El duende de la inspiración

nodriza-prueba-6.jpg
Porque es justo que el hombre no busque su deleite
en la selva de sangre de la mañana próxima.
El cielo tiene playas donde evitar la vida
y hay cuerpos que no deben repetirse en la aurora.
F. Garcia Lorca 

Dicen que Beethoven y Mozart se pasaban el dia oyendo melodias y en cuanto llegaban a su casa se disponian a apresarlas en el papel. Naturalmente la mayor parte de ellas se les habian perdido y cuentan que Beethoven se ponia de muy mal humor cuando esto sucedia que era constantemente porque esas melodias se disuelven enseguida, están poco tiempo en la conciencia y si no se las apresa cuanto antes se marchan definitivamente.
Les sucede como a los sueños.
Y me quedé pensando de donde proceden esas “inspiraciones” y llegué a una conclusión definitiva que he leido además en un libro duro de neurobiologia: el cerebro tiene una actividad generadora de PAF (patrones de acción fijos) continua, una actividad intrinseca que no procede de estimulos sensoriales sino que es absolutamente endógena por asi decir, como los sueños. El cerebro no es un simple receptáculo de estimulos o un generador de respuestas sino un simulador de realidades intencionales.
Los sueños se construyen con ideas del dia que se han establecido en la memoria de trabajo (corto plazo) enlazadas con recuerdos antiguos (largo plazo) pero es evidente que se forman en desconexion con el medio ambiente y representan la actividad del cerebro en estado puro sin relación alguna con el exterior y ademas su actividad de 40 Hz señala que trabaja en las mismas condiciones que en estado de vigilia. Estar despierto y soñar son para el cerebro la misma cosa con una excepción: en la vigilia hay una realidad que integrar.
Los sueños son PAF que han conseguido llegar a la conciencia y las ideas, cancioncillas o revelaciones son tambien PAF que han llegado a la conciencia a través de la memoria de trabajo. Significa que eso que llamamos inspiración en realidad no tiene nada que ver con la divinidad sino que está expresando la actividad basal del cerebro concretamente de los ganglios basales que son generadores de PAF continuos en dirección al tálamo donde se mezclan con otras aferencias y que desembocan en la corteza cerebral, si uno es músico se derivará hacia la corteza auditiva y oirá música y si es pintor hacia la occipital y verá dibujos o formas y si no es nada de eso lo tramitará como si fuera lenguaje y dará a luz ideas, literatura o ciencia pero ideas o pensamientos. La nodriza de las hadas es pues el circuito corticotalámico- hacia el estriado (ganglios basales) ahi está el trámite, ahi está el duende del que hablaba Garcia Lorca o el daimon de los griegos, las ninfas, los gnomos, los elfos, los hibridos, y todos los mediadores mercúricos entre el hombre y la divinidad no son otra cosa sino un circuito oscilatorio que trata de encontrar sentido contextualizando esas cadenas sueltas defragmentadas que son los PAF.
Lo cual desmiente otra idea: que la inspiración no existe sino el trabajo. Es mentira. No es que con trabajo se llega a las ideas, sino que el que tiene ideas no tiene mas remedio que trabajar, pues de lo contrario las ideas se le escapan, se escurren entre los dedos, como esos sueños que recordamos al levantarnos y que si no los anotamos se disuelven como azucarillos.
Las ideas son fragmentos de secuencias generadas por los ganglios basales pero alli aun no son ideas, sino simples patrones, para que sean ideas han de ascender al tálamo primero donde se tiñen de otras aferencias sensoriales procedentes del area de Broca (lenguaje) y después en la corteza ya se tranforman en ideas. El tálamo es un filtro que recibe aferencias de todos los sentidos y de la propiocepción, tambien de los PAF premotores del lenguaje . Alli en esa olla se cuecen a fuego lento como espermatozoides esperando su turno, pero los PAF tienen que decidir hacia donde van a dirigirse, y aqui entra la motivación. Sin motivacion toda esa actividad creadora se perderia en el agujero negro del olvido, es alli merced a conexiones corticales que recibe el empujón motivacional de la corteza y dice asi: “tienes que escribir un post para la Nodriza de las hadas y el Rey Carmesi y cuando alguien lo haya leido recoger entonces tu recompensa” y entonces todo el sistema adquiere sentido que no destino. Mi destino no es escribir sino el sentido del contexto en que lo hago.
Dicho de otro modo el medio no produce los PAF pero modula su expresión, sin mi club de fans no escribiria no porque no tuviera inspiración sino que se perderia en las cloacas de lo no nacido, como en aquella canción de Aute , Me refiero “Al alba”.

8 comentarios en “El duende de la inspiración

  1. Parece desprenderse de lo que dices que la inspiración-motivación no está definitivamente en el pasado que empuja desde su inamovible “detrás”, sino en el abierto futuro que nos tienta con el atractivo de toda potencialidad que -por su condición de potencial- aún no ha llegado, pues ningún PAF sin ayuda del tálamo no se constituiría en plausible y el tálamo no se sabe qué va a decidir o cómo va a filtrarlo hasta que llega el futuro con ese “empujón motivacional” rematador del córtex.
    Qué bello.
    Y gracias por la parte que nos toca a las del club 🙂

  2. Me ha encantado el artículo. Y tienes toda la razón. Cuantas veces se nos ocurren buenas ideas mientras nos duchamos, conducimos o en situaciones en las que no mantenemos la mente ocupada en nada (bueno, nada concreto, porque yo personalmente soy incapaz de dejarla en blanco).

    Incluso, aunque hoy por hoy no sé tocar ningún instrumento ni tengo ni idea de música, me he despertado más de una vez con una canción desconocida en la cabeza. Es una sensación extraña porque eran canciones que no había oído nunca (vamos, que no existen) y no recordaba el sueño. Tan solo recordaba la música. Pero, como suele ocurrir con los sueños, se desvaneció enseguida. Me ha ocurrido varias veces y, a pesar de haber intentado reforzar los enlaces y “guardarla”, siempre la olvido rápido. Es más sencillo “guardar” sueños recordándolos antes de moverte que no canciones inventadas en sueños. Esto último siempre he sido incapaz. Tampoco es que me ocurra a menudo pero ya son varias las ocasiones en las que tenía una canción que no existe en la cabeza (sin embargo, levantarme con una canción conocida en la cabeza sí me ha pasado más veces y supongo que es más normal).

    Un saludo

  3. Usted escribe con “duende”, cuando los artistas flamencos llegan al arrobamiento dice: cantar o bailar “con duende”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s