Imagine

La ganancia territorial.-

Imagine que todo le sale bien como a Forrest Gump, o que todas las mujeres se enamoran de usted como aquel entrañable personaje del “Amor en tiempos del cólera“, imagine que es usted el hombre más rico de la tierra como aquel que todo lo convertía en oro, imagine que no necesita dormir, ni comer, ni trabajar. Y que sus ideas, invenciones e inspiraciones se convierten en algo útil, sin que haya mucho trecho que recorrer entre la imaginación y el hecho en sí. Imagínese que todos quieren ser sus amigos, que el populacho se amontona en la puerta de su casa esperando verle o sólo tocarle. Imagínese que sus deseos aun inexpresados son órdenes para un ejército de servidores.

La noche oscura del alma.-

Ahora imagínese que un buen dia las cosas comienzan a torcerse, usted ha ido demasiado lejos y comienza a perder dinero, suerte y fortuna. Los acreedores se multiplican, sus amigos empiezan a abandonarle, su esposa huye de casa, sus hijos se avergüenzan de usted. De repente nadie le aplaude ni sigue sus indicaciones, el dinero parece esfumarse con celeridad, ya nadie le espera en la calle para saludarle y todos parecen rehuirle, las mujeres parecen haber cambiado de parecer con respecto a su irresistible atractivo. Sus ocurrencias ya no le hacen gracia a nadie y su móvil ha dejado de sonar, el Banco le embarga la casa y usted es procesado por sus deudas.

Pues eso es lo que les pasa a los bipolares por aquello de la fluctuación entre extremos. Tambien les pasa a muchos que no son bipolares pero que han caido en el influjo del exceso. Y después del exceso viene la privación porque esta segunda parte es la consecuencia de la superinflación que usted consiguió mientras duró la primera parte del sueño. O dicho de otra forma, esta historia no podia terminar de otra manera, le podemos llamar depresión pero mi me parece mejor llamarla decepción maníaca.

Algo parecido le pasa a nuestra economia, mientras sostuvimos que el crecimiento podia seguir creciendo ilimitadamente. Pero la realidad se ha acabado por imponer, no es posible crecer de forma infinita en un mundo con recursos finitos. Se impone pues eso que los economistas llaman el downshift o el slow, es decir privilegiar la eficiencia de los sistemas en lugar de favorecer la producción, lo que traducido al lenguaje coloquial significa, vivir con menos, más pequeño pero mejor.

Es lo que sostuvimos cuando eramos maoístas, sólo que ahora parece que esta idea ya no la sostienen los chinos sino los gurus de la economia mundial formados en Harvard. A los chinos les pasa lo que a los europeos que quieren crecer, el problema es que el modelo de crecimiento occidental se agota precisamente en China, ¿se imaginan ustedes un new deal chino propugnando una piscina privada para cada cual?. Seria el fin de la humanidad por falta de agua.

Menos es más como dicen los decoradores zen, y en eso si que tienen razón, o sea que el futuro de la sociedad está en la austeridad dado que el lucro se ha revelado como el gran impostor de las conciencias humanas de este principio de siglo desde Roosevelt para acá. El capital debe refundarse a partir de estas ideas y la “sangre sudor y lágrimas” que nos vienen deberán ser aprovechadas por los individuos para hacerse con una nueva conciencia que termine con el consumo, el derroche y el “más grande todavia” que parece ocupar el deseo de grandes masas de la población incluyendo al proletariado. ¡Ah como se equivocó Marx al fiarlo todo a los parias!

gordo-flacoY es algo que tambien tiene sus paralelismos con la nutrición humana ¿ustedes saben en que se parece un gordo a un flaco? Pues en que los dos están desnutridos. Y ¿saben por qué? pues porque para mantener el sobrepeso hacen falta muchos nutrientes (para no trabajar hay que trabajar mucho). Nutrientes que le faltan al flaco y los que consume el gordo en sus interminables digestiones. En realidad gordos y flacos son enfermos carenciales. Les pasa como al sistema productivo basado en el crecimiento: que siempre es perjudicial porque termina con los recursos necesarios precisamente destinados a crecer. Hace falta mucha energia para mantener esa vieja idea de una mayor producción al minimo coste. En realidad para mantener una gran producción hace falta consumir muchos recursos energéticos, haga usted la prueba y pásese el dia limpiando su adosado, verá qué le sucede al terminar la jornada. Lo que le sucede es que está usted agotado. ¿por qué? pues porque ha aumentando su entropia y no solo la suya sino la del universo: procede de su trabajo, aumentar el orden de su adosado ha sido al precio de consumir su energia y aumentar su desorden.

Es por eso que todo el mundo recomienda invertir en eficiencia y en conocimiento y no tanto en producción o en hacer engordar el PIB, ¿para qué queremos más ladrillos, fines de semana, piscinas privadas, campos de golf o adosados en Soria?

La depresión es la manera en que el trastorno bipolar se cura, la crisis economica es la oportunidad de curar la economia, la enfermedad fisica es la forma en que el organismo plantea una tregua al bebedor, al vicioso, al gordo o al codicioso. No se trata de poner trapos calientes y suprimir los esfuerzos del organismo para curar, sino de profundizar en la crisis, bajar hasta el infierno y tocar fondo.

Dejemos hacer a la naturaleza y no interrumpamos su trabajo.

John Lennon no era maoista pero abrazó al final de su vida la utopia marxista-pacifista asi un poco descafeinada y poética. Aqui mismo lo dice, imaginó un mundo sin cielo y sin infierno, sin posesiones y sin propiedad privada, un mundo en paz y fraternidad. No sabia el bueno de Lennon que el proletariado lo que quiere son móviles, coches y apartamentos en Marina D´or. Sin tetas no hay paraiso y sin beneficio no hay solidaridad. El cambio de la conciencia humana no procederá jamás de la utopia sino de la necesidad.

Menos mal que llegó la crisis. Menos mal que llegó la depresión. Sin parón, sin catástrofe generalizada no puede haber cambio, y si no lo creen pueden ustedes enterarse de lo que es la paradoja de Jevons. Es por eso que existe la enfermedad y probablemente tambien la guerra.

10 comentarios en “Imagine

  1. Brutal post. Como brutal es la frontera entre yin y yang, noche y día y etcétera cuando está mal digerida (ay, pobre René..)
    Siempre que oigo “Imagine” me acomete como un estado alterado… gracias por ponerla ahí.
    Magnífico este cocktail, Rey Carmesí. Magnífico… Hasta los no psi parece que comprendemos ahora lo bipolar. Lemniscatos aparte 🙂

  2. Me ha encantado, sí, encantado -todavía estoy babeando- tu post. Esa analogía que haces sobre los extremos de la bipolaridad -valga la redundancia- con los descalabres del capitalismo desacerbado, es de una lucidez que aplasta. No he conocido encanto mayor que el de una persona en fase maníaca, te seduce, te magnetiza, te arrastra a lo imposible, así como la voracidad subyugada al encanto del capitalismo nos ha dejado también en una imposible sustentabilidad del abuso de los nutrientes.
    MAGNÍFICO!!

  3. No entiendo porquè dices que la depresiòn es la curaciòn del trastorno bipolar. A nivel neuroquìmico no es asì, por eso no se empuja hacia la depresiòn a los pacientes bipolares en fase manìaca con antipsicòticos. ¿Podrìas explicarme a què te refieres?

  4. Si, pero tendrás que esperar a un proximo post, pero te adelantaré algo, las enfermedades tienen dos polos de funcionamiento, uno simpático y otro parasimpático, la depresión naruralmente es el polo parasimpático del trastorno bipolar (no todas las depresiones sino las bipolares), en el resto de depresiones simplemente la fase simpática pasó desapercibida. Todas las enfermedades se curan o resuelven desde la fase parasimpática. Lo que sucede es que muchas veces tampoco se resuelven desde ese polo sino que se enquistan pero ese es otro problema. No cabe ninguna duda de que el sistema capitalista puede curarse ahora a través de la crisis y no cuando las cosas van bien, nadie se cura cuando las cosas van bien sino con el dolor y el sufrimiento: tocar fondo se llama a eso.

  5. Bajar hasta el infierno y tocar fondo…no hay otra manera , sin crisis no hay cambio. Genial, gracias por escribir 🙂

  6. Al q pueda hacerlo, es decir si no tiene ningun inconveniente de salud mental, la practica de la atencion, la practica de la meditación zen por ejemplo q es la q yo conozco, e intentar comprender la realidad, no por mucho tener se es más feliz, ni mejor, puede q parezca q todo es exitoso, pero mas vale ir con cautela.
    Me parece un simil q ayuda a entender la naturaleza y q m és muy agradable q m recuerden éste tipò de cosas, m alegro de haberlo leido y de q se haya tomado la molestia en expresar y de confeccionar éste trabajo. El exceso de amplitud en el movimiento del pendulo solo ocasiona desequilibrios.

  7. Es difícil encontrar esa lucidez escéptica y objetiva en un tema tan subjetivo y que suele prestarse a la ficción, y la analogía de los principios termodinámicos de desorganización aplicado a la economía y la conducta sin recurrir a la conspiración y terminar en una reflexión “con los pies en la tierra” alejado de esos idealismos banales que poco o nada aportan y mucho confunden.

    Un placer leerlo siempre, saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s