Archive for the ‘ejemplos’ Category

Cogerse la baja

julio 26, 2010

Cuando yo era medico de cabecera -ahora llamado de familia- la baja no se cogía, se concedía. La cosa comenzó a cambiar en los 80 aproximadamente, de repente la baja era un derecho, una reivindicación, una amenaza. Los médicos de aquel entonces educados en la vieja usanza de que la baja laboral era un bien que cabía preservar de los abusos, nos quedábamos perplejos cuando el publico ya no pedía sino que exigía la baja, a veces de muy malas maneras rayando en la intimidación.

Al principio opusimos cierta resistencia segun la convicción que cada cual  albergaba sobre el citado bien social o del cinismo con que afrontaba su profesión pero poco a poco las costumbres se fueron relajando en parte por la excesiva presión burocratica, en parte por no meterse en lios: más de una vez me negué a firmar una baja y fui desautorizado por el inspector de turno donde iban a quejarse los usuarios descontentos.

Y llegó un momento en que las bajas ya no se daban sino que se cogían, asi no es raro que un amigo le cuente a otro: “me he cogido la baja”, como si la baja pudiera cogerse a voluntad, como si fuera parte de un menú desplegable de derechos laborales. Y asi es, asi es sentida por el inconsciente colectivo, los usos y las costumbres enroscados en la corrupción colectiva.

Posteriormente abandoné mi puesto de médico de cabecera y  me pasé al otro bando: desde ese momento como especialista ya no firmaba bajas, sino que más bien me ponía de abogado defensor del paciente y tenia que luchar porque a los enfermos mentales siempre tachados de fraudulentos o simuladores se cogieran la baja cuando estaban francamente perturbados, lo cierto es que casi ninguno lo hace, me refiero a los pacientes psiquiátricos verdaderos, hay que ir detrás de ellos para que no pierdan los escasos derechos laborales que tienen.

El caso es que esta semana y gracias al lio que han montado los controladores aéreos, en perpetuo conficto con AENA que es una empresa privada pero publica de esas que se montan para pagar sueldos mejores a los que en realidad deberian cobrar como funcionarios;  quizá por este conflicto han caido enfermos en masa ante las presiones del ministro de Fomento y han tratado de echarle un pulsito al Gobierno con razón o sin ella y la noticia ha saltado a los medios mezclando el tema de sus sueldos, sus horarios, sus enfermedades y sus estreses. Más concretamente en el Mundo del Domingo dia 25 de Julio del 2010 viene un amplio reportaje sobre ciertas reacciones emocionales que podriamos calificar como histéricas ( de conversion) aunque en el periodico las llaman con el apelativo de ansiedad que queda como más pulcro.

Y además queda como más alejado de la simulación, ya saben ustedes que el DSM-V ha retirado toda alusión a la histeria clásica por la carga de fraudulencia que acumulan los diagnósticos de conversión y es por eso que a ese tipo de cosas ahora se las llaman ansiedad o ataque de pánico. O depresión que es el diagnóstico más socorrido para alumbrar determinados absentismos largos.

Lo cierto es que si usted tiene ocasión de leer este reportaje (que no se puede linkear) observará que esas reacciones emocionales son histericas:  perdidas de visión, cegueras súbitas, ataques de de despersonalización y disociativos, etc. O sea las mismas enfermedades que los combatientes de la primera guerra mundial tenian en combate.

Me refiero claro está a los ejercitos aliados, porque loa alemanes no tenian reacciones conversivas en combate. la causa es que los fusilaban antes de que se pusieran enfermos.

Un poco lo mismo sucede en aquellos paises que tienen despido libre, ahi el absentismo laboral y las bajas simuladas o de complacencia son inexistentes. Hay algo pues en los Estados protectores que hace aumentar las enfermedades al mismo tiempo que gastan enormes cantidades de dinero en devolver la salud a sus ciudadanos o en impedir que coman más de la cuenta.

Y algo asi les pasa a los controladores españoles y que ahora parece que van a ser susttituidos por sus compañeros militares que hacen el mismo trabajo que ellos pero con sueldos de funcionario y que además tienen la ventaja de que para un militar faltar a su puesto de trabajo es un delito, mientras que para un civil es un derecho. ¡Qué cosas verdad!

En realidad el conflicto con los controladores ha abierto un debate que ha estado oculto durante muchos años en este pais, me refiero al absentismo laboral, un cáncer que abruma tanto a la administración publica como a la empresa privada y que no tiene arreglo con la actual legislación. En este pais la gente se coge la baja por razones abstrusas y habrá que comenzar a poner orden en esta prescripción, no solamente por los controladores sino por todos los demás.

Ellos, los controladores dicen que sufren de mucho estrés y que les obligan a hacer muchas horas extraordinarias, el problema es que las enfermeras tambien tienen muchos estrés (la turnicidad es la fuente principal de estrés) por no hablar de los oncólogos o los intensivistas y cobran mucho menos que ellos. Los Hospitales en su gestión tienen muchas similitudes con los aeropuertos, la Policia o los bomberos, trabajan 365 dias del año y las 24 horas. Estrés similar pues pero sueldos bien diferentes.

¿Alguien conoce la dificultad que en Navidad entraña elaborar un turno de guardias?

Para mí la variable critica que aqueja a los controladores no es la presión o la turnicidad que comparten con otros trabajadores sino la perversión de trabajar en una empresa privada que es a su vez publica, que paga sueldos estupendos y que se vive como una madre de poderosas ubres pues el Estado está detrás y es por tanto sensible a la presión sindical.

Los controladores son pues victimas de los estragos de su propia empresa, ni publica ni privada sino todo lo contrario.

Blanco al final cederá, ya verán.

Los politicos son demasiado vulnerables a la opinión publica para arreglar un desaguisado como éste.

Cambio, homeostasis y verdad

julio 5, 2010
“Una importante innovación científica raramente se abre paso  gradualmente, ganándose y convirtiendo a sus oponentes: raramente sucede que Saulo se convierta en Pablo. Lo que sucede es que sus oponentes gradualmente se van muriendo, y que la generación en crecimiento está familiarizada con las ideas desde el principio” .
Max Planck

Esta idea de Planck la podemos rastrear tambien en Thomas Kuhn cuando propone su teoría acerca de cómo se modifican los paradigmas científicos, simplemente lo que ayer era superstición mañana forma parte del cuerpo de la ciencia, lo que ayer fue descartado por falso mañana puede ser colocado de nuevo entre las verdades axiomáticas de esta o aquella disciplina.
Pero cualquier innovación sea verdadera o falsa contará siempre con un ejército de detractores, de oponentes al cambio y guardianes de la homeostasis, de que las cosas sigan igual, convencidos como están de que la Verdad les asiste.
Lo importante es observar que la Verdad no va a imponerse por si misma, porque la verdad viene definida socialmente, no hay una verdad que trate de imponerse desde el peso de su propia esencia, es verdad aquello que la mayor parte de la gente consensua como verdad. Planck lo dice muy claro al afirmar que no es que existan oponentes a esto o a aquello, hay oponentes al cambio en sí mismo.

Lo importante es comprender que esas fuerzas “progresistas” y las otras “las regresivas” contribuyen a establecer equilibrios en este caso sociales, imagínese usted si su organismo sólo estuviera diseñado para cambiar y no para permanecer dentro de unos limites: la división celular sin limites conocida vulgarmente como cáncer es un buen ejemplo de lo que hacen las fuerzas de cambio “Creced y multiplicaos” sin sus complementarias fuerzas reaccionarias.

Lo que es cierto es que el cambio y la verdad no empastan nada bien, porque la verdad es una abstracción de las mentes individuales y el cambio es una condición de los sistemas abiertos. Nada es más previsible que el cambio, de lo único que podemos estar seguros es que todo cambia y seguirá cambiando aunque eso si, muy lentamente apenas perceptiblemente salvo catástrofes que no son sino cambios rápidos, bruscos y frecuentemente traumáticos como sucede en las guerras, la revoluciones o los terremotos..
Lo cierto es que no podemos saber si el cambio será para bien como suele decirse, pero el lector que termine el articulo encontrará algún argumento para cambiar su punto de vista sobre esta cuestión.
Lo que es también cierto es que en todo proceso de cambio se dan cita verdades y falsedades, venganzas y ajustes de cuentas de subjetividades que estuvieron escondidas en el armario de lo intolerable durante mucho tiempo, falacias e intuiciones  geniales que viajan inseparables en el mismo paquete y que sólo pueden ser discriminadas aqui y ahora por una pequeña minoría de personas con un pie en la apertura y otro pie en lo posible y verosímil.
En relación con la dirección que adoptarán los cambios lo que es cierto es que no sabemos hacia dónde se dirigirán, es absolutamente imposible de predecir, porque el cambio no es algo que pueda medirse anticipadamente, no es predictivo sino postdictivo; primero sucede y luego se explica.
Y es además procesual, no sucede todo a la vez y coexiste muchos tiempo con fórmulas anteriores homeostáticas.

Esta palabreja “postdictivo” la inventó Freud o alguno de sus traductores y viene a significar en palabras del propio Freud que el psicoanálisis no podia predecir hacia dónde evolucionaría una personalidad sometida a un determinado “trauma” sino que el argumento operaba precisamente al revés del paradigma cientifico: una vez realizado el cambio podiamos averiguar que sucedió en el pasado, pero la cosa era aun más complicada porque lo que a usted le pasó no es lo que creyó siempre sino otra cosa.
Fue de esta forma como Freud cayó en la cuenta de que la deriva mental era caótica, algo que intuyó mucho antes de que se hicieran publicas la teorias del caos y de la complejidad. Es verdad, nadie puede saber qué consecuencias tendrá para su salud un evento cualquiera de su pasado o de su presente a largo plazo en su salud y la segunda cuestión: aunque usted siempre creyera que es usted asi o asá por aquel trenecito que no le compraron de pequeño -una enorme decepción- lo más probable es que haya usted recurrido al autoengaño y todo sea un ajuste de cuentas con su hermano mayor.
Fue asi como Freud nos defraudó de la ciencia y del progreso, señalando ese esqueleto en el armario que duermevela en el interior de nuestro inconsciente y que desde alli dirije nuestras percepciones, nuestros deseos y nuestro carácter. También nuestros recuerdos.
Pero lo que Freud no sabia es que el cambio es inevitable.
En este post me ocupé de hablar precisamente sobre qué es lo que cambia en los cambios a través de anécdotas personales, indagué en cómo y no tanto en el por qué habia cambiado nuestra experiencia de intimidad y apunté hacia una de las variables de peso en la mudanza de opinión que se realiza a través y desde la opinión pública y cómo individualmente modificamos nuestros puntos de vista guiados por procesos desiderativos propuestos por la masa.
Posteriormente lei este post de mi buen amigo Andrés Sshuschny donde se me aclararon bastante las ideas:
La tesis fundamental de Elisabeth Noelle Neumann es que los cambios proceden de consensos ocultos. No se trata de reglas expuestas al público, antes al contrario el individuo ha de hacer un constante esfuerzo para adecuar su conducta y hacer converger sus opiniones a la deseabilidad social y lo más importante de todo: no solemos mantener las mismas opiniones en público que en privado a fin de no ser linchados social, personal o laboralmente.
La cosa se complica aun más porque la opinión publica se encuentra mediatizada por las grandes empresas y lobbyes de la información que manejan la opinión y nos machacan constantemente sobre lo correcto y deseable, sobre cómo hemos de pensar. Los individuos callan cuando caen en la cuenta de que el silencio obtiene más ganancias que expresar sus opiniones sobre todo cuando sus opiniones divergen de aquello que proclaman los mercaderes de la verdad.
Basta ver un telediario u oir una tertulia radiofónica para saber los valores que nos vienen impuestos por los media y lo que nos conviene callar de nuestras propias opiniones. Pondré solo tres temas de debate: la homosexualidad, el aborto y la inmigración. ¿creen ustedes que nuestras opiniones privadas sobre estos temas coinciden con la versión oficial?
Algunas personas desconfian de los cambios porque creen que no necesariamente los cambios operan en el mismo sentido utópico del progreso, es verdad que no todos los cambios necesariamente mejoran el mundo pero seguramente disuelven los dilemas anclados en concepciones del mundo anteriores a él. O dicho de otra manera hacen aparecer lo que ayer era un problema como una pieza de museo.
Otros son sus defensores a ultranza e identifican cualquier cambio con el progreso, son sus exégetas, usualmente marginados sociales o resentidos que tratan de arrimar el ascua a su molino.
Pero ambos están equivocados porque los cambios sociales y en consecuencia los cambios intrapsíquicos que nos afectan a los individuos, no proceden de la lucha de unos iluminados, de la presión de los medios de comunicación o de la gesta de unos pocos héroes resistentes sino del inconsciente colectivo.
El cambio se solidifica a través del inconsciente individual en conexión con la mente colectiva y no de las “verdades” proclamadas por los medios de comunicación, más peso tiene aquello que callamos y creemos en silencio que aquello que defendemos en público pues la fuerza del cambio está en el inconsciente y en sus arcanos.
Los cambios se producen por necesidad y por la posibilidad de que exista una tecnología suficientemente desarrollada capaz de sostenerlos.

Todo cambio ha de ser sostenible o: sólo se cambia aquello que puede ser sostenido por una mayoria social.
Es por eso que estoy persuadido de que lo primero que habrá que cambiar es nuestra mente, tendremos que aprender tecnologias para autosanarnos, tecnologias espirituales para conectarnos con lo sagrado y con lo colectivo, con el Todo, tecnologias para asegurarnos el beber y el comer, tecnologias para explorar el mundo sin riesgos adicionales y tecnologias para poner el sentido común en el gobierno de las cosas.
Y todo esto sucederá porque es necesario que suceda: el estado asistencial no es sostenible y es por eso que perecerá y la idea de que todas las ideas tienen el mismo peso y el mismo derecho a ser expresadas será susttuida por una nueva manera de pensar el mundo en termino heterárquicos pero organizados en jerarquias de crecimiento.
No todos los cambios tienen las mismas posibilidades de suceder y es por eso que no sucederán los que proclaman los medios o los gobiernos de turno que ni siquiera creen en ellos pero los cambios que sucedan seguramente disolverán las cuestiones que hoy nos enfrentan como un azucarillo: simplemente no tendrán interés para el hombre que nos sucederá mañana,  se habrán amortizado.
Sucederá aquello que la mayoria silenciosa hoy desee proyectar en el inconsciente colectivo.
Ahi está la masa critica del suceso.
Y se crearán nuevos dilemas que enterrarán a los anteriores en el olvido.
.

Fútbol y emociones

julio 1, 2010

Ayer mientras veia el partido entre Portugal y España estuve pensando en ese baño de emociones que recibe nuestro cuerpo mientras se ve el fútbol pero tambien cuando se ve una pelicula o se asiste a un espectáculo.

La clave está en que aquello que se ve resulte significativo, resuene emocionalmente con uno.

Y es obvio que a mi el fútbol de la selección española me pone en condiciones de recibir ese baño de emociones -esa inmersión en todas y cada una de ellas- que la mayor parte de la gente describe con el muy ambigüo “estar nervioso” sobre el cual discurrí ayer mientras veia el partido.

Y es evidente que a algunas personas, usualmente mujeres el fútbol no les remueve nada, es por eso que ellas no se bañan simultáneamente con uno.

Sucedió además algo que es en mi caso excepcional: vi el partido en compañia, me refiero a la compañia de un hombre que tambien se sintió tocado en sus “nervios” por el espectáculo, lo que dió ocasion de comprobar que las emociones se amplifican cuando se comparten.

Ver el partido a solas implica no poder comentar y no poder compartir la sucesión inevitable de emociones que aparecen una después de otra casi siempre en un partido: la pena (cuando se recibe un gol), la alegria (cuando se marca un gol), el miedo (cuando el equipo contrario se acerca y arranca ese ayyyy), la cólera (cuando el equipo pierden un balón comprometido o falla un gol cantado, uyyy) y la reflexión cuando uno tiene la posibilidad de compartir o comentar las jugadas y exteriorizar sus emociones. A cambio de eso ver un partido a solas minimiza el impacto de las emociones que en compañia se alargan y agrandan.

Al terminar me senti tan cansado como si yo mismo hubiera jugado el partido de modo que me puse a pensar en qué significa eso de “pasar nervios” o “estar nervioso”.

Y comprendi por qué muchas personas mueren o enferman intoxicados por sus propias emociones, el caso más grave y conocido es aquel que tiene un infarto cuando contempla a su equipo perder o ganar, eso no importa, pues lo importante es cual de esas emociones es tóxica para el corazón. En eso pensaba mientras veia el España-Portugal y me observaba a mi mismo.

Para morirse de un infarto durante un partido de fútbol es necesario que se haya establecido un cierto patrón de respuesta tóxica a la ira. Se conoce con el nombre de personalidad tipo A, se trata de personas airadas, hostiles, apresuradas y competitivas. Eso es lo que dice la medicina oficial.

Pero yo no me doy por satisfecho con esa explicación que trata de corresponder ese constructo de personalidad con una somatización grave de una forma unívoca, yo prefiero la causalidad cíclica que propone la medicina tradicional china (MTC) cuyo esquema expuesto más arriba explica las relaciones de unas emociones con otras.

Pero antes de nada hemos de respondernos esta pregunta ¿Para qué sirven las emociones?

En este post adelanté algunas cuestiones de interés sobre el asunto pero me gustaría responder ahora diciendo que las emociones son atajos de reconocimiento y son simultáneamente con eso acciones demostrativas sobre intenciones. O dicho de otra forma las emociones sirven para simplificar el mundo y son además de eso conductas que los demás pueden observar: las emociones evolucionaron para ser expuestas y reconocidas por otros, para mostrarse.

Lo que la MTC propone e sun modelo holístico y cíclico donde cada emoción regula o controla (flecha roja), nutre (flecha verde), se opone (flecha amarilla) trazando una mapa donde puede verse fácilmente las relaciones que existen entre unas emociones y otras.

La correspondencia en MTC con las emociones y los 5 elementos es ésta:

1.-Tierra, reflexión

2.-Metal, pena

3.-Agua, miedo

4.-Madera, ira

5.-Fuego, alegria

Las emociones tienen un rango de fluctuación entre lo normal (armónico) y lo patológico (desequilibrio), por ejemplo hay una alegria funcional y una alegria patologica (euforia), un miedo normal y adaptativo y un miedo anormal que conocemos con el nombre de pánico. Una reflexión normal y una hiperreflexión u obsesividad. Un ira normal y una agresión patológica, una pena normal y una melancolía disarmónica.

La ira por ejemplo -que es una de las emociones con peor prensa- es una emoción enormemente adaptativa: sirve para dar fuerza (controla o modera) al pensamiento (reflexión) e impedir el descarrilamiento del raciocinio por falta de tensión. La ira no debe ser confundida con el enfado o el rencor (estados cronicos de ira) ni con la agresión o la violencia que son sus representantes patológicos extremos, hay una ira adaptativa, asertiva, que activa el pensamiento y la reflexión y le impide (controla) salirse de un cauce que conocemos con el nombre de pragmatismo o pensamiento eficiente y activado (arousal). La ira es la fuerza del pensamiento.

La Fuerza arquetipo en el Tarot

La reflexión controla y modera el miedo, le pone limites a través del  raciocinio e introduce un elemento de realidad en la cascada de temores que pueden extenderse como una gota de aceite sin el equilibrio necesario a través de la lógica que aporta la reflexión.

El miedo sirve para eludir riesgos y minimizar el impacto del daño que puede resultar de una conducta temeraria. La posibilidad de tener miedo es enormemente adaptativa, pero además el miedo controla el exceso de alegria y la transforma en seriedad.

A su vez la alegría controla y modera la pena, sirve para reconocer y mostrar signos de triunfo, de éxito y nos permite regular y reconocer nuestros logros poniendo limites a la expresión de la pena y estableciendo un rango de eutimia o de ánimo normal.

Por último la pena controla y modera la ira a través de esa falta de energia que acompaña a todo estado de ánimo bajo y desactiva de esta manera la agresividad que pudiera estar en exceso. La pena es la templanza de la ira.

La Templanza arquetipo del Tarot

Lo importante a retener de las conceptualizaciones de la MTC es que no existe un desequilibrio inerte entre las emociones tal y como nos planteamos en los desarrollos occidentales sobre esta cuestión y que nos llevan a establecer correspondencias entre rasgos de carácter o personalidad con ciertos riesgos emocionales: no existe ninguna personalidad que tenga más riesgos en este sentido sencillamente porque el constructo “personalidad” no existe sino como un continuo fluir de vueltas de la rueda.

Lo que existe en realidad es un constante flujo de energías emocionales discurriendo en el sentido del esquema de arriba y donde evidentemente pueden aparecer bloqueos, retenciones, obturaciones o rebeldias de unas emociones contra otras, es muy probable también que estas relaciones estén relacionadas con hábitos o patrones aprendidos por los sujetos y que exista una cierta correspondencia entre rasgos y desequilibrios energéticos.

Por eso ver un partido de fútbol es una masaje emocional, donde no queda ningun músculo por tonificar, uno se mete en la rueda de las emociones y cada una de ellas se ocupa de sus órganos correspondientes.

La rueda arquetipo del Tarot

El dia de Portugal solo quedó la pena por tocar, pero ya vendrá y cuando lo haga recuerda que la pena es la que controla la ira y es por eso que nos quedaremos sin gasolina y será en semifinales.

Exito y liderazgo

febrero 24, 2010

A pesar de lo que afirma este pulcro señor liderazgo y éxito no van siempre de la mano porque obedecen a dos pulsiones opuestas entre sí o al menos contradictorias.

Ayer y mientras asistía a la presentación del enésimo libro de un íntimo amigo mio reflexionaba sobre el éxito que él mismo sin ningún falso pudor se atribuia con razón.

Y lo enlacé con algunas ideas que últimamente he leido en la web. Sucede que desde que estoy en twitter soy amigo de muchas personas que se dedican al coaching (no me pregunten por qué), al mundo de la creación publicitaria, al branding y a la politología. He observado que estas personas imbuidas por un psicologismo postivista han hecho suyas algunas ideas de la psicologia positiva, del zen y del budismo más en plan libro de autoayuda que doctoral y con el fin de vender, como si vender fuera, en si mismo, un objetivo universal.

Pero lo cierto es que estoy rodeado de personas que teorizan sobre el éxito de manera que ayer decidí pensar en qué consiste esto del éxito y lo hice fijándome en una persona de éxito, me refiero a mi amigo poeta cuyo nombre no mencionaré porque pretendo universalizar mis hallazgos. Son estos.

La primera cuestión que me vino a la cabeza es que el éxito y el liderazgo no son la misma cosa aunque a veces podamos confundirlas o bien puedan presentarse solapadas, por ejemplo -y por echar mano de un ejemplo facilito- Zapatero es un hombre de éxito y Felipe Gonzalez un lider, para que ustedes vayan haciendo boca. En realidad los dos han tenido éxito pero hay algo que uno tiene y del que el otro carece. El lider puede tener o no éxito pero el hombre de éxito no puede ser un lider por las razones que abajo enunciaré:

  • El hombre de éxito es individualista, el lider sistémico.
  • El hombre de éxito se orienta por metas posibles, el lider por ideales que sabe inalcanzables.
  • El hombre de éxito no ofende nunca a nadie, el lider puede resultar ofensivo.
  • El hombre de éxito es unidireccional y centrífugo ( de él a los demás), el lider bidireccional y mutual.
  • El hombre de éxito halaga a todos aquellos que pueden ayudarle a alcanzar sus metas, el lider en cambio es objeto de halagos.
  • El hombre de éxito acumula cargos, trofeos, triunfos, diplomas y honores, el lider carece de curriculum.
  • El hombre de éxito es atractivo y seductor, el lider posee carisma.
  • El hombre de éxito carece de seguidores sino de imitadores, el lider posee seguidores y detractores.
  • El hombre de éxito no tiene ni web ni blog y cuando los tiene es para venderse mejor a sí mismo o sus productos, el lider es generoso y es seguido por su coherencia 2.0.
  • El hombre de éxito no comprende la web 2.0 y teme las consecuencias de la universalización del saber, el lider usa la red para proyectar sus ideas.
  • El hombre de éxito no es un hombre de ideas sino un esteticista, el lider es sobre todo un ideólogo.
  • El hombre de éxito suele ser una persona refinada y educada, el lider puede resultar tosco, irreverente o mordaz.
  • Al hombre de éxito le interesa el éxito personal al lider la verdad condensada en un hallazgo de interés colectivo.
  • El hombre de éxito suele ser un farsante (en el buen sentido del que sabe que la realidad es una farsa), el lider puede llegar a ser un cínico o un iluminado.
  • El hombre de éxito está siempre en lo politicamente correcto, el lider lo cuestiona.
  • El hombre de éxito evita las discusiones o las confrontaciones, el lider trata de integrar todos los puntos de vista posibles.
  • El hombre de éxito es corporativo y endogámico, no opina nunca de lo que no sabe, el lider toma riesgos sobre múltiples temas y es inclasificable.

Y como no pretendo que esta lista sea cerrada o definitiva abro el turno de comentarios para que sean ustedes los que me hagan ver otras diferencias o para negar la mayor y afirmar que ambas categorías son la misma categoría utilizada de otra forma.

Al frente de la organización imperfecta

febrero 10, 2010

El lider del futuro será aquel que sea capaz de empoderar a otros

Tuiteo reciente del autor.

Esta mañana y por serendipia me he encontrado con este texto escrito por Fernandez, Urarte, Acalde y Aguado y titulado “Patologia de las organizaciones” y que coincide en sus planteamientos con algunas cosas que algunos suscribirian: que las organizaciones sufren enfermedades similares a las que sufrimos las personas, algo que es extensible tambien a los grupos sociales, a las etnias, las empresas o los estados. Y no es sólo que algunos lo crean sino que incluso algunos investigadores sistémicos procedentes del campo de la terapia familiar -como el grupo de Milán encabezado por Selvini Palazzolli,- escribieron en su dia un libro producto de una investigación preliminar (que no tuvo continuidad por las dificultades metodológicas) y de campo en una organización y que titularon “Al frente de la organización”.

El texto antes mencionado sin embargo abusa de una serie de metáforas que más que aclarar las cosas que suceden en las organizaciones trata de trazar un paralelismo entre enfermedades individuales y enfermedades colectivas transitando un peligroso camino de analogías en la suposición de que pueden existir organizaciones hemipléjicas, obesas, deprimidas y organizaciones que sufren enfermedades mentales o enfermedades fisicas.

En realidad -y aunque- las organizaciones son sistemas dinámicos en continuo movimiento no son sistemas vivos, pues no son sistemas biológicos. Entender el complejo funcionamiento de ellas, usando la metáfora de la enfermedad biológica me parece un abuso. Más bien creo que las organizaciones son sistemas complejos que pueden entenderse mejor desde la perspectiva citada en este post cuando su autor habla de los wicked problems y que titula “Indomesticables problemas perversos”, es decir de estructuras complejas cuyos enlaces están ocultos y resulta dificil para un observador con mentalidad natural -observacional- tratar de meterle el diente y más aun: encontrar un “tratamiento” para su “enfermedad”.

Sólamente pueden estar enfermos los seres vivos pero no los sistemas que nosotros los vivos podemos crear. “Enloquecer” o “enfermar” son pues metáforas, no realidades fácticas. Las organizaciones pueden presentar -sin embargo- problemas muy dificiles de atajar y de definir y que se muestran indomesticables cuando no irreductibles.

Recordaré brevemente qué es un wicked problem, segun la wikipedia son problemas dificiles o imposibles de resolver por su morfologia incompleta, contradictoria o cambiante que les hace dificiles de reconocer, presentan además una dependencia del contexto por lo que es muy frecuente que los intentos de solucionarlos terminen en la creación de un problema nuevo y más allá de eso: que los mismos que tratan de resolver un problema son los que lo agravan.

Aunque los problemas de salud suelen estar contaminados -y de hecho lo están- por este tipo de interrelaciones (familiares, sociales, económicas, religiosos, etc), los problemas organizacionales están siempre presididos por las leyes de la complejidad y carecen de sustrato clinico que los haga reconocibles. Selvini Palazolli y sus colaboradores en el análisis que hicieron en el libro anteriormente citado de dos organizaciones concretas fueron muy cuidadosos -igual que sucede en terapia de familia- de rotular a un enfermo como tal. Como es sabido en terapia de familia (sistémica) se habla de paciente designado y no de un enfermo real. Si queremos estudiar las interelaciones en una familia no podemos partir del modelo patológico médico que supone que el enfermo es el enfermo y los demás son poco importantes en la génesis de la enfermedad, más bien parece que la actitud correcta en ese nivel de observación es impedir la categorización de un individuo como patológico, lo que puede resultar tranquilizador para la familia entera (y seguramente verdadero) pero invalida totalmente el método observacional de la complejidad.

Para mi hay dos clases de organizaciones “patológicas” pero que más que padecer una enfermedad están señalando en la dirección de creencias, modelos culturales, maneras de pensar y consumir servicios o valores en declive. Son, por asi decir organizaciones de su tiempo, de un tiempo que muchos de nosotros ya hemos dejado de vivir pero un tiempo que al fin y al cabo fue y que reconocemos como parte de nuestra historia muy reciente. Se trata de lo que llamaré para entendernos una organización neurótica (paternalista, vertical y burocrática) y una organización perversa, depredadora y voraz.

Pero antes de seguir por este camino de clasificar las organizaciones me gustaria decir algo previo: no existe una organización ideal, todas las organizaciones -como las personas- son mortales e imperfectas y todas necesitan revisiones continuas si quieren adaptarse a un mundo en continuo movimiento o simplemente sobrevivirse a sí mismas.

Y es necesario recordar este hecho porque muchos de nuestros fracasos al frente de las organizaciones se deben a ponernos metas demasiados elevadas para cumplir, algo que vale tanto en sanidad como en la administración pública o la empresa privada. La excelencia es sólo un ideal, una tendencia que nunca llegaremos a cumplir, pues los mimbres con los que se confecciona una organización no es otro sino el elemento humano sometido a sus miserias y a sus grandezas.

Pondré un ejemplo procedente de la sanidad: mientras nos empeñábamos en conseguir que los adictos a la heroína se convirtieran a la moderación no conseguimos nada, simultáneamente los accidentes, las enfermedades infecciosas, el SIDA, los delitos o las secuelas de la toxicomanía se enseñoreaban de la situación. Hubo de cambiar el paradigma y moderar las expectativas, asi fuimos transitando desde el ideal abandono de la drogadicción a la permuta por metadona.

La metadona es un opioide que se ingiere bebido y que tiene la misma potencia de la heroína, con ello no se consiguió que los drogadictos abandonaran su adicción pero se la cambió de lugar desde una jeringuilla infectada y un mercado negro lleno de riesgos hacia una toma diaria controlada y matutina. Aceptar la metadona como un tratamiento útil no fue nada fácil pues muchas voces se alzaron en contra de la sustitución de una droga por otra. Pero fue una buena solución, insistir en el punto de vista contrario hubiera empeorado la situación fisica de los adictos intravenosos.

La solución ideal no existe, a veces hemos de conformarnos con soluciones que no empeoren la situación previa. Esta fue una buena idea, sin duda.

Una solucion clarifinante como dice Watzlawick. es aquella que:
Una solución clarifinante es una solución que no sólo elimina el problema, sino también todo lo que está relacionado con él; algo así como lo que dice el chiste conocido: la operación ha sido un éxito, el paciente ha muerto”.

Y es verdad que algunos problemas se resuelven (se disuelven) solos. Cuando esto no sucede hay que impedir las soluciones clarifinantes que en este ejemplo vendrian del hecho de considerar que la curación de un toxicómano seria abandonar la droga sin considerar las complicaciones fisicas que acompañarian al paciente mientras lo intenta.

Y una vez hecha esta salvedad decir tambien que al igual que en el caso del médico (primum non nocere) el gestor ideal tampoco existe pero si alguien que no empeore la situación, eso ya es una buen opción en según que sectores poco dados a los experimentos, como sucede en la sanidad obligada a abrir todos los dias del año y 24 horas, probablemente la unica institución que está siempre despierta (junto a la policia, bomberos o jueces y forenses) a diferencia de las Iglesias, las bibliotecas, las oficinas de empadronamiento, los organismos oficiales o los juzgados de lo civil.

La mejor organización es aquella que ha logrado integrar en su interior un cierto caos que le hace disminuir sus rigideces, la peor es para mi aquella excesivamente formal o burocratizada que impide a sus trabajadores llevar a cabo sus planes de autopromoción o de liderazgo natural. La buena organización es aquella que es capaz de mantener un cierto orden permitiendo al mismo tiempo un cierto caos y que permita emerger nuevos lideragos y desplegar nuevas ideas.

Y cuento todo esto porque ayer tuve un encuentro nefasto con eso que más arriba llamé una organización perversa, pongo el ejemplo de las teleoperadoras.

Resulta que soy 10 años cliente de una de ellas y al revisar mi factura y compararla con los precios actuales me di cuenta de que estaba pagando más de lo que vale el servicio hoy. De forma que me dirigí a una de las oficinas que dicha teleoperadora mantiene en mi ciudad, alli me atendieron muy bien pero no me solucionaron nada y me dijeron que se pondria en contacto conmigo el departamento de fidelizacion del cliente.

Naturalmente las teleoperadoras no fidelizan al cliente sino que le mantienen aislado (es imposible hablar con nadie de carne y hueso) y desinformado adrede. Su cultura organizacional es ésta “sólo cuando alguien se queje y amenaze con dejarnos hacemos propuestas y negociamos con el cliente”. Es como si los clientes no tuvieramos derechos solo por el hecho de estar 10 años en la misma compañia y que la amenaza hubiera llegado a formar parte de la cultura de esa empresa.

Y me han dicho que son todas iguales de manera que para qué cambiar.

Alguien deberia poner un poco de orden en la politica de precios de esas empresas que no son monopolios pero siguen funcionando como si lo fueran, y otra: estas empresas practican una especie de extorsión inversa obligando a sus clientes a comportarse como verdaderos psicópatas al legitimar la amenaza como método de negociación.

Ya lo sabe, la próxima vez cuando hable con esa operadora superexplotada que seguramente le atiende desde un pais sudamericano comienze con esta frase:

- Ah, pues me voy a la competencia.

Y entonces trataran de fidelizarle, pero no antes.

Fue entonces cuando me acordé de Hécate y de las soluciones clarifinantes.

Muerto el cliente se acabó el problema pero tambien el negocio.

Decálogo para sobrevivir a la web 3.0

diciembre 20, 2009

Cuando la verdad se pone en contacto con lo humano aparecen las contradicciones

Andrés Schuschny

Todos nosotros somos inmigrantes digitales es decir nos hemos adaptado a la red mal o bien pero no nacimos con ella: toda una generación de niños -esos que ahora  estudian en la escuela 2.0- son los nativos digitales propiamente dichos y en sus manos estarán los proximos desarrollos de la red, tanto los que ya se avecinan en la web 3.0 como los que aparecerán más tarde y que algunos profetas digitales ya llaman la web 4.0.

Soy uno de esos que cambiaron su cerebro a través de la red, supongo que lo mismo les sucedió a los que inventaron la escritura, el arte rupestre, las herramientas en la caverna, la agricultura o la imprenta. Se trata de hitos que no sólo cambiaron la sociedad sino a los individuos y lo hiceron modificando nuestros cerebros. Un ejemplo que aun nadie ha abordado desde la ciencia es el modo en que el uso del teclado -el uso de ambas manos- modificará nuestro cerebro acostumbrado a la escritura diestra. ¿Tendrá esto algo que ver con el abandono de nuestras tendencias verticales, sexistas, paternalistas, autoritarias, conservadoras y afiliativas?.

Escribir con la derecha nos hizo ser adoradores de lo conocido, hooligans del meme azul y según dicen algunos el uso de las dos manos nos llevará de cabeza gradualmente hacia una simetrización de nuestro cerebro: todos seremos asi más femeninos. Si, más aun.

Si bien esta feminización alcanzará tambien a las mujeres demasiado fascinadas aun por el poder del meme azul.

Este post es una especie de guía para aquellos que aun no han entendido qué es lo que hay que hacer para constituirse en un nativo digital, integrarse en la red como si fueramos inmigrantes aculturizados y vivieramos en un pais xenófobo que aun nos mira con cierta prevención y recelo.

1.- Constituya una identidad digital. No es necesario que sea una prolongación de su identidad real. La web 2.0 le da la oportunidad de crear una nueva identidad, lo que usted siempre quiso ser. Pero recuerde que esta identidad ha de estar bien construida y ser coherente -no alejarse demasiado de lo que usted ya es- de lo contrario será usted desenmascarado pronto o tarde. No finja ser quien no es sino conviértase en lo que siempre quiso ser.

2.- Busque a sus afines y despréndase de los pesados, los que solo hablan de politica o aquellos fascinados con la jerarquia azul. Haga lo mismo con los anaranjados que pretenden una red cierta y verdadera, el pensamiento único, hay inquisidores profesionales dedicados a este menester. Hágase desafecto a todos los memes que operan en la red por debajo del verde.

2.- No se conforme con ser un lurker, participe. La red es implacable con los cibertímidos que temen exponer su cuerpo incluso en situaciones donde no es necesario hacerlo: el temor a ser ridiculizado o criticado es el mayor obstáculo para que usted se integre definitivamente en la red.

3.- Abandone su nick. Un nick es un buen lugar para ocultarse pero no para mostrarse. Nadie deberia fiarse de un nick y mucho menos de comentarios anónimos que por definición no hay que admitir en nuestros blogs.

4.- No tenga más de una identidad digital por vez, su prestigio y su reputación digitales dependen de su credibilidad. Y su credibilidad depende de su autenticidad. Nadie es ya fiable si cambia de identidad digital constantemente. El anonimato de Internet es algo trasnochado, ideal para psicópatas pero no para las personas comunes.

5.- No utilice su identidad digital para hacer negocios. Si su interés es comercial hágase con una identidad corporativa. Internet no es el lugar para vender nada más que su propia marca, a sí mismo: su identidad.

6.- Regale y de gratis lo que le sobra: su capacidad para tener seguidores depende de su generosidad y de su capacidad para informar, impulsar, guiar, apoyar, proponer, divertir y ser un lider de opinión. Y recuerde algo muy importante: no todos hemos de ser líderes, el líder romántico -naranja- dotado de talentos o méritos especiales se extinguirá en favor de pequeños lideres locales trabajando en red. Su identidad digital deberá adaptarse a lo que usted puede dar gratis y sin esfuerzo. (Aqui hay una buena entrada sobre esta cuestión). La meritocracia naranja está en retroceso.

7.- Los liderazgos en Internet pueden ser múltiples: no ponga su Ego por delante de otros Egos salvo para discriminar a  los que no entienden que su identidad digital ha de prescindir de las razones azules que parecen presidir el egocentrismo de cuando escribíamos con la mano derecha. Sea beligerante con los competitivos y los que pretenden rivalizar o discrepar eternamente, no tolere ni la envidia ni los celos representantes del meme rojo. No discuta nunca sobre cuestiones opinables como la politica, ni abrace causas que no alcance a comprender. No se confronte jamás con opiniones azules (visiones etnocéntricas del mundo) y cuando lo haga use el humor y la paciente caridad cristiana.

8.- Si quiere promocionarse hágalo, pero de algo a cambio. Se ha terminado la publicidad unidireccional. Nadie leerá sus anuncios si no aportan algo más allá de ellos mismos, sin un plus de gracia o valor añadido, tampoco sus blogs si no tiene “ciberamigos” que le promocionen gratis movidos por una generosidad de ida y vuelta. Internet es el territorio del don.

Puede visionar como ejemplo este video, se trata de la publicidad de Evian, un agua mineral. Innovación y desarrollo, prácticamente uno no sabe qué se está anunciado. El medio es el mensaje. No existe una publicidad mas honesta que aquella que oculta el motivo de su esfuerzo: vender.

9.- Comprométase digitalmente con algo, o alguien, no defraude a su red social con abandonos, traiciones, ausencias prolongadas o temores paranoides. Dése a usted mismo, mejor regálese sin esperar nada a cambio.

10.- Seleccione s su red social por afinidades y no para otras utilidades. Prescinda de otros condicionantes como las simpatías o las seducciones sexuales. La red no empasta bien con esto y nunca podrá superar a la vida real, en cualquier caso ya existen páginas de contactos para este menester pragmático. Adáptese a la idea de que la mayor parte de sus amigos no lo serán jamás en la vida real, abandone ese romanticismo fáctico y extienda el poder de su imaginario hacia la red global. Con la vida real ya tenemos bastantes escenarios para equivocarnos en ese sentido.

Atrévase a cambiar su cerebro desde la tecnología que ya tenemos a mano.

Y renacer.

Alex Alemany: Génesis.

El meme verde y la falacia pre-trans

diciembre 9, 2009

Ken Wilber es un psicólogo y principal seguidor del paradigma integral, un modelo que no procede de la psicología sino de otras disciplinas para las que recomiendo al lector interesado la lectura de uno de sus principales promotores: me refiero a Jean Gebser cuya web oficial está aqui.

Clare Graves y Don Beck son los teóricos de la dinámica espiral y los padres de la criatura wilberiana: un modelo explicativo del todo y una representación de la mente segun escalones evolutivos de los que he hablado en algunos post como éste .

La falacia pre-trans es una confusión cognitiva entre los niveles jerárquicos o planos de definición de la motivación, fue descrita por Wilber y supone tratar algo “pre” como si fuera algo “trans”, algo elevado o espiritual como algo enfermizo, algo primitivo como moderno y sucede porque fácticamente el tipo de conductas que sugieren ambos grupos de motivaciones profundas para hacer algo pueden ser similares si bien responden a visiones del mundo muy alejadas entre sí. En este blog hay una explicación profunda de este fenómeno pre-trans.

La mayor parte de las culturas democráticas y opulentas han alcanzado ya el meme verde o sus ideales figuran ya entre los ideales politicos que sustentan la mayor parte de sus politicas estatales, aunque sólo el 20 % de la población mundial han alcanzado tal estadío.

El meme verde puede resumirse diciendo que es pluralista, relativista, tolerante, antibelicista e igualitarista. Wilber considera que el meme verde, además es la plataforma de lanzamiento desde un pensmaiento de primer orden, basado en el egocentrismo o el etnocentrismo hacia el sociocentrismo y mundicentrismo característicos de los memes amarillo y turquesa. Sin embargo el meme verde contiene ciertas contradicciones que es preciso aclarar para entender la falacia wilberiana y como los caminos de retroceso son a veces el efecto secundario de un modelo de crecimiento no integral.

Si bien el meme verde atrae ideales bien conocidos desde los 60, lo cierto es que no ha podido desprenderse de un cierto tufillo narcicista. La razón de esta contradicción es la dificultad del meme verde de integrar a sus antecesores sobre todo al meme azul (orden, jerarquia, trascendencia) y el meme rojo (dominancia, control). El resultado del ejercicio del meme verde es que se encuentra desconectado de su tradición, de alli donde procede. Existe como una amputación de todo lo que dio lugar a la afiliación verde, altos ideales y pasión por el igualitarismo a consecuencia de su negación o repudio de la jerarquia, de los absolutos y de la tradición.

Sólo asi podemos entender que nuestros gobiernos apoyen el velo islámico pero rechacen la cruz. Esta kafkiana solución de los problemas -que parece ir en contra de lo propio en beneficio de lo ajeno o lo exótico- solo puede entenderse si comprendemos que el meme verde es un poderoso atractor de la tolerancia pero no de la tradición. Que nuestros gobernantes sean incapaces de resolver conflictos internacionales y se avengan a pactar con piratas o con gobiernos tiránicos de igual a igual por el horror y el rechazo a desplegar la fuerza militar (meme rojo) ni siquiera como disuasión: hay que recordar ahora que el gobierno actual llegó al poder por su oposición frontal a la guerra con Irak. No hay más que ver el comportamiento del gobierno y los errores en serie cometidos en los casos de los piratas somalíes o del caso Haidar -que pone en jaque al Estado con una huelga de hambre- para darse cuenta de que nuestro gobierno se encuentra infiltrado por los valores y creencias del meme verde sin haber sido capaces de integrar valores y creencias de los memes anteriores (rojo, verde y naranja) de una forma armónica e integral.

Integral significa en este caso que se trataria de formar jerarquias anidadas, donde unas son trascendidas por las otras, prolongadas y contenidas. Las ideas politicas del mismo modo que sucede con las ideas individuales pueden crecer de dos formas, una es siguiendo este modelo de anidación -transformación- y otra muy distinta es a través del modelo disociado,  el modelo lineal de los montoncitos donde cada uno de ellos se encuentra aislado del siguiente y con mucha frecuencia alguno es apartado, negado o rechazado.

Y que se expresa con la conocida frase “A mi nadie me dice lo que tengo que hacer” que en la práctica supone el respeto de las decisiones de todos aunque esas decisiones lleven a contradicciones insuperables como ha sucedido en España con el modelo Autonomico. Si los catalanes deciden su futuro, los valenciano el suyo y los gallegos hacen lo mismo ¿quien se ocupará del bien común? ¿quien velará por los intereses de la mayoria?

Asi lo rojo (lo militar) seria trascendido por lo azul (el orden) y lo azul por lo naranja (lo racional) y más tarde lo racional por lo verde (el igualitarismo). El error de los que se encuentran instalados y cautivos en el meme verde es que no tienen en cuenta su propio desarrollo, el que les permitió llegar a un estadío evolucionado de la conciencia verde: algunos problemas humanos, nacionales o internacionales no pueden resolverse desde el meme verde y se impone bajar de nivel.

Y aqui es donde entra de lleno la conceptualizacion wilberiana de la falacia pre-trans: el buenismo demostrado por el gobierno para tratar de resolver problemas complejos en clave internacional como en el caso Haidar: darle el pasaporte español por ejemplo o dejarla entrar en nuestro pais por razones humanitarias choca de lleno no sólo con los adversarios políticos implicados sino tambien con los propios sujetos presuntamente victimas que acaban convirtiéndose en tiranos del propio gobierno que les dio cobijo en una especie de coacción intolerable. Pero el meme verde no acaba aqui con su lista de contradicciones porque los juristas -capturados tambien por el brillo humanitario de su tiempo- dicen que no podemos obligar a la Haidar a alimentarse forzosamente.

Nunca entenderé por qué una anoréxica puede alimentarse forzosamente o a un miembro del GRAPO (me refiero a la huelga que llevaron a cabo en los 80) pero no a un miembro de ETA como Josu Ternera o a una activista saharauí. El meme verde es además de todo lo dicho tambien profundamente estúpido cuando de lo que se trata es de salvarle la vida a alguien a pesar de sí mismo: de lo que se trata en cualquier caso es de preservar “la libertad de coacción”por encima de la vida, es como si todas las opiniones tuvieran el mismo valor. Una enfermedad autoinmune.

Y es precisamente este otro de las grandes defectos del meme: persuadidos de que todas las opiniones y todas las creencias tienen el mismo valor, el meme verde termina por relativizarlo todo haciendo honor a su clase de pensamiento liquido o postmoderno. Se trata de la negación de cualquier absoluto, herederos del ateismo naranja los materialistas del meme verde terminan por parecer a veces pusilánimes o puritanos y a veces impositivos o intrusivos.

Nos imponen sus ideales y modelos de vida con eso que ha venido en llamarse “lo politicamente correcto” hasta hacerse pesados o “metementodo” como recientemente ha sucedido con el decreto sobre “cultura sostenible” donde el gobierno tratando de sortear a la opinión publica trató de aprobar una norma alegal para meter las narices en nuestros ordenadores y todo para proteger los derechos de los artistas de su cuerda, los que les sacan las castañas del fuego y las pancartas cuando hay que decir que no a los memes rojos o azules.

Nos imponen sus ideales pero en el fondo no se los creen porque en palabras de Wilber no han terminado de resolver la integración de sus propios desarrollos anteriores infiltrados de control, dominio y egocentrismo y es por eso que regresan a ellos cuando tienen que abordar cualquier conflicto como un neurótico común:

Puesto que se supone que ninguna visión es intrinsecamente mejor que otras -por su negación de jerarquias de valores- no puede remendarse ningun curso real mas que compartir todas las visiones y si en cualquier caso alguien manifiesta sus ideas con convencimiento estas serán descalificadas por considerarse autoritarias. Un refrán muy corriente entre los años sesenta fue este:

La libertad es una reunión interminable.

Y lo que suele suceder es que los que así piensan o caen prisioneros de este meme al no ser capaces de mudar sus jerarquias de dominio en jerarquias de transformación es que están condenados a retrotraerse a los memes anteriores egocéntricos que actuan como un imán para los “yoes” verdes atrapados en su campo. Y asi sin quererlo los pacifistas verdes terminan por retrotraerse a escenarios de dominio y de control (memes rojos) y terminan imponiendo su propia jerarquia a los demás de una forma invertida: propugnan por ejemplo la educación pública para los demás pero ellos llevan a sus niños a la escuela privada, piden austeridad a la población pero ellos siguen con sus carisimos desplazamientos, móviles y gastos de representación, etc.

Lo que les diferencia del meme azul (mitico-religioso) es que aquellos trataban de hacernos vivir de la misma en que ellos vivian mientras que estos se conforman con que ellos puedan hacer lo que deseen haciendo comulgar a los demás con ruedas de molino.

El meme verde solo puede salirse de sí mismo y virar hacia el amarillo con una verdadera integración de todos los memes antecesores. Del “nosotros” a “todos nosotros”, del pensamiento de primer grado al pensamiento holistico, de la jerarquia de dominio a la jerarquia de transformación, del egocentrismo al sociocentrismo y el mundocentrismo solo puede transitarse a través de un trabajo de aceptación de aquellos memes que nos sostuvieron para que pudieramos llegar hasta aqui.

Ya lo dijo alguien:

“Aquellos pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”.

No se refería precisamente a la memoria histórica sino a la memoria memética.

La identidad digital: elogio de la ciberamistad

diciembre 3, 2009

Asi es como imaginan algunos la ciberamistad, pero…

¿De quién somos amigos en Internet?

¿Por qué somos amigos de nuestros amigos?

¿Se parecen en algo las amistades virtuales de las amistades en la realidad-real?

Eche un vistazo a su alrededor y haga un recuento de sus amistades, analice una a una cada una de ellas y se encontrará con que muy pocas de las relaciones de amistad que establece en su vida actual tiene que ver con lo que usted realmente es, hoy.

La mayor parte de sus amistades proceden del pasado, de experiencias comunes, del compañerismo resultante de haber compartido horas de estudios, despacho o de entorno laboral, algunas -las más osadas- proceden de la infancia y se enroscan en una especie de sentimentalismo trasnochado, a veces sosegado y práctico . La mayor parte de las amistades que usted tiene proceden de haber compartido algo con independencia de que ese algo ya haya caducado: es frecuente que ese algo sea o bien el trabajo o ciertos intereses espúreos o una cierta simpatía o bien la crianza de los hijos (los hijos unen y separan las amistades mucho mas que los intereses) o bien la pertenencia a algo que hace de cemento de unión a la amistad.

Uno, en definitiva, solo puede ser amigo de aquellos que estan a su alrededor y son sus coetáneos.

Hay personas que dicen que Internet es un obstáculo para la verdadera socialización y que de alguna forma es una especie de sustituto de la amistad, un refugio para tímidos, frikis o esquizoides. Los que piensan asi creen que hay una amistad verdadera, la que se da cuerpo a cuerpo, y la otra, la virtual donde no hay propiamente amistad sino una especie de juego de sustitución.

Los que así piensan no se han detenido nunca a hacer un catálogo de motivaciones de sus amistades o no las han puesto a prueba. Las amistades reales son por lo general bisociadas, tenemos que aguantar sus defectos mientras nos aprovechamos al mismo tiempo de sus virtudes, algo que no sucede en Internet donde cada uno de nosotros ofrece lo mejor de sí mismo sin ninguna otra intención salvo la de ser coherente con su identidad digital.

La identidad digital es una construcción creativa de lo que uno quiere ser, una segunda oportunidad que no tuvimos mientras nos hacíamos o nos hacían la nuestra. Lo cierto es que la identidad es un producto de una serie de circunstancias que proceden tanto de elecciones que hicimos en su momento como de adjudicaciones más o menos acertadas de los que otros esperaban de nosotros. No existe una identidad verdadera y una identidad falsa, sino una identidad cómoda y otra identidad incómoda. Toda identidad es ilusoria.

¿A quien no le gustaria poder modificar lo que los demás piensan de uno mismo o sacudirse de encima ciertas etiquetas que le colgaron?

La gracia que tiene Internet es que el pasado no existe sino sólo el aqui y ahora, sólo importa la coherencia interna. Nadie puede equivocarse con una determinada identidad pues todo el mundo sabe que tras una identidad digital puede esconderse quizá una persona cargante o antipática con la que no seria posible salir a tomar un café sin aburrirse, una cuestión que en la realidad puede tardar cierto tiempo en descubrir.

Pues en la realidad la gente encubre y oculta su lado oscuro. Pues es la realidad la que nos obliga a disociarnos con sus prescripciones sobre lo conveniente y lo inconveniente.

En Internet no sucede este fenómeno porque allí tenemos la oportunidad de construir nuestra reputación desde cero: no existen pues prejuicios. Uno es lo que quiere ser.

Y siempre se puede tachar a ese amigo cargante que siempre habla de -hace apología- política o de sí mismo.

La identidad digital es como una marca, una especie de reputación o prestigio que procede de tres ideas fundamentales: la autenticidad, la coherencia y la fiabilidad.

Y como es imposible no comunicar nada según la primera ley de la teoria de la información, lo cierto es que de tal modo como sucede en la vida real, nuestra personalidad digital tambien trasmite algo, pero esta vez es algo que podemos diseñar nosotros mismos eludiendo los clichés y se encuentra además descorporeizado pudiendo eludir asi las señales analógicas que trasmite nuestro cuerpo en interacción y que son fuente de no pocos desencuentros.

En la vida real lo fiamos todo a la visión. La realidad está llena de prejuicios.

Visuales.

Y cuando uno consige una identidad digital ya está en condiciones de tener amigos en la red, no es necesario que los busque, ellos te encontrarán a ti con una condición que he leido hoy en un twitteo: “quien no está dispuesto a escucharme no merece mi atención”.

O dicho de otra forma la red impone una mutualidad que va más allá de la cortesía, impone un seguimiento de ida y vuelta, una identificación que impone un refuerzo de aquel que te refuerza. La indiferencia en lo digital se paga con la muerte digital, del mismo modo que la tacañeria, el egocentrismo y la ocultación.

Si tienes algo que decir compártelo y si no guárdalo para conseguir derechos de autor.

O la una o la otra.

Los ciberamigos llegan buscando a los afines y son de alguna forma tus clientes ylos mejores promotores de tu obra: aquellos que difunden tu creatividad y lo hacen gratis, sin esperar nada a cambio y de una forma altruista y comprometida. Los ciberamigos son tu publicidad digital, no se trata de conseguir ventas sino de conseguir intangibles, algo que no suele suceder en la vida real donde por definición entre amistades hay siempre una insoportable ambivalencia teñida de envidia o una tenue maledicencia que se encuentra a buen recaudo: allá en la parte mas inaccesible del inconsciente donde nadie la puede ver y sólo un psiquiatra como yo sabe husmear.

En este blog de un bloguero doctoral llamado Joan Jimenez hay un post que habla de los problemas que se encuentran la gente con talento a medida que van teniendo éxito. Pone como ejemplo el caso de Messi, no sólo recomiendo su lectura sino además que os aficioneís a su periódica lectura: ahi hay una verdadera teorización sobre el modelo digital. El problema del talento de Messi es que es un talento cautivo del Barça del mismo modo que el Barça tiene un problema con el talento de Messi como antes lo tuvo con Ronaldo, Ronaldinho, Maradona o Etoo.

En Internet no existe la ambivalencia y cuando sucede se borra al amigo y ya está: sólo interesan los ciberamigos que comparten la siguiente idea:

No se trata de renegar del Ego sino de integrar los talentos individuales en un proyecto integrador donde cada uno tenga un espacio sin necesidad de arrebatárselo a otros.

Es por eso que la ciberamistad es algo que sucede un escalón más arriba de la conciencia, en un nivel mas alto y es por eso que cualquier identidad digital siempre es más elevada que la identidad que nos endosaron otros, salvo la del psicópata, claro está, pero eso es harina de otro costal.

¿Y todo esto para qué?

Pues para que nos quieran.

En este enlace podeis ver la teorización de cómo vender nuestra identidad digital de un modo eficaz a fin de conseguir lo que todos buscamos: amor y reconocimiento y algunas claves para lograrlo: nadie nos comprará la marca de nuestra identidad sin amor.

La gasificación de la vida

noviembre 27, 2009

Confieso que no me gustan nada las reuniones y mucho menos las asambleas y sé que se trata de una contradicción pues en cierto modo las reuniones de equipo fueron inventadas por los de mi generación, me refiero a eso que Wilber ha llamado la generación del Yo, esa generación tan llena de generosidad e idealismo como de narcisismo e individualismo: una generación egocéntrica

Es paradójico que fueramos nosotros los que inventáramos el equipo multidisciplinar y la toma de decisiones compartida, claro que en todo esto yo siempre he visto una falacia y quizá por eso he sido siempre acusado de individualista furibundo.

La función de una reunión en realidad es alimentarse a sí misma y decidir no tanto lo que hay que hacer sino la fecha de la proxima reunión, las reuniones son como células cancerosas que tratan de reproducirse a si mismas a través de copias o clones.

Y es que he reflexionado mucho sobre las reuniones quizá porque me he aburrido mucho en ellas aunque nunca supe por qué , asi que daba por buenas las acusaciones de mis compañeros que ya he dicho más arriba de qué me acusaron siempre.

Pero ahora si lo sé, despues de haber leido un libro de Ken Wilber titulado “Teoria de todo” que te puedes bajar gratis aqui.

Bajo la fachada de una toma de decisiones democrática las más de las veces la reunión sirve de pretexto para no tomar ninguna decisión, aplazarla sine die, o culpabilizar a los que carecen de poder de tomarlas de no hacer nada. He observado que muchas veces los que dirigen este tipo de reuniones grupales son personas con una repugnancia visceral hacia la jerarquía que ellos mismos ostentan y que practican una forma de pluralismo nihilista desparramando una atmósfera libertaria fingida de la que nadie se fía. Simplemente no desean ser vistos como personas autoritarias aunque en realidad suelen ser bastante sectarios o manipuladores quizá tambien por esa tendencia a “no querer ser autoritarios”.

Uno huye del fuego y se mete de lleno en las llamas, eso es lo que sucede.

Quieren oir todas las voces, dicen, aunque de alguna forma prefieren que la gente “exprese sus sentimientos” en total libertad. Y este es el objetivo de las reuniones: que cada cual exprese su opinión aunque no haya nadie para decidir cuales opiniones son las mejores.

La falacia sobre la que se asientan estas clases de personas es que creen que todas las opiniones tienen el mismo valor.

Se trata de la conocida falacia descrita por Wilber y que nos pone en guardia contra una forma de relativismo muy frecuente en nuestro mundo de hoy y que halla precisamente en Internet un ejemplo bien conocido. Las ideas de Wilber sobre la Red están expuestas en esta entrevista.

Efectivamente si usted visita este enlace verá como cualquiera de nosotros podemos ser periodistas y de alguna manera podemos escoger los titulares a nuestro gusto haciendo coincidir nuestra visión del mundo con la de nuestros pares. Ya no hay filtros y la mediocridad nos alcanza a todos, todos tenemos razón y en algunas paginas web nos pueden machacar con mentiras, supersticiones o falsedades que viven en completa armonia con la verdad.

Asi nos hemos convertido en editores, lectores, criticos y creativos de nosotros mismos lo que nos pone a todos en la misma linea de salida con respecto a nuestra veracidad o fiabilidad y dependientes del share -como la peor televisión- y obligados por el número de visitas- un intangible que no reporta beneficio alguno- o por una supuesta lista de los más votados como sucede en ese portal nombrado mas arriba “menéame” donde las noticias que ocupan la portada son las mas votadas es decir las que mas se menean.

¡Que horrorosa palabra el meneo!

Sin embargo y aunque creo que Wilber tiene razón en lo que respecta a la veracidad/falsedad de lo que podemos leer en Internet, creo que es precisamente esta labor de discriminar lo valioso de lo banal lo que de forma gradual nos cambiará el mundo no sé si para dejar las cosas en su sitio o para modificarlas.

Mi punto de vista está mas cerca de lo que opina este bloguero -el amigo Andrés-  sobre el asunto que de los temores de Wilber sobre la equiparación o el borramiento de bordes entre el subjetivismo y la verdadera creatividad.

El peligro está ciertamente en la gasificación de la red, algo que sucederia inevitablemente si esperamos que se convierta en una especie de lugar donde se cumplan las deseables leyes de la justicia distributiva. Lo cierto es que la principal labor de un cibernauta está relacionada con el hecho de decidir a quien lee y a quien no, y además esta decisión es modificable con el tiempo: podemos elegir tener muchos amigos en Facebook o en Twitter y mas tarde terminar está relación simplemente borrando a nuestros interlocutores de nuestras listas.

En Internet seguirán habiendo malditos, famosillos y gurús igual como sucede en la vida real. Naturalmente también existirán novelistas o músicos fracasados o poetas nunca leidos, no hay que esperar en la red milagro alguno.

Nuestra función es más seleccionar y discriminar entre la avalancha de información que suele estar en proporción inversa con el conocimiento consolidado.

Algo que no podemos hacer en las reuniones de personal a las que estamos obligados a acudir.

Las reuniones que he descrito se parecen mucho a ciertos blogs: se trata de escaparates de ciertos tipos de expresión narcisista o de repudio de la jeraquia, son como spam informacional, ruido blanco que no aporta nada, salvo ponerse en cotacto con los afines.

Una caricatura egocéntrica de quien lo escribe que sirve sólo a un fin: el engorde del Yo.

En mi opinión la red está diseñada para compartir más que para competir y mucho más para regalar que para vender, más para descartar y no para acumular. No para mostrar lo que se sabe sino para averiguar qué es lo que se sabe.

No hay que hacerle ascos a tomar la decisión de borrar comentarios o de ejercer la censura sobre determinados contenidos destinados a mantener una reunión sin fin con el objetivo de volver hacia una vida en continua asamblea.

Eso es, desde luego, aburrido y tenemos derecho a que nos resulte insoportable.

La dinámica espiral

noviembre 21, 2009

Imagínese que usted regenta en la actualidad una empresa familiar que fundó su abuelo y que desarrolló bajo una atmósfera de autoritarismo y una cierta anarquía organizacional.

Y que a su abuelo le fue bien.

Mas tarde entro en escena su padre que implantó en la empresa ciertas tecnologías de gestión, la dotó de instrumentos de evaluación y multiplicó su personal por tres, implementó administrativos  y contables. Introdujo orden en la empresa.

Y a su padre le fue bien.

Usted heredó una empresa ya hecha que parecía ir bien y que trató de modernizar sustituyendo la maquinaria obsoleta por otra más acorde con los tiempos, introdujo nuevos modelos de gestión e incluso contrató un gerente profesional para llevar a cabo sus planes de expansión y mejora en la competitividad.

Y a usted le va mal.

¿Qué ha sucedido?

[El lector sabrá comprender que estoy hablando de un hipotético caso de management-ficción y que no voy a tener en cuenta cuestiones como a qué sector pertenece la empresa, qué fabrica y cual es el entorno en la que se encuentra ubicada. presento un caso simplificado que pueda servir de modelo y pretexto para entender qué es esto de la dinámica espiral].

La dinámica espiral es un modelo multidisciplinario (bio-psico-social-cultural) que aborda desde la teoria de la complejidad el desarrollo de la humanidad analizándolo a través de diferentes visiones del mundo y los sistemas de valores asociados a estos.

Su error gerencial consistió en pensar que lo que habia funcionado en tiempos de su abuelo y de su padre va a seguir funcionando simplemente con mejorarlo o con modernizarlo, sin tener en cuenta que las condiciones en que la empresa fue creada, fue gestionada y mejoró “entonces” iban a mantenerse constantes con el tiempo y que sólo eran necesarios pequeños cambios de “sentido comun” para sacarla hacia adelante.

Empecemos por los valores:

Los valores y creencias que abrazaba su abuelo eran el autoritarismo y la lucha por salir adelante, su abuelo pensaba que los que triunfaban eran los más fuertes, los que trabajaban duro, sin horarios fijos, su abuelo maltrataba a sus empleados y nunca los tuvo en cuenta. Su padre por el contrario introdujo en la empresa un cierto orden y aunque siempre fue una persona autoritaria con una mentalidad jerarquizada y vertical trataba de recompensar  a sus empleados valorando su lealtad y su entrega. Su padre practicaba el paternalismo y se salió con la suya.

A usted lo que le interesaba sin embargo eran los logros y el éxito y diseñó su empresa para competir con sus adversarios comerciales, trató de expandir su negocio más allá de los confines territoriales que le venian marcados por su tradición, abrió franquicias aqui y allá y trató de implicar a sus empleados en la gestión de su empresa negociando con los sindicatos buenas condiciones para aquellos que demostraran eficacia, profesionalidad y desde luego lealtad a la marca. Usted es un paternalista eficiente pero no superó la barrera de la participación ni la barrera de la competencia. Usted es un empresario antiguo a pesar de su edad.

Es evidente que los valores en que se sostenian su padre y su abuelo antes de usted no se parecen en nada a pesar de que su empresa sigue fabricando el mismo producto.

Vamos a llamar a estos valores asignando a cada uno de ellos un color.

BEIGE : atractor: supervivencia. Condiciones de vida: Un estado de predominante impulsividad biológica, donde los sentidos físicos imperan. Modalidad de pensamiento: dirigidos instintivamente, habilidades físicas, sentidos y reflejos naturales aumentados; existencia a modo de autómatas. Característica: Preverbal.

PÚRPURA (o Morado) : atractor: seguridad. Condiciones de vida: Ambiente experienciado como un lugar amenazante, imbuído de poderes misteriosos y habitado por espíritus, que deben ser aplacados y apaciguados a través de rituales, horando a los ancestros, adquiriendo relevancia los lazos de parentesco. Modalidad predominante de pensamiento: mágico – animista. Cultura: etnocéntrica.

ROJO : atractor: poder. Condiciones de vida: Ambiente experienciado como una “jungla” donde triunfan los duros y fuertes, estando los débiles a su servicio; la naturaleza es interpretado como una adversaria que conquistar. Modalidad predominante de pensamiento: egocéntrica. Características: Se promueve la dominación, la conquista y el poder; como contracara la explotación y el sometimiento.

AZUL : atractor: orden / estabilidad. Condiciones de vida: “Realidad” controlada por una Autoridad Superior, que castiga el mal y recompensa las obras buenas y la vida recta. Características: obediencia para obtener recompensas diferidas en el tiempo, sentido, proposito, certidumbre. Modalidad predominante de pensamiento: Mitocrático – absolutista. Características: obediente según decida la autoridad superior y dictaminen las reglas; conformista; exacerbación de la culpa, racionalidad incipiente. Cultura sociocéntrica.

NARANJA : atractor: resultados / logros / éxito. Condiciones de vida: Ambiente experienciado como repleto de recursos para desarrollar y oportunidades para mejorar las cosas y alcanzar la prosperidad. Ejercicio del control y transformación de recursos naturales, promoción de la competecia para la obtención de resultados y de autonomía. Modalidad predominante de pensamiento: Multiplista. Características: Mentalidad pragmática para lograr resultados y avanzar. Racionalidad positivista.

VERDE : atractor: afiliativo. Condiciones de Vida: Ambiente experienciado como un hábitat donde la humanidad, en conjunto, puede convivir en paz alcanzando propósitos comunes a través de asociaciones y experiencias compartidas. Modalidad predominante de pensamiento: Relativista. Características: responde a necesidades humanas, asociativas y situacionales; busca la construcción de consensos; promueve el desarrollo de la conciencia y la noción de pertenencia. Cultura mundicéntrica.

AMARILLO : atractor: integración – procesos. Condiciones de vida: Ambiente experienciado como un organismo caótico donde el cambio es la pauta y la incertidumbre es un estado aceptable de existir. Modalidad predominante de pensamiento: Sistémica. Características: mentalidad funcional, integradora, interdependiente, existencial, flexible, interrogativa y aceptadora.

TURQUESA : atractor: holístico. Condiciones de vida: Ambiente experienciado como un sistema delicadamente equilibrado de fuerzas entrelazadas en peligro, en manos de la humanidad. Características: caórdico (caótica-ordenado). Modalidad predominante de pensamiento: Holística. Caracterícas: mentalidad empírica, “trans-personal”, transubjetiva, colaboradora, se promueve la conciencia colectiva y la comunidad global. Interés: supervivencia de la vida en la Tierra, adaptación a la realidad. Cultura holística.

Es evidente que su abuelo era rojo, su padre azul y usted naranja.

Lo importante es comprender que esos colores son en realidad v-memes, es decir memes de valores y que se corresponden no sólo con estadíos de desarrollo de la conciencia o la subjetividad humanas sino tambien con el desarrollo de esta conciencia a nivel sistémico: son como etapas, como escalones por donde transitó la subjetividad humana desde el principio de los tiempos siguiendo el paso de la hominización.

Y lo más importante es comprender que no existe un color mejor que otro, sino que en todos y cada uno de nosotros se encuentran internalizados todos y cada uno de esos sucesivos escalones que la humanidad recorriera en su deriva evolutiva. Se trata de estructuras de pensamiento anidadas.

Una vez dicho esto es necesario añadir que los colores en una persona concreta nunca son puros, sino que hay mezclas enmarañadas, es por eso que la espiral es la figura ideal para representar esta idea de que un color se funde y entromete en el otro. Todos somos capaces de funcionar segun esos v-memes de colores, valores y creencias. Por eso hablamos de dinámica espiral y no de una espiral estática.

Pero la espiral tiene otra caracteristica que a mi juicio representa mejor la conciencia que cualquier otra figura: la razón es que se abre más a medida de que se aleja de su centro.

Psicológicamente significa que cuanto más nos alejamos del centro más apertura existe frente a la experiencia y los condicionamientos históricos, educacionales, sociales, familiares, económicos o étnicos. La apertura parece ser no sólo un buen camino de salud mental sino tambien una buena forma de interpretar por dónde van  a ir los próximos desarrollos de la complejidad. Significa que la conciencia se expande y está en un perpetuo movimiento, no sólo la conciencia humana genérica sino tambien la individual. Significa tambien que en relación con el sufrimiento mental es muy posible que una via de curación sea el ascenso a traves de esa columna de colores de la espiral y no sólo el hecho de aceptar, hablar, luchar o superar los problemas. Todo parece indicar que los problemas quizá no se resuelvan pero pueden disolverse.

Entendiendo como disolución de un problema el alejamiento de su centro de gravedad.

Por ejemplo, el abuelo de nuestro empresario que dijimos que era rojo, tenía muchas probabilidades de hacer una paranoia. El padre -azul en la espiral de su coniciencia- muchas posibilidades de convertirse en un obsesivo. Y el nieto y actual propietario de nuestra empresa virtual tiene todos los boletos de hacer una depresión a poco que interiorice como un fracaso personal lo que es en realidad un cambio de las condiciones sistémicas de relaciones con los demás y con las condiciones de supervivencia de su propio negocio.

En este libro de Ken Wilber existe una buena teorización acerca de esta teoria multidisciplinar que tiene aplicaciones prácticas tanto en la politica, como en la empresa, las organizaciones humanas y la psicologia. En este post también abordé de pasada algunas ideas interesantes de Wilber en lo que respecta a nuestra cultura y a la eclosión del narcisimo como eje vertebrador de valores y creencias (un valor naranja).

Aqui hay un buen video en inglés con subtitulos donde explican qué es la dinámica espiral.

Y una idea importante que rescatar desde el punto de vista psicólogico: no existen distintos tipos de personas o personalidades sino distintos tipos de maneras de pensar la realidad que tienen agrupamientos generacionales y sociale dependientes del nivel de pensamiento alcanzado e infiltrados de creencias y valores.

Una buena web sobre la teoria de la dinámica integral.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.404 seguidores