Utopía y distopía

La ultima utopía de la que tenemos noticia, el comunismo cayó el dia 9 de Noviembre de 1989 en forma de muro de Berlin, o en forma de Perestroika con cierto retraso sobre lo que preocupaba a los novelistas especializados en utopías y que habian leido a Tomas Moro y por eso ya no creian en utopias y se especializaron en lo contrario es decir en describir las posibles amenazas de distopías que algunas de ellas como el nazismo ya estaban en edad de merecer.

Orwell seguramente no fue el primero pero si el más conocido de los distopistas y sutevigila.jpg conceptualización de un estado mentiroso y vigilante de cualquier disidencia ha pasado de ser una pesadilla a convertirse en algo cotidiano y familiar. Bradbury (Farenheit 451), Camus (La peste) , Saramago (Un ensayo sobre la ceguera), Golding (El señor de las moscas) o Kafka (La metamorfosis) son algunos nombres de aquellos que han imaginado una utopia invertida que es una forma de decir que más importante que buscar utopías es encontrar los remedios contra los utopistas: no hay que olvidar que los tiranos con mayor éxito son aquellos que supieron encontrar esa tecla que hizo resonar a todo un pueblo en una misma dirección con un estribillo como cualquiera de estos: el pueblo elegido, la supremacía del pueblo alemán, la alianza contra el eje del mal, la cruzada contra occidente o la “grandeur” son ideas que cohesionan a unas sociedades al precio del exterminio de otras.

Los autores que se agruparon bajo el paraguas de teatro del absurdo o teatro pánico se sirvieron a menudo de situaciones distopicas para narrar en clave de humor lo que nos espera si aceptamos pasivamente el rumbo de las cosas, ellos quisieron criticar seguramente el nazismo o los totalitarismos y estos aunque disfrazados de otra cosa no han terminado.

Ionesco por ejemplo en “El rinoceronte” describe la metamorfosis de una tranquila ciudad de provincias cuando comienzan a aparecer por el lugar unos extraños rinocerontes mansos al principio pero cada vez mas agresivos y violentos. La emergencia de los fascismos siempre sigue estas coordenadas, simpáticos y candidos al principio con el tiempo comienzan a mostrarnos toda su piel de paquidermo. Entonces podemos hacer tres cosas:

  • Minimizar las intenciones de los rinocerontes achacando a aquellos que denuncian el fenómeno como “crispadores” e intolerantes, argumento que cuela durante un cierto tiempo.
  • Convertirse al rinocerontismo que es lo que hacen los minimizadores con el tiempo.
  • Hacer lo que hace la mayoria aunque no se tengan todas consigo, a fin de cuentas una persona común y normal es aquella que no cree en nada, más aún es aquella que puede creer en algo y tambien en su contrario sin percibir la contradicción, el normal es un ecléctico, un superviviente de las evidencias.

Queda por fin la postura no claudicante y en cierto modo testimonial de una minoria que sólo tiene una opción: resistir.

Sorprendentemente la pregunta que estos dias circula por los medios, más bien una encuesta es ésta:

 

reyes.jpg¿Debe ser delito quemar fotografias del rey?

 

Ya están aqui, me refiero a los rinocerontes.

7 comentarios en “Utopía y distopía

  1. Hola,

    he llegado a tu blog a través de un post que publicaste hace tiempo sobre la sincronicidad, lo que son las cosas.
    Soy psicólogo clínico. El 23 de septiembre 2007 inicié un experimento científico en la red sobre sincronicidad.
    Si quieres acercarte y participar puedes hacerlo en:

    http://www.rogebcn.es

    Espero te parezca interesante y lo recomiendes por la red con comentarios o con un link de referencia. Cuantas más personas pasen el experimento más fiables serán los resultados. No hay ningún interés comercial ni de otro tipo, simplemente investigación. Soy accesible también en mi blog:

    rogebcn.blogspot.com

    Gracias y disculpa la intromisión

    Roge

  2. Por cierto deberias avisar de que solo se puede acceder a través de Internet explorer: una sincronicidad me dijo que con el Mozilla no funcionaba 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s