Auguste y Camille

el-beso.jpg

Dicen que fue Auguste Rodin el traductor de la modernidad al lenguaje de la escultura y dicen que esta obra “El beso” es probablemente el inicio de esa modernidad que el simbolismo trataba de arrancar al realismo sucio propio de la época, fue Baudelaire el que se cargó tanto a Victor Hugo como a los muchos Zolas que pululaban por Europa para contarnos como era la realidad en que viviamos: deprimente, algo que ya sabíamos hasta la saciedad. Los simbolistas fueron más allá y en ese devenir inventaron de paso la modernez de la que ya no nos bajamos hasta la segunda guerra mundial más o menos.

Lo que no sabia Rodin es que esa pareja que se abraza con frenesí en su obra y que representa a Francesca de Rimini en el Infierno de la “Divina Comedia” de Dante y que acaba siendo asesinada a manos del marido celoso de la propia Francesca sería una tragedia anticipada de un amour fou entre él y su musa-amante. Su escultura -más allá de la metafora pigmaliónica- no tardaría en volverse contra él como esas apariciones espectrales que se alzan en armas contra su creador, una especie de destino de revenant, una aparecido que vuelve en forma de maldición a la vida real. Ese revenant era sin duda Camille Claudel su discípula, ayudante, musa, modelo y por supuesto amante.

¿Que tendrán los hombres casados que atraen tanto a algunas mujeres?

Antes de contestar a esa pregunta me gustaria ofrecer al lector una muestra del talento de Rodin en su obra más conocida “El pensador” que representa a Dante  (a través de una ilustración (hallada aqui).

 

 

pensador-rodin-ultimate.jpg

Esta es la obra de Camille Claudel titulada “Abandono” tenemos el alter ego del Beso de Rodin y una explicación de la relación que ambos mantenian: observese la pequeñez suplicante de la mujer abandonada.

 

camilleclaudel.jpg

Una vez que el lector haya visto el parecido entre ambas piezas y tambien los detalles de sus diferencias contestaré a la pregunta que más arriba me hacía. Camille Claudel se enamoró de Rodin porque era un genio y a veces “no se contenta el alma con menos que Dios” como decia Santa Teresa de Avila, dicho de otra manera Camille se enamoró de Rodin porque ella quería ser Rodin y quién sabe si no se confundió a veces tal y como cuentan algunas crónicas. El caso es que Rodin era un hombre casado que no estaba dispuesto a abandonar a su mujer y es precisamente este estatuto de hombre casado imposible el que atrae tanto a un determinado tipo de mujeres que quieren demostrarse a si mismas que su deseo es imposible, que son imposibles de amar. No hay mejor manera de demostrar esta imposibilidad sino buscándose un hombre imposible, casado o consagrado a alguna tarea heroica, en cualquier caso alguién que no está por lo doméstico. Hay por una parte una renegación, una imposibilidad y por otra una identificación, una apropiación del genio y del estilo del fantasma.

Pues eso era Rodin para Camille: un fantasma que pronto o tarde se convierte en un perseguidor absolutamente malvado, una maldad proporcional a la inocencia con el que todo paranoico se vislumbra a si mismo en relación con ese otro que le utiliza para su egoista goce.

camilleclaudel_foto.jpgCamille Claudel terminó sus dias internada en una institución psiquiátrica pero antes de enfermar del todo lo intentó de nuevo: esta vez nada más y nada menos que con Debussy que a su vez estaba tambien casado: otra decepción. Ni que decir que Debussy tampoco albergaba el deseo de dejar a su mujer ni probablemente intención alguna de meterse en berenjenales tormentosos. Y ahi acabó la vida amorosa de Camille Claudel hermana del poeta y diplomático Paul Claudel personaje ambiguo donde los hubiera que asistió a su hermana en sus ultimos años de confinamiento asilar, ante el abandono de madre y hermana.

He leido en bastantes sitios en Internet que la causa de la locura de Camille se le atribuye a Auguste Rodin, muchos de sus defensores califican a la Claudel de mujer progresista sólo por el hecho de ser una artista en un momento en que la mayor parte de las mujeres no eran más que esposas o hijas. Camille es pues un icono de la “progresía” y más por su destino manicomial, sin embargo pocas son las personas que se han parado a pensar en la coalición entre su madre y su hermana contra ella. Son muchos los que se ponen de su lado, se identifican con ella y se ponen en contra de Rodin de forma paranoica, como hizo ella.

Hija de un acomodado burgués, Camille Claudel estudió escultura en una de las escuelas más prestigiosas de Paris y tuvo a los mejores profesores, sólo que ni su madre ni su hermana aprobaban su estilo de vida bohemio ni tampoco su profesión. Esta coalición siniestra en su contra es en mi opinión más importante que sus amorios desgraciados -pero productivos- con el propio Rodin máxime cuando su hermano Paul aliado suyo en su comprensión del mundo tuvo una actitud más que tibia a raiz de su enfermedad.

La Fundación Mapfre ha preparado una exposición sobre Camille Claudel, puedes verla aqui.

La pregunta ¿por qué algunas mujeres se enamoran de hombre casados? tiene su correpondencia en esta otra ¿por qué algunos hombres pretenden rescatar a las mujeres necesitadas de amor?

4 comentarios en “Auguste y Camille

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s