La memoria histérica

histeria.jpgNo es de extrañar que fuera en Francia donde surgieron las teorias modernas sobre la histeria y tampoco es de extrañar que fuera después de un periodo revolucionario, los franceses tenian mucho para olvidar y sería por eso que habian tantas histéricas ingresadas en la Salpetrière cuando Charcot y Bernheim nos legaron sus ya clásicos estudios sobre la conversión y la disociacion histérica, la sugestión hipnótica y la inducción de fenomenos histéricos a través de la hipnosis. Olvidamos lo que queremos olvidar, aquello que entra en contradicción con nuestros principios morales o con el principio del placer. Freud dio luego el puntillazo definitivo cuando teorizó que en realidad lo que reprimiamos era un “impulso inaceptable” que entraba en contradicción con nuestra parte moral o nuestra conveniencia, por eso la histeria es trauma y es olvido, pero un olvido al fin y al cabo de mentirijillas y un trauma que en realidad no era para tanto.

Los franceses, decía, tienen mucho para olvidar, al fin y al cabo Paris ha sido en la Edad Moderna el lugar de los genocidios más importante de Europa y por eso se inventó a Napoleón, un “casi rey” después de una revolución que en principio se hizo para evitarlos: para exportar el genocidio a toda Europa y quedar de ese modo a salvo de la culpa generacional de eso que ellos cantan con letra y todo: “Allons enfants de la patrie” para esconder que detrás de esa exaltación de la República se esconde el crimen en masa más ignominioso de la historia de Europa, gracias al sr Gillotin que fue el que puso a punto una maquina de exterminio cientifica y potente, incuestionable.

O sea que detrás de cualquier exaltación, himno, letra o idea siempre hay un montón de cadáveres, lo que pasa es que los cadáveres van cambiando de titularidad y asi no los recordamos con claridad: hugonotes, calvinistas, católicos, judios, palestinos, aristocratas, republicanos, comunistas, etc. A cada época le toca a unos y no a otros cargar con la culpa generacional de toda una legión de asesinos licenciados aunque el turno inexorable ya ha dado la vuelta y es posible decir que todos hemos sido víctimas ya de todos los demás varias veces. Está bien recuperar la memoria histórica siempre y cuando no nos venga la histeria y la recordemos de modo disociado como decía Janet, que eso es lo que hay que esperar cuando el Gobierno nos hace recordar a la fuerza y comienza a desenterrar a los muertos de un bando y a condenar a los del otro que a su vez fueron victimas antes de tomarse la revancha. Asi es la vida un continuo ir y venir histérico con la memoria disociada y la mirada dividida. Un ajuste de cuentas perpetuo.

Eso parece proponernos Alberti en este conocido soneto titulado “Nocturno”

Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre
se escucha que transita solamente la rabia,
que en los tuétanos tiembla despabilado el odio
y en las médulas arde continua la venganza,

las palabras entonces no sirven son palabras.
Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,
humaredas perdidas, neblinas estampadas,
qué dolor de papeles que ha de barrer el viento,

qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua!
Ahora sufro lo pobre, lo mezquino, lo triste,
lo desgraciado y muerto que tiene una garganta

cuando desde el abismo de su idioma quisiera
gritar que no puede por imposible, y calla.
Siento esta noche heridas de muerte las palabras.

Adolfo Suarez devolvió la palabra a todos aquellos que tenian algo que decir. Será por eso que tambien le quitaron de enmedio.

suarez.jpgEn España no tenemos tanta tradición histérica como en Francia, porque aqui como somos mas bestias que nadie preferimos el Alzheimer o el vino peleón, aqui nos olvidamos de todo, pero de verdad, no como las histéricas de la Salpetriere. Aqui bebemos para olvidar que somos unos canallas que es una barata manera de autoinducirse un trance. Y cuando todo falla está el Sr Alzheimer que ya castigó a Adolfo Suarez dejándole desmemoriado, él precisamente que era nuestra memoria reciente y ahora a Maragall que deja a Cataluña sin su idem.

Por eso cuando hacemos alguna barrabasada no nos acordamos como este caballero que achaca al alcohol la desmemoria de “su olla”.

5 comentarios en “La memoria histérica

  1. Es muy acertada la exposición que hace; a veces pienso que lo mejor que tiene España es su situación geográfica, o sea la propia tierra y, lo que habita dentro da verdadero asco; -a usted le excluyo- me produce hastío el tema de la guerra civil es una mochila pesada raída por el paso de los años que va pasando de generación en generación y que no permite proyectarse a este páis, la mochila, con su mortecina carga para bien de los que se encargan de darle merecida custodia, los mismos de siempre.. que “casualmente” fueron los que dierón origen al conflicto, demandando mayor justicia social, si, en una sociedad fuertemente jerarquizada donde la educación superior en manos del clero recaía en unos pocos afortunados que no tenían que pagar su tributo dejandose la vida trabajando la tierra o sirviendo en la ciudad a la alta alcurnia; pero que esa busqueda, movería los cimientos de la Segunda República a base de algarádas callejeras y asesinatos indiscriminados, lo que provoco la movilización del ejercito africanista al mando de: Paca la culona como lo llamaba Queipo de LLano; lo que sigue es de sobra conocido en la guerra como en el amor vale todo.
    Falta responsabilidad política, las prioridades de la gente de a pie son otras, pero la puta guerra es un tema muy socorrido para disimular la ineficacia de los actuales gobernantes alentados por la intelectualidad del septimo arte, ¡¡ No pasaran!!, ¡¡Muerte a los fachos!!, desde luego Facha es todo aquel que no escuche a Sabina, adore al Clan Bardem o no lea a Almudena Grandes, así que estoy condenado y como no soy idiota los días que me queden de vida voy a disfrutarlos. Lamentablemente todos los santos días alguien tiene que recordarnos que los Rojos fuerón los buenos y los Azules los malos y tienen que pagar por ello…. no es necesario darle carpetazo moral a Paracuellos, ni reconocer que dentro de la dictadura que les endosaron a nuestros ancestros y gracias al esfuerzo humilde de muchas personas se construyo un tejido industrial que no existía, se realizarón obras importantes etc; para que seguír usted lo ha conocido en profundidad.
    Somos una consecuencia del pasado para bien y para mal y hay que pasar página, ya vale de mover la mierda con el palito..

    Saludos.

  2. La verdad Marcos es que tu comentario me ha conmovido, ni puedo sino estar de acuerdo con todo lo que has dicho desde cierta amargura. Afortunadamente la gente de a pie contrasta por su sentido comun si los comparámos con nuestros politicos, es por eso que este pais merece otra clase politica, otra memoria y otro futuro. Y lo tendremos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s