Literatura e hiperrealidad

Es necesaria una precisión preliminar acerca de los géneros literarios y distinguir -aunque sea para delimitar algún borde entre ellos- que el género ficción fantástica, el terror gótico y la anticipación cientifica o politica se hallan muy cercanos entre sí y son dificiles de distinguir. Siguiendo la lógica hiperreal que guía este blog me permitiré adelantar al lector que considero a F. Kafka como el “inventor” de este género literario, -tal y como lo concebimos hoy- que he llamado hiperrealismo o suprarealidad literaria.

Distinguir el “Frankestein” de Mary Shelley, los mitos de Lovecraft, el “Dracula” de Bram Stoker, los “Cuentos” de Poe o Apollinaire o incluso la literatura de anticipación (ciencia ficción) como la de Wells o la del mismo Verne imponen una discrimación a veces artificiosa sobre las barreras entre géneros. Deliberadamente escindiré de este blog el realismo fantástico, la ciencia ficción y el cuento dirigido a un público infantil.

Para entender mejor estos limites volveré a referirme al metodo paranoico-critico de Dalí, una vez admitido que los conejos pueden hablar, todo el discurso posterior es congruente. Nótese que en la literatura hiperreal no existen elementos superfantásticos o bizarros, más allá de aquella primera premisa (que los conejos hablan) el resto se desarrolla de una forma natural

Uno de sus precursores es sin duda Lewis Carroll y lo es por dos razones: la primera es su obra o al menos su obra más conocida, “Alicia en el pais de las maravillas” y su segunda parte “Alicia a través del espejo” . La segunda razón es que del mismo modo que sucede en los pintores hiperealistas el autor se encuentra fascinado por la fotografia y explora la misma -segun los limites de aquella epoca- paralelamente a la exploración literaria que aventura en sus conocidos cuentos.

alice02.jpgalice01.jpgalice03.jpg

Alicia no es un cuento para niños, antes al contrario se trata de obras de una intensa sutileza intelectual, no hay que olvidar que Carroll era un profesor de matemáticas y existen verdaderas interpretaciones lógico-matemáticas de sus propuestas estéticas de las que no me siento capaz de opinar. Yo me limitaré a señalar las constantes paradojas a las que es sometida la heroina de Alicia, una niña que al parecer existió en la realidad y con cuya familia Carroll estaba fuertemente unido. Es además evidente que existió una fuerte fascinación por esta niña a la que retrató en inumerables ocasiones y de cuya mirada parece desprenderse un clima de complicidad.

Una atmósfera alucinatoria que se desprende de todo el cuento presta sus elementos fantásticos e hiperreales a la narración, un pretexto para que Alicia utilice su inteligencia para resolver problemas lógicos que aun hoy atraen la atención de los investigadores, y de un modo muy parecido a lo que suele hacer otra heroina del comic, me refiero a Mafalda. Alucinaciones liliputienses tambien llamadas micropsias que según algunos el propio Carroll sufrió debido a sus ataques frecuentes de migraña. En cualquier caso Carroll va más allá de lo real y atraviesa esa frontera que divide la percepción consensuada del mundo de la imaginación y de los sueños. Desde entonces la novela ya no volverá a ser lo que fué. Carroll inventó quizá sin saberlo la novela tal y como la concebimos hoy.

Un comentario en “Literatura e hiperrealidad

  1. Que Alicia en el país de las maravillas no es un cuento para niños es más que evidente y creo que sabido por muchos. Cuál es el motivo de que una obra escrita en clave pederasta se convierta en popular y se venda como encantadora con representaciones teatrales, películas de Walt Disney y como texto para leer a los niños – niñas antes de dormir es algo que se me escapa. Porque que los conejos blancos e inocentes hablan y tienen que resolver enigmas es claro para aquellos que entienden lo que hay que entender.

    A lo mejor lo que más fascina es esa frenética Dama de corazones que no para de chillar como posesa ” Que le corten la cabeza” ¿A qué cabeza se refería Lewis Carroll ?

    http://latiniparla.blogspot.com/2009/03/lewis-carroll.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s