorexia mental. Los hikikomori son adolescentes que después de haber sufrido en sus carnes cualquier afrenta se retiran del mundanal ruido y se esconden en sus casa sin osar salir de su habitación. Lo más curioso de este aislamiento voluntario es la actitud cómplice de los padres que se limitan a aceptar esa retirada monacal y a llevarles al menos una comida al dia que dejan en el umbral de su habitación. Al parecer esta costumbre que probablemente ha encontrado en Internet un modo de difundirse rápidamente recluta ya un numero considerable de adolescentes y aunque a nosotros los occidentales nos llama poderosamente la atención las autoridades sanitarias o educativas de aquel pais aun no han dicho esta boca es mia.

En este enlace hay un corto reportaje sobre este fenómeno.

Japón es una de esas pulcras sociedades que entre sus estilos de vida recluta conductas de lo más raro e hiperreal de todas las sociedades del mundo. No es de extrañar Japón es una isla y los que hayan leido este post ya saben qué cosa es una isla: un lugar aislado donde las conductas, los valores y las creencias evolucionan separadamente del resto de la humanidad igual que los pájaros o los insectos, si además de esto consideramos las tradiciones locales niponas y las mezclamos con un desarrollo postindustrial voraz estamos en condiciones de entender que esos matrimonios entre el desarrollo tal y como lo entendemos en occidente y unos cimientos conservadores y retrógados no empastan bien por mucho que a nosotros los occidentales nos parezca que las doctrinas zen-taoistas y toda la mistica adherida que se le supone sea una reserva espiritual para nosotros que ya nos encargamos de cepillarnos a las propias. No hay cosa peor que ese híbrido entre tradición y postmodernidad, lo que es de esperar es que se produzcan grandes disfunciones sociales y problemas aparentemente mentales en plan individual que no son sino una especie de esperpento social puesto que no puede haber moral individual en una economia sin moral.

Y hay que recordar que la moral no es una doctrina coercitiva sino sobre todo un atajo para resolver problemas prácticos, alli donde no llega el raciocinio llega la moral. Es por eso que la máxima que rige a un ser humano maduro es una máxima moral y es su falta la que genera todas estas conductas extravagantes que aparentemente asemejan locuras individuales.

Los seres humanos reproducimos en nuestra subjetividad las contradicciones sociales de un modo que bien podriamos llamar mimetismo hiperreal en tanto en cuanto lo real ya ha desaparecido como elemento objetivo y solo puede ser llenado a través de la subjetividad, es decir a través del invento de nuevas subjetividades que atraviesen ese agujero negro que es el descosido social que opera retrógradamente como un bisturí de la mente: lo que penetra desde afuera no es pues la objetividad sino el sin sentido.

Y debe ser por eso que algunos jóvenes no pueden soportar pequeñas adversidades: tener acné, ser rechazados por gordos, por plastas o por pedantes por sus iguales, dicen los que conocen este fenómeno que las adversidades que llevan a estos muchachos a enclaustrarse en sus hogares son tan banales como cualquiera de estas circunstancias que he nombrado más atrás. Y a mi juicio este fenómeno está señalando en una dirección muy clara, los Hikikomori son muchachos que no han encontrado una mediación entre ellos mismos (su subjetividad) y la realidad, el colchón de seguridad de lo imaginario parece haberse diluido en Intenet, entre sus costosos móviles y en esa expectativa que parece atrapar a toda una raza con hondas raices en la inexpresividad de las emociones: algo que consideran siempre de mala educación y que se debe ocultar. Lo cierto es que el mundo no es como lo pensamos en los 60 y hay lacras escondidas entre las bambalinas de eso que entendemos como progreso donde Japón ocupa un lugar de hegemonia.

Y es por eso que Japón esta a la cabeza del maltrato doméstico, de la violencia anómica, del indice de suicidios y de la pederastia, pues seguramente los japoneses educados para habitar un mundo tribal, rústico y rural se encontraron después de la segunda guerra mundial con el esplendor del lucro industrial y se lo creyeron, creyeron que de lo que se trataba en la vida era de trabajar, producir, ganar dinero y gastárselo después en unos 15 dias de vacaciones al año. Debe ser por eso que los Hikikomori se refugian en el hogar, lo cual tiene su gracia pues es en Japón donde es imposible hablar de hogares. Ya no hay hogares porque todo el mundo trabaja hasta la extenuación hasta la hora de cenar domingos inclusive, Será por eso, por una especie de vocación transgresora que estos muchachos no salen de casa, reivindican asi un lugar para vivir y no solo un lugar de paso para ducharse. Y es que en el síntoma hay un nudo donde siempre encontraremos apresado un deseo, pues es eso la pulsión, un nudo entre el deseo y su prohibición o su imposibilidad. Y en Japón es imposible vivir en un hogar, todos han desertado de él y lo han cambiado por una fabrica y un coche.

En este video de animación podemos contemplar cómo trascurre la vida de un Hikikomori:

¿Son suicidas en potencia tal y como sostiene esta noticia? ¿Son agorafóbicos? ¿Son esquizoides? ¿Son enfermos, activistas o peleles?

Lo peor de todo será que cuando la masa critica amenace al pais entero se buscará un etiqueta psiquiátrica para explicar esta conducta tan llamativa y entonces ya todo estará perdido puesto que la transgresión habrá quedado convertida en una patología mental.

Algo asi sucede tambien con la pederastia en Japón que esta casi permitida con tal de que no se enseñen los genitales y donde hay lolitas que a sus 10 años ya son superestrellas -como Rei- del porno infantil y que llenan las portadas de las revistas  como aqui sucede con los futbolistas o las modelos escuálidas. Alli, al parecer lo que se valora son las nalgas infantiles y esa mezcla entre pudor y sensualidad que tanto gusta a los hombre japoneses junto con esa estética tan de moda incluso en occidente llamada manga o hentai.

Lo que viene a decir que las sociedades reprimidas desarrollan todas las capacidades de lo perverso tal y como Freud avanzó hace mas de cien años.Pero hay algo peor que la represión sexual y es una represión sexual yuxtapuesta a la idea de que el dinero todo lo puede comprar o que vale la pena sacrificar cualquier cosa con tal de acceder a ese mundo de lujo que el dinero promete y por el cual los padres sacrifican sus hijos (más bien a sus hijas) para ofrecerlas a tan floreciente mercado. La represión sexual combina muy mal con el dinero y muy bien con la miseria: las sociedades liberales hallan precisamente en esta combinación su veneno perfecto para los individuos concretos, levantar las prohibiciones es precisamente la manera perfecta de fabricar perversiones y conductas inexplicables sobre todo si se hacen al paso del mercado y de espaldas a la tradición. Hay paises que simplemente no pueden aspirar a un modelo liberal porque sus raices se hunden y flotan aun en sus creencias medievales, Japón es uno de esos paises, es por eso que la democracia no es exportable y es por eso que los paises que se convirtieron de grado o por la fuerza a nuestro modelo de vida se encuentran en una crisis que no sólo es económica sino moral.

Pero la batalla está perdida si pretendemos resolverlas desde la psiquiatrización, la psicologización o la imposición de una moral a la fuerza. Determinados problemas morales no tienen solución desde dentro de la moral y las  sociedades avazadas están ya dando muestras de putrefacción. Sin cambiar la economía, sin conseguir un nuevo diseño económico pensado para el hombre y no para el beneficio estaremos siempre dando vueltas al mismo problema: apenas hayamos conseguido extirpar una lacra aparecerá otra peor, como un karma repetitivo que busca expresarse en lo real.

Pero es imposible construir un mundo moral si antes no inventamos una economia real que combine los avances tecnológicos, las comodidades del progreso con la moral humana y la responsabilidad.

Hagamos justa la economia y tendremos un mundo sin Hikikomoris.

Y sin pederastas, ¿por qué quien pagaria por contemplar el culo de un niño en un entorno sin represión y sin miedo?

La monja cuántica

monja-volandoSi Schrodinger y su gato levantaran la cabeza quedarían asombrados con la noticia que apareció esta semana en la contraportada de la Vanguardia. Lo dice un fisico cuántico llamado Antonio Acin investigador del ICREA: el titular es este: «ya podemos teletransportar el estado de un átomo a otro».

Aunque uno no debe fiarlo todo a los titulares y hay que leerse la noticia de cabo a rabo, en realidad lo que viene a decir Acin es ya la conocida cantinela (que cada cual interpreta a su manera) de que las particulas elementales son duales, en el sentido de que pueden comportarse como particulas o como ondas, lo que es lo mismo que decir que ahora son materiales y ahora son energia. A la gente lo que le viene a la cabeza cuando oye hablar de esto de la teletransportación es la serie Star Trek o la más reciente ciberdiversión de Second life pero Acin afirma que aunque hoy estas teletransportaciones solo pueden hacerse con particulas subatómicas nada nos impide especular con que el dia de mañana lo podemos hacer con sujetos vivos y enteros.

Primero se teletransportó un fotón, o mejor dicho el estado de un fotón a otro: sin embargo la imaginación humana lo que piensa es que el objeto desaparece de un lugar y aparece en otro, pero no apareceria todo su Yo asi en bruto sino que lo que se teletransportaria seria la informacion energética de su Yo que habria abandonado su cuerpo para instalarse en otro cuerpo vivo o inerte. Acin afirma que la teletrasportación ya es posible con fotones, es lástima que los fotones no sean señoras en edad de merecer porque el fotón en si mismo asi como que no interesa nada más que a los fisicos que tratan de enviar información cuántica lejos, algo que se haria en la frontera de la velocidad de la luz aunque a mi no me extrañaria nada que el dogma einsteniano esencial «nada puede viajar más rapido que la luz» dentro se poco se viviera abajo tras el invento de algún catalán de esos que investigan sobre ordenadores cuánticos.

Un ordenador cuántico es aquel que en lugar de operar sobre sies o noes, operaria de forma borrosa con sies y noes al mismo tiempo, de manera que trabajaria con la suposición de que tanto el cero como el uno pueden estar presentes en una operación dada y que no resultarian excluyentes entre si, lo cierto es que este tipo de ordenadores renunciarian a la dialéctica hegeliana y a la categorizacion y procesarian el mundo en términos dimensionales más proximos a la realidad real, esa que no admite sies o noes categóricos sino un segmento intemedio entre ambas realidades. La criptografia cuántica es al ámbito de mayor intereés para los investigadores por aquello de las ganancias. ¿Se imaginan ustedes lo que será Internet el dia en que nadie salvo su destinatario pueda leer un email? Simplemente los emails se borrarían si tratara de leerlos un intruso, la aplicaciones militares y prácticas que tiene este invento son demasiado largas para ser explicitadas en un post como este, pero seguramente representará el fin de esa lacra que conocemos con el nombre de spam y tambien con los espias domésticos o laborales que nos acechan.

En este cortisimo video lo explican:

Acin plantea un nueva versión del gato de Schrodinger en variante moderna, es ésta: supongamos que yo tengo un dado y me quedo en la tierra y que usted tiene otro dado y se va a la luna. El resultado de su tirada en la luna y el mio en la tierra no son predecibles pero se da el caso de que hay algo en los dados que les obliga a hacer la misma tirada como si un hilo invisible les enlazara. Este enlace entre fotones o atomos se conoce como enlace fuerte y existen ya cientificos, Arndt entre ellos, que se encuentran estudiando estos enlaces fuertes en las moléculas del carbono que ahora podrian ser inorgánicas y ahora virus: El sueño de una molécula de carbono es al parecer transformarse en virus. Como el gato de Schrodinger cuya vida o muerte depende del observador que abre la ventana para comprobar el estado del animal. En este post existe una buena explicación del experimento de Schrodinger.

Claro que hay casos de teletransportación descritos desde la antigüedad, me refiero a casos de teletransportación o bilocación (estar en dos sitios a la vez) y como siempre sucede los casos conocidos se deben a monjas y frailes. Eso pareció sucederle a Sor Maria Jesus de Agreda cuyo caso nos cuentan aqui. Claro que este caso no es el único de bilocados, España ha dado, al parecer muchos campeones de bilocación tantos como de tenis: en esta web hay una buena colección de ellos. O sea que mucho antes de que se teletransportaran fotones los españoles ya habiamos conseguido teletransportar monjas.

bg-book

De eso va la novela de Javier Sierra, una especie de thriller medieval con misterio incluido, novela histórica de ficción le llaman a eso que tanto éxito tiene desde el Codigo da Vinci.

Y es que los misterios venden mucho porque nos permiten soñar sin caer en la cuenta de que es precisamente en el sueño donde podemos bilocarnos y teletransportarnos casi cada noche sin que al dia siguiente seamos demasiado criticos con esta función de nuestro sueño. Podemos estar en dos sitios a la vez y no solamente en los sueños sino en todos los estados modificados de conciencia como el éxtasis, el trance o la intoxicación psicodélica. Lo malo es que cuando estamos en ese tipo de estados -por ejemplo durmiendo- pocas veces mantenemos la suficiente lucidez onirica para guiar nuestro propìo sueño, no sabemos soñar y creemos aun que los sueños son algo ajeno, algo que alguien puso allí. Naturalmente que no se puede estar en Méjico o en Segovia a la vez en un universo real, ese donde las leyes fisicas no pueden modificarse pero es una posibilidad para nuestro cerebro sobre todo cuando estamos soñando o en trance.

Es una lástima que los humanos no hayamos aprendido aun a modificar nuestros estados de conciencia a placer y necesitemos creer aun en que algun aparato cuántico nos salve del apuro y nos permita viajar en el tiempo: una actividad que hacemos todas las noches a base de contraer o torsionar el tiempo cronológico, ese que preside nuestra vida vigil pero que parece plastilina durante el sueño. Una de las formas mas baratas de autoprovocarse modificaciones de conciencia es el ayuno y será por eso que nuestros teletransportados medievales eran casi siempre clérigos o monjas, profesionales del no comer.

Nuestra mente es un burbujeo constante de tipo cuántico y no hay más que sentarse en un sitio cómodo y autoobservarse, aprender a hacerlo para entender lo dificil que resulta para los individuos occidentales parar o detener ese parloteo constante de la mente, a esto se le llama meditación y es uno de los trucos para teletransportarse y no tener que hacer colas en los aeropuertos, es ideal para tiempos de crisis, es barato y carece de riesgos. ¿Aun no lo ha probado?

Mientras tanto aprende a meditar y a autoobservarse a si mismo en ese lugar presidido por la lógica no lineal puede mirar este reportaje sobre las dimensiones en las que nos movemos en nuestro universo real que coexiste al parecer con otros universos planos y de paso…. soñar.

Amores esenciales, seres contingentes.

La vida es un hilo que se mantiene tenso gracias a la succión que ejercen en sus bordes dos vacíos: la muerte individual en uno de ellos y la succión del limbo, ese lugar donde se supone que nos encontrábamos antes de que un espermatozoide y un óvulo salieran de fiesta un buen dia a espaldas de nuestro albedrio y probablemente tambien de la elección de nuestros padres.

Nuestra existencia discurre entre dos incognoscibles, en ese tramo que llamamos vida no existe ningún fundamento para seguir vivos más que a través de una ilusión: la de creer que nuestra vida tiene un sentido. Un sentido que algunos encuentran a pesar de que ese sentido hallado carezca de fundamento. Nos encontramos prendidos pues de una paradoja, la de sentirnos esenciales y al mismo tiempo insignificantes.

Es por eso, que nos afanamos toda nuestra vida en dotar de un sentido a nuestra experiencia concreta aunque en esencia la vida carece de cualquier sentido y es en sí misma un accidente del azar al que nosotros sus dueños y guionistas tratamos de encontrarle alguno, pues sólo es posible buscar sentido en aquello que es un sin sentido.

Y no cabe ninguna duda de que el mejor sentido que puede dársele a la vida es el amor en todas sus versiones y facetas. Es por ello que Jose Antonio Marina, filósofo empedernido en un pais de técnicos de marketing y de reponedoras de supermercado acaba de sacar un libro sobre el asunto del amor que quizá por acercarse San Valentin ya está en las librerias aunque no hay que dejar de lado -por aquello del simbolismo- que S. Valentin nunca existió quiza como exégesis de lo dificil que es esto de entender en qué consiste el amor. «Palabras de amor» se llama a esta entrega donde Marina hace una especie de antología sobre un género denostado: el epistolar con intención amatoria. La vieja y desacreditada carta de amor, un género literario que ha venido a  reciclarse a si mismo gracias a los sms,  los emails o  los chats que han venido a sustituir al anticuado sobre de estanco y sello de Franco de una peseta.

Nada que ver con estas palabras de amor que cantaba Serrat y que suenan un poco casposas ya cuando no aburridas y edulcoradas prácticas de plañideras de pueblo, lo que Marina recoge más que cartas de amor son declaraciones libidinosas, amores turbios y violentos, amores fatídicos más espirituales que carnales, más cercanos a la desesperación que a la conquista. Amores tórridos de entre los que me gustaria destacar el que practicaron Abelardo y Eloisa, él una especie de beato con mala conciencia y ella una especie de madonna sacrificial. No hay que olvidar que ambos amantes vivieron en el siglo XII y que en aquella época, el amor cortés era una especie de trasunto idealizado donde el amante ponia a su amada en una especie de altar para adorarla desde lejos o desde la imposibilidad a lo que ella siempre respondia con fugaces escarceos amatorios de lo mas carnal y de lo más provocador como si ellas, las que habitaban en aquella Europa medieval estuvieran más liberadas que ellos, siempre dependientes de la normas y probablemente de los castigos que habia que esperar si las cosas se torcian. Y solian torcerse porque al parecer Eloisa quedó embarazada y Abelardo quiso casarse con ella a fin de reparar su ofensa pero Eloisa le contestó lo siguiente:

«Ser tu esposa es un gran don que me regalas pero sin renunciar a tal condición quisiera decirte que prefiero ser tu concubina o tu ramera».

Abelardo quedó estupefacto y ni aun asi pudo librarse de que la familia despechada de ella le castrara. Al final Eloisa entra en religión y hasta se convierte en abadesa de un convento desde el que sigue escribiendo cartas de amor al «plasta» de Abelardo que ni así accede a reencontrarse con su amada devocional.

Y es que de amores nadie sabe nada salvo unos cuantos iniciados: aquellos que saben que el amor o es una fechoría o no es nada. Que el amor es una forma de sacrificio a fin de mantener estirados aquellos hilos que se encuentran suspendidos entre esos dos vacios entre los que discurre nuestra vida. Asi lo entendieron los misticos de todas las especies y religiones de entre los que me gustaria nombrar a Rumi, el mistico sufí que busco a través del amor carnal la fusión con el Todo tal y como se entendia el Todo en esa tradición. Dejo dicho Rumi:

«Antes de que en el mundo hubiera vid o uva nuestra alma estuvo embriagada de vino inmortal».

A todos aquellos interesados en la tradición mistica sufi les recomiendo este articulo escrito por mi mismo y recordar que Rumi y Abelardo y Eloisa fueron contemporáneos: todo parece indicar que el siglo XII fue El Dorado en la concepcion extendida del amor. Tambien es recomendable visitar esta web donde existen múltiples ejemplos de mistica sufí que como toda mística gira en torno al amor carnal para trascenderlo en un anhelo de fusionarse con algo más grande que uno mismo. En realidad todas las tradiciones místicas coinciden en una cosa: que hay amores esenciales y amores accesorios, amores de verdad y amores falsos o por asi decir existen dos versiones del amor, una versión dura que está relacionada con el sacrificio altruista y una versión blanda que está relacionada con el beneficio o el egoísmo, no significa que hayan personas egoístas  o altruistas sino que algunos hallan su misión en la vida a través de una posición u otra y  los dos grupos están condenados a encontrarse. Hasta en este blog escribí hace algun tiempo sobre este mismo asunto visto desde el lado de la cosmología, titulé el post  «Amores cósmicos y amores terrestres».

Volviendo a la poesia del siglo XII me gustaria recomendar a mis lectores este poema escrito por una condesa en la soledad de su torre, pues es imposible ignorar las condiciones de aislamiento en que discurrian las vidas de las mujeres nobles en el siglo XII:

Este poema se encuentra en «Breviari d´amor» una profunda investigación sobre textos medievales con música escrita por Jordi Sabatés y cantado por esa extraodrinaria voz de fusión entre culturas que es Maria del Mar Bonet:

Estic en gran desventura
per un cavaller que he tingut
i vull que sigui sabut
mon amor i desmesura.
Ara veig que sóc traïda,
car no li he donat amor
i així estic en gran enyor,
al llit i quan sóc vestida.

Bé voldria, cor hermós,
tenir-vos nu al meu llit,
sols per mi tota la nit
i jo de coixí amorós.
Per tu jo estic més rendida
que Floris per Blancaflor
i et dón mon cor i amor,
mon seny, mos ulls i ma vida.

Bon amic avinent i hermós,
quan us tindré vora el meu pit
i dormir amb vós tota la nit
i dar-vos un bes amorós?
Gran desig ara tindria
de vós en lloc del marit
i en vós calmar el meu neguit
fent tot el que jo voldria.

La condesa como puede observarse está casada pero su añoranza procede de un imposible amor que se encuentra más allá del rango de posibilidades atribuibles a su conducta de noble y opera como una imposibilidad. Y toda imposibilidad opera como un motivador místico pues eso es precisamente la mistica, un intento de reunión con lo imposible, lo incognoscible, o lo inefable.

Los humanos nos encontramos con un enorme dilema pues somos capaces de imaginarnos cosas que en realidad, existan o no escapan de nuestra percepción sensible, usualmente son estas tres cosas:

  • Es imposible volver al limbo, es decir a ese borde del que procedemos y que nos estira succionando nuestra vida desde el pasado, no me refiero solo al pasado histórico de nuestra existencia aun la intrauterina sino a la vida que hubo antes de nosotros mismos como organismo viviente. ¿Dónde estaba yo antes de nacer? Este anhelo es común a todos los humanos minimamente sensibles, es algo que todos nos hemos preguntado alguna vez y que representa un misterio al que nadie ha podido hasta la fecha responderse o al menos venir hasta la superficie con alguna prueba de que ese lugar o estado existe en la realidad.
  • Es imposible tener dos sexos, el hermafroditismo es una utopía en los humanos, o se es hombre o se es mujer, para un hombre saber como siente una mujer es un enigma trascendental como lo es para una mujer saber como siente y piensa un hombre, ambos son seres discontinuos y discretos, no existe posibilidad real de accederse el uno al otro de forma total ni siquiera a través del coito. Y aunque los humanos tenemos algunas estrategias destinadas al autoengaño en relación con la identidad genérica en realidad no se termina de resolver el problema de la plenitud, el problema de estar dividido en dos mitades, el problema de tener que asumirse como ser sexuado.
  • Es imposible ser inmortal y saber que hay después de ese borde que llamamos muerte, simplemente no lo podemos saber aunque si imaginar. Esta disonancia entre conocimiento e imaginación es tan humana como las anteriores y forma parte de nuestra condición de seres faltantes e incompletos.

Es por eso, que existe lo imposible, que los humanos tuvimos que inventar las prohibiciones y es por eso que existe Edipo y todos los héroes trashumantes, representan nuestra condición de seres limitados que precisan limitación y de limites para no perderse en la maraña de significantes imposibles  que los hombres tenemos tendencia a habitar, al menos aquellos que se hacen preguntas y no creen haberlas encontrado a través de la iluminación o de un fanatismo cualquiera. Si lo prohibido existe y es necesario que siga existiendo es para limitar las incursiones de los humanos hacia lo imposible, hacia la implosión del Yo, hacia la locura o la disgregación.

Cuando se disuelven o relajan las prohibiciones se producen grandes malestares colectivos y un incremento de la locura, de la indigencia moral y del sin sentido social.

El amor es desde luego un puente para recorrer este camino de discontinuidad entre lo humano y lo incognoscible siempre y cuando el amador acepte su inmolación en la pira del sacrificio que el amado lleva en sus manos, como un karma que precisa de sacrificios y de relevos constantes porque a fin de cuentas hay quien si sabe -o cree saber- cual es su destino y aquellos que no poseen uno propio no tienen mas remedio sino amar sin condiciones a los elegidos, a esos héroes que no tienen otra cosa que hacer sino bajar al infierno y traer el fuego de los dioses a fin de poderlo compartir con los humanos.

Pues Dios optó por mantenernos en la privación y necesitamos mediadores entre lo divino y lo humano.

Y es por eso que existe el anhelo de fusión, no sólo entre las personas sino entre la culturas. ¿La prueba? aqui abajo:

Ahora vean la versión de la Bonet sobre este tema:

El anhelo de fusión en cualquier caso se opone al anhelo de destrucción o de fragmentacion que tambien preside lo humano como un eterno acompañante de aventura de lo más sublime. Es inutil tratar de separarlos, siempre viajan juntos: sin sacrificio, sin dolor, sin heridas es imposible saltar la discontinuidad humana.

Es por eso que el amor es un arquero y que siempre deja heridas.

 

Mujeres liberadas

Una mujer liberada es aquella que hace una doble jornada dentro y fuera de casa, que cuando es joven es prisionera de la báscula y cuando es mayor de la fibromialgia. Y ustedes se preguntarán ¿donde está la liberación? Pues precisamente en el engaño de hacerles creer que se han liberado cuando en realidad se han convertido en hombres enfermos.

Algunos y algunas pensaron que en esto de la igualdad lo que se trataba era conseguir que ellas accedieran al mundo del trabajo y salieran de la cocina y de sus obligaciones como madres y esposas, de lo que se trataba era de conseguir que las parejitas tuvieran dos sueldos para gastar más y poder tener un adosado más grande. Ella descubrirá demasiado tarde que es demasiado grande porque le da mucho trabajo y cuando la osteoporosis aceche pretenderá venderlo y mudarse a un apartamento más pequeño, cosa que no podrá hacer por aquello de la crisis: el problema es que los hijos, esos zánganos no se emancipan ni pagando, se apoltronaron en casa haciendo uso de ella como si fuera una pensión y ahi siguen, ellas con dos carreras y sin pareja y ellos con múltiples parejas pero sin oficio ni beneficio.

Dicen que el mundo es de las mujeres y lo dicen aquellos que ven en el sexo femenino una supremacía biológica y una reserva espiritual que las impulsa a construir nidos para albergarse a si mismas y a otros, pero lo cierto es que después de aprobar las oposiciones a ellas ya no les quedan estrógenos para ovular y lo que les sucede es que se masculinizaron y es por eso que a ellos no les gustan las ellas y por eso se buscan a sus parejas en otro pais quiero decir en otra extracción social donde al parecer aun existen mujeres como las de antes ¿recuerdan?. El turismo sexual es pues un efecto secundario del mundo que nos quedó aquel aciago dia en que nuestro hogar se convirtió en un sitio de paso pues ya nadie permanecía cerca de la cocina más que las socorridas abuelas a fin de mantener el fuego encendido, ¿pues qué otra cosa es un hogar sino un sitio donde arde una sartén?

tetas

Observen ustedes a esta mujer liberada cocinando sueños eróticos en su oficina.

Ellas desertaron del hogar y ellos desertaron de ellas acogiéndose al colesterol de los fast food como revancha de sus coronarias, aunque claro está primero que todo se las cepillaron sin compromiso alguno pues  es asi como ellas y sobre todo ellos se imaginaron la modernez -tal y como Marx predijo-, nada de compromisos, despues de los anovulatorios y el aborto casi libre para qué ibamos a complicarnos la vida, el problema es que la complicaron en otro sentido y hay que ver cómo.

Alguien de otra cultura -un árabe para más señas- me preguntaba el otro dia ¿por qué las mujeres españolas son tan lúbricas? Yo le explicaba que no era cosa de la españolidad sino de la ocidentalización, que por aqui en Europa -donde su pais no tardará en formar parte- es como se entiende la liberación de la mujer: un ejercicio de a ver quien tiene las tetas más grandes y a ver quien las enseña mejor, que la liberación consiste en la deserción de la cocina y la maternidad para unas (las que tienen dos carreras) y en enseñar el culo para las otras, las chonis.

Claro que no todas las mujeres son asi, pero todas son culpables, como el pueblo alemán fue culpable del genocidio judio, los vascos son culpables de que exista ETA y los judios son culpables del genocidio palestino. Y los palestinos lo son por tolerar un gobierno terrorista. Porque en realidad todos somos culpables, se trata de una culpabilidad compartida, no individual sino colectiva lo que no significa que sea menos impía que la otra. Simplemente no hemos hecho nada para impedirlo.

Eso que llamamos humanidad está enrsocado en un crimen que se repite a si mismo tal y como Freud ya dijo en los malestares de la cultura.

¿Alguien puede imaginarse que un puñado de dictadorzuelos y de policias pueden mantener en vereda a todo un pais durante decenios? ¿Alguien puede sostener la idea de que todos esos niños que mueren en la India o en Etiopia ante la indiferencia del mundo no pueden ser ayudados?¿Alguien puede mantener que la liberación proclamada por las feministas no tiene nada que ver en la impudicia en que se desenvuelve nuestra vida cotidiana?

Claro que alguién podria decir ahora que la mujer tiene derecho a vestirse como quiera y a enseñar las tetas y que precisamente en eso consiste la igualdad y la libertad. A una persona que dijera semejante tonteria no la escucharia porque yo solo escucho a los que han leido a Bataille o a Freud y saben que el deseo es masculino y que las mujeres toman prestado el deseo masculino para ofrecerse a él como sacrificio ritual. Será por eso que existen putas y no putos. ¿Pues quien pagaria por un hombre? Pues una mujer-hombre u otro hombre claro, esas que nos plagiaron todas las lacras o esos que invirtieron los papeles para disimularlos.

Es verdad, existen diferencias biológicas y psicológicas en eso que llamamos masculinidad y femineidad, no es solo un protocolo social que hemos asumido como parte limitante de nuestra herencia ancestral, hay un fondo de verdad en eso de que a las mujeres les encanta mostrarse a los ojos ajenos a fin de ser evaluadas y que a ellos les encanta mirar, una mirada hecha para desguazar.

anorexica

Hay miradas que hacen estragos y que pueden llegar a enfermarlas (a ellas) y también a ellos si se ofrecen al deseo de los hombres. Es soprendente que aun asi sigan insitiendo -precisamente ellas, sus victimas- en que la libertad es poderse operar las tetas o en su caso enseñar unas no-bragas asi como quien no hace la cosa. Está el caso de la anorexia, esa curiosa enfermedad que se manifiesta por hacerse invisible a la mirada de los hombres como aquella ninfa Eco de la que sólo quedó la voz. Enfermas de miradas indiscretas si, eso es la anorexia una enfermedad que esconde una metáfora: la de no querer ser vista. No es para menos.

Será por eso quemaniquicleram2 algunas culturas les tapan la cara a ellas con tal de ocultarlas de la lascivia masculina, pero aqui a eso le llamamos «falta de libertad» y nos gustaria obligarlas a ir con la cara recién pintá por la calle, porque nosotros somos libres y exportamos felicidad y democracia a aquellos pueblos que se lo montan de otra manera. Y queremos integrarlas, cosa que los politicos repiten constantemente y donde invierten enormes cantidades de dinero de todos. Porque no se si ustedes lo saben pero la anorexia no existe en esos paises islámicos donde las mujeres van tapadas hasta el paroxismo: lo dijo Kandhelval un psiquiatra hindú instalado en el reino Unido: las muchachas árabes no padecen esta enfermedad cuando viven en sus culturas de origen pero tienen el mismo riesgo que una muchacha de su edad si son educadas en el Reino Unido. Ahi lo tienen, más claro agua.

La causa de este fenómeno no debe buscarse en el fácil argumento de la cultura sin más, sino en un curioso subproducto de nuestras sociedades avanzadas. Las niñas a partir de la pubertad están sometidas a un asedio masculino constante, están expuestas al deseo de los hombres, lo que las lleva a tener que enfrentar un estrés sobreañadido al cambio biológico que se les avecina. Ellas simplemente se adaptan a este asedio y compiten entre sí para entrenarse a competir luego con ellos en su propio campo de batalla: el trabajo. En un momento donde deberian invertir esfuerzos para multiplicar sus redes sociales y sus complicidades femeninas gastan todas sus energias en sus estudios perfeccionistas y en adelgazar a fin de hacerse visibles a la mirada de ellos. Otras simplemente retroceden y se hacen opácas a la mirada del otro.

Las supervivientes de esta dura batalla en tres escenarios distintos quizá consigan agenciarse una pareja estable para volver a iniciar el circulo, algunas tienen suerte e incluso se agencian un macho cooperador -una especie de paje castrado- que tiende la ropa, pone la lavadora o incluso las sustituye en la cocina: no es de extrañar que debido a aquella deserción culinaria aparecen más hombres apañados en las tareas de la comida o la colada. Son los gourmets a quienes ellan detestan porque compiten en su territorio y les ensucian la cocina, claro que es dificil cocinar sin ensuciar, al fin y al cabo una cocina no es un quirofano y el buen cocinero se reconoce siempre porque va en pantuflas y ensucia mucho por fuera de los fogones. Lo decía mi abuela; la cocinera que no ensucia no es buena cocinera.

Asi que más que cocineras ellas son instrumentistas de quirófano y es por eso que ellos les han pillado la vez y los mejores cocineros son los hombres, otra vez ellos.

Pero la mayor parte de ellas tarde o temprano se quedan solas, con el españolisimo «ahi te quedas», o enviudan que es otra manera de ganar la partida de las pirámides de edad. Claro que ellos no lo tienen mejor porque ya quedaron estériles en la cuarentena del plástico estrogénico que se comieron y su expectativa de vida es mucho menor por aquello de la testosterona y las coronarias, es ahi donde ellos se dejan la vida por intentar vender un tornillo de más, ellos desde luego son más tontos que ellas porque aun no han caido en la cuenta de que son ellas -enfermas eternas- las que cobran su pensión. Y debe ser por aquello de su perfil hormonal que las protege de los accidentes cardíacos por muchos anovulatorios que hayan tomado y por muy masculinizados que tengan sus instintos. Al final son ellas las que cobran la pensión y repiten en sus irresponsables hijos la misma lacra que heredaron de sus padres.

Porque si la jaula de las mujeres es la excesiva responsabilidad, la jaula de los hombres es esa indulgencia irresponsable en que fueron criados, no se trata de machismo pues ellos a su vez ya fueron castrados por sus madres sino de ese concepto laico que es la irresponsabilidad, ellos fueron educados como machitos incompetentes al mismo tiempo que sus madres les sustrain los testiculos, pues la hombría no sólo depende de ese órgano sino de las pelotas.

Y tener pelotas es saber que una mujer es un ser vulnerable, indefenso, y con muchas necesidades de poda, como un arbusto y que cuando se lo deja crecer demasiado se ahoga y se constriñe tanto la vida que perece en el intento, la hombría consiste en saber que existen diferencias insavables entre los sexos y que una mujer no debe mirarse para desguazarse sino para admirar su belleza y que uno no debe entrar en sus cocinas a saco sino pidiendo permiso. Las mujeres no pueden tocarse salvo en la intimidad.

Y es por eso que el maltrato de género esconde algunos elementos que remiten siempre a la irresponsabilidad femenina que las lleva a criar asesinos en serie a través del amor egoista e insulso de las madres masculinizadas. Son ellas las que criaron a los homicidas y las que guiaron sus puñales. Un ajuste de cuentas entre mujeres.

Porque el secreto de la masculinidad o femineidad de un cerebro depende del estradiol, una hormona femenina producto de la degradación de la testosterona a través de la via de las aromatasas. Una cosa muy curiosa es recordar que un cerebro se masculinzza a traves de una hormona femenina, el estradiol que a su vez procede de la testosterona del testiculo del feto y de las cápsulas suprarenales de la madre. Una hembra- hormonalmente hablando- es un feto que estuvo expuesto a bajas dosis de estradiol, mientras que un macho es aquel feto que sufrió un baño de estradiol cuando era un proyecto aun. Es muy curioso porque el efecto de las hormonas es precisamente el contrario en el cuerpo, aqui el estradiol (de los ovarios) es el responsable de los caracteres sexuales secundarios de las mujeres, mientras que la androsterona (resultado de la activación de la via de las alfareductasas) lo es de la virilización secundaria de los niños. Las hormonas tienen pues un efecto opuesto si operan en el cerebro o si operan en el resto de cuerpo y además tienen momentos críticos o ventanas plásticas donde estas hormonas ejercen su función y no en otros.

Existen pues dos vias de degradación de la testosterona (la hormona madre) de toda la cascada de la hormonización sexual que como puede contemplarse en esta evidencia es absolutamente ambigua y vulnerable de las condiciones del medio ambiente, ni siquiera la sexuación viene determinada por los genitales sino por la acción de las hormonas en el cerebro. No se es hombre o mujer en función de un determinismo biológico y es por eso que existe el género puesto que nuestra orientación sexual y nuestras cogniciones vienen determinadas principalmente por esas rutas que trazan las hormonas sexuales desde antes de nacer. Se piensa como un hombre o se piensa como una mujer y este fenómeno es independiente de la orientación sexual y del sexo biológico.

Pero ahi no termina todo, hace falta un acoplamiento entre nuestra naturaleza y nuestro estilo de vida, con nuestras expectativas y nuestras habilidades, niños y niñas somos diferentes -tenemos sutiles diferencias cerebrales- y evidentes diferencias fisicas y ningún discurso politico podrá acallar esta circunstancia. La igualdad es deseable si de lo que estamos hablando es de protecciones juridicas o de oportunidades pero es un escollo a salvar si de lo que se está hablando es de una uniformización sexual que disuelva las diferencias entre hombres y mujeres. Insistir en ello no solamente es perverso y mentiroso sino un causa de enfermedad y de contradicciones sociales.

La mujer debe ser sagrada y el hombre su oficiante pues ella contiene en si todo lo inabarcable, lo infinito y lo inefable del universo.

¿Como compatibilizar esta sacralidad con el mercado?