Medios y violencia

No cabe duda de que vivimos en un pais casi surealista donde suceden barbaridades apocalipticas procedentes del mundo onirico de un orangután. Hoy termino de saber que a partir de este momento en que escribo este post conducir sin carnet es un delito, lo que significa que hasta hoy no era sino simplemente una falta administrativa. Habrá que alegrarse porque la razón vaya imponiéndose pero habrá que deplorar estos treinta años en que yo tengo el carnet sin necesidad. Y es que nadie piensa en los que cumplimos, a nosotros sufridores deberian darnos una pensión por la misma razón que ahora les dan pensiones a casi todos los incumplidores.

Horror me ha causado la noticia que ha saltado hoy a los medios, me refiero a ese galán enamorado de una muchacha rusa que se presentó en un programa de televisión en Antena 3 titulado “El diario de Patricia” para entregar a su enamorada un anillo de compromiso que ella rechazó. Al parecer el caballero tenia una orden de alejamiento y el programa se saltó a la torera esta norma para ponerlos juntos a ver que pasaba. Y es que el espectáculo prevalece sobre cualquier otra consideración. Es repugnante. Aqui podeis ver el video y la noticia de esta declaración de amor que luego se transmutó en muerte tripera. Asesinato en diferido que al parecer no es el primero tal y como recoge esta noticia.

Son las consecuencias del “todo vale” en aras de conseguir audiencia. Aunque yo lo que me pregunto es qué clase de zoquetes analfabetos pueden ver ese tipo de programas-basura. Pero está claro que mi pregunta es retórica y que no estoy al dia, esos programas venden a pesar de ser dañinos (como se ha demostrado hoy) para la salud publica.

Y es porque nuestro registro imaginario es muy debil. Ya saben, ese lugar donde anidan las fantasias, donde volcamos nuestros sueños, el lugar donde habitan nuestros fantasmas más domésticos, ese lugar que podemos llamar para entendernos fantasia, es una habitación muy delicada, muy vulnerable: basta que en la realidad observemos algo que nosotros hayamos fantaseado para que queramos tambien llevarlo a la práctica. Por eso los crímenes domésticos parecen comportarse como una epidemia pues es evidente que se “contagian”, desear matar a alguien es muy distinto a hacerlo en realidad pero si lo vemos por televisión nos resulta más asumible, nos identificamos y nos solidarizamos con el monstruo, es casi como normal, pues monos imitadores es lo que somos en el fondo, aunque eso si, unos más monos que otros.

¿Y cual es la diferencia entre unos monos y otros?

Pues la variable critica es haber leido a Dostoievsky. No conozco a ningun criminal doméstico que haya leido a Dostoievsky y ¿saben por qué? Pues por que leer a Dostoievsky no da ganas de matar a la parienta pero ver por televisión la noticia de cómo otros las matan si. Esa es la diferencia entre la imagen y las palabras. Una imagen vale mil palabras dice la voz popular, lo que traducido al lenguaje del inconsciente es: una imagen es fácil de imitar, da ganas de apropiarsela pero la palabra lo que da ganas es de modificar el mundo en el que vivimos. La imagen aliena y la palabra llena de sentido hasta el sinsentido en el que muchos viven.

Los medios alimentan nuestros fantasmas arcaicos a base de hacerlos populares y cotidianos. Al despojarles del horror y maquillarlos con la neutralidad afectiva del que informa sobre hechos sin ninguna valoración de tipo moral, los crimenes se nos antojan como algo banal, algo a consumir, “si ellos pueden por qué yo no”, el crimen se convierte en un articulo de consumo, como una opción para manejar la angustia. Cualquier masacre vista por la tele tiene un aspecto irreal y en cierta forma aséptica porque elude la confrontación con lo monstruoso, pero si además se publicita y se hacen campañas como ese tipo de programas que buscan reconciliaciones en público la vivencia de notoriedad se añade a la consumación del crimen prestándole el anonimato de la ficción. No es de extrañar pues que el asesino -después de cometerlo- niegue su crimen, en realidad él no sabe que fue su autor, todo sucedió como en un sueño, como en una pelicula y todo el mundo sabe que las peliculas no son de verdad.

Claro que después de ver anuncios publicitarios como éste de Dolce y Gabanna se comprende que existen muchas inducciones de los medios hacia la violencia. La pregunta que habría que hacerse es por qué no suceden más crimenes sexistas. Todo parece conspirar para que asi sea.

violacion.jpg

4 comentarios en “Medios y violencia

  1. ¿Te gustan los programas de testimonios en televisión?
    Sí, son entretenidos e interesantes. 5% – 77 votos
    Sí, pero no me creo muchas de las historias. 13% – 189 votos
    No, y deberían prohibirlos. 67% – 959 votos (*)
    No me interesa la televisión. 15% – 214 votos (*)

    No suelo votar, pero he hecho una excepción para que en vez de 214 sean 215.
    (*) ¿Dónde está ese apabullante 67% y ese otro 15%…? ¿Escondido?…

  2. Dices en el post ” la imagen aliena ” y esto que es cierto, sabido y utilizado sutilmente por todo aquel que quiera manipular a otros, empezando por los equipos de Recursos Humanos de las grandes empresas, es terrible. Hasta la propia palabra en este caso es espantosa, Recursos Humanos, equiparable a Recursos Materiales como si se tratara de los recambios de tóner o cartuchos de tinta de las fotocopiadoras.

    Creo que para desactivar este comportamiento alienante hace falta algo más que leer a Dostoievsky aunque creo que desde luego leyendo “Crimen y castigo” se te puede qutar las ganas de eso y de muchas cosas más.

    Quizá lo más lógico es pensar que mezclar lo que no se debe mezclar produce efectos altamente nocivos, como utilizar a las personas en estos programas de divertimento ” Diario de Patricia” con un fin puramente comercial.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s