Soñadores

Los limites del lenguaje son los limites del mundo.

(Manuel Almendros)

sonadores2

El titulo de este post es un homenaje a una pelicula de Bertolucci del mismo titulo que transcurre en el Paris de 1968 y que trata de la relación triangular que dos hermanos mantienen con un amigo que convive con ellos en su inhóspito piso de Paris. Se trata de una pelicula que trata uno de los temas tabú en la literatura y en el cine: el incesto entre hermanos que es relé que hace despertar a Mathew -tercero en discordia- de sus sueños infantiles. Pero este post no va acerca del incesto sino de los sueños.

Los griegos pensaban que el sueño de los hombres era algo misterioso e importante. Tanto que habian varios dioses involucrados en su génesis: los psicopómpicos Hermes (Mercurio), mensajero entre dioses y hombres que traia mensajes de aquellos para depositarlos en la mente humana. Hipnos que adormecia al soñador y operaba como un atractor de la vigilia hacia el sueño, Morfeo que se ocupaba de mantener al soñante soñando y Tanatos que gemelo de aquellos y representante de la muerte daba ese aspecto a los inmóviles durmientes. Asi: el sueño se parece a la muerte por aquello de la inmovilidad, pero no sólo a la muerte si seguimos la metáfora griega puesto que Hipnos -el que adormece- también parece provocar sueño como el narcotismo del opio.

Lo que significa que hay muchas clases de sueño, el sueño que provoca por ejemplo la anestesia quirúrgica, el sueño de la muerte o la inconsciencia y el sueño convencional. La pregunta entonces seria esta ¿Cuando estamos anestesiados o bajo los efectos del opio estamos durmiendo? ¿Está durmiendo el moribundo inconsciente? ¿hay alguna diferencia entre el sueño normal y el sueño inducido por narcóticos?

En este post hablé de las relaciones entre dormir, soñar, morir.

Si, la hay y se llama sueño REM, es decir el sueño que provoca movimientos rápidos oculares y que transcurre en salvas cíclicas delimitadas por fases de ondas mas lentas o sueño profundo. Aqui abajo hay un ejemplo de la amplitud de las ondas cerebrales desde la vigilia activa, hasta el sueño REM.

sueno1

Lo realmente curioso de la arquitectura del sueño es que la fase REM y la vigilia son muy parecidas, se trata de ondas de unos 40 Hz. Lo que nos lleva a la siguiente pregunta ¿Qué función tiene el sueño REM, siendo tan parecido a la actividad vigil? La pregunta no es banal porque todo parece indicar que durante el sueño total atravesamos determinadas fases en que nuestro cerebro parece -eléctricamente- estar despierto, es entonces cuando tenemos ensueños, cuando nos convertimos en soñadores.

Todo parece indicar que el sueño REM es un invento de las aves y que tiene que ver con determinadas adaptaciones destinadas a la homeotermia, es decir que el sueño REM está relacionado con la autonomia del cuerpo para regular su temperatura con independencia del medio ambiente. Casi todos los mamíferos tenemos sueño REM siendo el campeón el gato quizá porque tiene pocos depredadores especificos. El ser humano es también bastante soñador siendo los bebés los que mas sueño REM consumen algo que al parecer y como casi todo se va perdiendo con la edad.

La antiguedad clásica, incluyendo a los griegos nos legaron una primera teoria acerca de los ensueños, es ésta: los sueños son mensajes de afuera que los hombres deben interpretar. Esta concepción hermética de los ensueños está relacionada con la revelación divina y ha estado vigente hasta la explosión cientifica del siglo XVIII. Desde entonces los sueños ya no se consideran mensajes de afuera sino creaciones desde dentro, agitaciones individuales. El profesor Helios Jaime por ejemplo defiende que en francés la palabra rêve no aparece en el vocabulario hasta el “siglo de las luces” y termina por abolir a su precursora la palabra songe. Además de esto la palabra rêver (soñar) procede de una palabra más antigua que perdió la “s” y por eso lleva acento circunflejo (resver) que significaria agitarse fisicamente por algo. La idea de Helios Jaime es que a través de su disciplina -la lingüistica- pueden rastrearse las distintas concepciones que según cada época las ideas han evocado. Soñar no es lo mismo en Descartes que en Anaxágoras. Freud por ejemplo escribió en 1900 una obra esencial “La interpretación de los sueños”, un modelo teórico que pretendia explicar las producciones oniricas en clave de sexualidad reprimida pero que más allá de resultar cierto o falso (ningún modelo pretende encontrar la verdad) suponía un salto desde la concepción clásica del mensaje divino, Freud puso al hombre y a su deseo en el epicentro del mundo.

De repente los ensueños pasaron de ser mensajes divinos a mensajes que uno se dirigia a si mismo. En mi opinión estas dos concepciones aunque aparentemente parezcan alejadas entre si forman parte de una idea común incrustada en el pensar determinista: los sueños son mensajes que nos advierten de algo. Una idea que hasta Freud terminó por abrazar -por más que sexual- y calcada de la clásica si bien en su caso le daba al ensueño un matiz mucho mas terrenal: los sueños representarian deseos inconscientes insatisfechos que se manifestaban a través de una complicada elaboración y negociación entre fuerzas opuestas.

En mi opinión ambas concepciones han logrado ocultar el carácter de ficción que el sueño tiene como construcción individual, como construcción creativa.

edgar-allan-poeEl propio Helios jaime ha teorizado sobre estos aspectos comunes que la ficción recorre en ámbitos aparentemente opuestos como la ciencia y el arte. Para Helios, ambos bloques de conocimiento compartirian un primer tiempo de ficción, una ocurrencia fundamental tanto en el cientifico como en el artista. El primero trataria de dotar a su ocurrencia de una hipótesis verificable mientras que el artista que no se encuentra sometido a la necesidad de demostración trataria de construir una narrativa verosímil con el punto de partida de una misma ocurrencia, un ejemplo muy citado de ello es la capacidad de algunos autores de adelantarse a descubrimientos cientificos como sucedió en el caso de Edgar Allan Poe en su ensayo Eureka, que bien podria ser asumido por cualquier fisico en la actualidad. El lenguaje visionario de Poe y el del fisico y divulgador Hawking son tan parecidos que sus textos son intercambiables. En este articulo hay un comentario sobre las intuiciones de Poe que resultaron con el tiempo verdaderas.

Pues ficción procede de la palabra latina “fictio-nis” que significa modelar o esculpir y eso es lo que hace el escultor o el escritor, modelar mediante su cosmovisión el mundo que le rodea. ¿No cambió el mundo el Quijote, Los miserables o La metamorfosis?.

¿Pero y el cientifico?

El cientifico está desde luego más encorsetado a la hora de demostrar sus teorias pero es igualmente libre a la hora de plantear una ficción, imaginarla o soñarla. ¿No era para Kekulé una ficción el anillo hexagonal del benceno antes de soñarla?

anillo-de-benceno

El anillo del benceno se le presentó a Kekulé en forma de una serpiente enroscada

Es interesante esta raiz etimológica de ficción porque los sueños son precisamente eso: ocurrencias que modelan la realidad, creaciones individuales que constituyen una cosmovisión donde concurren lo lingüistico, lo mitico, lo cultural y lo biografico. Es por eso que los sueños son siempre distintos y cada persona crea sus propios guiones, el sueño es expresión de la creatividad.

En este sentido el sueño no es la expresión de la representación del mundo que hace el cerebro sino la exportación de su mundo que hace el soñante y que enactua con la realidad recreándola tal y como ya conté en este post donde dirijo al lector que quiera comprender mejor este concepto de Francisco Varela y ver un ejemplo musical.

Son los soñadores los que cambiarán el mundo, esos soñadores a medio camino entre la ingenuidad y la audacia quienes nos aclararán como se pasa desde un impersonal impulso bioeléctrico a 40 Hz hasta el anillo de Kekulé o hasta las asombrosas predicciones de Edgar Allan Poe.

6 comentarios en “Soñadores

  1. ¿A lo de Kekulé no le llaman algunos serendipia? Oh, cuéntenos algún día a qué se deben esos sueños con los que los Sapiens han dado pasitos filogenéticos!
    Sí, ese entremedio entre la ingenuidad y la audacia es lo que hace a un genio, imaginamos.
    Espléndido post, no podía ser de otra manera…

  2. Una vez soñé que recibía un e-mail de un amigo querido del cual veía claramente el “asunto”, me desperté abruptamente en ese momento, abrí el correo y acababa de llegar hacía un minuto exacto un e-mail con ese mismo asunto. ¿Crees que son estos sueños casualidades? Me han ocurrido decenas de coincidencias más con esa persona, no se trata de pensar un día en él y “encontrármelo” (eso le ocurre a casi todo el mundo) sino decenas parecidas como la que contaba arriba.

  3. Lo que te pasó con ese amigo amiga Argetum, es un caso de sincronicidad, es decir de causalidad acausal y es seguro que esos hechos se dan entre personas que se encuentran muy vinculadas afectivamente. Cuida esos fenómenos porque se desvanecen con la misma facilidad que aparecen, mi opinión es que unas sincronicidades llaman a otras sincronicidades pero apenas se abandona el canal de “comunicación” lo maravilloso se disuelve y la magia se rompe en poco tiempo. Es como si lo mágico no pudiera resistir las pruebas de la realidad determinista y causal, es como si lo terrenal ganara siempre la partida a lo cósmico.

  4. Lo tendré en cuenta y te haré caso, esas cosas hay que cuidarlas, sí, y a veces no lo tenemos en cuenta por despiste o causas así.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s