Auster y Sophie: dos sombras

auster.jpg

La primera vez que oí hablar de Sophie Calles fue en un ensayo de Baudrillard llamado “La transparencia del mal: un ensayo sobre fenómenos extremos” Allí comenta Baudrillard la obra de Sophie Calles llamada “La persecución veneciana” de la que hablé –sin nombrarla- en Galgos y liebres, pero no aclara que se trate de una novela, ni de una narración, una pintura o de un poema, más tarde averiguaría casi por casualidad que Sophie Calles es una fotógrafa aunque sus obras no son esencialmente fotográficas ni plásticas sino que constituyen “proyectos” que bien podrían ser novelas, películas de cine o incluso óperas, sin ser nada de eso, Sophie Calles no hace arte sino que vive el arte y de paso vive del arte.
sofia2.jpgMás tarde supe leyendo Leviatán y a través de Paul Auster que uno de los personajes de esa novela, más concretamente el personaje de Maria Turner era exactamente la fotógrafa francesa Sophie Calles.

calle-cat.jpgLeviatán empieza precisamente con una dedicatoria a esta especie de musa inspiradora de la novela que nunca escribió novelas pero que inspiró la que creo la obra maestra de Auster y con estas palabras: “A Sophie Calles que me permitió mezclar la realidad con la ficción”, lo que parece dar a entender que el escritor pidió permiso a la ambigüa artista Calles para crear un personaje que exactamente – y a través de María- describía su personalidad y la originalidad de sus propuestas.
Al parecer Sophie y también María no son ni escritoras ni artistas plásticos ni son esencialmente fotógrafos ni compositores ni actores pero tienen algo de todo eso: ellas crean o componen espectáculos a partir de experiencias de su entorno, de su propia vida, es decir componen una especie de “reality shows con sentido artístico”, simulacros de arte que terminan por ser arte precisamente porque ellas renuncian de entrada a ser artistas. Por ejemplo Sophie-Maria se va a Venecia por tiempo de carnaval, pero su propósito no es turístico ni lúdico sino que elige Venecia en carnavales como escenario de su “proyecto”. El verdadero propósito de ese viaje es encontrar a alguien y convertirse en su sombra, seguirle y averiguar todo lo posible sobre esta persona anónima componiendo de paso una especie de reportaje gráfico y narrativo de su periplo, intentando adivinar todo lo posible sobre su personalidad y su vida a través de esta especie de investigación. La intención no es espiarle o someterle a chantaje o a presión, no hay nada sexual ni personal en esta persecución sino una curiosidad que atraviesa a la persona concreta y que trata sobre todo de apresar al personaje que todos componemos sin saberlo.
En otras ocasiones Sophie-Maria contrata a un detective para que la siga y para que al cabo de un tiempo le entregue un informe completo de todos sus movimientos, ella quiere saberse también a sí misma y la mejor manera de lograrlo es distanciándose de ese personaje que componemos a diario, defragmentar persona y personaje es el objetivo de sus proyectos. Cuando nos vemos confrontados con nosotros mismos a través del informe de otro es cuando llegamos a entender algo de nosotros mismos, poco importa si el que realiza el informe es un detective, un psicoanalista, un camarero o una prostituta porque de lo que se trata es de conocer nuestra sombra permutándola por otra y más allá de eso llegar a algún tipo de pacto con ella.

sofiacalle.jpg

Todos tenemos una sombra, de tal manera que sería inconcebible pensar una persona sin ella pero pocas veces damos testimonio de saber que nuestra sombra, esa proyección que la luz hace sobre nuestro cuerpo y que se irradia hacia los objetos o sobre el suelo nos pertenece. Tener una sombra es el testimonio de estar vivo, pero la sombra sólo nos hace compañía y pocas veces tiene un saber directo sobre nuestro deseo. Es por eso que a veces precisamos de un testigo y eso es precisamente lo que hace Sophie-Maria: buscarse o ser testigo de la inocuidad, de la banalidad de la vida de los otros o de la propia y rellenar este espacio en blanco con fotografías, con imágenes, con un relato, el otro discurso que se encuentra velado por la consciencia. Sophie- Maria hace reportajes sobre lo trivial pero desde el costado de la sombra y no –como hacen los artistas convencionales- desde el lado del que ostenta un saber concreto, es allí dónde y cómo descubre la belleza, pues el arte no debe solamente comprenderse o realizarse sino también y sobre todo vivirse, en este caso desde la banalidad de lo cotidiano: la originalidad no está en buscar lo sublime sino en la posición del observador, en este caso Sophie-Marie se comporta como un detective sin serlo, tratando de averiguar algo para un cliente que no existe y con un propósito nada pragmático: simplemente ser la sombra de otro, una especie de ecopraxia inteligente, una paranoia invertida.

veneciana.jpg

En esos intersticios de la mediocridad, de la banalidad humana más elemental descubre Sophie-Maria a través de esa mirada atónita del artista que mira algo por primera vez, la esencia del discurso que se encuentra agazapado en la sombra. El arte no precisa pues herramientas o ninguna técnica especial, no hace falta frecuentar cenáculos o advenir al lobby de los iniciados, basta saber mirar y esto es lo que hace Sophie-Maria y también Auster en esta magnifica criatura que conocemos con el nombre de Leviatán.

leviatan.jpg

De su lectura extraemos de nuevo la siguiente conclusión “Toda ficción es verdadera” o esta otra: “La verdad tiene una estructura de ficción”

3 comentarios en “Auster y Sophie: dos sombras

  1. Bellísima esta transcripción de esa hermosa historia de amistades y miradas entrecruzadas que aprenden a verse a través de sus sombras…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s